Revista Mundo animal

Félix en Arabia

Por Alvalufer

“Alas de neblí,corazón de baharí,cuepo y cola  de gerifalte,ojo y vista de borní,presa y garra de sacre,seguridad de alfaneque y riza de tagarote”

Cuenta una anécdota que de niño Félix pidió a los Reyes Magos un pájaro.El día más feliz para todo niño su madre se le acercó con una caja de cartón a lo que Félix contrariado le dijo a su madre que en una caja no podía haber un pájaro porque se asfixiaría,su madre le dijo que no fuera tonto y abriera la caja que a veces  se cumplen los milagros.Al abrir la caja lo que había dentro era un pájaro de hojalata que  enfadado y enrrabietado estampó con el suelo partiéndolo en pedazos.

Félix en Arabia

Este círculo se cerró muchos años después y los lectores del blog entenderéis al final la razón de que haya empezado la entrada contándola.

Allá por 1952 España trataba de comprar petróleo a los árabes .El rey Saúd de Arabia se había comportado amablemente en sus viajes a  nuestro país por lo que a los diplomáticos españoles les tocaba devolver la hospitalidad viajando a Oriente y realizando algún regalo. El rey Saúd se podía considerar el último rey cetrero del mundo y soñaba con tener un halcón  baharí(subespecie mediterránea del peregrino) como así lo hizo saber a los políticos de Franco.Félix conocía el viejo código cetrero y sabía que antaño  la entrega de animales como este había sido símbolo de paz y confraternización,así afrontaba él este encuentro histórico. Tenía que capturar una pareja de estos halcones,entrenarlos y viajar en misión diplomática a Arabia.

Por todos es conocida la relación de Félix Rodriguez de la Fuente con las personas más importantes que se puedan imaginar.Tuvo una relación directa con Franco,con el primero príncipe y luego rey Juan Carlos ,con Adolfo Suarez y un largo etcétera,no es de extrañar que a comienzos de los cincuenta,lejanos aun los éxitos de Félix en la divulgación pero conocido por haber resucitado el antiguo arte de la cetrería,él fuera el elegido para llevar a cabo esta labor. La misión diplomática llegó a Arabia y fue llevada a palacio,al parecer Félix no se mostró muy contento del choque cultural que era ir ellos con chaquetas y pantalones.En la recepción oficial aún no se habían mostrado los halcones hasta que uno de ellos se movió sonando de ese modo los cascabeles,todos miraron y el rey bajando del trono se lanzó hacia los halcones mientras exclamaba :¡Baharí,Baharí!

A través del traductor invitó a Félix a permanecer en el país.

El objetivo empresarial del viaje se cumplió en breves días pero Félix permaneció una semana más en el palacio de Nasyriya viéndose a diario con el monarca para debatir durante horas sobre cetrería,fue un encuentro enriquecedor para ambos,Rodriguez de la Fuente amplió sus técnicas y conocimientos al conocer de primera mano el modo deentender la cetrería  en tan lejanas tierras,una de las cunas de tan antigua disciplina.

Félix  fue llevado al desierto de Rub’ donde contactó con beduinos y pudo asistar a la caza de hubaras desde coches,algo que le desagradó profundamente al considerar que de este modo el cazador gozaba de demasiada ventaja.Cabe decir que la caza de hubaras sigue realizándose en algunos puntos del norte de África pese a la oposición de numerosos colectivos dado su estado de conservación.

Félix en Arabia

Un día el príncipe heredero Abdallah ben Abdul -Aziz lo llevó a su halconera retándolo a que adivinase cuál era para su juicio el mejor halcón entre ochenta que había ,él eligió un halcón sacre llamado Shamal a lo que el árabe asintió dándole la razón y se lo regaló.A Félix le parecía un regalo excesivo pero tuvo que aceptarlo.

Félix en Arabia

Antes de volver a la península Félix afirmó al príncipe que ese viaje había sido la culminación de un sueño ya que de niño le pidió a los reyes magos un pájaro y no le trajeron exactamente lo que quería.Ahora,el verdadero rey de Oriente le había regalado su mejor pájaro.Estas son las curiosidades que a veces entraña la vida.

Dicen que a los pies del avión el jefe de protocolo entregó  a Félix un estuche cuyo contenido nunca se ha sabido a ciencia cierta pero al parecer era una gran cantidad de dinero lo que permitió al futuro ídolo televisivo empezar a afrontar algunos de sus proyectos como son la creación de una productora o comprar un coche.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista