Revista Cultura y Ocio

Israel - v dia: de cuando tuve el inmenso privilegio de visitar el santo sepulcro

Por Maltut

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

El quinto día en Israel fue, con diferencia, el día que más madrugamos; y es que puesto que a las 7:30 teníamos que estar en el santo sepulcro para la celebración de la misa en su interior, nuestro despertador sonó cerca de las 6:30.


ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Exterior del santo sepulcro

A modo informativo, del santo sepulcro debéis saber que está en una iglesia gigante dentro de la cual, además del santo sepulcro en sí, están tanto el Gólgota como una piedra en la que se presume enbalsamaron a Jesús tras su crucifixión. De cada una de estas "partes", a pesar de haberlas visto en momentos diferentes -el santo sepulcro y la piedra la vimos por la mañana, mientras que el Calvario lo vimos al mediodía-, hablaré a continuación: sobre el Gólgota, conocidísimo lugar en el que crucificaron a Jesús, hay que comentar que a pesar de lo que se pudiera pensar -por eso de que en las películas aparece como una montaña hecha y derecha-, para llegar a "la cima" sólo hay que subir un par de tramos de escaleras que están a la entrada del templo, allí, además de una cantidad masiva de gente, nos encontramos con una representación de la crucifixión. Justo a sus pies no encontramos con la piedra del embalsamamiento, de la que me llamó especialmente la atención la cantidad de personas que, en un acto de devoción intenso, se arrollidaban, rezaban y pasaban telas por encima. En el centro del templo y a diez pasos mal contados del monte, nos encontramos con el multimentado santo sepulcro, que es donde depositaron el cuerpo de Jesús una vez lo bajaron de la Cruz y el lugar en el que resucitó. En este sitio no dejan hacer misas a grupos, ya que el espacio es sumamente reducido (ya que el santo sepulcro está en una habitación en la que no caben más de cuatro personas, que a su vez está dentro de otra en la que a lo sumo entran doce), pero como el nuestro era un grupo pequeño de catorce personas, nos dejaron celebrarla en su interior.


 

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO
ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Piedra del embalsamamiento
ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Santo Sepuclro, entrada a la habitación "mediana", que da acceso a la sala pequeñita

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO
 

Aquí se puede apreciar la entrada a la sala pequeña dentro de la mediana


ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Calvario
ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

El arco "dorado" que se puede ver en la foto es la entrada al Calvario

Después de la celebración de la ceremonia, fuimos a desayunar al hotel para a continuación encaminarnos la casa de santa Ana, donde está la otrora conocida como "piscina probática" o "piscina de Bethesda", en la que según dicen los antiguos, si te metías en sus aguas sanabas de cualquier enfermedad; y donde acaeció uno de los milagros de Jesús, el de la sanación del  paralítico. ¿Os acordáis de los africanos del segundo día?, los que nos echaron una carrerilla hasta el bus y por sorprendente que siga pareciendo les ganamos, pues nos los encontramos de nuevo, en esta ocasión estaban dejándose los pulmones y las cuerdas vocales cantando en la iglesia, como más o menos podéis comprobar en el mini-vídeo que grabé antes de ver las excavaciones de la piscina:

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Exterior de la iglesia de santa Ana


ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

 Interior de la Iglesia de santa Ana

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

 
ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

 Ruinas y excavaciones de la piscina probática

De aquí fuimos caminando hasta la iglesia de la flagelación y la iglesia de la columna, situadas una frente a la otra y con un interior bastante austero, fue aquí donde empezamos el Via Crucis, continuándolo a través de las distintas estaciones marcadas a lo largo de la Vía Dolorosa, donde nos cruzamos con algún que otro grupo haciendo lo mismo que nosotros, y con otros haciendo un Vía Crucis hardcoriano, siendo así por mí llamado por cargar sobre sus hombros una cruz de madera de tamaño para nada deleznable. En relación a la Vía Dolorosa, son una serie de calles por las que pasó Jesús cargando la cruz durante la Pasión que a día de hoy -o al menos cuando yo estuve por allí-, están llenas de tiendas y pequeñas iglesias. Como recomendación os diré que si queréis comprar algún objeto religioso -cristiano- por allí, no lo hagáis en estas tiendas, y decidle a vuestro guía que os lleve a san Salvatore, que es la casa de los frailes franciscanos, donde venden un poco de todo a la mitad de precio.

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO
ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO
í

Tras el Via Crucis fuimos a san Salvatore a hacer unas comprillas y a ver al padre Artemio Vitores -para quien vea el programa españoles por el mundo, y viera el que hicieron de Jerusalén, este hombre es el fraile al que entrevistaron-. Tras disfrutar brevemente de su compañía, presentarnos a sus pajarillos, hacer unas compras y con la promesa de volver por la tarde para charlar un ratico con él, volvimos al santo sepulcro para justo a continuación irnos a comer... ¡¡unas pizzas!!, sí, sí, pizzas en Jerusalén y estaban buenérrimas, he dicho. Es más, tan ricas estaban que repetimos al día siguiente, aunque en una pizzería diferente.

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Pizzería de Jerusalén en la que comimos

Por la tarde y con el estómago lleno pero sin hacer ruidos raros por primera vez desde que llegué a Israel, nuestro camino nos llevó a Ein Kerem, un pueblecito la mar de mono en el que nació Juan el Bautista, donde tras subir MUCHAS escaleras llegamos a la basílica de la Visitación y tras verla fuimos a la otra punta del pueblo para otear la Iglesia de san Juan, que como detalle os comento que está edificada sobre un antiguo templo de Mercurio (el Dios romano) y que en las paredes de su interior están revestidas con azulejos importados desde España.

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Exterior de la basílica de la Visitación

ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Interior de la iglesia de san Juan

Dejando el pueblo, y por votación popular -ya que según el itinerario tocaba ver un museo que a nadie le resultaba interesante-, acudimos a Yad Vashem, o lo que es lo mismo, el museo del holocausto. Un lugar en el que entré esperando encontrarme cualquier cosa, y más tras recibir un aluvión de preavisos de que lo allí expuesto era muy hardcore y que, sin intención de quitarle la dureza a las exposiciones, no ví nada que no hubiera visto en una película en la que se aborde el lamentable tema del holocausto judío; y es que el museo está lleno de relatos de personas que sobrevivieron, de documentales explicativos del proceso que llevó al odio acérrimo de los alemanes a los judíos, de ropa y zapatos de los judíos que estaban allí presos, de vainas que en otro tiempo contuvieron gas letal, de calles importadas de los campos de concentración, de muestras de la publicidad antisemita, de ejemplares de libros nazis -de hecho, hay un par de ejemplares de Mein Kampf, o Mi Lucha, el libro que escribió Adolf Hitler en el que explicaba las bases del nazismo- y monumentos a los fallecidos. En conclusión: la visitilla al museo -que fue bastante express, ya que cuando entramos quedaban tres cuartos de hora para que cerraran el lugar-, fue una experiencia más para reflexionar que para impresionar, posiblemente porque después de la cantidad de violencia y crueldad intolerable que se ve hoy día en la televisión, impresionar e impactar sin recurrir al gore es algo prácticamente imposible.


ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO

Exterior del museo del holocausto

Dejando el museo atrás, volvimos a Jerusalén, donde para cumplir con lo prometido al padre Artemio por la mañana, fuimos de nuevo a visitarlo para tener un coloquio en el que tras explicarnos la labor de los frailes franciscanos en Jerusalén, remarcar la importancia de las peregrinaciones de cristianos a Tierra Santa, preguntarnos por nuestro viaje, hacernos una fotillo y darnos un regalico, pusimos punto y final a la jornada retornando al hotel.


ISRAEL - V DIA: DE CUANDO TUVE EL INMENSO PRIVILEGIO DE VISITAR EL SANTO SEPULCRO


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Israel - vi dia: de cuando el viaje llegó a su fin

    Israel dia: cuando viaje llegó

    El sexto día en Israel, el último en el que nos dedicamos a excursionear peregrinosamente, centramos nuestra jornada en visitar los diferentes puntos de... Leer el resto

    Por  Maltut
    VIAJES
  • El dia.

    dia.

    Hace un tiempo lei una propuesta en el Blog de Vir sobre hacer un relato con unas palabras previamente propuestas por los blogueros. He visto dos buenos ejemplo... Leer el resto

    Por  Matilido
    CULTURA Y OCIO
  • Dia 55: Inercial, mira el potencial...

    Bien, el sábado tuve la segunda parte del examen, no me fue tan bien como esperaba, por no decir que me fue mal. Pero eso ya paso. Mal o bien hasta mediados de... Leer el resto

    Por  Matilido
    CULTURA Y OCIO
  • Cuando habla el silencio

    Cuando habla silencio

    Todo el mundo lo sabe, porque hasta se ha convertido en un cliché de los más recurrentes y clásicos: que el silencio dice, a menudo, muchas más cosas de las... Leer el resto

    Por  Santiagobull
    CULTURA Y OCIO
  • El Templo de Debob, visitar Egipto sin salir de Madrid

    Templo Debob, visitar Egipto salir Madrid

    Aunque parezca mentira, Egipto está presente en Madrid con este templo. El Templo de Debod fue trasladado desde Egipto, y es uno de los monumentos más... Leer el resto

    Por  Lzueco
    CULTURA Y OCIO, EXPOSICIONES
  • El Palacio de Carlos V

    Palacio Carlos

    Palacio de Carlos VEl soberano español Carlos V mandó construir junto a la Alhambra de Granada un edificio renacentista que sirviera de puerta al palacio Nazarí... Leer el resto

    Por  Alma2061
    CULTURA Y OCIO, MUSEOS
  • El Dia del Libro

    Libro

    Bueno algo tarde pero aqui estoy hoy es el Dia Mundial del Libro, un libro son muy pocas o un monton de paginas que nos hacen viajar a reconditos sitios... Leer el resto

    Por  Andylujano
    CULTURA Y OCIO, LIBROS