Revista Viajes

La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacio

Por Salpebu

La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacioAnna es una localidad y municipioespañol situado en la partesuroriental de la comarca del Canal de Navarrés, en la provincia de Valencia, Comunidad Valenciana. Limita con los municipios de Chella, Cotes, Sellent, Estubeny, Llanera de Ranes, Játiva y EngueraHistoriaEl origen de Anna es anterior a la etapa musulmana, aunque las primeras referencias documentales son de mediados del siglo XIII. El 22 de septiembre de 1244, Jaime I el Conquistador donó la villa de Anna a la Orden de Santiago en recompensa a la ayuda prestada en el cerco de Biar. En 1332 tuvo lugar la rebelión de la aljama sarracena de Anna, debido al embargo de ciertos bienes de éstos por parte del comendador Montalván. Alfonso el Benigno absolvió a los sarracenos con el fin de frenar el proceso de despoblación que estaba sufriendo el lugar. Años más tarde, la villa pasó a manos de Pedro de Vilanova y, posteriormente, a los Borja. El Rey de España, Felipe III creó en 1604 el Condado de Anna en la persona de Fernando Pujades y Borja., y que finalmente perteneció a los Condes de Cervellón.Tras la expulsión de los moriscos en 1609, Anna fueLa Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacio repoblada con cristianos de Enguera y de otros lugares. Actualmente es uno de los pueblos más prósperos de la Canal gracias al desarrollo industrial experimentado en los últimos años. El origen del topónimo de la Villa tiene sus raíces en el vocablo árabe Yanna, tal y como podemos encontrarlo en el Qur’án. De las distintas acepciones que posee nos centraremos en las que hacen referencia a la relación de la palabra con el territorio; de esta manera y sin abandonar las otras variantes, que por otra parte nos llevarían a conclusiones similares, nos encontramos una acepción que utiliza el término como huerto o jardín, de la voz latina ‘orti’ que los árabes adaptaron como ‘al-Yanna’, Alamedilla=‘la huerta’. Esta acepción explicaría la presencia de restos arqueológicos de la época romana en el entorno y el paraje en el que se fundó la ciudad, en la Alameda, junto a la primitiva fortificación o castillo.GeografíaOcupa la parte más baja y ancha de la comarca del Canal de Navarrés, enclave privilegiado en el que afloran gran cantidad de aguas del acuífero del Macizo de Caroche, que son recogidas por el río Sellent. Anna destaca por sus múltiples fuentes y abundancia de agua a la que debe el origen del propio topónimo de la localidad, Yanna.Se accede a este pueblo, desde Valencia, a través de la A-7 tomando luego la CV-590 para acceder finalmente por la CV-580EconomíaTradicionalmente, Anna ha sido un pueblo eminentemente agrícola, con grandes extensiones de olivos, de naranjos y de cultivos de regadío. El ganado lanar y bovino ha tenido, igualmente, cierta importancia.El sector turístico va abriéndose camino sobre todo por la reciente promoción del turismo rural y el atractivo que supone el lago de "La Albufera".Monumentos
  • Iglesia parroquial. Está dedicada a la Inmaculada Concepción y data de principios del siglo XVI. Destacan en ella varios retablos de madera, en especial el del Altar Mayor, donde seLa Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palaciohalla la titular, es de inspiración barroca y sustituye al original elaborado en 1702 por Miguel Aguilar. Del primitivo altar quedan unas pocas tablas que están integradas en el actual. En el Sagrario sobresale un lienzo de la escuela de Ribera.
  • Ermita del Cristo de la Providencia. Es una de las más bellas de la Comunidad Valenciana. De planta cruciforme y coronada con cúpula, fue construida a mediados del XVIII (tras el terremoto de 1748). Destacan dos piezas repujadas de cobre de gran patetismo y dos pinturas inspiradas en obras de Rafael y Rubens.
  • Palacio de los Condes de Cervellón. La primera referencia escrita que se tiene sobre este edificio, data del 2 de septiembre de 1244 en la carta de donación que hace el rey Jaime I de la Villa de Anna y su castillo a la Orden de Santiago. La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacioLa primera modificación conocida data de los inicios del siglo XVII, tras conceder el rey Felipe III el 3 de mayo de 1604 a la villa de Anna el título de condado para Fernando Pujades de Borja. El conjunto sufrió otras dos remodelaciones significativas antes de las intervenciones de finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI; la primera data de finales del siglo XVII, tras un incendio y la segunda en 1885. Desde 1748, ya hay referencias de un oratorio situado en la primera planta del edificio donde se encontraba la capilla de Santa Ana; la ubicación de este oratorio se modificó en tres ocasiones y, actualmente después de varios años de reforma, ha sufrido un cambio drástico de su forma original y actualmente es un palacio totalmente nuevo con estética árabe y acabados manuales totalmente detallados. También se expone un museo con herramientas y útiles fruto de donaciones voluntarias que va desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. En 1987 fue comprado por el Ayuntamiento a la familia Trénor, propietarios del palacio desde 1890. Está abierto al público los fines de semana.
Lugares de interés
  • La Albufereta. Aproximadamente a 1 km al suroeste de Anna y a una altitud de 195 m. sobre el nivel del mar, se encuentra el pequeño lago de origen natural llamado "La Albufereta de Anna". Era antes un pantano con barro y difícil de transitar por él hasta que a principios de siglo XX se limpió todo. Mide unos 180 m. de este a oeste y 300 m. de norte a sur, siendo su profundidad de unos 5 m., estando rodeado de sauces y chopos. De su fondo brotan grandes manantiales de agua sucia, abundando numerosos ullals (ojos, manantiales) que lo alimentan continuamente. El agua de la laguna procede de nacimientos de Anna (pozos artesianos), que afloran aquí por ser una pequeña depresión que corta el nivel freático de la zona.
  • Gorgo de la Escalera. En él, el río ha creado ungran cañón de profundas aguas cristalinas al que se accede a través de 136 escalones. Sus aguas se precipitan en un "gorgo", formando una gran cola de caballo que llaman "El Salto". Debido a suLa Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palaciosituación poco accesible a los rayos del sol, este tiene una de las aguas más frías de Anna. Antiguamente daba vida a una pequeña central hidroeléctrica.
  • Gorgo Catalán. Recoge las aguas que nacen en la Sierra de Enguera, paraje próximo a la Fuente Negra y que por medio de una cascada, vienen a dar en este hermoso gorgo. Está formado por un estanque muy profundo que suele utilizarse como lugar habitual de baño. Sobre su profundidad, se desconoce cuál La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacioes; se sabe que es muy hondo, se quiso vaciar una vez para comprobar su profundidad pero era muy hondo como para vaciarlo del todo, todavía hoy se desconoce su profundidad.
  • La Fuente Negra. De abundante agua que emana, en sus proximidades, a flor de tierra. Está lleno de frondosa vegetación que ha nacido a su amparo.
Fiestas locales
  • San Antonio Abad. Patrón de Anna. Se celebran durante la tercera semana de enero; con el reparto de panes benditos con un pequeño obsequio por parte de los festeros por la tarde y por la noche la tradicional hoguera en la Plaza de la Iglesia y la Cabalgata del "Abanderado" montado a caballo repartiendo dulces y juguetes (domingo).
  • Fiestas de las Eras. Se celebran dependiendo del calendario, siempre la semana anterior al primer lunes de agosto. Son las fiestas más destacadas después de las Patronales
  • Fiestas Patronales. En honor al Santísimo Cristo de la Providencia, son las fiestas mayores del pueblo. Dan comienzo el 13 de septiembre con la bajada de Cristo desde su ermita a la Iglesia Parroquial y concluyen a finales de mes. En este periodo festivo hay tres grupos de actividades: La parte institucional en con  la presentación de la reina de las fiestas. La semana de "moros y cristianos" que se celebra a principio de la tercera semana de septiembre. En esta semana destacan: Las embajadas en la plaza de la Alameda junto al Palacio, "la entrá falsa" celebrada viernes con disfraces en un tono irónico y "la entrá de moros y cristianos" celebrada sábado sobre las 22:30 de la noche. Por último destacar los actos religiosos, que se inician el 13 con la bajada del cristo y se prolongan desde el 14 al 20 con la celebración del septenario .Los actos centrales de la fiesta se celebran los días 20,21 y 22 de septiembre en los que se solemnizan diversos actos litúrgicos, culturales y populares.
Gastronomía
Entre los platos típicos de la cocina de Anna destacan: "cazuela de arroz al horno", "cazuela de arroz con judías y nabos", "arroz caldoso en nabos", longanizas de Pascua, chorizos de ajo, tortas de pimiento y tomate, tortas de tocino y embutido (usuales en las tardes de vaquillas en Fiestas Patronales), tortas de sal.
Entre los dulces destacan: "tortas sainosas" de Carnaval; "monas de Pascua"; "hogazas" con nueces, almendras, cacahuetes y pasas; turrón casero de almendras, cacahuete y miel, pasteles de boniato(De Wikipedia y otras fuentes)
La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacioDespués de las jornadas festivas con motivo de la Semana Santa y de la Pascua, había llegado el tiempo de retomar las excursiones andarinas a zonas de la Comunidad Valenciana que ofrecieran atractivo turístico y paisajístico. Así, fue fácil sumarse a la iniciativa de nuestros buenos amigos Ludmila y Paco, habituales del senderismo y de las excursiones, y nos desplazamos a la Canal de Navarrés, a unos 50 kilómetros de Valencia. Allí, a la entrada de la población de Anna (nuestro principal objetivo) nos desviamos hacia la Albufera, bonito y cuidado lugar en torno al lago, que orlan frondoso árboles al murmullo de los manantiales y el agua que discurre, y donde se han dispuesto unas cuantas meses de obra para pic-nic, además de los varios restaurantes en su interior. Hay que pagar una entrada de dos euros por persona (aunque si la visita es por corto tiempo a la salida se reintegra la mitad, y no se sabe si esto es iniciativa del controlador de acceso o hábito  consolidado). La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacioEl paraje merece la pena ser visitado por la fragancia que se respira, la belleza de las aguas con variopintos reflejos, los patos nadando y volando y la posibilidad de unas barquichuelas para dar una vuelta. De todas maneras, salvo que se pretenda permanecer para consumir comidas o que la gente infantil juegue, con un par de horas de visita hay suficiente. Desde la Albufera nos dirigimos a la población de Anna, y tras preguntas a varios vecinos (las indicaciones no eran demasiado exactas en las calles) llegamos al Gorgo del Catalán, en el que un manantial de abundantes aguas vierte en el lago que está habilitado para piscina y del que se dice que no se conoce su fondo. Desde allí, por una senda algo escarpada se puede llegar a la Fuente Negra, en la altura, que es un bonito rincón. Se nos había recomendado visitar el Gorgo de la Escalera, pese a advertírsenos de los más de ciento treinta escalones que hay que bajar/subir, y allí nos dirigimos (está cerca de la población) hallando unas bonitas cascadas de aguas limpias y trasparentes que terminan en una escarpadura apropiada para el llamado trecking. Bello paisaje, en el que lo menos era descalzarse y gozar en los pies de la frescura de las límpidas aguas. Pese al esfuerzo que supuso el descenso (más aún el ascenso) la visita compensó con creces el acaloramiento consecuencia del ejercicio y de la ya notable temperatura ambiental. Estaba llegando la hora de comer, y las féminas preguntaron a un matrimonio ya de cierta edad de un chaletito próximo sobre posibles establecimientos. Se nos recomendó “El Musical”, frente al palacio de Cervellón, un bar normal en el que se nos sirvió un menú de calidad razonable a precio asequible, que tomamos en la terracita callejera frente al bar. Cuando contemplábamos el palacio de Cervellón, majestuoso, una expedición de un centenar de personas acudió a sus puertas y comprobamos que
La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palacio una guía iba explicando pormenores, por lo que decidimos aguardar el momento para incorporarnos a otra visita.
No recibió una joven y voluntariosa guía (en prácticas como experta en turismo) que nos acompañó por todas las estancias del remodelado palacio, explicándonos pormenores de su historia y de su reconstrucción, aunque ésta no se corresponde con la originaria configuración, porque en la práctica el palacio llegó a estar casi totalmente derruido.Es muy interesante el patio con fuentes de clara inspiración árabe; la sala de celebraciones (vacía) pero con bellos mosaicos y tallas de hechuras arábigas, al parecer confeccionadas “in situ” por unas cuadrillas de artesanos del norte de África. Interesante también la capilla, con algún detalle de la época de los Borja y la torre de la guardia, que permite una vista preciosa desde la altura. En conjunto, este palacio de Cervellón merece ser
La Comunidad Valenciana Paso a Paso: Anna, reminiscencias moriscas y medievales, con su albufereta, sus gorgos y un interesante palaciovisitado porque ofrece bonitos detalles artesanales y algunos recuerdos de tiempos pasados.
Es de agradecer el interés y buen hacer de la guía, Ana (si no frecerdo mal), aunque se echa de menos una mayor promoción de la población y del palacio.En resumen, entre los “gorgos”, la albufereta y el palacio caminamos algo, respiramos air puro, gozamos de bellos paisajes y completamos una jornada festiva de solaz y esparcimiento. Una vez más el “Paso a Paso” se revelaba como una manera asequible de ocupar el festivo y expansionar el físico, adquiriendo un poco más de cultura. Seguiremos.SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista