Revista Salud y Bienestar

La atención quiropráctica para combatir la Fibromialgia

Por Eurbin

atención quiropráctica y la fibromialgia

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad del sistema nervioso central que causa dolores debilitantes y generalizados en el cuerpo, en los cuales no se puede especificar una causa fisiológica en particular.

Esto se debe a que la fibromialgia hace que el sistema nervioso central de un paciente sea más sensible, volviéndose anormalmente sensible a los impulsos de dolor que se reciben de diversos órganos sensoriales en el cuerpo.

Una persona que sufre de fibromialgia, tiene un sistema nervioso central que amplifica la sensación de dolor y reduce al mínimo su capacidad para resistir y combatirlo.

El descubrimiento de la fibromialgia es relativamente reciente, y de hecho, es todavía disputado por ciertas personas en la profesión médica. Sin embargo, existe, no puede negarse el hecho de que es una enfermedad debilitante que hace la vida más difícil para cualquier persona afectada por ella. La fibromialgia también da lugar a otros problemas que pueden estar vinculados a la misma.

Los síntomas físicos y el dolor asociados con la fibromialgia

Los síntomas visibles más comunes asociados con la fibromialgia, incluyen dolor crónico en el cuerpo y problemas psicológicos. Uno de los problemas más comunes de la fibromialgia son los patrones de sueño interrumpidos. Esto hace que un paciente se sienta cansado, incluso después de largos períodos de sueño. La razón de esto, es que el paciente percibe su descanso como interrumpido, y de hecho es así, suele ser interrumpido muchas veces debido a problemas como la apnea del sueño y el dolor crónico antes mencionado.

Esto puede dar lugar a dolores crónicos de cabeza y mareos o desvanecimientos. También son comunes otros problemas asociados con la privación del sueño, tales como problemas cognitivos y problemas de memoria a corto y largo plazo. El síndrome del intestino irritable es también una queja muy común de las personas que sufren de fibromialgia.

Como se trata de una enfermedad del sistema nervioso central, otros problemas como el entumecimiento y el hormigueo de las extremidades, también son bastante comunes. Una persona que sufre de fibromialgia, también puede desarrollar una mayor sensibilidad a los alérgenos y sustancias químicas.

En las mujeres, un efecto secundario común de la fibromialgia son los cólicos menstruales. El dolor muscular debido al esfuerzo es también una queja común, y esto más adelante puede traducirse en dolor crónico que es mucho más difícil de tratar.

Técnicas de manejo del dolor

Debido a que la naturaleza de la fibromialgia es muy compleja, los científicos y los profesionales médicos todavía están tratando de obtener una mejor comprensión de cómo funciona. Sin embargo, hay muchas maneras en las que el dolor y otros síntomas asociados a la fibromialgia pueden ser manejados y reducidos.

Los síntomas psicológicos de la fibromialgia pueden combatirse eficazmente con medicamentos, terapia psicológica y ciertos cambios en el estilo de vida, que eliminan el estrés.

Atención Quiropráctica

También hay varias maneras de combatir los dolores físicos de la fibromialgia. La atención quiropráctica es un método muy eficaz para hacer frente a este dolor crónico. El proceso de administración de la atención quiropráctica es un procedimiento detallado y complejo. El quiropráctico diagnostica, en primer lugar, las razones clave detrás del dolor, y luego trabaja para aliviar los síntomas.

El quiropráctico hará uso de la evaluación clínica y el análisis de sangre de un paciente para determinar la presencia de enfermedades como la enfermedad de Lyme, la anemia, problemas reumáticos y los desequilibrios hormonales. También se examinan otros posibles problemas como las alergias o la mala nutrición. El problema más común asociado con la fibromialgia, que los quiroprácticos ayudan a manejar, es el dolor en las articulaciones y la espalda. Los quiroprácticos tienen una amplia experiencia en el tratamiento de estos problemas.

La atención quiropráctica ha ayudado a un gran número de personas en todos los ámbitos de la vida. Los quiroprácticos también sugieren consejos nutricionales y cambios en la dieta, además de ciertos cambios en el estilo de vida, que pueden ayudar enormemente a reducir o incluso eliminar, el dolor asociado con la fibromialgia. Las técnicas utilizadas por los quiroprácticos para combatir el dolor de la fibromialgia son diversas.

El objetivo principal de la atención quiropráctica es reducir las tensiones y los dolores que son causados ​​por la fibromialgia. Algunas de las terapias más comunes incluyen la estimulación por ultrasonido y la estimulación eléctrica de las zonas afectadas. La terapia de masaje es también una herramienta muy útil que es utilizada por los quiroprácticos experimentados para combatir el dolor óseo y muscular.

La atención quiropráctica también puede incluir la sugerencia de ejercicios y estiramientos beneficiosos que pueden aliviar en gran medida el dolor de músculos y articulaciones. Los suplementos dietéticos también pueden ser sugeridos para mejorar la salud general del paciente. Un buen suplemento dietético ayuda a aliviar la angustia y los problemas, como el síndrome gástrico del intestino irritable.

En caso de que el dolor crónico se agrave en el cuerpo, es posible tomar los suplementos dietéticos adecuados que complementan las deficiencias nutricionales en una dieta regular y ayudar a controlar el dolor. Además de lo anterior, un buen quiropráctico también será capaz de dar sugerencias que se pueden utilizar para regular los patrones de sueño y mejorar la salud psicológica.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :