Revista Opinión

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

Publicado el 11 septiembre 2017 por Carlosgu82

Antes de saltar a la cosa magra, quiero decir con ello al artículo en cuestión, os advierto que aquí habrá spoilers de la serie. Como viene siendo lógico, pero también es de seres humanos avisar de estas cosas, ¿no?

Pues eso, después del enlace leer más os encontraréis con muchos de ellos para quienes no hayan visto la cuarta temporada aún. Y para quien no ha empezado la serie todavía…

No, en serio, ¿a qué estáis esperando?

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

No sabría cómo empezar a describir esta nueva temporada de mi serie de animación adulta favorita de todos los tiempos. Es tan divertida, real, compleja….Que todo lo que diga puede que se quede muy corto para reflejar la belleza que han logrado incluso superar con esta temporada. Y sabía que no lo haría, porque me enamoró desde el episodio piloto. Aunque luego me sintiera “engañada”, por todas esas capas de complejidad y crítica a la sociedad y naturaleza humana que tan implícito deja su creador Raphael Bob – Waksberg.

La tercera temporada nos dejó como un trago amargo que te baja quemando por toda la garganta, pero que encuentras también gratificante. Sarah Lynn murió víctima de una sobredosis por haber estado durante semanas en una especie de aventura inducida por drogas y mucho alcohol junto a Bojack, quien se siente increíblemente solo porque toda la gente hacia la que siente un mínimo aprecio lo ha dejado de lado y ella se convierte en su último recurso. El clavo ardiendo, el salvavidas, la única persona que le importa y que sigue dirigiéndole la palabra. Más o menos, porque siempre que quedan es para colocarse.

Así que como es previsible, en el capítulo final de la temporada tres Bojack está muy venido abajo. Tiene razones más que de sobra para estarlo, entre otras la culpa que le consume por el hecho innegable de que Sarah Lynn ha muerto porque él la metió en ese último rodeo. Aunque la culpa no sea enteramente suya, tiene razones para pensar que lo es. Así mismo, razona que todo a quien quiere lo aparta. ‘Soy veneno, vengo del veneno’. Esa conversación con Diane, diciéndole que no cree que nadie sea mejor por el hecho de haberle conocido, te deja partido en dos.

Así que al verse solo y sin mucha más salida salvo quedarse solo y lamentándose por sí mismo como siempre hace en su inmensa casa de Hollywood…Toma una decisión. No ha sido nominado un oscar, perdió toda motivación que el sueño de hacer Secretariat pudo darle, y nadie quiere verle la cara. Los últimos preciosos minutos de esta angustiosa pero increíble finale transcurren con un Bojack en la carretera, acelerando sin importarle si se mata por el camino – cosa que creo firmemente que era su intención, dada su naturaleza auto destructiva – pero encuentra algo que le fascina. Caballos como él corriendo libres por la llanura. Y quizás eso le hace pensar, pero retomar su camino lejos….muy muy lejos de Hollywood.

¿Y, qué camino toma entonces la temporada 4 con Bojack fuera del mapa?

Bueno, lamentablemente debo decir que si esperáis ver a Bojack durante el primer capítulo de la cuarta temporada no lo haréis. Pero me gusta, porque trata sobre cómo transcurre la vida del resto de personas que rodean a Bojack y Hollywoo en general. Mr. Peanutbutter va a ser Governor de California o quiere presentarse porque su ex se lo ha ofrecido y él aceptó entusiasmado…por supuesto. Diane está trabajando para una importante revista digital escribiendo artículos, le gusta pero no está increíblemente feliz con ello y el tema de que su marido esté metido en políticas la tiene de los nervios, ya que ella es una persona muy humanitaria…además de una kickass feminista de pro. No sé si he dicho ya que adoro a Diane, pero lo hago.

Princess Carolyn sigue con su agencia, con su número 2 Judah y su novio Stilton (!! nota de nerd: Le da la voz Raúl Esparza, actorazo que me encanta. Otro que hace un cameo es Lin Manuel Miranda – le conoceréis por el musical Hamilton, en el episodio 3.) y está intentando alcanzar lo que quiere: estabilidad en su vida, trabajo y bueno…están pensando en tener una familia. Respecto a Todd…otro de mis favoritos, doblado por Aaron Paul, sigue con sus locas ideas, encontrándose a sí mismo y su sexualidad (ya se nombró en la temporada anterior la posibilidad de que fuera asexual, pero él aún no lo tenía muy claro.) y manteniéndose tan alejado de Bojack como puede. Porque lo necesita, o eso le dice más tarde. Que le ha ido muy bien sin saber de él. Ouch.

Bojack y la depresión. Fiel reflejo de la demencia, senilidad, el valorar a la familia y más sobre los ancestros de Bojack que explican MUCHO.

Tengo que decir que ha habido dos episodios que especialmente me han tocado la fibra, uno porque trata temas que he vivido muy cerquita en casa y porque la forma de reflejarlo ha sido realmente soberbia y fiel, otro porque sencillamente es precioso, el 6 y el 11 respectivamente. Lo que más sorprende es ver que realmente Bojack está ESFORZÁNDOSE por ser mejor persona, por callar a esa voz interna que no deja de decirle que es un pedazo de mierda e inservible, inculcado en gran parte por sus padres que honestamente hicieron una mierda de trabajo con su hijo a la hora de criarlo. Vivió en una casa donde la violencia imperaba, abusaban de él psicológica y verbalmente, no le daban cariño y además su padre  le era infiel a su madre con la criada. Pero a eso volveré más tarde.

Básicamente, le han grabado a fuego que es una mierda de persona y no se merece nada. El resto, es gracias a su bendito padre Butterscotch. De hecho, Will Arnett hace las voces del padre, de Bojack de pequeño y de Bojack. Es obvio que Bojack se ha convertido con el paso de los años en Butterscotch.

La aparición de Hollyhock.

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

Durante la temporada anterior, ya vimos a una adolescente llamando por teléfono a la agencia de Princess Carolyn preguntando por Bojack. P.C, al estar harta de Bojack y de todo, no la atiende. Su último plano es el de una cría de 18 años decepcionada colgando el teléfono.

Se asume, que es su hija. Tampoco es nada sorprendente, pero precisamente porque esta serie es así….esa no es la respuesta. Y claro, así es como te van llevando en un cúmulo de emociones como una montaña rusa hasta saber la verdad en la finale.

Nos queda claro desde el principio que sean lo que sean, están relacionados. El primer encuentro de ella en L.A es  con Todd y es…raro, por clasificarlo de alguna manera. E hilarante. Con mucho cloroformo de por medio.  Lo que ni Bojack sospecha es la manera en la que va a sentirse unido a ella, ni tan rápido. Porque sí, obviamente Hollyhock tiene muchas cosas de Bojack que le vienen del abuelo Butterscotch. Pero él ve que a lo mejor sí, él es un cabrón y todo eso, pero ella no tiene ese “veneno” del que hablábamos en la temporada anterior. Es una chica inteligente, buena y con una actitud de lo más relajada. Quizás, el tipo de persona que Bojack necesita tener cerca, alguien a quien considerar finalmente familia. Aunque al principio no lo considera así, entre ella y la aparición de su madre en su vida de nuevo ya mayor y con demencia, digamos que pierde un poquito los nervios.

Llega un punto en el que podemos entender que no le tenga la mayor simpatía a su madre, dado cómo lo ha tratado toda su vida, pero es él quien no entiende que su madre está mayor, gravemente enferma con demencia y senilidad y que básicamente vive en una realidad que no es la presente. El reflejo de esta enfermedad es, por cierto, duro. LLoré un par de veces, porque tocó la muerte de alguien cercano muy reciente.

En resumen, Hollyhock es fantástica y uno de los pocos elementos positivos de esta serie que aporta un poco de luz. Y espero que la vuelvan a usar para alguna trama en la quinta temporada.

Diane y su matrimonio.

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

Este es un tema que la mayoría de fans no quería tener que admitir, porque aparentemente Mr PB es el marido perfecto. No me confundáis, lo ha sido en muchas ocasiones. Pero yo siempre he dicho que Diane y él son personas muy diferentes, que realmente no encajan y que acabarían dándose cuenta de ello más tarde o más temprano.

Encontré lo suficientemente problemático el “sneak peek” que vimos durante el tráiler en el que su marido, por primera vez, se pone violento con ella estampándola contra la pared. Me quedé consternada e impaciente, queriendo saber el maldito contexto de la escena. Imaginé que eso iba a ser el comienzo del fin. Sólo había dos formas en las que esto podía ir: Bien Diane, con su visión feminista que adoro, consideraba eso un abuso por parte de su marido y acababa pidiendo el divorcio, o bien…Bueno, acababan convirtiéndolo en algo “sexy”.

Sucede lo segundo, que es lo que lo hace más problemático todavía. Oh, tengo mucho que decir sobre Diane, dado que es mi personaje femenino favorito de esta serie. Y una cosa que tengo clara es que ella no se deja manipular por nadie, tiene las ideas muy claras además de suyas y propias. En mi mente, dudaba mucho que ella se dejara manipular por su marido para que apoyara algo sobre lo que ella está claramente en contra, en el caso de este capítulo: el “fracking”. Bien, pues el capítulo termina con ella diciendo “frack me.”, y aparte de ver la escena muy perturbadora más que algo sexy o presenciando a dos personas que se aman profesando su amor físicamente….Me quedé con ese olor a quemado de la situación, a que eso era un punto de inflexión muy importante. A que Diane, por primera vez en toda la maldita serie, estaba tan Out Of Character que resultaba CHOCANTE.

Diré la verdad: Diane nunca quiso un matrimonio, Diane nunca quiso un bebé – al cual abortó, Diane nunca quiso ninguno de los lujos que le proporciona su marido como muestra de amor, que él cree que es lo correcto que hacer con su mujer, mientras él triunfa y ella está a su sombra, escribiendo blogs. No. Ella quiere ser independiente, quiere brillar con su escritura, quiere avanzar.

Estar con Mr Peanut Butter no la deja. Y en esta temporada llega a esa horrible conclusión. Se derrumba, primero borracha con Bojack en ese maravilloso capítulo 7 donde comparten un momento de lo más tierno, y después con su propio marido. Y he estado pensando mucho en la amistad de Bojack y Diane últimamente. La diferencia abismal, que ellos siempre encajan y Peanut Butter siempre ha estado celoso de esa conexión. Se entiende, y él genuinamente quiere que ella triunfe, porque sabe que se lo merece. Que se merece grandes cosas. Me partió el alma verla llorar, diciéndole a su marido que estaba harta de forzar su vista a ese ángulo en el que su matrimonio parece algo bonito y perfecto. Peanut Butter lo entiende y la mira como diciendo…así que aquí es cuando todo acaba.

Sí, ella quería una librería como la de Bella – ¡siempre ha sido un sueño mío también! – Pero como yo, ella no quiere que alguien venga y se lo cumpla. Ella quiere TENER SU PROPIA LIBRERÍA FLIPANTE. Y meterse ahí y perderse durante horas leyendo. El sueño. Pero lo cierto es que Mr PB ha tenido varias esposas por una razón y esta es que es muy egoísta muy a menudo y cree que con dinero puede solucionar eso.

No me malinterpretéis, Mr PB sigue siendo ese perro labrador que da la única poca luz que este show tiene, añadiendo a Todd y ahora a HollyHock. No es mal tío, solo destaco sus defectos. Diane tampoco carece de ellos, y por eso no son compatibles. Cada uno quiere unas cosas de la vida, eso es todo. Y quizás sean mejor amigos que amantes.

Los polémicos temas tratados esta temporada.

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

Por dónde empezar, seguimos mentiéndonos muy dentro de la depresión y ansiedad de Bojack – literalmente tiene uno cuando se entera de que su madre demente y con alzheimer le ha estado poniendo anfetaminas en el café a su hermana pequeña (sí, eso es lo que es)  porque piensa que HollyHock está muy gorda – y eso hace estragos en la pobre criatura, dándole un shock por sobredosis. Por una vez, él no tiene la culpa. Se siente fatal, y le da algo, pensando que va a perder a otra persona más por culpa de las putas drogas.

Por cierto, me encanta que ella fuera adoptada por una familia poliamorosa y además gay. Lo he dicho una vez y lo diré otra, en términos de representación esta serie está muy adelantada a su tiempo.

Los flashbacks, que te ayudan a saber que la familia de Bojack lleva siendo un puto desastre desde el tiempo de sus abuelos. Su abuelo no pudo soportar la depresión de su mujer al perder a su hermano….y hace que le hagan una maldita lobotomía. La convierte en un vegetal, pero piensa que a pesar de ello el resto de cosas podrá seguir haciéndolas, simplemente ya no estará triste ni montará numeritos borracha. Lo cual hace que él acabe teniendo toda la responsabilidad sobre Beatrice, la madre de Bojack a quien yo en principio odiaba…y he acabado llorando por su destino como anciana. Y queriendo chillar a Bojack por tratar tan mal a su madre.

Los monólogos interiores de Bojack en “Estúpido pedazo de mierda” junto a las nuevas animaciones son lo más espectacular que he visto en animación. Como alguien que todavía escucha esa voz de vez en cuando, no sabéis cómo me llegó. Su estancia en Michigan, su amistad con esa libélula azul, cómo al ver su derrotismo entiende que él tiene que combatir al suyo, tras hablar con Diane por teléfono. Ella, por cierto, ha adoptado muchos modismos suyos y le echa de menos. Es un avance curioso de ver.  “Soy Diane, por cierto. Nguyen, obviamente”

Princess Carolyn y sus abortos, los cuales oculta a su novio Stilton y que causa la final ruptura, además toca muy bien eso de estar metida en una familia que se dedica a insultar lo que tú eres por culpa de una estúpida tradición ancestral. Ya sabéis “Oh pero no estoy diciendo que TODOS LOS…..” típico argumento. Ella acaba destrozada, pero un guionista newbie llega proporcionándole un suelo donde poner los pies. Un proyecto perfecto para Bojack que curiosamente se llama como ella quería nombrar a ese hijo que iba a tener con su novio: Philbert. Acaba sola, borracha pero con nuevas perspectivas profesionales y Bojack por una vez está devolviendo favores a todos los que le han hecho daño, y acepta el proyecto aunque ella pensara que se la iba a liar al haber falsificado su firma.

Así que si padeces ansiedad, depresión o algo similar algunos capítulos pueden afectarte y quizás necesites unos minutos antes de darle al play.

¿Quién es Henrietta?

Henrietta. Beatrice no deja de confundir a Bojack con Henrietta hasta el final, cuando le reconoce. Y lo hace cuando él se cansa  después del incidente con Hollyhock y la manda a una residencia de mierda a que pase sus últimos días. Henrietta, Henrietta….Dios, ¿quién es?

El capítulo 11 nos lo explica y, de nuevo, nos parte el corazón. Era la criada que tenían entonces Butterscotch y Beatrice, que nos cuenta también cómo se conocieron y entiendes ahora de dónde sale mucho del carácter de Bojack. Beatrice sabe que su matrimonio se está yendo a la mierda, que su marido durante las horas que él dice que le dedica a esa novela que jamás acaba se está ligando a la criada….Y luego cuando se queda embarazada va como un puto cobarde a decirle que lo solucione, que él no sabe que hacer, que sabe que la odia.

De ahí nace una niña. Beatrice es quien le aconseja a Henrietta que tenga al niño, que lo dé en adopción y que siga con sus estudios, que ni se le ocurra que su marido le arruine la vida como lo hizo con ella. Y lloras, porque finalmente entiendes a Beatrice, su enfermedad, cómo se confunde realidad con ese mundo en el que ella está metida….Y Bojack tiene un último acto de bondad, la inunda en su casa de Michigan en una preciosa noche de verano para que pase sus últimos días en paz.

Sí, Hollyhock es en realidad la hermana pequeña de Bojack. La vida a pesar de todo le ha dado un regalo. Y la temporada termina con un Bojack sonriendo de verdad por primera vez cuando ella le llama y le dice que va a ir a ver a su madre…que quizás no le hagan falta más padres porque ya tiene ocho.

Pero que un hermano, de eso no tiene.

‘Eres un pedazo de mierda’ – Por qué la cuarta temporada de Bojack Horseman se ha superado.

Y yo digo que mientras espero un año para la quinta….quizás vea esta obrita de arte otra vez.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas