Revista Espiritualidad

La belleza trastornada

Por José Luis Cano Gil - Psicoterapeuta

La belleza trastornadaLa publicidad navideña de perfumería en televisión es obsesiva, insoportable. Se dirige mayoritariamente a las mujeres, como casi toda la publicidad durante el resto del año. ¿Por qué? Porque es sabido que no hay nada más rentable que el narcisismo humano y, en particular, el femenino, a través del culto al cuerpo, la belleza y su enorme potencial de seducción, es decir, de poder sexual. ¿Qué es el poder sexual? La capacidad de dominio de las mujeres sobre los hombres a través de la dependencia sexual de éstos, y también sobre otras mujeres a través de la insoportable envidia que generan. La publicidad lo sabe muy bien y lo explota hasta la náusea.

Pero el ideal publicitario de belleza es, en realidad, un largo y terrorífico catálogo de trastornos mentales. Vemos mujeres agresivas, mujeres ninfómanas, mujeres gélidas, mujeres-muñeca, mujeres engreídas,  mujeres infantiles,  mujeres hipercinéticas, mujeres zombies, mujeres anoréxicas..., junto a personajes masculinos similares. Todas tratan a los hombres como a peleles (es lo "moderno"; si se hiciera al revés, muchos anuncios se prohibirían). Ya sabemos que los publicitarios buscan provocar, crear shocks audiovisuales en el espectador, pero, ¿por qué todos esos anuncios se orientan en la misma dirección? A mi juicio, porque todos se dirigen al "narciso" consciente o inconsciente de las mujeres, que hoy consiste en Occidente  en una mezcla delirante, por incompatible, de los criterios tradicionales de "feminidad" (la Mujer Sexual) con los actuales criterios feministas (la Mujer Macho). ¿El resultado? Una pesadilla destructora de lo mejor de las mujeres, de los hombres... y de los hijos de ambos.

¡Qué rentable es la locura para muchos!

Pues, como ya sabemos, hombres y mujeres poseen idénticas necesidades psicoafectivas: de seguridad, de afecto, de aprobación, de respeto, de autorrealización... Ahora bien, en un mundo perfecto, la satisfacción de tales necesidades no enriquecería a nadie. Por eso es preciso destruir las carencias naturales  y sustituirlas por otras manufacturadas. El combustible de la Megamáquina son los corazones destrozados de sus habitantes.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Porque la soledad también es maltrato

    Me llegó por facebook una entrada de un blog, entrada que copiaré textual citando su fuente porque está excelente y profunda como está. El amargo sabor del... Leer el resto

    Por  Maternarte
    EN FEMENINO, MATERNIDAD
  • Indecencia porque sí

    Cuando el máximo representante y portavoz de los empresarios de este país considera que hay parados “porque sí” y pide acabar con ellos, me temo que no está... Leer el resto

    Por  Carmentxu
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Porque mirarte me hace daño

    Porque mirarte hace daño

    Por eso quiero borrarte de mi vida, olvidar el día que te encontré (¿o fuiste tú el que me encontraste?, qué más da ya),olvidar la aceleración de mis latidos... Leer el resto

    Por  Gloria
    POR CLASIFICAR
  • Porque eres mi amiga 2ª ed.

    Porque eres amiga

    El próximo 25 de agosto saldrá a la venta la segunda edición de Porque eres mi amiga, de la mano de la editorial ECU. Si aún no conoces la historia de Susana y... Leer el resto

    Por  Escritoras
    LITERATURA, TALENTOS
  • Los 8 tipos de Personalidad Trastornada

    tipos Personalidad Trastornada

    Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación que son relativamente fijos y socialmente desadaptados. Leer el resto

    Por  Carolus
    POR CLASIFICAR
  • Brasil & Belleza

    Brasil Belleza

    Brasil Belleza es una empresa especializada en la importación, distribución y comercialización de productos genuinamente brasileños.La empresa comercializa un... Leer el resto

    Por  Blog De Anamariearl
    BELLEZA, MODA, TENDENCIAS
  • Porque era una niña

    Porque niña

    "Una noche, en 1978, un alumno del programa de obstetricia más prestigioso de Delhi acudió a su primer parto. Inmediatamente después, vio saltar, desde la... Leer el resto

    Por  Alchavida
    CIENCIA