Revista Cine

J.J. Abrams habla de Super 8

Publicado el 09 febrero 2011 por Lapalomitamecanica
Y pretende cascarnos que el marketing no le va
J.J. Abrams habla de Super 8
Super 8 se había mantenido en el más estricto secretismo hasta el día de ayer. Día en el que el realizador de Monstruoso, J.J. Abrams, decididió, por fin, empezar con los preliminares y revelar algunos de los misterios que rodean a la película desde el inicio del proyecto. En una entrevista realizada a Times, el director se mostró más excitado que un fan de Crepúsculo con una fotograma en bucle de los pectorales de Lautner, dejando unas expectativas muy altas que esperemos cumpla, porque de no ser así, el tío se habría subido a la parra de mala manera.
El argumento de Super 8, ambientado a finales de los años 70, se centrará en seis chicos de Ohio, rollo los Goonies, que con una cámara de formato súper 8 intentarán filmar una película de zombies. Mientras realizan el rodaje, tiene lugar una colisión entre un camión y una locomotora que transporta "algo", presumiblemente, algún ser alienígena. El bichejo en cuestión se escapará y sembrará el caos en la ciudad.  Vamos, un E.T. más grande y con mejores efectos especiales, donde, desde los pocos segundos del único trailer mostrado hasta ahora, se percibe la mano de Spielberg, quien seguro que se habrá encargado de que alguno de los niños protagonistas cuente con unos padres divorciados. Quizá debería plantearse recurrir a la psicología de una vez.
Tanto secretismo viene al caso de que a Abrams, al parecer, no le gusta nada el temita comercial que se trae Hollywood, con esas grandes promociones y campañas publicitarias que preceden al estreno de un film. (Claro, yo también me creo que un desayuno como una bacanal en Los Serrano no pretendía hacer publicidad). Para  el  co-creador de Perdidos, lo ideal hubiera sido continuar sin soltar prenda hasta la llegada de Super 8 a los cines, pero, según declaró, con tanta súperproducción prevista para el verano no querían que la película pasase desapercibida. En palabras del director: “No tenemos a ningún superhéroe famoso, no tenemos ninguna saga o precuela preexistente, ni la protagoniza nadie de quien se haya oído hablar. No hay libro, ni juguete, ni cómic. No hay nada. No tengo nada, ni siquiera tengo un juego de mesa, así está la cosa de mal. Pero creo que tenemos una película muy buena”.
Aunque Abrams pretenda mostrar una especie de desventaja de Súper 8 frente al resto de sus competidoras en taquilla, veo improbable que la película pase, aun sin sacar gorritas de merchandising, tímidamente por los cines desde el mismo momento en que Spielberg está en la producción. Por no hablar de que Abrams se olvida -o más bien, lo disimula- de que todo este misticismo que se va dilucidando con cuentagotas, en realidad, es ya una estrategia de promoción publicitaria, y una muy efectiva. Esperemos que Abrams esté en lo cierto y que su calentón no se quede en agua de borrajas, porque parece creer que se ha gastado un film ultra-original que se sale de lo convencional y, de momento, no resulta  a primera vista tan inmensamente creativo, o igual, es sólo mi impresión.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista