Revista Opinión

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

Publicado el 22 noviembre 2015 por Santiagomiro
La armada y avasalladora “industria de defensa”.       La industria armamentística cotiza al alza tras los atentados en París.
Si alguien salió ganando con los graves atentados del 13 de noviembre en París –los peores atentados desde la II Guerra Mundial– fue la industria armamentística, al no dejar los medios de comunicación de hablar de “la guerra”. Y –hélas– uno de los primeros que utilizaron esta palabra, llevándola a la práctica, fue el presidente del Gobierno francés quien prometió la “guerra” al ISIS, intensificando la campaña de bombardeos en Siria (Francia ha estado bombardeando al ISIS, en Iraq, desde enero, comenzando a hacerlo, en Siria, en septiembre). Y quienes, inmediatamente, se frotaron las manos fueron los principales fabricantes de armas –la conocida “industria de defensa”–. De la misma manera, Thales, el mayor fabricante de armas de Francia, tuvo el lunes de esta semana un día excepcional, subiendo en bolsa casi un 3%, pese a que el índice bursátil más importante de Francia soportó caídas importantes. Los mercados apenas podían esperar para comenzar a comprar. La Agencia Reuters, como publicó Fox Business, señaló crudamente esta casual conexión: “Las acciones de la industria aeroespacial y de defensa subieron con fuerza el lunes como reacción a los ataques de París”. Estos atentados y el posterior bombardeo a Siria reabrieron  un debate incómodo para los gobiernos y las entidades financieras que invierten en armamento.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.      España vendió armas a países en conflicto y que violan los derechos humanos en 2014, según varias ONG.“Como reacción a lo que las autoridades del país vecino han calificado como ‘estado de guerra’ –escribe Ana Encinas en su web ‘El salmón contracorriente’–, un sector cada vez más importante de la población se hace preguntas sobre la dudosa ética que mueve a quienes transforman las guerras en una macabra oportunidad para obtener beneficio comercial. En 2014, según datos de la Subdirección General de Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso que recoge el Centre Delàs en este sitio web, España obtuvo ingresos de más de 3.203 millones de euros derivados de exportaciones de material militar”. Nuestro país ha escalado nada menos que hasta la séptima posición mundial en la clasificación mundial de exportadores, con un 3% del mercado total, posición que supera con creces el peso internacional de la economía española y de su industria Una cifra ligeramente inferior a los mismos datos para 2013, año en que nuestro país exportó armamento por valor de 3.907 millones. Según la misma fuente, es Reino Unido el estado que más armamento español importa. En el último año, el valor de las exportaciones con los ingleses ascendió 862.685.000€. Le siguen Francia (520.669.000€) y Arabia Saudí (292.862.000€), aunque tampoco son desdeñables –sobre todo atendiendo a la situación política– los 243.673 millones de euros ingresados de la venta de armas a Turquía o los 107.951 millones de euros facturados a Egipto. Por otro lado, en los datos recogidos no consta relación comercial directa con países como Emiratos Árabes, Siria, Irán o Ucrania. España es el séptimo país en exportaciones de armas del mundo y tiene una relación directa con empresas privadas debido a que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, fue directivo de varias corporaciones de venta de armamento.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.Cada “Leopard 2E”, del Ejército español, con un coste de más de 11 millones euros, se fabrica en Sevilla por “Sistemas Santa Bárbara”.

“La inestabilidad política en Oriente Próximo –auspiciada por la influencia regional de países como Arabia Saudí y Emiratos Árabes– favorece el negocio de las armas, a pesar de que según las legislaciones española y europea se trata de exportaciones ilegales, precisamente por esa situación de conflicto y por el apoyo que estos países prestan a los grupos insurgentes en Siria. En el caso de Arabia Saudí, el importante volumen económico de los acuerdos viola los derechos humanos por ‘suponer una amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad regionales’, afirma el Centre Delàs en un estudio de 2013. Además, existe el riesgo de que ‘el armamento exportado sea utilizado o vuelva a ser exportado en condiciones no deseadas’, continúa el texto. Alemania, por ejemplo, sí ha bloqueado las relaciones comerciales en materia armamentística con el país. Según un informe del mismo centro, el negocio de la venta de armas a terceros países se ha disparado en España, desde 2004. En el mismo estudio para 2013 destacaban que ‘más de un tercio de las exportaciones españolas de armas se han realizado a países de Oriente Próximo y, especialmente, a países del Golfo Pérsico’, lo que para la organización ‘pone de manifiesto la tensión existente entre la política de fomento de las exportaciones de armas y la aplicación de la legislación vigente sobre comercio de armas, tanto a nivel estatal como europeo’. La opacidad y el secretismo favorece las exportaciones de armamento, asegura el colectivo, que también destaca que ‘se sigue manteniendo una política de opacidad, ya que no se señala el tipo concreto de armamento que se exporta, sino que los datos se agrupan en categorías genéricas’. Además, desde La Moncloa tampoco se ofrece información sobre los contratos Gobierno a Gobierno que negocia el Ministerio de Defensa”.La armada y avasalladora “industria de defensa”.
La agencia de noticias Reuters recoge cómo el anuncio de François Hollande de declarar la guerra a ISIS y su actual búsqueda de apoyos internacionales para afrontarla han supuesto un impulso económico para la industria armamentística. Algunos inversores del índice europeo STOXX han visto una gran oportunidad de negocio en el anuncio del presidente francés, quien ya ha pedido un aumento del presupuesto de Defensa aunque eso suponga el incumplimiento del objetivo de déficit acordado en la Unión Europea. Rolls-Royce, compañía reconocida principalmente por la venta de coches de lujo y que ha visto crecer sus acciones en los últimos días un 4%, cuenta también con una división muy importante de ingeniería que produce motores de avión, turbinas o propulsores, aparte de ofrecer un catálogo de productos y servicios militares. Zodiac Aerospace también ha subido un 4%, debido a su dedicación al mercado del equipamiento aeronaútico, tan importante para la industria militar en guerras como la que se está librando en Siria.  Por su parte Bae Systems, uno de los mayores vendedores de armas en el mundo y Thales, empresa francesa y también suministradora de material bélico para aeronaves, ha visto rebotar sus acciones un 3%.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.     El ministro de Defensa, Pedro Morenés, inspeccionando el arma de un soldado de la Unidad de Guerra Especial.

Curiosamente, Arcadi Oliveres, economista y  ex presidente de Justicia y Paz, sostenía el pasado lunes en una conferencia en la sede de Cristianismo Justicia, recogida en ElMón, que el  monarca Juan Carlos de Borbón, anterior jefe de Estado español, era quien más armas fabricadas había vendido en todo el mundo. “El Estado español es el séptimo mayor vendedor de armas del mundo, después de EEUU, Rusia, China, Alemania, Francia y Reino Unido. Y el mejor agente comercial que tiene la industria armamentística estatal.  El máximo vendedor de armas de España se llama Juan Carlos de Borbón”. Oliveres explica que se ha dedicado a analizar los viajes oficiales del monarca español en el mundo, “analizando las comitivas que la acompañaban, siempre la gran mayoría eran fabricantes de armamento”. Oliveres confirma que los viajes privados no son públicos, pero, “en los oficiales, por suerte, la Casa Real debe detallar la comitiva”. Además, insinúa que el actual monarca español, Felipe de Borbón, estaría siguiendo el mismo camino que su padre. “Rodrigo Rato y Felipe vendieron armas en Turquía a finales de los 80”, afirma. “Armas que, más tarde, serían utilizadas contra el pueblo kurdo”. Entre los principales países a los que España ha exportado armamento (fundamentalmente aviones de transporte y reabastecimiento en vuelo, buques de guerra y sistemas de radar), el SIPRI (Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo) cita a Australia (que supone el 24% del total de las exportaciones españolas), Noruega (10%) y Arabia Saudí (10%), según sus estimaciones.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
      Putin y Obama, durante la última cumbre del G20.Vladimir Putin, presidente de Rusia, apuntó en la cumbre de líderes del G20 celebrada la semana pasada que, entre los 40 países que financian al Estado Islámico “hay varios del G20”. Asimismo, solicitó la unión de todos los países para hacer frente al EI, en Siria, mientras que Obama consideraba “un error” enviar una gran cantidad de tropas a Siria. Putin subrayó que, durante la cumbre, se abordó la necesidad de cumplir con la resolución para “prevenir la financiación del terrorismo” adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU a iniciativa rusa. Y remarcó que, tras negarse a cooperar con Rusia en la lucha contra el yihadismo en Siria, todos los países, incluido Estados Unidos, “se están concienciando de que al terrorismo sólo se le puede combatir entre todos”. El presidente de EEUU, Barack Obama, defendió que sería “un error” enviar grandes cantidades de tropas a Siria para intentar derrotar al Estado Islámico. “Yo creo eso, al igual que mis asesores militares y civiles”, apuntó en su conferencia de prensa al final de la cumbre de líderes, al tiempo que insistía en que no cambiaría su estrategia en la lucha contra el EI.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.
Hollande: “Es un acto de guerra planificado desde el exterior con complicidades en el interior”.A los socios de la OTAN el gobierno francés aún no ha solicitado apoyo militar. Pero Jean-Yves Le Drian, el ministro de Defensa, invocó, por primera vez en la historia de la UE, el artículo 42.7 del Tratado de la UE y pidió a los demás países miembros “toda la ayuda y el apoyo posibles”, debido al “ataque al territorio soberano” de Francia. Un paso que  no había sido dado ni por el Gobierno español después de los atentados de Madrid, en 2004, con casi 200 muertos, ni por el de Gran Bretaña de los atentados de Londres, en 2005. La medida en el caso actual de Francia fue excesiva, inapropiada y contraproducente, al hacer Francia justamente lo que el EI quería: entrar mentalmente en un conflicto que para el EI es una guerra entre culturas. Para los islamistas, será ahora más fácil reclutar acólitos. Está claro que una “guerra” contra islamistas militantes en las democracias liberales europeas no puede ganarse. Lo que agrega que la retórica bélica fortalezca la idea de que todo musulmán es un potencial atacante.  Christoph Hasselbach, redactor de DW, así lo prevé: “El gran problema para los socios europeos es que prácticamente no pueden negarle la ayuda a Francia. Se vería poco solidario. Por eso, unánimemente dijeron que sí. El apoyo a Francia puede adquirir diferentes formas y no tiene por qué ser militar. Pero Le Drian ya ha dicho que piensa en misiones militares europeas en Siria, Irak y África. Eso hará aumentar la presión sobre Alemania y otros países reticentes a participar en acciones militares. La razón de la sobrerreacción de Hollande no es, en primer lugar, el temor al terrorismo islamista, sino el miedo al Frente Nacional, de extrema derecha, en la propia Francia, poco antes de las elecciones regionales en el país. Un presidente poco popular y considerado, hasta ahora, débil, juega a ser el “hombre fuerte” para impedir que la derecha adquiera más impulso del que ya tiene. Pero ese cálculo está equivocado. Un presidente fuerte debería decirle al pueblo que Francia no dejará quitarse por nada ni nadie, ni su estilo de vida, ni sus libertades. En lugar de hablar de guerra, debería irradiar una calma estoica. Muchos franceses lo practican ya ahora. Intentan, en medio de sus temores, vivir la normalidad, justamente en sus relaciones con los musulmanes. Ese es el mensaje correcto”.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.
            Coco, en Charlie Hebdo: “Ellos tienen las armas... que se pudran, ¡nosotros tenemos el champán”.

La revista satírica Charlie Hebdo volvió el martes a levantar debate en torno a su nueva portada, tras los atentados de París. ”Ellos tienen las armas… que se pudran, ¡nosotros tenemos el champán” decía la publicación que fue atacada en enero también por terroristas del autodenominado Estado Islámico. La caricatura mostraba a un hombre que bebía felizmente champán mientras el licor le salía por agujeros de su cuerpo, tras haber recibido varios disparos. La portada, que se podría definir como desafiante y provocadora, trataba de enviar un mensaje de burla y métodos a los terroristas en todo el mundo. “Tras los atentados del 13N, en los que fallecieron 128 personas en varios puntos de la capital francesa –escribe ElPlural.com–, parece que desde Charlie Hebdo no están dispuestos a bajar el tono de sus publicaciones y están dispuestos a apoyar, a su manera, a Francia y su cultura. El personal de la revista fue atacado en enero de 2015 por terroristas supuestamente enfurecidos por la representación que la publicación hizo del profeta Mahoma en una caricatura. Doce personas murieron, incluidos varios de sus dibujantes más conocidos. Incluso después de este baño de sangre en sus oficinas de París, la revista satírica ha seguido publicando. La edición que circuló días después del ataque mostraba una caricatura de Mahoma en la portada sosteniendo un letrero que decía ‘Je suis Charlie’, la frase que se viralizó en redes sociales en apoyo a las víctimas”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
Soldados, al pie de la Tour Effel.

David Van Reybrouk, escritor e historiador belga, publica en Mediapart una carta dirigida  al presidente francés –“Ha caído usted en la trampa, señor presidente”–, en la que acusa a Hollande de usar una terminología extraordinariamente irreflexiva. “Suscribo totalmente la última frase –“es un acto de barbarie absoluta”–, pero me siento obligado a constatar que el resto de su discurso es una preocupante repetición, casi literal, del que G. W. Bush pronunció ante el Congreso de Estados Unidos, tras los atentados del 11-S: ‘Los enemigos de la libertad han cometido un acto de guerra contra nuestro país’. Las consecuencias de esas palabras históricas son sabidas. Un jefe de Estado que califica un suceso de acto de guerra tiene que reaccionar y devolver el golpe. Es lo que llevó a Bush a invadir Afganistán, lo que entonces era aún admisible porque el régimen había ofrecido asilo a Al Qaeda --hasta la ONU lo aprobó--. Luego siguió la invasión, absolutamente demente, de Irak, sin mandato de la ONU, única y exclusivamente porque EE.UU. imaginaba que ese país estaba en posesión de armas de destrucción masiva. Erróneamente, como se demostró después. Esa invasión condujo a una desestabilización total de la región que se prolonga hasta hoy… En el noroeste de un Irak desarraigado y el este de una Siria despedazada entre el Ejército gubernamental y la Free Syrian Army, se había creado un espacio donde surgió un tercer actor importante: Daesh.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
      Los fabricantes de armas suben como la espuma.“En resumen –concluyeVan Reybrouk–, sin la estúpida invasión de Bush, en Irak, jamás habría existido Daesh. Fuimos millones los que nos manifestamos contra esa guerra, en 2003, la desaprobación era universal. Y teníamos razón. No porque fuéramos capaces de pronosticar el futuro, no éramos clarividentes hasta ese punto. Pero hoy somos plenamente conscientes de que lo que pasó la noche del viernes 13 de noviembre, en París, es una consecuencia indirecta de la retórica de guerra que su colega Bush empleó en septiembre de 2001. Y, a pesar de ello, ¿qué hace usted? ¿Cómo reacciona usted menos de 24 horas después de los atentados? ¡Empleando la misma terminología que su homólogo estadounidense de entonces! ¡Y con el mismo tono, por dios! Se ha tragado usted el anzuelo y lo ha hecho con los ojos bien abiertos. Se ha tragado el anzuelo, señor presidente, porque siente el aliento de halcones como Nicolas Sarkozy y Marine Le Pen, quemándole la nuca. Y porque desde hace tiempo tiene fama de ser débil. Se ha tragado el anzuelo. El 6 y el 13 de diciembre habrá elecciones en Francia, no son más que unas elecciones regionales, pero tras estos atentados se focalizarán en la seguridad nacional, no cabe duda. Se ha tragado el anzuelo a pies juntillas, porque ha hecho, literalmente, lo que los terroristas esperaban de usted: una declaración de guerra. Ha aceptado su invitación a la yihad con entusiasmo. Pero esta respuesta, que usted quería que fuera firme, nos hace correr el monstruoso riesgo de acelerar aún más la espiral de violencia. No la considero juiciosa (…) Hay otras formas de firmeza aparte del lenguaje bélico. Inmediatamente después de los atentados de Noruega, el primer ministro Stoltenberg pidió sin rodeos ‘más democracia, más apertura, más participación’. Su discurso, señor presidente, menciona la libertad. Podría también haber mencionado los otros dos valores de la República Francesa: igualdad y fraternidad. Me parece que en estos momentos necesitamos algo más que su dudosa retórica de guerra”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
     Tomado de FACEBOOK de Ada Colau.

Si bombardear un país fuera una solución efectiva para acabar con el terrorismo, ya no habría terrorismo.Si fuera una solución efectiva para acabar con las guerras, ya no habría guerras.No hay un camino hacia la paz, porque la paz es el propio camino.No lo digo yo, lo decía Gandhi.Hay otras formas de luchar contra este terror: desmontar la economía de la guerra, ahogar las vías por las que el terrorismo se financia, perseguir a las mafias que trafican con personas, acoger a los que huyen del terror, a los “otros”, en un “nosotros” que aísle a los violentos.Todas sus víctimas son nuestras víctimas, sea en París, Líbano, Yemen, Irak o Afganistán. Decir un rotundo NO a la guerra no es ingenuo ni idealista. Es valiente.Si el terror consigue que el miedo nos blinde y la venganza nos ciegue, ellos habrán ganado.Al día siguiente de los atentados muchos parisinos y parisinas desafiaron el miedo saliendo a la calle con flores, con música. Nos enseñan una gran lección: sólo celebrando la vida somos invencibles.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

Los atentados de París no pasaron desapercibidos para nadie, y menos para Arturo Pérez-Reverte quien escribió: ‘Hoy quiero ser francés’ como título de Patente de Corso en la revista XL Semanal, y se hizo valer de su espacio personal en la red social para lanzar diferentes mensajes. Además, aprovechó su presencia en el Teatro Español donde presentaba su libro, ‘La Guerra Civil contada a los jóvenes’, para recordar que “Europa está indefensa” ya que “hemos dejado en manos de otros la responsabilidad de que nos protejan”. Pérez Reverte no duda en señalar a los culpables de la oleada de atentados yihadistas. De hecho, apunta a “Bush, Blair y un soplagaitas llamado Aznar, que decidieron meterse en una guerra en Irak. Ellos fueron los que decidieron romper el equilibrio que contenía la zona tras la caída del telón de acero. Y dejaron salir todas las desgracias”, agrega. “Hay que elegir: tienes que ser o egoísta aquí o solidario allá. No se puede ser las dos cosas. El mundo no va a ser nunca un lugar perfecto. Tenemos que prepararnos y educar a los chicos para saber que el mundo en el que van a vivir no es seguro”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
             Para Pablo Iglesias, hoy no toca hablar de venganza, ni caer en el juego del terrorismo.     El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se desmarca del pacto antiyihadista firmado por PP y PSOE, y al que se ha sumado Ciudadanos porque considera que el “endurecimiento” del Código Penal no es una medida “eficaz” para luchar contra el terrorismo, al tiempo que “renunciar a los elementos garantistas del derecho penal” y reducir libertades y derechos civiles “es caer en lo que quieren los terroristas”. Asegura que su partido no se siente identificado con los valores de ese acuerdo. Asimismo, defiende que el “compromiso con lo que significa Europa, que tiene que ver con la defensa de las libertades, no pasa en ningún caso por la venganza. Pensamos que combatir el yihadismo implica defender más que nunca los valores europeos”. El líder de Podemos avisa de que “los últimos 15 años algunas intervenciones militares, patrocinadas por gobiernos en nuestro país, no han servido para reforzar nuestra seguridad. Según él, “hoy no toca hablar de venganza” ya que ello supondría “caer en el juego del terrorismo. Toca reivindicar la fortaleza de nuestros valores, que se fundamentan en la libertad, la democracia y en el respeto de los derechos humanos. Nosotros somos conscientes de que ciertas intervenciones no han contribuido a proteger la seguridad de los europeos ni a proteger su libertad. Ni de los europeos ni de otros pueblos”, aseguró, al ser preguntado sobre si Podemos tiene previsto cambiar su postura respecto al pacto firmado en febrero y al que rechazaron sumarse. Y destacó que es el pueblo francés el que les ha enseñado “el significado de palabras como libertad, igualdad, fraternidad, democracia y derechos humanos”. Iglesias asegura que en Podemos entienden “la rabia” del presidente francés, François Hollande, y su “preocupación por sentirse pequeño y enano frente al discurso de la extrema derecha”, en Francia, pero le ha recomendado acordarse del expresidente Charles De Gaulle y de su “grandeza de estadista” para seguir el camino de la “democracia y los derechos humanos” y no el de los “bombardeos”.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

PP, PSOE y UPyD ven un error que Podemos no se sume al pacto antiyihadista.

PP, PSOE, C's y UPyD ven un error que Podemos no se sume al pacto. Todos coinciden en criticar la negativa de Podemos a sumarse al pacto antiyihadista, suscrito a principios de año por PP y PSOE, tildan de “error” esa decisión y animan a los de Pablo Iglesias a “reflexionar” y “rectificar”. En el acuerdo firmado por los dos partidos mayoritarios tras el ataque a la sede de Charlie Hebdó se integraron entonces UPyD, CC, UPN y Foro Asturias, y ahora, después de los atentados del viernes, 13 de noviembre en París, se ha adherido también Ciudadanos. Rafael Hernando, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, califica de “lamentables” y “tremendamente desafortunadas” las palabras de Iglesias, al que ha pedido que “rectifique” y al que ha explicado que uno de los objetivos de los terroristas es “dividir” a los demócratas. “Que haya personas que también caigan en esas trampas me parece que es sencillamente una tragedia para el conjunto de ciudadanos españoles y para la formación que en estos momentos representa o intenta representar el señor Iglesias”. Por su parte, el presidente del Congreso, Jesús Posada, lamenta la negativa de Podemos a integrarse en ese pacto que, en su opinión, es “un gran acierto” al que deberían sumarse todos los partidos. “Cuando somos demócratas y ofrecemos cosas –ha afirmado– no debemos descalificar a quien no haga lo que pensamos que hay que hacer, pero me da pena y lo lamento porque a mí me gustaría que, en estos momentos, todas las fuerzas suscribieran el pacto antiyihadista”. Desde UPyD, su portavoz nacional, Andrés Herzog, tilda de “error” la posición de Iglesias, al que ha recalcado que “el enemigo común son los terroristas y que esto tiene que estar por encima de cualquier otra consideración”. 

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

Tampoco Alberto Garzón participa “en ninguna llamada a la guerra”.También el candidato de IU-Unidad Popular a las elecciones generales, Alberto Garzón, habló durante las últimas horas con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sobre las medidas a adoptar tras los atentados de París de la pasada semana. Garzón le trasladó que su formación nunca participaría “en ninguna llamada a la guerra”.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.
Luis Gonzalo Segura.
“¿Aznar? ¿Agag? ¿Morenés? ¿El Rey? ¿Quiénes ganarán dinero con los bombardeos?”. El teniente Luis Gonzalo Segura, autor de “Un paso al frente” y de “Código Rojo”, trata de contestar a cada una de estas preguntas en un artículo aparecido en Público.es. “La realidad –dice– es que la guerra es la fábrica de la que saldrán nuevos terroristas y atentados. Las bombas que caen en las ciudades no tienen precisión quirúrgica como alguno me ha hecho saber, ni preguntan por el bueno o el malo (si es que es tan fácil la distinción). Lo que sí generan es ese eufemismo con el que escondemos la muerte de muchas personas: daños colaterales… Pero no vamos a hablar de ese tema sino de los que posiblemente vayan a ganar dinero con todo este asunto. Es patético que haya personas que obtengan beneficios económicos, réditos electorales o de otro tipo con la masacre de París y los posteriores bombardeos, pero sucede. Hace casi quince años, emprendimos dos guerras que dieron como resultado casi dos millones de muertos (más, según algunas estimaciones) entre Irak y Afganistán y no sirvieron para cumplir ninguno de los objetivos marcados. Tanto uno como otro son dos estados fallidos, refugio ideal de grupos terroristas y cantera de la que reclutar jóvenes deseosos de inmolarse. Nadie puede negar que estos dos conflictos están en el origen tanto de los atentados de París como de los dos millones de refugiados que se agolpan a las puertas de Europa, pero también están en el origen de mucho más. … Lo cierto es que no es un fenómeno nuevo en nuestro país ni en Occidente, pero sí es bastante desconocido por la mayoría. Las estadísticas son claras y no me canso de repetirlas: la industria armamentista se multiplicó por cuarenta y cuatro en los últimos quince años, pasando de 200 millones de euros, en el año 2000, a 8.800 millones de, en 2014. Casualidades de la vida, periodo en el surgieron los conflictos ya mencionados de Irak y Afganistán”…
La armada y avasalladora “industria de defensa”.
José María Aznar con su yerno, Alejandro Agag, en febrero de 2007

“Aznar, una de las personas que nos metió en la guerra de Irak –continua Gonzalo Segura–, fue casualmente acusado por el juez Silva de estar vinculado junto a su yerno, Alejandro Agag, con el tráfico de armas. Noticia que rápidamente también desapareció, como el propio Silva, como cualquiera que denuncia. Por si esto fuese poco, Alejandro Agag (yerno de Aznar), fue interrogado por el Parlamento Portugués (nada más y nada menos), debido a su vinculación ‘con el inversor y traficante de armas libanés Abdul El-Assir’. Las preguntas que le hicieron no dejan lugar a la duda: ‘¿Participó en un negocio, en el año 1994, en el que el señor El-Assir interviniera como intermediario para la venta de armas al reino de Marruecos? ¿Es verdad o no, que usted y el señor El-Assir intervinieron en la preparación de un negocio de venta de armas de la empresa española Santa Bárbara a países árabes?’. El BPN, Banco Portugués de Negócios, quebró con una deuda de más de 700 millones de euros. Abdul El-Assir era conocido por sus monterías con el rey (emérito), Juan Carlos I, su excelente relación con los Aznar y con la familia de Alejandro Agag, así como con Francis Franco, Bill Clinton o Felipe González. Ahí es nada. En España, uno de los que más se aprovecharon del enorme crecimiento de la industria armamentista fue Pedro Morenés, actual ministro. Las bombas que fabricó su empresa, Instalaza, fueron arrojadas por Gadafi sobre población libia.  Y no solo nadie se planteó acción alguna sobre él sino que se le premió con el ministerio de Defensa y él correspondió aumentando la facturación de la industria armamentista de 2.600 millones de euros, en 2011, a 8.800 millones de euros en 2014”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
      Alrededor de 4. 651 millones son destinado por parte de empresas españolas al sector armamentístico nuclear.Algunas grandes empresas y bancos españoles, entre las que se encuentran BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y Acciona, colaboran económicamente de forma directa con empresas del sector armamentístico nuclear a nivel mundial. Las cuatro destinan, según el último informe Don’t Bank on the Bomb de la organización PAX publicado por el Centro Delás, una cifra aproximada de 4.651 millones de euros a 26 empresas dedicadas a la fabricación, mantenimiento y reparación de armas nucleares. La colaboración entre las empresas y entidades españolas y las productoras de armamento nuclear, se produce mediante financiación a través de la emisión de bonos, gestión de acciones y la participación en préstamos sindicados a dichas empresas.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

Un hombre con la máscara de Guy Fawkes dijo que los miembros del Estado islámico que se ha atribuido la autoría de los atentados de París eran “alimañas” y Anonymous les perseguiría. “¡Vamos a lanzar la operación más grande que se haya puesto en marcha contra vosotros. Esperad muchos ataques cibernéticos. Se ha declarado la guerra. Preparaos. Ni perdonamos, ni olvidamos”, dijo el hombre, sin dar más detalles. Anonymous es una red internacional de activistas hackers que ha reivindicado muchos ataques cibernéticos.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

“Si te hieren o disparan, es una tragedia, por supuesto, pero...”. Así lo piensa, dibuja  y escribe Pep Roig en “Ultima Hora” de hoy. “Lo dice el humorista Louis CK en uno de sus ácidos monólogos con los que llena los teatros norteamericanos en los que actúa: “Si estás luchando por tu país y te hieren o disparan, es una tragedia terrible, por supuesto. Pero tal vez, si tomas un arma y te vas a otro país y te disparan ¡no es tan raro! Tal vez si recibes un disparo del tipo al que estabas disparando ¡es un poco tu culpa! El público se monda de risa, por cómo lo explica el cómico, pero tal vez, dicho por otro en diferente contexto, la cosa no tiene ninguna gracia, por lo real del argumento. Porque, tal vez, lo que pensó CK al hacer el guión de su número fue un somero repaso a la historia de la humanidad, centrándola en un solo individuo, en la que la violencia aparece como reiterada e inevitable pauta: ‘Yo te ataco, tú me atacas; o huyes.’ Era yo casi un niño, cuando escuché una frase que me intrigó: ‘El día que África despierte...’. En mi ignorancia, no entendí el significado. Con los años, la experiencia y las noticias de las simultáneas tragedias, y sus consecuencias, que asolan el continente me han ido revelando el enigma. Era complicado extender la amenaza en tiempos pretéritos. Con los medios actuales, todos somos vecinos, pues existen medios dispares y relativamente baratos para plantarte en pocas horas en cualquier lugar del mundo. Además, como recordó Hillary Clinton, no hay que olvidar el hecho de son algunos de los gobiernos ‘demócratas’, los que favorecen el tráfico de armas a favor de los terroristas.  Así, todos estamos escandalizados por los atentados, y hay que condenar sin la menor vacilación tal barbarie. But maybe...”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

¿Imagina alguien un club llamado Hitler Club de Fútbol? Pues bien, en España existe algo parecido, y se llama Villafranco. Se trata del club de fútbol en Isla Mayor (Sevilla) que, con su nombre, homenajea al dictador. Es como si existiese el Hitler Balompié, favorito para ganar la Liga o el récord de socios en el Recreativo Stalin. El Fútbol Club Pinochet, a un punto del líder. Goleada del Real Videla al Sporting Pol Pot. Son titulares imposibles, salvo en España. La fantaseada apología dictatorial es ilegal en otros países, pero está materializada a escasos kilómetros de Sevilla, en Isla Mayor, con el nombre del equipo local: Villafranco Club de Fútbol. Es parte de la parafernalia simbólica del franquismo que perdura, cuarenta años después de la muerte del dictador.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

Otros fotomontajes de esta semana: España y Occidente venden armas a los mismos que dicen combatir. ¿Quién se forra? La industria armamentística. “¿Saben que existe una cosa llamada Fondo Hispano-Saudí?”, escribe Jorge Diller Polo Blanco, en Facebook. Arabia Saudita financia al salafismo y al yihadismo. Más fotomontajes: Armamentos Morenés, El banking de la banca armada española, Cinco noticias que se entienden mejor que una, Kalpaloma, El tráfico de armamentos, La ¿lógica? Antiterrorista y La ONU nombra a Arabia Saudí Defensora de los Derechos Humanos.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

El humor en la prensa: Forges, El Roto, Martín Ferrán, J. R. Mora, Le Monde, Sansón, Peridis, Ricardo, Pat, Kap…
La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

40 años de la muerte de Franco y siguen mandando los mismos apellidos. Dibujo de El Jueves.
La armada y avasalladora “industria de defensa”.


Pep Roig presenta, desde Mallorca: Urnas sus turrones, No en nombre de la Fe, Torturacionadores, La función crea el órgano, Lo que oyen y Estrategias.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

La armada y avasalladora “industria de defensa”.

En el debate del programa de Fort Apache, emitido en el Canal Hispan TV y publicado en Youtube el pasado 31 de octubre, se puede ver al director de Público, Carlos Enrique Bayo, y al politólogo franco-español, Jorge Verstrynge, tratando el conflicto de Siria. Este advertía de la posibilidad de un atentado en Francia “tipo 11-S”. “Lo vamos a ver y no a largo plazo”, sentenció. Lo dijo tan solo dos semanas antes de los ataques de París. Jorge Verstrynge “predijo” el atentado múltiple en París.
ANONYMOUS reacciona a los atentados parisinos.   Padre explica los atentados en París a su hijo.    La guerra de Siria explicada en 5 minutos!  Madrid Hot Jazz Band.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :