Revista Libros

LA MAESTRÍA DEL AMOR "Dr. Miguel Ruiz"

Publicado el 23 noviembre 2014 por Anazamora30

Pincha aquí para descargar el libro LA MAESTRIA DEL AMOR
"La felicidad sólo puede provenir de tu interior y es el resultado de tu amor. Cuando te das cuenta de que ninguna otra persona puede hacerte feliz y que la felicidad es el resultado de tu propio amor, habrás iniciado el camino de autonomía más importante de tu vida. "  

Este eslogan lo leí cuando me llegó este libro hoy. ¡Qué gran verdad! Antes de meterme de lleno con su lectura he querido compartirlo contigo, por si también resuenas con él. 

Miguel Ruiz, su autor, nació y se educó en México. Hijo de una curandera y de un chamán, descendientes ambos de un largo linaje chamánico, en un principio decidió desarrollar su vida en otra dirección y se marchó a California a estudiar medicina, tras lo cual se instaló en la costa oeste estadounidense para ejercer profesionalmente como cirujano durante algún tiempo. Una experiencia de "casi muerte" en un accidente de coche le dio un giro a su vida y le acercó de nuevo a sus orígenes, tan hábilmente transmitidos por su madre y su abuelo. 

Poco después publicaba sus dos obras maestras, "Los cuatro acuerdos" y "La maestría del amor", libros que dieron la vuelta al mundo y han creado escuela en todo el mundo occidental, y muy en especial en Estados Unidos.

En este enlace, puedes encontrar mucho más sobre el autor y esta obra.



De pequeños -dice el libro-... aprendemos que las opiniones de todas las personas son importantes y dirigimos nuestra vida conforme a esas opiniones. Una simple opinión de alguien, aunque no sea cierta, es capaz de hacernos caer en el más profundo de los infiernos. Necesitamos escuchar las opiniones de los demás porque estamos domesticados y esas opiniones tienen el poder de manipularnos. Por eso buscamos el reconocimiento en los otros; necesitamos el apoyo emocional de ellos; ser aceptados por el Sueño externo a través de los demás.

De la misma manera que tu cuerpo está hecho de células, tus sueños están hechos de emociones. Existen dos fuentes principales para esas emociones: una es el miedo y todas las emociones que surgen de él; la otra es el amor y todas las emociones que emanan de él. Experimentamos ambas emociones, pero, en la gente corriente, la que predomina es la del miedo.




En el amor no existen obligaciones. El miedo está lleno de obligaciones. En el camino del miedo, la razón de cualquier cosa que hagamos es que «tenemos» que hacerla y esperamos que otras personas hagan algo porque «tienen» que hacerlo. Tenemos una obligación y tan pronto como «tenemos» que hacer algo, nos resistimos a hacerlo. Cuanta más resistencia opongamos, más sufriremos. Más tarde o más temprano intentamos escaparnos de nuestras obligaciones. 

Por otra parte, el amor no tiene resistencias. Todo lo que hacemos es porque queremos hacerlo. Se convierte en un placer; es como un juego y nos divertimos con él. 




El amor no tiene expectativas. El miedo está lleno de expectativas. Cuando tenemos miedo, hacemos cosas porque suponemos que tenemos que hacerlas y esperamos que los demás hagan lo mismo. Esa es la razón por la que el miedo provoca dolor y el amor no. Esperamos algo, y si no tiene lugar, nos sentimos heridos: no es justo. Culpamos a los demás por no satisfacer nuestras expectativas. Cuando amamos no tenemos expectativas; cuando hacemos algo es porque queremos y si los demás lo hacen o no, es porque quieren o no quieren hacerlo y no nos lo tomamos como algo personal. 

Cuando no esperamos que suceda nada, y no sucede nada, no nos llama la atención. No nos sentimos heridos porque, suceda lo que suceda, está bien. Esta es la razón por la que, cuando estamos enamorados, las cosas apenas nos duelen; no esperamos nada de nuestro amante y no tenemos obligaciones. 

El amor se basa en el respeto. El miedo no respeta nada, ni tan siquiera se respeta a sí mismo. Desde el momento que yo siento lástima por ti, dejo de respetarte, porque creo que no eres capaz de hacer tus propias elecciones. Y cuando empiezo a hacer las elecciones por ti, te pierdo el respeto del todo. Entonces, como no te respeto, intento controlarte.

Si te ha gustado y quieres conocer un poco más a su autor, aquí os dejo una entrevista.



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista