Revista Viajes

Israel - vi dia: de cuando el viaje llegó a su fin

Por Maltut
ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINEl sexto día en Israel, el último en el que nos dedicamos a excursionear peregrinosamente, centramos nuestra jornada en visitar los diferentes puntos de interés del monte de los olivos, empezando bien tempranico visitando la capilla de la Ascensión, un lugar en el que dejando al márgen las palomas aficionadas a atacar vil y repentinamente a las personas y el olor a mapache pútrido que impera en el edificio, lo primero que apreciará el visitante es la austeridad de una capilla bastante pequeña en cuyo interior sólo hay una piedra, la conocida como roca de la Ascensión, en la que según algunos se puede apreciar la huella de la pisada de Jesucristo, pero personalmente sólo pude ver una hendidura amorfa en una piedra. Como dato, mencionar que el sitio está tristemente bajo la custodia de los árabes, siendo posiblemente éste el motivo por el que el edificio se encuentre en un estado tan lamentable a pesar de su importancia religiosa para los cristianos.
ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINExterior e interior de la Capilla de la Ascensión De aquí fuimos a ver otros templos dentro del Monte, en concreto la iglesia del Pater Noster, Dominus Flevit, la basílica de la Asunción y la iglesia de las naciones. Sobre Pater Noster es un sitio la mar de bonico, una preciosidad que se aprecia especialmente cuando uno sale de la Ascensión y que tiene en cada pared del recinto una serie de "cuadros" con la oración que le da nombre a la iglesia (el padre nuestro), en todos los idiomas que se hablan en la actualidad, algunos por mí desconocidos y algunos ya olvidados. Saliendo de aquí y tras andar un poquito, pasando por el cementerio judío llegamos a Dominus Flevit, que significa "el señor lloró", una iglesia en la que no entramos, pero sí disfrutamos de uno de los mejores paisajes y vistas de la ciudad de Jerusalén, a unos metros de  Getsemaní, con su jardín de olivos y la Iglesia de las Naciones, llamada así por tener el techo decorado con motivos de las distintas naciones -sí, también España tiene su representación-; que fue donde nuestro fraile ofició la misa, una celebración especialmente emotiva por ser la última a la que íbamos a asistir en Israel. La siguiente iglesia que vimos fue basílica de la Asunción, construida sobre el supuesto lugar en el que la Virgen se durmió -a quien le interese el tema, que se lea la Biblia, que viene todo explicado más chachimente-. La Asunción, que tiene unas escaleras que nos llevan a una planta inferior, donde, tras pasar por una habitación en la que olía a muchísimo horrendo, llegamos a un altar bastante bonito, que podéis apreciar en las fotos que os dejo a continuación:
ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN Iglesia del Pater Noster, si hacéis zoom a los arcos, podéis ver los cuadros con el padre nuestro  ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINCementerio judíoISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN Huerto de los olivosISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN Iglesia de las Naciones: interior y exteriorISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FINBasílica de la Asunción: exterior e interior
Una vez terminamos de ver el monte de los olivos en detalle y profundidad, fuimos a comer -tal y como dije en mi post anterior repetimos pizza, aunque en una pizzería diferente- para a continuación poner rumbo a lo último que nos quedaba por ver de nuestro viaje. Así pues, el primer lugar al que fuimos pasando el mediodía fue san Pedro in Gallicantu, cuyo nombre rememora la negación de Pedro y que en su interior, en una planta inferior al nivel del suelo, tiene una serie de "grutas y cuevas" donde según nos dijeron Jesús estuvo preso antes de ser juzgado. En el exterior de la iglesia -porque san Pedro in Gallicantu es una iglesia franciscana-, nos encontramos con unas excavaciones y unas escaleras, en la actualidad cerradas al público, que son del tiempo de Jesús. Para rematar el viaje aún nos quedaba visitar el Cenáculo, una sala que antaño fue una iglesia construida donde tuvo lugar la última cena.
Habiendo dado por concluido el itinerario, volvimos al hotel, donde algunos nos quedamos a reposar los pies, mientras otros se fueron a patear Jerusalén. Tras la cena hicimos la maleta, ya que al día siguiente, sobre el que no habrá más que esta breve referencia, tocaba volver a España, eso sí, antes de ir al aeropuerto nos dejaron un ratico en Tel Aviv a nuestras anchas.
ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN ISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN  San Pedro in GallicantuISRAEL - VI DIA: DE CUANDO EL VIAJE LLEGÓ A SU FIN
P.D.: Siento mucho haber tardado TANTO en terminar los post de mi viaje, pero cuando uno está hasta las cejas de presión estudiantil, poco tiempo puede sacar para escribir. Esta última entrada me ha costado especialmente escribirla, lo que posiblemente se note, ya que desde mi regreso ha pasado casi un mes y los detalles y los nombres tienden a mezclarse en la memoria. Eso sí, nada de lo puesto ha sido inventado ni ningún sitio visitado ha sido obviado gracias a las notas que mi madre tomó a lo largo del viaje.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista