Revista Coaching

La importancia de añadir ‘ing’ a las palabras

Por Joseldelcampo

La importancia de añadir ‘ing’ a las palabrasHoy en mi tarea de coach gurrillero voy a realizar una reflexión que me preocupa seriamente y es el hecho de añadir ‘ing’ a las palabras con el ánimo de ‘impresionar’ más al personal.

Desde que se extendió la idea de la globalización, no se que ha ocurrido, pero aquello que de pequeños estudiabamos en la escuela de los ‘anglicismos’ se ha propagado a la velocidad del rayo.

Y es que parece que si no dices algo poco ‘entendible’ no vas a la última.

¿Dónde se quedó lo de ‘Consultoría Gutiérrez? Ahora es ‘Gutierrez Consulting’. ¡¡Es que suena muchísmo mejor y todo!!

Outsourcing, coaching, mentoring,…., son ejemplos si miramos el management de RRHH. Pero la cosa no queda sólo ahí. ¿Dónde quedó lo del ‘acoso del jefe’ si ahora es mobbing?

Aquello de cobrar facturas ¿para qué?, suena hasta vulgar y de clase media; es mejor el factoring y el confirming.

¡¡Pero que caray, si al tumbarse en el sofa se le llama ‘tumbing’!!

Sencillamente estamos cayendo en la tentación de magnificar algo por como se denomina más que por lo su significado real.

Una vez me dijo un amigo: ’si montas una empresa, incluye la palabra ‘Asociados’  o el término ‘Ibérica’, ya que aunque seas tu sólo, impresiona’.

Pues en este caso pasa algo semejante.

Cuando entrabas en una organización te decían: ‘te vas a ir con este veterano que te enseña los truquillos de la empresa’. Ahora este compañero ejerce el méntoring sobre las nuevas incorporaciones.

¿Será por eso que muchas de estas nuevas ideas el management en los RRHH no acaban de calar en la gente? ¿Por qué se llama coaching en vez de denominarlo entrenador personal? ¿Por qué se le llama mentoring cuando de toda la vida se ha dicho aprender del veterano?

¿No nos estaremos aborregando por emplear una terminología que realmente nunca hemos empleado hasta ahora y por eso rodea al management un ‘halo de oscurantismo’?

También puede ser que a la gente de RRHH le guste realizar una diferenciación en su cometido, una especie de ‘Snobismo’ que los separe del resto de los miembros de las organizaciones.

La verdad es que todo puede ser, pero no me negaréis que ‘vende más’ el ejercer el mentoring que el hecho de ‘enseñar los truquillos de la empresa’.

Y esto es sólo una pregunta que me hago y que dejo abierta la respuesta al que se anime: ¿Estarán intentando los maganers de RRHH y en general sus departamentos ganar relevancia empleando estos términos, cuando llevan poniéndose en práctica desde tiempos inmemoriables en las organizaciones?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :