Revista Diario

Experiencia en el Teatro Tyl Tyl

Por Belen
Experiencia en el Teatro Tyl Tyl
Y llegó el domingo 6 de febrero, día de asistir a la función organizada por el Teatro Tyl Tyl , Otto, un universo poético. La afortunada ganadora de las tres entradas que sorteamos fue la Teta Reina, y ¿quién la iba acompañar?, pues yo misma, ...., mejor dicho papá sin complejos, el Peque y una servidora.
Un acogedor teatro, con butacas de colores, cómodas y con buena visibilidad del escenario.
La compañía Teloncillo fue la encargada de la obra. Una estupenda puesta en escena, Ana y Ángel hicieron las delicias de todos los niños allí presentes. Ángel tocaba la guitarra y unas deliciosas campanillas, Ana cantaba (maravillosamente) y narraba la historia.
Con enorme dulzura Ana se fue ayudando de una serie de cajas llenas de mágicas sorpresas, mientras cantaba historias y se iba metiendo a todo el público, grandes y pequeños, en el bolsillo. Ángel la acompañaba con su música. Todos aplaudíamos continuamente encantados.
La música, la voz cautivadora de la cantante, las sorpresas de las cajas, todo contribuye a mantener la atención de todos los niños. En una obra indicada para niños a partir de 6 meses. Os confieso que en un principio pensé que era un poco exagerado y que no conseguirían captar la atención de bebés de tan corta edad, pero me equivocaba. En el escenario, donde ponen unos cuantos cojines para que los primeros que entren y lo deseen puedan disfrutar de la obra allí mismo, había una mamá con una nena de unos siete meses. Era increíble como la niña miraba con su linda boquita abierta todo lo que a su alrededor sucedía. Los colores, las canciones, los pañuelos, la magia de las flores, las pompas de jabón, todo era minuciosamente examinado por esos ojillos avispados. Así que si tenéis bebés de corta edad no dudéis en llevarlos para que disfruten de estas actuaciones.
El tiempo, unos 30 minutos aproximadamente, una duración perfecta. Para mi hijo quedó algo corto, pero claro él tiene casi 4 años.
Antes y después de la función los niños pueden subir al escenario a tocar, mirar, explorar, todo está dispuesto para que ellos sean los protagonistas indiscutibles.
Después de esta experiencia, os recomiendo esta actividad de ocio en familia. Su precio, 7 €uros por persona. Y después podéis disfrutar, si el tiempo lo permite, de un estupendo paseo por la plaza del pueblo, que está al lado, tomar un rico aperitivo y dejar que los niños correteen a sus anchas por los alrededores. Así lo hicimos la Teta Reina y yo el domingo. Todos disfrutamos un montón.
Agradezco al Teatro Tyl Tyl y a sus organizadores la atención hacia este blog. Ha sido una experiencia estupenda, que nos ha permitido descubrir las bondades del teatro para los más pequeños. Gracias de corazón.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :