Revista Cine

El veredicto

Publicado el 02 octubre 2014 por Cinemascopia

EL VEREDICTO

De camino a casa Luc (Koen De Bouw) y su mujer son testigos de un intento de robo. Luc interviene y el ladrón lo deja inconsciente. Tres semanas después, se despierta y recibe la trágica noticia de la muerte de su mujer durante el incidente. Luc consigue identificar al culpable, que es detenido y juzgado, pero debido a un error procesal es puesto en libertad por el jurado. A partir de ese momento su única obsesión será la venganza.

La película belga del director Jan Verheyen funciona eficazmente como drama judicial con tintes de thriller otorgados por este ramalazo de venganza exigida por el protagonista de la historia, interpretado por el desconocido actor Koen De Bouw. Éste, se erige como completo baluarte del film a nivel interpretativo, y a pesar de estar un poco irregular en unos primeros momentos donde su gestualidad no parece variar demasiado en su máscara de perplejidad y frustración, poco a poco va encontrando el tono a un hombre completamente defraudado por el sistema judicial y por ende por la misma sociedad, cuya única alternativa viable que ve tras perder de un plumazo a toda su familia es actuar fuera de esa legalidad que para él ya no significa nada, y que viene acelerada por la imperiosa certeza de que gracias a todo esto ya no tiene nada que perder.

La película, con un guion ciertamente sólido y que sabe escarbar inteligentemente entre los recovecos y las evidentes dobleces de un poder judicial tan complejo como tan plagado de lagunas, nos muestra la dificultad manifiesta en la ejecución y desempeño del sistema judicial en la sociedad, ya no de un país determinado, sino como herramienta de dadora de justicia a nivel individual, de sus limitaciones en los casos concretos, de su doble moral en algunas ocasiones, y de lo poco relacionada que está con la verdad en ciertos momentos. Una vez fuera de juego la familia del protagonista físicamente hablando, producido por el obvio argumento que se nos presenta, las tensas relaciones se nos ofrecen a través de los personajes del abogado y del agresor, en unas escenas que contienen un fuerte impacto emocional. Mi puntuación: 7 sobre 10. "El veredicto" se estrena mañana viernes 3 de octubre en las salas españolas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • El silencio

    silencio

    No se aprecia el silencio hasta que uno lo ha perdido. Es el ruido el que nos conduce, el que marca la pauta. Estamos hechos de ruido. Leer el resto

    Por  Calvodemora
    CULTURA Y OCIO, JAZZ & BLUES, LITERATURA, TALENTOS
  • El afilador

    afilador

    © Fotografía de Juan GuerreroTodavía, de vez en cuando, hay mañanas en las que por esta calle pasa un afilador con su bicicleta tocando su chiflo, y se mete en... Leer el resto

    Por  Malama
    CULTURA Y OCIO, SOCIEDAD
  • El hastío

    hastío

    Por ver que esto prospera uno está dispuesto a dejarse engolosinar por casi cualquier discurso. Solo se trata de que suene creíble o de que no ofenda a la... Leer el resto

    Por  Calvodemora
    CULTURA Y OCIO, JAZZ & BLUES, LITERATURA
  • El beso

    beso

    Sometido el rey Fernando a la voluntad imperial y entregado a la vida regalada que Talleyrand le proporciona en su castillo de Valençay, el único anhelo del... Leer el resto

    Por  Desdelaterraza
    ARTE, CULTURA Y OCIO, HISTORIA, VIAJES
  • El Meister – El oso

    Meister

    Es posible que hayas oído un tema con una sutil base electrónica y cuyo estribillo repite “El único enemigo del oso es el oso” y te hayas preguntado quién... Leer el resto

    Por  Subelamusica
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • El columpio

    columpio

    Foto: Merche Valdés www.merchevaldes.com https://www.facebook.com/merchelas La madre empuja el columpio que balancea la felicidad de dos niñas en un parque... Leer el resto

    Por  Factotum
    CULTURA Y OCIO, LITERATURA, TALENTOS
  • El políglota

    políglota

    Aun no anochecía. El sol tardaba en ocultarse y eso lo llenó de ansiedad. Miraba con odio. Sus ojos se achinaban y se podía reconocer en aquella mirada el... Leer el resto

    Por  Zeuxis
    CULTURA Y OCIO, LIBROS

Revistas