Revista En Femenino

La hija del Desierto: Gertrude Bell

Por Susana Peiró @MujeresHistoria

La hija del Desierto: Gertrude Bell

 

En 1921 Winston Churchill, recién asumido secretario de Colonias, convocó sus mejores especialistas en Medio Oriente a una conferencia en El Cairo para decidir el futuro de la Mesopotamia. El distinguido grupo estaba conformado por 39 hombres y una dama  que fue considerada “la mujer más poderosa del Imperio Británico después de la Primera Guerra Mundial”:Gertrude BellCon un humor inglés no exento de profecía el futuro Primer Ministro los denominó “los 40 ladrones”(1)


La hija del Desierto: Gertrude Bell

A Gertrude podemos verla en muchas de las viejas fotografías, posando con uno de sus inconfundibles sombreros con plumas y envuelta en sedas y encajes frente a la esfinge de Gizeh, al lado de su amigo Lawrence de Arabia y del mismo Churchill que luchaba por mantener su robusta humanidad sobre el camello. O en una improvisada mesa en medio del desierto, bebiendo té en un elegante servicio de porcelana y plata.


La hija del Desierto: Gertrude Bell

Pero detrás de ese refinamiento  –a prueba de geografías- estaba la primera Mujer que se doctoró en historia contemporánea en Oxford, una lingüista excepcional, la arqueóloga apasionada, una orientalista emérita, la cartógrafa,  alpinista consagrada, fotógrafa y según dicen, también exitosa espía. Había nacido en 1868 en el seno de la burguesía británica, disfrutó como pocas de sus contemporáneas la libertad de estudiar y viajar y desde muy pequeña trató en igualdad de condiciones a los personajes poderosos. Su corrección y seriedad la llevaron a tener amigos en todos los sectores sociales y en los más distintos escenarios geopolíticos, desde un jardinero iraquí, virrey de la India, un periodista del Times, un guerrero tribal, un jeque, un derviche, un funcionario turco o un aristócrata inglés.  


A los 53 años era la mayor especialista en la compleja política de la región Mesopotámica y muchos no dudaron en llamarle “Lawrence de Arabia femenina” o “el cerebro oculto de Lawrence”. Lo cierto es que de la mano de su amigo, conocería al rey Faisal(2) y luego de terminada la Primera Guerra Mundial, Gertrude recibiría la orden de establecer las fronteras del nuevo Irak. Se cuenta que estuvo encerrada por muchos días en su despacho lleno de mapas y documentos para realizar esta tarea…que dejó huellas en el desierto y en la historia.


“A veces me siento como el Creador a mediados de semana. Sin duda se preguntaría cómo deberían ser las cosas, igual que hago yo”. G.B.


Gertrude vivió rodeada de hombres. Fue una hermosa muchacha solitaria en el mundo musulmán, la famosa autora que escribió sobre los árabes con autoridad, la que recorrió más de 30.000 km en camello, a caballo, en coche y a pie los territorios entre Turquía, Siria, Líbano, Irak, Egipto e Israel y se internó en los lugares más peligrosos de Arabia.


Los árabes la llamaron cariñosamente “Hija del Desierto” y ella, en la Conferencia de El Cairo en 1921 planteó la necesidad de unificar las tres provincias otomanas: Basora, Mosul y Bagdad. Y consiguió constituir el moderno Estado de Irak. Pero las intrigas políticas y conflictos terminaron  por desgastar física y emocionalmente a la otrora infatigable trabajadora.


En 1926 esta bella pelirroja que nunca tuvo tiempo para el amor se suicidó. Tenía 58 años.


La hija del Desierto: Gertrude Bell

"Existen dos clases de hombres: aquellos que duermen y sueñan de noche y aquellos que sueñan despiertos y de día... esos son peligrosos, porque no cederán hasta ver sus sueños convertidos en realidad"

Thomas Edward Lawrence(…también las  Mujeres, Lawrence)
(1)   “Winston´s folly”  Christopher Catherwood(2004)(2)   Los británicos impusieron la figura de Faisal bin al-Hussein bin Ali al-Hashemi (Faisal I).Gran Bretaña aspiraba a crear un país oficialmente autónomo, pero políticamente alineado a sus intereses.Nota:    Entre 1899 y 1918, Gertrude Bell viajó por Oriente Próximo, Oriente Medio y la India. Realizó miles de fotografías en territorios bajo control otomano, donde se pueden ver antigüedades clásicas, paleocristianas, bizantinas, sasánidas, islámicas, etc. Incluso algunos de los monumentos que aparecen ya no existen en la actualidad. Este sitio contiene aproximadamente unas 6000 fotos: GERTRUDE BELL ARCHIVE – Newcastle University Library


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :