Revista Cultura y Ocio

Juan Carlos Pérez de la Fuente

Publicado el 13 diciembre 2009 por Juliobravo

Ayer se estrenó en Segovia "Angelina o el honor de un brigadier", una obra de Enrique Jardiel Poncela que ha dirigido Juan Carlos Pérez de la Fuente y que el jueves desembarcará en los teatros del Canal. Conocí a Juan Carlos hace algo más de diez años, cuando acababa de llegar a la dirección del Centro Dramático Nacional, y simpatizamos enseguida; con el tiempo esa simpatía se ha convertido en amistad. Le tengo, además, mucha admiración, porque acomete cada proyecto con un entusiasmo tan arrollador como contagioso. Cuando encara el escenario desde el patio de butacas se transforma, y la responsabilidad y la pasión le llevan a desesperarse, a gritar... Los actores que han trabajado con él lo saben, pero saben también que para él no hay nada tan importante como ellos. He tenido ocasión de asistir a varios ensayos suyos, y a veces, de verdad, es mejor no acercarse a él. Hace unos meses, en uno de los últimos ensayos de "Puerta del Sol", un espectáculo que le encargó la Comunidad de Madrid para el centenario del 2 de mayo, yo estaba sentado delante de la mesa de dirección. Él iba y venía por el pasillo del Albéniz desesperado porque las cosas no salían como él quería. De pronto, sonó detrás de mi un golpe seco y violento. Apenas en un susurro, me dijo: "Me he roto la mano". "¿Cómo?", dije volviéndome. En su desesperación, había golpeado la mesa con tal furia que se había roto un hueso. Pidió hielo y aguantó el ensayo, bastante tenso, hasta que Rosario Calleja, su ángel de la guarda, le llevó al hospital.
El viernes, en Segovia, en el general, Juan Carlos estaba tranquilo y sonriente. Sabía que tenía entre las manos una función estupenda y estaba satisfecho. Rió más que nadie los chistes que ha escuchado cientos de veces y se regocijaba con las intervenciones de sus actores. No le preocupaban los problemas técnicos porque estaba seguro de que con un pase más se resolverían.
Juan Carlos es un magnífico director, con ideas claras y profundas, inteligente y culto. Y además es muy buena gente. Ojalá funcione muy bien esta espléndida "Angelina". Se lo merece

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario