Revista Libros

La maniobra de la tortuga - Benito Olmo

Publicado el 08 junio 2016 por Entremislibrosyo
La maniobra de la tortuga - Benito Olmo

En ocasiones ocurre que una novela no cumple las expectativas que tenemos puestas en ella, pero esto no impide que sí disfrutemos de otros aspectos, que la prosa del autor nos convenza aunque no nos haya convencido la historia que nos contó o los personajes que le dieron vida. Cuando esto me ocurre espero con ganas una nueva publicación de ese autor que, además, ha tenido el inmenso detalle de ofrecerme su novela para ganarme como lectora, según sus propias palabras. Un detalle con el que me ganó como persona. Y una novela con la que me ha ganado como lectora. Hoy os hablo de “La maniobra de la tortuga”.

Sinopsis


Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo en la medida en la que el lector va devorando páginas al tiempo que participa junto al protagonista en la investigación de un caso cada vez más turbio y escabroso.

El autor


Benito Olmo (Cádiz, 1980) ha trabajado como corrector, editor, columnista y negro, y es colaborador de varios medios como la revista Fiat Lux y el portal literario ¡A los libros! Es autor de las novelas Caraballo (2007) y Mil cosas que no te dije antes de perderte (2011), y con ellas bajo el brazo ha recorrido España a través de las diferentes Ferias del libro, lo que le ha permitido llegar a un gran número de lectores.

Mi opinión


Manuel Bianquetti es un inspector de policía que tras un incidente bastante turbio ha sido trasladado a Cádiz y ha visto relegadas sus funciones de tal forma que simplemente parece pasar por la comisaría, donde no es precisamente muy querido, hasta que el hallazgo del cadáver de una adolescente remueve sus demonios particulares y hace que se despierte el instinto investigador que nunca debió abandonar, pero al que las circunstancias personales y profesionales se encargaron de enterrar bajo una losa de pasotismo y dejadez. Paralelamente a la investigación que Bianquetti comienza por su cuenta y riesgo, encontramos otra trama que nada tiene que ver en apariencia con el crimen investigado y a través de la cual el autor introduce un tema tan desgraciadamente de actualidad como es la violencia de género.

La maniobra de la tortuga - Benito Olmo

Benito Olmo

Benito Olmo ha construido en “La maniobra de la tortuga”una novela policíaca clásica con un ritmo ágilque, sin llegar a ser trepidante, no decae en ningún momento demostrando el autor unbuen dominio de la tensión narrativa. Diálogos fluidos, descripciones justas para situar al lector y capítulos de corta extensión, además de la mencionada alternancia de las dos tramas hasta que se tocan en un punto, hacen que leer esta novela seaun viaje a una Cádiz que se olvida de clichésalejándose de la imagen de playas y carnavales y llevando al lector hasta lo más oscuro de cualquier ciudad a lo largo de una trama bien hilvanada y desarrollada e impecablemente resuelta con un desenlace honesto y sin fisuras.
Con un lenguaje sencillo y directo“La maniobra de la tortuga” me atrapó desde sus primeras páginasy me lancé a descubrir quién había matado a esa pobre cría. En apenas un par de tardes me dediqué a investigar y avanzar en las pesquisas junto a Bianquetti, un inspector de policía también clásico en el género con algunos problemas de disciplina y que bebe y fuma demasiado, aunque sus vicios no son tan escandalosos como para espantar al lector, sino que el autor consigue justo todo lo contrario y es crear un personaje redondo que despierta simpatía a pesar de sus muchos claroscuros o quizá por ellos.
Pero Benito Olmo, en ocasiones, nos hace dejar de lado esa investigación para saltar hasta esa otra trama sin un aparente nexo en común con la principal y para conocer en ella a Cristina, un personaje que, aunque secundario, es perfilado por el autor con tal detalle que se nos presenta como alguien de carne y hueso. Es con ella, a través de sus pensamientos, de sus miedos y de sus ilusiones rotas con quien más he disfrutado de la prosa del autor. Hace algún tiempo, hablando de aquella otra novela que os comentaba al principio de esta reseña lo dije,la prosa Benito Olmo tiene la fuerza y la sensibilidad suficientes como para transmitir emociones al lectory es por eso que, además de hacerme disfrutar con una buena novela policíaca como ésta, me gustaría leer al autor en otros registros.
No puedo dejar de hacer una mención especial ala fluidez y el mimo con el que el autor trata las relaciones que se establecen entre los personajes. Relaciones que, en algún caso, desembocan en un conato de romance que me ha convencido con su naturalidad y realismo. Y quiero hace esta mención especial porque los que habitualmente pasáis por aquí ya sabéis que son precisamente las relaciones amorosas las que me sobran o no me cuadran o me chirrían en las novelas y en el caso de “La maniobra de la tortuga” me he encontrado con una incipiente historia de amor entre dos personas marcadas por su pasado que me ha convencido de principio a fin.
En definitiva, “La maniobra de la tortuga” es una novela policíaca que, siguiendo el corte clásico del género, me haresultado muy entretenida y bien construida y en la que se ve una clara evolución del autor. Una novela honesta, con un desarrollo y un final impecables y con un protagonista carismático que me encantaría volver a encontrar en futuros títulos de Benito Olmo.Ficha técnica

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista