Revista Cultura y Ocio

La condesa libertina de Joanna Shupe

Publicado el 10 junio 2016 por Marili @otroromancemass
La condesa libertina de Joanna Shupe
Sinopsis:La presentación en sociedad de lady Maggie Hawkins era algo que ella misma prefería olvidar... junto a su primer matrimonio. En la actualidad, esta caricaturista política es una mujer diferente. Una mujer totalmente moderna. Tanto es así que su público cree que es un hombre.REALIDAD: Maggie, que dibuja bajo un seudónimo masculino, es conocida como Lemarc. Su personaje favorito para ridiculizar es Simon Barrett, conde de Winchester, una estrella en ascenso en el Parlamento y antiguo confidente. Además de ser su objeto de deseo…FICCIÓN: Maggie es una medio irlandesa desvergonzada que sedujo al marido de su mejor amiga la víspera de su boda. Es una persona a quien hay que temer y repudiar.Destrozada por el desprecio de Simon, Maggie no puede permitir que la ciudad entera la humille. Por eso, las caricaturas de Lemarc han convertido a Simon en el hazmerreír de Londres... Sin embargo, ahora parece que Maggie podría estar equivocada con respecto a lo que sucedió años atrás…¿Es posible que el corazón sea más poderoso que el lápiz y la espada?

Opinión personal:
Después de la original primera entrega de la serie, «La condesa cortesana», nos llega la historia de Simon, personaje secundario con un papel muy importante en la relación de Julia y Nick.Bajo el título − suavizado − de «La condesa libertina» y una portada no muy acorde con la época que vamos a encontrar en el interior de sus páginas, sabremos del romance entre Simon y Maggie, otra protagonista que considero que está fuera de los estrictos cánones sociales de la época.La autora sigue con el esquema de su anterior obra, estamos ante otra novela de reencuentro, en la que la pareja ha tenido un pasado y después de diez años, vuelven a coincidir.
La historia arranca con un prólogo que nos pone en antecedentes de su situación. En mi opinión, Joanna Shupe tiene la cualidad de saber captar la atención del lector con unos pocos capítulos. Consigue que en seguida te enganches a la historia, principalmente, porque en un género que, como ya he dicho en más de una ocasión, casi todo está ya escrito, todo lo que resulta novedoso, al menos a mí, ya me llama considerablemente la atención.
A Maggie le duró muy poco el sueño de debutar en sociedad. Su gran belleza conquistó a un hombre indeseable que consiguió, con sus mentiras, que perdiera al mismo tiempo, reputación, credibilidad y el futuro con el que había soñado. Pero ese no fue su único golpe. Dejó sus sueños de lado y optó por la única salida que encontró. Tras años recluida, ha vuelto a la vida social, cual ave fénix ha resurgido de sus propias cenizas, como una mujer fuerte, independiente, y con el valor necesario para vivir la vida tal como ella quiere cuidado su más precioso tesoro: su libertad.
Es un personaje que me ha gustado mucho. No tan solo por lo original de su comportamiento dentro de esa sociedad tan estricta que era la londinense, sino porque creo que la autora ha conseguido compaginar en ella con bastante éxito fortaleza y debilidad. Lleva una vida de aparentelibertinaje, desde luego no hace honor al mote con el que se la conoce, pero en el fondo, adora la sencillez, siente una lealtad extrema por sus seres queridos por los que será capaz de sacrificarse. Es una mujer moderna, una artista que se ha rodeado de gente de otras culturas que le han hecho perder la inocencia de su juventud. Los años le han dado madurez y sabe jugar muy bien sus cartas e interpretar el papel que a ella le interesa.
Simon es complicado. Creo que es un hombre que representa bastante bien a los nobles de la época. Acostumbrado a disfrutar de una buena posición social, sigue sus costumbres pero no duda en romperlas en ciertas circunstancias. Sus ideas no son tan abiertas como él mismo cree y vive con grandes prejuicios, marcado por un pasado que, aunque él no lo sepa, no ha podido superar, y del que todavía le queda un gran rencor. La condesa libertina de Joanna ShupeEn algunas escenas muestra su lado machista, algo que, por otra parte, debería ser bastante normal y que permite a la autora mostrar una sociedad en la que los comportamientos de los dos sexos no se miden con el mismo rasero.
No puedo tener queja alguna si hay ciertos detalles que no terminan de gustarme, dado que es porque se encuadran más en el siglo XIX  que en el siglo XXI. Y en ese sentido me parece que consigue muy bien plasmar esa realidad social. Al mismo tiempo, Simon tiene una parte muy tierna y se muestra fiel tanto a sus amigos como a sus sentimientos y una vez que tiene claro lo que quiere no duda en hacer lo que sea necesario. Con Simon he tenido sentimientos encontrados, hay detalles como ese punto canallesco y libertino, divertido e irónico me ha gustado mucho, y otros que al final se terminan aclarando, hacen que no durante toda la novela haya sido santo de mi devoción.
El gran tema de la novela es el prejuicio social. Con qué facilidad una joven puede perder su reputación de manos de un desalmado y ver arruinado todo su futuro.
Es estilo de la autora es ágil y con buen ritmo, se encuentran ciertas frases que no concuerdan mucho con la época, a mí me gustan las autoras de estilo depurado, pero su estilo me recuerda al de otras autoras anglosajonas que están pisando fuerte en nuestro mercado y con las que disfruto particularmente. La novela está llena de giros ya que la relación entre ellos no dejará de tener altibajos. Y justo cuando parece que la historia se podría cerrar, se saca un as de la manga y les plantea otra problemática que ambos habrán de superar. La primera parte es la que más me ha gustado, no tan solo por lo original de la situación que plantea sino porque no puedo negar que me encantan las situaciones en las que los protagonistas miden sus fuerzas y se plantan cara mutuamente. Quizás me ha faltado un poco más de desarrollo de su romance. No es algo que sea la primera vez que comente, pues en este tipo de historias siempre me cuesta creer esa invariabilidad en los sentimientos de dos personas que llevan tantos años sin verse.

Joanna Shupe se nos muestra como una autora que disfruta plasmando algunas escenas subiditas de tono. Si os gustan las novelas algo picantes, seguro que disfrutaréis con esta, incluso afirmaría que algunas situaciones sorprenden en una novela histórica porque no es algo que se lea habitualmente y la autora apoya bastante su relación en el aspecto físico, jugando con la experiencia de Simon y el candor pero gran curiosidad de Maggi. Si no fuera por otros detalles, parecería que la relación se sustenta  en esa faceta.

En definitiva, a mí esta autora me está gustando y quiero seguir leyendo sus historias. Es cierto que tiene cosas que se podrían mejorar, pero está apostando fuerte por la originalidad y eso es algo que aplaudo mucho.  Sus tramas consiguen engancharme y hacerme pasar un rato muy agradable. Seguiremos sabiendo de Nick y Julia y, además, aparecen los protagonistas de la siguiente entrega, que ya se prevé que contará con una protagonista no menos original que sus predecesoras.Espero que no tarden mucho en publicar la historia de Quick.
Datos de interés: Ficha del libro - Ficha de la autora - Web de la autora

PepaGracias a Titania por el envío del ejemplar

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :