Revista Empresa

LA CARTA DE VAUBAN, HACE 300 AÑOS...igual que ahora

Publicado el 07 enero 2012 por Mariarosario
LA CARTA DE VAUBAN, HACE 300 AÑOS...igual que ahoraPreocupado Vauban por las rebajas que se hacían en las obras, le envía al Ministro Lavois una "carta" haciéndole ver la imperfección de obrar así. Eran otros tiempos, los de Luis XIV en Francia.Las palabras de Vauban escritas hace la friolera de 300 años, bien merecen un análisis, lúcida exposición de los males que aguardan a quien sólo mira el precio y no tiene en cuenta la experiencia, la pericia y la honestidad de quien busca el beneficio real del cliente y no un mezquino ahorro que conduce a la concadenación de males que encarecen el precio final. Mezquino ahorro que conduce a la mediocricidad. Preguntas que dan vueltas en mi cabeza y la de muchos ciudadanos son ¿por qué las obras públicas son de tan mala calidad? ¿Por qué, si existen tantos organismos de control y vigilancia, las obras quedan mal ejecutadas y hay, con mucha frecuencia, que rehacerlas o modificarlas sensiblemente?VOICI LA LETTRE...

Belle-Île-en-Mer - 17 de julio de 1683

Monseñor:

... hay algunos trabajos en los últimos años que no han terminado, y que no se terminarán, y todo eso, Monseñor, por la confusión que causan las frecuentes rebajas que se hacen en sus obras, lo que no sirve mas que para atraer como contratistas a los miserables, pillos e ignorantes, y ahuyentar a aquellos que son capaces de conducir una empresa. Yo digo más, y es que ellos retrasan y encarecen considerablemente las obras, porque esas rebajas y economías tan buscadas son imaginarias, y lo que un contratista que pierde hace, es lo mismo que un naufrago que se ahoga: agarrarse a todo; en el oficio de contratista es no pagar a los suministradores, dar salarios bajos, tomar peores obreros, engañar sobre todas las cosas y siempre pedir misericordia contra esto y aquello.

... Y de ahí bastante Monseñor, para hacerle ver la imperfección de esa conducta; abandónela, pues, y en el nombre de Dios, reestablezca la buena fe: encargar las obras a un contratista que cumpla con su deber será siempre la solución mas barata que podréis encontrar.

Transcripción de la carta de Sébastien Le Prestre, Marqués de Vauban (1633 - 1701) Ingeniero Militar Mariscal de Francia, dirigida a François Michel Le Tellier, marqués de Louvois (1641 - 1691) - Ministro de guerra de Luís XIV (1638 - 1715)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista