Revista Infancia

Estrategias para el recreo. habilidades de patio

Por Cristina77
ESTRATEGIAS PARA EL RECREO. HABILIDADES DE PATIO
Puntos a tener en cuenta
-El parque puede ser un entorno muy amenazante para un niño con TEA. No hay una estructura o rutina para el recreo y la hora del almuerzo. Los niños con autismo prefieren la rutina, por lo que a menudo se sienten estresados o ansiosos durante este tiempo. Los niños con un desarrollo típico usan el recreo para liberar tensiones y es sólo “un descanso”, el niño con TEA puede volver a las aulas demasiado estresado para concentrarse y participar en forma alguna.
-En el patio hay mucha libre circulación, demasiado ruido y grandes espacios abiertos. Hay reglas no escritas que deben ser atendidas. Hay muchos estímulos visuales, olores y sonidos, que son a menudo la causa de estrés y ansiedad.
-El niño con TEA puede preferir retirarse durante los recreos y el almuerzo porque puede estar cansado de las demandas sociales y la sobrecarga sensorial en el salón de clases.
-El niño puede carecer de las habilidades de juego imaginativo y creativo, y tal vez prefiera actividades solitarias o repetitivas, como los juegos de la computadora.
-El niño es vulnerable a las burlas y el acoso tanto físico como verbal durante el recreo y el almuerzo. El comportamiento inusual y falta de habilidades sociales hacen del niño un blanco fácil. El niño puede carecer de asertividad y los mecanismos de adaptación para hacer frente a las burlas, lo que puede provocar explosiones de ira en la clase en algún momento después del evento. El niño puede no ser capaz de expresar los sentimientos de angustia a un adulto.
-El niño puede ser ingenuo y confiado y puede ser fácilmente llevado a tener problemas por otros que tratan de manipular a un blanco fácil. Otros niños pueden tratar de conseguir que el niño haga sonseras o daños a la propiedad.
-En el patio, las habilidades motoras pobres de los niños con TEA pueden ser más evidentes para todos. Mientras que otros niños juegan a la pelota, el niño con autismo puede evitar hacerlo debido a su mala coordinación y / o las habilidades motoras. Los intentos de unirse en juegos la pelota pueden llevarlo al ridículo o peleas.
¿Qué puede hacer?
-Aceptar que el niño debe estar solo a veces pero proporcione apoyo si el niño desea participar en actividades sociales.
-Anime al niño a aprender observando a otros jugar. Si el niño tiene maestra integradora sería útil asignar un tiempo para supervisar y apoyar al niño en el patio de recreo. Hable durante las actividades para explicar el papel de cada persona.
-Enseñe a las líneas de apertura útiles para ayudar al niño participar en las conversaciones.
-Enseñar y animar al niño a practicar juegos de recreo y habilidades en el manejo de la pelota.
-Marcar un mapa escolar con los límites y las zonas ‘prohibidas’ para que el niño entienda con claridad dónde puede y no puede ir. Las áreas dónde no debe ir pueden necesitar líneas pintadas en el suelo como una señal visual para ayudar al niño a comprender que ellos no puede ir.
-Enseñar al niño a responder ante las bromas y comportamientos sociales no deseados.
-El autismo es una discapacidad invisible. Todo el personal docente debe ser consciente de las dificultades sociales del niño para hacer derechos de emisión (pero no excusas) por su comportamiento. Coloque una foto del niño en la sala de profesores, junto con notas sobre el comportamiento y las dificultades.
-Tenga un lugar previamente acordado para que el niño vaya a si lo necesita. El niño también debe saber a quién recurrir en busca de apoyo cuando está en dificultades.
-Si es posible permitir que el niño tenga acceso a la sala de informática o la biblioteca en los recreos. Puede compartir juegos de mesa, bloques o juegos de computadora con uno o dos amigos. Esto significa que el niño estará más tranquilo y listo para regresar a clase al final del recreo y se han tenido más interacción significativa con los compañeros sin el estrés de la zona de juegos.
-Si el niño no puede acceder a la biblioteca deje 10 minutos de salida después de regresar de su receso o el almuerzo.
-Escoja a un niño maduro de la clase para actuar como un compañero durante el recreo y la hora del almuerzo.
-Todos los niños en la escuela deben ser consciente de que la intimidación es inaceptable a través de una política de manejo positivo de la conducta en la escuela.
-Haga un horario con dibujos de las actividades de la hora del almuerzo. Una hora puede parecer un largo período de actividad no estructurada a un niño con autismo. Dividir la hora en segmentos: 20minutos, almorzar, a 20 minutos – juegos de pelota, a 20 minutos – otras actividades.
-Las historias sociales pueden ayudar a los niños con TEA a hacer frente en el patio de recreo y comprender los límites de la escuela. Una historia social acerca de “quién es un amigo” puede ayudar al niño a reconocer cuando alguien no se acerca con buena intención.
Fuente:https://facebook-ASPAU

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario