Revista Arte

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Por Heliopolisblog

La entrada de hoy está dedicada a los oficios en el Imperio Bizantino.

Con la llegada y gran difusión del cristianismo en el Imperio romano de Oriente, los bizantinos convirtieron todo aquello que perteneció al Imperio Romano a la nueva religión, y con ello conservaron, mejoraron y adaptaron a su época los oficios que fueron practicados por los antiguos romanos (ver: La historia de los oficios: Antigua Roma (V)).

Oficios relacionados con la administración

“La vasta administración bizantina disponía de muchos títulos y más variados que los meramente aristocráticos o militares. En Constantinopla se contaban cientos, si no miles, de burócratas en un momento dado. Aquí figuran los más comunes, incluidos aquellos que no eran nobles, pero que estaban al servicio directo del emperador.

  • Prefecto de pretorio – el Prefecto de pretorio era en origen un cargo romano que usaba el jefe del ejército en las mitades oriental y occidental del Imperio. Fue abolido en el siglo VII cuando dejó de ser útil (al no haber mitad occidental del Imperio). El título se convertiría en el de domestikos. Después de las reformas de Diocleciano, las funciones del prefecto abarcaban un amplio abanico, desde aspectos administrativos y fiscales hasta judiciales e incluso legislativos. Los gobernadores provinciales se nombraban a partir de su propuesta, y de él dependía también su relevo, sujeto a la aprobación imperial. El prefecto recibía informes regulares sobre la administración enviados por los gobernadores provinciales, contaba con su propia tesorería, y el pago de los suministros de comida del ejército se hacía a su cargo. También era juez supremo de apelación, pues en los casos que atendía procedentes de tribunales inferiores no había posibilidad de apelación al emperador. Podía emitir, por propia autoridad, edictos pretorianos, pero sólo con respecto a ciertas cuestiones precisas.
  • Protoasecretes – título antiguo del jefe de la cancillería, responsable del registro oficial. El asecretes era su subordinado. Otro cargos inferiores eran el chartoularios (a cargo de los documentos imperiales), el kastrinsios (chambelán de palacio), el mystikos (secretario privado) y el eidikos (funcionario del tesoro).
  • Logothetes– secretario de la extensa burocracia, que realizaba diversos trabajos según la posición que ocupase. Los logotetas eran algunos de los principales burócratas, entre ellos se contaban:
    • Megas logothetes (Gran logoteta) – jefe de los logotetas, responsable personal de sistema legal y de la tesorería, en cierto modo equivalente al canciller en Europa occidental..
    • Logothetes tou dromou (Logoteta postal*) – jefe de la diplomacia y del servicio postal.
    • Logothetes ton oikeiakon (Logoteta doméstico) – jefe de los asuntos internos, como la seguridad en Constantinopla y la economía local.
    • Logothetes tou genikou (Logoteta general) – responsable de los impuestos.
    • Logothetes tou stratiotikou (Logoteta militar) – civil a cargo de la distribución de los pagos en el ejército.

Los logotetas tenían en principio un cierto grado de influencia en la política imperial, pero con el tiempo se convirtieron en cargos honorarios. En la época final del Imperio, el Gran logoteta se convirtió en el mesazon (“manager” o, literalmente, “hombre-medio”).

Otros cargos administrativos eran:

  • Prefecto – funcionario de rango menor en Constantinopla encargado del gobierno local.
  • Quaestor (cuestor) – en origen se trataba de un funcionario con atribuciones jurídicas y fiscales, pero perdió poder tras la imposición de los logotetas.
  • Tribounos – equivalente al tribuno romano; responsable del mantenimiento de calles, monumentos y edificios de Constantinopla.
  • Magister (magister officiorum o magister militum, en griego “maistor”) – antiguo término romano, jefe de los oficios o jede del ejército; en tiempos de Heraclio se habían convertido en cargos honoríficos y terminarían por desaparecer.
  • Sacellarios – en época de Heraclio, supervisor honorario de otros funcionarios y logotetas de palacio.
  • Praetor (pretor) – en origen, administrador de Constantinopla, encargado de los impuestos; después de Alejo I, gobernador civil de un thema.
  • Kephale – “cabeza”, gobernador civil de una ciudad bizantina.
  • Dragomán – título turco para referirse a intérpretes y embajadores.
  • Horeiarios – funcionario a cargo de la distribución de comida procedente de los graneros estatales.

El protoasecretes, logotheta, prefecto, pretor, cuestor, magister y sacellarios, entre otros, eran miembros del Senado bizantino, hasta que, a partir de Heraclio, el Senado pasó a ser una institución cada vez menos presente en el Imperio.” Fuente: Wikipedia: Títulos y cargos del Imperio bizantino – Títulos de la administración.

Oficios relacionados con el comercio

“… la principal actividad económica era la agricultura que estaba organizada en latifundios, en manos de la nobleza y el clero. Cultivaban los cereales, frutos, las hortalizas y otros alimentos vegetales.

La principal industria era la textil, basada en talleres de seda estatales, que empleaban a grandes cantidades de operarios. El Imperio dependía por completo del comercio con Oriente para el abastecimiento de seda, hasta que a mediados del siglo VI unos monjes desconocidos —quizá nestorianos— lograron llevar capullos de gusanos de seda a Justiniano. El Imperio comenzó a producir su propia seda —principalmente en Siria—, y su fabricación fue un secreto celosamente guardado y desconocido en el resto de Europa hasta al menos el siglo XII.

Hay que destacar la gran importancia del comercio. Por su situación geográfica, el Imperio bizantino fue un intermediario necesario entre Oriente y el Mediterráneo, al menos hasta el siglo VII, cuando el Islam se apoderó de las provincias meridionales del Imperio. Era especialmente importante la posición de la capital, que controlaba el paso de Europa a Asia, y al dominar el Estrecho del Bósforo, los intercambios entre el Mediterráneo (desde donde se accedía a Europa occidental) y el Mar Negro (que enlazaba con el Norte de Europa y Rusia).

Existían 3 rutas principales que enlazaban el Mediterráneo con el Extremo Oriente:

  1. El camino más corto atravesaba Persia, y luego Asia Central (Samarcanda, Bujará). Se conoce como Ruta de la Seda.
  2. Una segunda ruta, mucho más difícil, evitaba Persia, e iba del Mar Negro, a través de los puertos de Crimea, al Caspio, y de ahí a Asia Central. Esta ruta fue abierta en época de Justino II.
  3. Por mar, desde la costa de Egipto, a través del Mar Rojo y del Océano Índico, aprovechando los monzones, hasta Sri Lanka. Esta ruta marítima posibilitaba no sólo el comercio con la India, sino también con el reino de Aksum, en la actual Eritrea. Una pormenorizada relación de las vicisitudes de esta ruta se encuentra en la obra del viajero Cosmas Indicopleustes. El comercio bizantino por esta ruta desapareció cuando en el siglo VII se perdieron las provincias meridionales del Imperio.

El comercio bizantino entró en decadencia durante los siglos XI y XII, a causa de las ruinosas concesiones que se hicieron a Venecia, y, en menor medida, a Génova y a Pisa.

Un importante elemento en la economía del Imperio fue su moneda, el sólido bizantino y el besante, de extendido prestigio en el comercio mundial de la época.” Fuente: Wikipedia: Imperio Bizantino – Economía.

Mercaderes

Los mercaderes eran quienes comerciaban mediante las rutas comerciales con Oriente, e importaban productos a los mercados locales del Imperio Bizantino.

Vendedores

Los vendedores generalmente vendían productos locales en los mercados o de forma ambulante.

Oficios relacionados en el ámbito militar

“El ejército bizantino, es decir, el ejército del Imperio bizantino o Imperio romano de Oriente, comenzó como una versión renovada del ejército romano, manteniendo unos niveles similares de disciplina, valor y organización, y fue evolucionando hacia un ejército medieval basado en la caballería. Durante gran parte de la historia del Imperio fue la fuerza militar más poderosa y efectiva de Europa.[...]

[...] Composición:

Catafractos

Se denomina así a la caballería pesada en la que tanto el jinete como el caballo portaban armadura. Su poder de choque era más que significativo y su invulnerabilidad casi total, como la de los caballeros medievales. Eran una tradición en Oriente, donde habían servido en ejércitos persas, armenios, sasánidas… antes de ser adoptados por los Romanos. La evolución de esta caballería, precursora del modelo militar occidental fue decisiva durante siglos, hasta su desaparición tras ser derrotada en la Batalla de Manzikert.

Armada

El Imperio bizantino fue famoso por su superioridad naval. Su flota, tras la caída del Imperio romano controló el Mar Mediterráneo, especialmente durante la edad de Oro de Justiniano I. También formaba parte de su armada la flota fluvial que patrullaba el Danubio. El repliegue posterior, supuso su lento declive como primera potencia del mismo, aunque en el mar fue una potencia a tener en cuenta durante bastante tiempo. La expansión islámica la expulsó de la zona oriental (Egipto, Siria) y llegó a ser problema con las conquistas temporales de Sicilia y Creta.

Con el renacimiento del Siglo XI, la flota volvió a recuperar su papel predominante en el Mediterráneo Oriental, aunque no alcanzó su anterior poder. En los últimos estertores del imperio, ya reducido a un puñado de ciudades portuarias, los restos de su poder naval fueron clave para mantener dichas posiciones hasta el último sitio de Constantinopla.

EL navío modelo de la flota bizantina era el dromon, evolución de los trirremes clásicos. Es un barco de remo, similar a la galera, de un solo mástil. El velamen era latino (de vela triangular) como herencia de las técnicas de navegación precedentes.

Hay que mencionar el fuego griego, una arma secreta incendiaria, que durante siglos fue una ventaja para Bizancio. Se transmitía su composición en tal secreto, que hasta nuestros tiempos no se ha desvelado, se sabe que era una mezcla de nafta, pez, cal, azufre, salitre y petróleo.

Los Tagmata

Los Tagmata (τάγματα, “batallones”) eran las fuerzas de élite del Imperio, y estaban acantonadas en la capital y en sus alrededores, si bien en los últimos tiempos fueron enviados algunos destacamentos a las provincias. Aunque muchos de los cuerpos de ejército que los formaban se remontan a la época protobizantina, sufrieron una importante reestructuración en tiempos de Constantino V.

Se confiaba a los Tagmata la seguridad del emperador y del palacio imperial, pero formaban también el núcleo de las expediciones de campaña. Eran las tropas más preparadas y mejor pagadas del ejército bizantino.

En el siglo X existían cinco regimientos de Tagmata: Scholae, Excubitores, Hetairia, Vigla (también llamado Arithmos) y Numeri. Scholas, Excubitores y Numeri estaban al mando de Domésticos; los oficiales de los regimientos Vigla y Hetairia eran dirigidos, respectivamente, por un Drongario y por un Gran Heteriarca. Los destacamentos provinciales de los Tagmata estaban al mando de los turmarcas, lugartenientes de los Domésticos y Drongarios. Los Tagmata más importantes eran los siguientes:

  • Los Scholae (gr. Σχολαί, “las Escuelas”), herederos de la guardia imperial fundada por Constantino. Estaban dirigido por un Doméstico.
  • Los Excubiti o Excubitores (gr. Εξκούβιτοι, “los Vigilantes”), cuerpo establecido por León I. Mandados por un Doméstico.
  • Los Arithmos (gr. Αριθμός, “los Números”) o Vigla (gr. Βίγλα, la Vigilancia), fundados posiblemente en el siglo VI. Su comandante era un Drongario.
  • Los Hikanatoi (gr. Ικανάτοι, “los Capaces”), regimiento fundado por Nicéforo I.

Todos ellos eran unidades de caballería formadas por entre 1.000 y 6.000 hombres (4.000 parece haber sido la cifra predominante).” Fuente: Wikipedia: Ejército bizantino.

Constructores de catapultas

La catapulta fue inventada por los bizantinos, la cual fue un importante avance de ingenieria militar de la época, y la cual fue una ventaja ante los ejércitos adversarios. Estas catapultas fueron hechas generalmente de madera y necesitaron de la mano de obra de constructores.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Catapulta bizantina. Detalle miniatura de un manuscrito en la que vemos una escena del asedio a Citadelle, s.XI d.C. (Imágen: Wikimedia Commons/Dominio público en algunos países).

Oficios relacionados con la metalúrgia

Herreros y forjadores

Eran quienes se encargaban de elaborar y producir objetos de metal o también para uso ornamental para la arquitectura (principalmente de hierro y acero especialmente el acero de Damasco, entre otros) como también armas y armaduras para uso militar.

“[...] Las espadas originales de acero de Damasco se elaboraron en las vecindades de Damasco, Siria, en el periodo que va desde el año 900 hasta 1750. El acero de Damasco era una especie de aleación que tenía al mismo tiempo las cualidades de dureza y flexibilidad, una combinación que lo convertían en un material especial para la construcción de buenas espadas. Se cuenta que las primeras espadas adamasquinadas se encontraron por los europeos durante las Cruzadas, en este momento se ganaron su reputación de poder cortar un pedazo de seda en el aire, y de poder cortar una roca sin llegar a perder su filo.

Los herreros de la India y Sri Lanka quizás en el 100 a. C. desarrollaron una técnica conocida como acero wootz que elaboraba un acero con muy poco contenido de carbono, en una pureza desconocida en la época. Se añadía vidrio durante el fundido del hierro y se calentaba con carbón vegetal. El cristal actuaba como un agente que hacía fluir las impurezas de la mezcla permitiendo que afloren a la superficie durante el enfriamiento. Miles de acerías se encontraron en el área de Samanalawewa en Sri Lanka que elaboraban acero al carbón hasta comienzos del año 300.1 Estos hornos de las acerías se ubicaban de tal forma que los vientos procedentes del oeste: los Monzones provocaban la succión necesaria para poder soplar y calentar el horno. Los sitios de elaboración del acero de Sri Lanka se han datado mediante Carbono 14 en el año 300. La técnica creada aquí se fue propagando lentamente a lo largo del mundo hasta llegar a Turkmenistán y a Uzbekistán a lo largo del 900, y al Oriente Medio sobre el 1000.

Este proceso de elaboración del acero se refinó en el Oriente Medio, elaborando sus propios aceros, o trabajando los aceros wootz adquiridos en la India. El proceso exacto es desconocido hoy en día, pero se sabe que en la manufactura los carburos llegaban a precipitar en forma de micro partículas ordenadas en capas o bandas en el cuerpo de la hoja. Los carburos son más duros permiten dar esta característica mixta de dureza y flexibilidad, ideal para las espadas.[...]“ Fuente: Wikipedia: Acero de Damasco.

Orfebres y joyeros

Según fuentes, tanto los joyeros y orfebres bizantinos eran quienes llevaban el comercio del metal como también quienes elaboraban objetos y joyas (especialmente para uso religioso y para la corte) con metales nobles generalmente adornados con incrustaciones de piedras preciosas y vidrio, como también crearon nuevas técnicas de elaboración, (ver: La joyería a través de la historia: Imperio Bizantino (VII)).

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Cáliz de oro bizantino de alrededor del año 700 d.C. Metropolitan Museum of Art, NY. (Imágen de: Marie-Lan Nguyen/Wikimedia Commons/Creative Commons Attribution 2.5 Generic license.).

Oficios relacionados en el ámbito religioso

Como ya he comentado al inicio y también en otras entradas relacionadas con el Imperio Bizantino, en esta época se impone el cristianismo ante todo aquello que perteneció al Imperio Romano, dejando atrás una religión politeísta, por una nueva religión monoteísta. Esto contribuyó a nuevos tipos de oficios religiosos realizados por hombres dando orígen al clero formado generalmente por sacerdotes, monjes, etc… Fuente: Wikipedia: Categoría: Religión del Imperio bizantino.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Cristo Pantocrátor: (Parte del Mosaico de la Deésis) El más famoso de los mosaicos bizantinos (siglo XII) de la Iglesia de la Sagrada Sabiduría (Hagia Sofia) conservado en Estambul (antigua Constantinopla). (Imágen: Wikimedia Commons/Public Domain).

Oficios relacionados con la sanidad

Médicos

Según fuentes parece ser que la medicina en esta época estaba bajo el poder de la Iglesia y ello contribuyó a que no hubiese investigación científica, como también la figura del médico no tuviese el mismo prestigio que tenía en la Antigua Roma. (Fuentes y más información: IV. La medicina en la Edad Media (Siglos IV a XV), Cardenas historia medicina.net – Medicina bizantina).

Por otro lado, en esta época aparecen los primeros hospitales de la historia y los tratamientos generalmente los llevaban a cabo miembros de la Iglesia.

Oficios relacionados con la educación

En la época bizantina el sistema educativo era muy distinto a la Antigua Roma, ya que aparece la Universidad de Constantinopla (Magnaura), la primera escuela a nivel universitario y estaba reservada para una enseñanza superior:

“Universidad de Constantinopla, fundada en la ciudad de Constantinopla (actual Estambul), por Constancio II fue la primera universidad del mundo,1 en el 340, aunque en el sentido moderno de Universidad, el título de la primera universidad se le de, a la Universidad de Bolonia. La “Universidad de Constantinopla” con el nombre de Pandidakterion (Πανδιδακτήριον), aunque luego fuera reformada por el emperador Teodosio II en 425. En ella se enseñaba Gramática, Retórica, Derecho, Filosofía, Matemática, Astronomía y Medicina. La universidad constaba de grandes salones de conferencias, donde enseñaban sus 31 profesores.” Fuente: Wikipedia: Universidad de Constantinopla. Ver: Google Books: El imperio bizantino 565-1025 – La reorganización de la instrucción universitaria. Escrito por Evangelos Chrysos.

Esto contribuye a una separación a la enseñanza superior a la de los oficios, en la cual destaca la aparición del aprendiz que es enseñado por un maestro:

Maestro

Era quien practicaba y tenía los conocimientos de un oficio y los enseñaba al aprendiz.

Oficial

El oficial era quien ya estaba formado y ejercía el oficio aprendido.

Aprendiz

El aprendiz generalmente era una persona joven, que mediante las enseñanzas del maestro adquiría los conocimientos y prácticas de un oficio.

Oficios relacionados con la cultura

Copistas

La literatura bizantina fue muy destacada en esta época, de la cual surgieron nuevos tipos de géneros literarios, y que para ello necesitaron a copistas para publicar y copiar sus obras, (ver: La evolución de las técnicas y materiales de escritura (V): Imperio Bizantino). Pero los copistas no limitaron sus tareas solamente en la literatura, si no también en el ámbito religioso y administrativo.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Miniaturia con el retrato de Nicetas Choniates (http://es.wikipedia.org/wiki/Nicetas_Choniates) en un manuscrito medieval escribiendo. (Imágen: Wikimedia Commons/Dominio público en algunos países)

Oficios relacionados con el arte y artesanía

Miniaturistas

Durante el Imperio Bizantino aparecieron los primeros manuscritos (ver: La evolución de las técnicas y materiales de escritura (V): Imperio Bizantino, Historia de las manualidades – Imperio Bizantino (VI)), y ello constribuyó a la aparición de los primeros miniaturistas que se encargaban principalmente de ilustrar los textos de dichos manuscritos.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Miniatura del rollo Josué, es un manuscrito iluminado, probablemente del siglo X d.C., creado en el imperio bizantino, según muchos estudiosos de los artistas de los talleres imperiales de Constantinopla. Biblioteca Vaticana. (Imágen: Wikimedia Commons/Dominio público en algunos países).

Pintores

Los pintores al igual que en las demás artes sus obras fueron con fines religiosos, los cuales pintaron principalmente iconos relacionados con personajes bíblicos, miembros de la iglesia y miembros de la familia imperial, y con ello crearon un nuevo estilo pictórico, (ver: Historia de las manualidades – Imperio Bizantino (VI)).

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Icono de la Virgen de Vladímir (http://es.wikipedia.org/wiki/Icono_Vladimir). (Imágen: Wikimedia Commons/Dominio público en algunos países).

Mosaiquistas

Los mosaicos fueron un elemento decorativo muy usado en la época bizantina, y que fueron hechos por los mosaiquistas siguiendo la técnica heredada del Imperio Romano (ver: La historia de los oficios: Antigua Roma (V), Historia de las manualidades – Imperio Bizantino (VI)).

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Detalle teselas mosaico bizantino. (Imágen de: Kostisl/Wikimedia Commons/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.).

“Los mosaicos eran figuras formadas por pequeños trozos de piedra o vidrio coloreado (llamadas también teselas). Seguían estrictas normas para ilustrar pasajes de la vida de los emperadores y escenas religiosas. Estas últimas cubrían las murallas y cielos rasos de las iglesias.

De esa habilidad alcanzada con respecto a los mosaicos resurge el interés de los vidrieros de Bizancio por la imitación de las piedras preciosas, con lo que llegaron a alcanzar una habilidad tan grande que resultaba bastante difícil poder distinguirlas de las auténticas.” Fuente: Wikipedia: Imperio Bizantino – Mosaicos.

Vidrieros

Otro de los oficios heredados del Imperio Romano, fueron los vidrieros, los cuales se encargaban de producir jarras, esmaltes (los cuales posteriormente eran usados para colorear y adornar objetos y joyas de metal), etc...

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

"Presentación de Cristo", placa bizantina de oro y esmalte cloisonné, s.XII, Museo de Artes y Oficios de Berlín, Inv 27.19. (Imágen: Wikimedia Commons/Public Domain).

Escultores

Gran parte de la tarea de los escultores era modelar en piedra u otros materiales esculturas y relieves en edificios, especialmente en las iglesias. En general, la mayoría de las representaciones eran relacionadas con personajes bíblicos, miembros de la iglesia o de la família imperial.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Detalle relieve de esteatita de Juan Crisóstomo (http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Cris%C3%B3stomo) del s.XI. Musée du Louvre, Paris. (Imágen: Wikimedia Commons/Public Domain).

“Con el estilo bizantino en arquitectura se formó a su vez el de escultura quedando definido a partir del siglo VI. Anteriormente a dicho siglo dominaba el estilo romano decadente, aun en la misma Constantinopla según lo evidencian las dos estatuas del Buen Pastor y los relieves del gran zócalo en que se apoya el obelisco egipcio colocado por Teodosio el Grande en una plaza de la capital a finales del siglo IV, llamado por él, obelisco de Teodosio. No obstante, en otros monumentos de la época se iniciaba ya el gusto bizantino, como lo demuestra el clípeo votivo de plata o Disco de Teodosio de Madrid que ostenta en bajorrelieve las figuras sedentes del emperador con sus dos hijos y otros cortesanos en pie y que data el año 393 de la era cristiana.

El estilo bizantino en escultura debe considerarse como una derivación y degeneración del romano, bajo la influencia asiática. Le caracterizan, en general, cierto amaneramiento, uniformidad y rigidez o falta de naturalidad en las figuras junto con la gravedad la cual suele consistir en esmaltes, en imitaciones de piedras y sartas de perlas, en trazos geométricos y en follaje estilizado o desprovisto de naturalidad. Cultivó el arte bizantino muy poco la estatuaria pero abundó en mosaicos y en relieves sobre marfil, plata y bronce y no abandonó del todo el uso de camafeos y entalles en piedras finas. En los relieves, como en las pinturas y mosaicos se presentan las figuras mirando de frente.

No todas las obras de escultura bizantina merecen igual nota desfavorable pues aun en medio de sus defectos reúnen muchas de ellas notables cualidades y relativas perfecciones sobre todo, en las épocas de mayor florecimiento.” Fuente: Wikipedia: Escultura bizantina.

Alfareros

Los alfareros siguen siendo quienes producían objetos, vasijas y recipientes de cerámica.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Copa de cerámica, bizantina de la Iglesia de San Jorge de Salonica, de finales del s.XII principios del s.XIII. (Imágen de: Jastrow/Wikimedia Commons/Public Domain).

Oficios relacionados con el téxtil

Según fuentes, parece ser que los oficios relacionados con el textil, generalmente eran hechos por las mujeres. El téxtil bizantino tuvo ciertas herencias del Imperio Romano e influencias del Imperio sasánida mediante las rutas comerciales con Oriente (Ruta de la Seda), de las cuales además de influir en el diseño de las telas e indumentaria importaron nuevos tipos de tejidos como por ejemplo fue la seda. (Ver: La indumentaria a través de la historia (VII) – Imperio Bizantino, Wikimedia Commons: Category: Byzantine dress, Byzantine Museum – Textile).

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Mapa Ruta de la Seda. Este mapa indica las rutas comerciales utilizados en todo el siglo 1a.C. se centró en la Ruta de la Seda. Las rutas siguen siendo en gran medida válida para el período 500 aC a 500 dC. (Imágen de: Stevertigo/Wikimedia Commons/Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0).

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Tapiz bizantino de seda, del año 970 d.C. conocido como "Bamberger Gunthertuch", donde hay representado a un emperador bizantino, a su regreso triunfante de una campaña. Él es coronado, lleva el lábaro y monta un caballo blanco. Originalmente identificado como Basilio II (por A. Grabar), actualmente se acepta que representa Juan I Tzimiskes a su regreso de la campaña en contra de la Rus 'en Bulgaria. La seda está ahora en exhibición en el tesoro de la catedral de Bamberg. (Imágen: Wikimedia Commons/dominio público en algunos países).

Sederos

A raíz de la importación de la seda, esto contribuyó a la aparición de un nuevo oficio, el de los sederos quienes se encargaban del prodeso de obtención de la seda y la elaboración de hilo de seda.

Hiladoras

Además de la seda, en esta época los hiladores siguen haciendo hilo procedente de la lana de las ovejas.

Tejedoras

Eran quienes producían y elaboraban telas.

Bordadoras

Eran quienes se dedicaban a bordar elaborados bordados a las telas y prendas de ropa.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Pedazo de tela bordada con hilos de lino, adornadoa con hilos de lana. Técnicas: tejido plano, bordado a mano. Patrones: Una policromía redondeada con los patrones de las plantas y un águila desplegando sus alas, s.IV - s.V d.C. Museo Copto del Cairo, Egipto. (Imágen de: EgyArt/Wikimedia Commons/Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0).

“[...] El bordado era un arte muy importante en el Islam medieval del mundo, uno de los relatos más interesantes de los bordados fueron dadas por el siglo 17 viajero turco Çelebi Evliya lo llamó el “arte de las dos manos”. Debido a que el bordado era una señal de alto estatus social en las sociedades musulmanas se convirtió en un popular arte. En ciudades como Damasco, El Cairo y Estambul, el bordado era visible en los pañuelos, uniformes, banderas, caligrafía, zapatos, vestidos, túnicas, los adornos de caballos, zapatillas, envolturas, bolsas, cubiertas e incluso en las correas de cuero. Muchos artesanos bordado en oro y plata. Y cada una de estas industrias bordado casa empleaba a más de 800 personas.

Ropa elaborada bordados, objetos religiosos, y artículos para el hogar han sido un símbolo de riqueza y estatus en muchas culturas, incluyendo la antigua Persia, India, China, Japón, Bizancio y la Europa medieval y barroca.” Texto traducido: Wikipedia: Embroidery – History.

Costureras

Eran quienes confeccionan las elaboradas vestiduras.

Oficios relacionados con la agricultura, ganadería y pesca

Por un lado los bizantinos siguien realizando los mismos oficios que en el Imperio romano (ver: La historia de los oficios: Antigua Roma (V), La gastronomía a través de la historia – Imperio Bizantino (VIII)), pero aportaron novedades importadas del mundo islámico, especialmente en la agricultura, donde mejoran por ejemplo los sistemas de riego con el uso de la noria.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Noria gigante de Hamma en Siria. (Imágen de: Heretiq/Wikimedia Commons/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license).

Viticultores

Eran quienes se encargaban de la vendimia y la elaboración del vino.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Tabla de una caja con el mes de Septiembre, Imperio Bizantino, s.X - s.XI de marfil. Museum für Kunst Byzantinische (inv. n. ° 573;. Radowitz de la colección), Bode-Museum, de Berlín, con una escena de la vendimia. (Imágen: Wikimedia Commons/Public Domain).

Panaderos

Eran quienes elaboraban el pan ya fuese eucarístico o bien para consumo diario.

Elaboradores de aceite de oliva

Eran quienes realizaban el proceso de elaboración del aceite de oliva.

Oficios relacionados con la obtención de materias primas

Canteros

Los canteros siguen siendo quienes extraían de la canteras piedras, en que destacan las de mármol de Proconeso, generalmente usadas para la contrucción.

Mineros

Al igual que en épocas pasadas, los mineros en esta época siguen siendo quienes extraían minerales procedentes de las minas.

Oficios relacionados con la construcción

La arquitectura y los oficios que la componen, fueron lo que más destacó durante el Imperio Bizantino, ya que se construyeron nuevos tipos de edificios, la mayoría de los cuales templos que fueron construídos con nuevos tipos de retos arquitectónicos, como por ejemplo el uso de las pechinas, y entre las construcciones destacaron el Acueducto de Valente, la basílica y posteriormente mezquita de Santa Sofía de Estambul, el Hipódromo de Constantinopla, la muralla de Teodosio, entre muchos otros…

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Mosaico bizantino en la catedral de Monreale (Sicilia, Italia), donde vemos una escena de la construcción de la Torre de Babel, y además vemos diversos oficios relacionados con la construcción. (Imágen: Wikimedia Commons/Public Domain).

Arquitectos

Al igual que en épocas pasadas, eran quienes se encargaban del diseño de la construcción de los edificios.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Descripción gráfica de la sección de Santa Sofía de Estambul, hecha posteriormente en el año 1908. (Imágen: Wikimedia Commons/Dominio público en algunos países).

“[...]Algunas de las características distintivas de la arquitectura bizantina son, además de la forma ya indicada de las cúpulas, el uso del ladrillo como material constructivo en sustitución de la piedra, el uso masivo de los mosaicos como elemento decorativo en sustitución de las esculturas, la mayor elevación de los edificios como resultado del realce de las cúpulas, y el hallazgo de un sistema que permite conjugar el uso constructivo para las dichas cúpulas de un soporte de planta cuadrada pero que permite el remate mediante un tambor en una cúpula redonda, en muchas ocasiones con prolongación de un alero ondulado.[...]“ Fuente: Wikipedia: Arquitectura bizantina.

La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

Santa Sofia de Estambul. (Imágen de: Stanisloav Kozlovskiy/Wikimedia Commons/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.).

Mamposteros

Los mamposteros, eran quienes se encargaban de erigir construcciones de todo tipo empleando piedra, como también inventaron una nueva técnica para la construcción: mortero de caliza.

Albañiles

Los albañiles se diferenciaban de los mamposeros, ya que ellos eran especialistas en erigir construcciones hechas con ladrillos.

Carpinteros

Eran quienes elaboraban con madera mobiliario o elementos decorativos o funcionales en la arquitectura bizantina.

Fuentes y enlaces relacionados:

  • Wikipedia: Bizancio
  • Wikipedia: Imperio Otomano
  • Wikipedia: Títulos y cargos del Imperio bizantino
  • Wikipedia: Sólido bizantino
  • Wikipedia: Ruta comercial de los varegos a los griegos
  • Wikipedia: Arquitectura bizantina
  • Byzantium 1200
  • Google Books: Breve Historia del Imperio Bizantino. Escrito por David Barreras, Cristina Durán Gómez.
  • Google Books: El imperio bizantino 565-1025. Escrito por Evangelos Chrysos.
  • Google Books: Bizancio: perfiles de un imperio. Escrito por Antonio Bravo García.
  • Google Books: El Cercano Oriente Medieval. Escrito por Alain Ducellier.
  • What the ancients did for us – The islamic World
  • Youtube: La construcción de un imperio – Los bizantinos 1/5
  • Youtube: La construcción de un imperio – Los bizantinos 2/5
  • Youtube: La construcción de un imperio – Los bizantinos 3/5
  • Youtube: La construcción de un imperio – Los bizantinos 4/5
  • Youtube: La construcción de un imperio – Los bizantinos 5/5
  • Youtube: Constantino (1/4)
  • Youtube: Constantino (2/4)
  • Youtube: Constantino (3/4)
  • Youtube: Constantino (4/4)
  • Youtube: Justiniano (1/4)
  • Youtube: Justiniano (2/4)
  • Youtube: Justiniano (3/4)
  • Youtube: Justiniano (4/4)
  • Youtube: La caída de Constantinopla (1/4)
  • Youtube: La caída de Constantinopla (2/4)
  • Youtube: La caída de Constantinopla (3/4)
  • Youtube: La caída de Constantinopla (4/4)
  • Youtube: La caída del imperio romano de Occidente (1/4)
  • Youtube: La caída del imperio romano de Occidente (2/4)
  • Youtube: La caída del imperio romano de Occidente (3/4)
  • Youtube: La caída del imperio romano de Occidente (4/4)

… la próxima entrada estará dedicada a los oficios en el Antiguo Lejano Oriente.


La historia de los oficios: Imperio Bizantino (VI)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario