Revista Baloncesto

Elina Babkina, una funambulista de las pistas

Publicado el 19 marzo 2017 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Acostumbrada a las situaciones límite (extra)deportivas, la base letona revitaliza a un C.R.E.F. que persigue la salvación ante Stadium Casablanca (53-56)

Elina Babkina, una funambulista de las pistas

Elina Babkina. Foto. Youtube. 


“Es una jugadora camaleónica que se adapta rápida a los grupos y a las ciudades. Trabaja en silencio. El baloncesto le ha dado muchas alegrías, pero también le ha hecho sufrir bastante”, cuenta una excompañera suya. Elina Babkina (Riga, 1989) podría ser una buena funambulista porque está acostumbrada a situaciones límite. Cuando Babkina llegó a C.R.E.F., hace menos de un mes, se encontró con un equipo a dos triunfos de la salvación a falta de seis jornadas y que había repescado a Pepe Vázquez como entrenador tras haberlo cesado y la renuncia de su sustituto, Kowalsky. Babkina ha dado un rendimiento inmediato y en el Eduardo Estrada ante el Stadium Casablanca (53-56) decidió con puntería y sangre fría un partido difícil digestión, repleto de errores. A falta de dos jornadas, las locales se quedan sin opciones de disputar las eliminatorias por el título y C.R.E.F., a un triunfo del único rival al que puede alcanzar para mantener su plaza en Liga Femenina, un CD Zamarat con el que tiene el basket average a favor.Babkina se dejó la garganta en la piña con la que celebró el triunfo con sus nuevas compañeras. En la cancha tuvo buena dicción, por más que a veces se pierde en tiros imposibles o quiera acortar en exceso algunos ataques. En los últimos tres minutos resultó vital anotando cinco de sus 16 puntos (48-52 a 2m), una distancia que no supo rebatir Stadium Casablanca, lastrado por su pésimo porcentaje con los triples, 13%, 3/23). Su estrella, Roneeka Hodges, desconocida, falló todos los que intentó (0/6) y se quedó en solo seis puntos, cuando es la jugadora de la Liga que más promedia (17,05). Tampoco estaba siendo un buen día Tamara Abalde, que necesitó once tiros para anotar su primera canasta (42-42 a 8m 3s). La ala-pívot gallega sostuvo a C.R.E.F. en el último cuarto, triplazo incluido, antes del zarpazo de Babkina.La base letona vive su segunda etapa en España. En 2015 se incorporó en el tramo final a Uni Girona, al que ayudó a ganar la Liga. Llegó cedida por el Nadezhda Orenburg, en el que no había podido jugar ningún partido esa temporada por una lesión y por no ocupar plaza de extranjera. No tenía hueco entre DeWanna Bonner, Candice Dupree o Anna Cruz. Este año sí que tenía mucha presencia en el Samsun turco, igual que el pasado en el PINKK Pecsi húngaro. También fueron tranquilas sus experiencias en el TT Riga y SK Cesis, de su país, el Lotos Gdynia polaco y el Fenerbahçe. Las siguientes sí fueron agitadas: en el curso 2012-2013 abandonó el Targoviste por problemas económicos y acabó el curso en el USK Prague; empezó la temporada siguiente en el Novi Zagreb, para finalizarla en Nadezhda Orenburg. Babkina, que no pierde nunca la sonrisa, ha colaborado en campañas a favor de los niños con discapacidad. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas