Revista Salud y Bienestar

La optometría en el Reino Unido [Entrevista]

Por Opticaporlacara @opticaporlacara

Volvemos a la carga de nuevo con una entrevista que tenía muchas ganas de hacer, ya que hablaremos sobre la optometría en el Reino Unido, un país que sin duda es una referencia, optométricamente hablando. Allí trabaja Judit Mena Nieto, una compañera de Medina del Campo (Valladolid), nacida en 1988, como el que escribe, y que acabó la carrera de Óptica y Optometría en 2010, en la capital pucelana. Tras acabar la carrera, y sin llegar a trabajar en España, decidió dejar nuestro país un año después con la intención de conseguir el título británico, todo un reto. A día de hoy ejerce como “optometrist” en el Reino Unido y vive en Haverfordwest, un pequeño pueblo de unos 13000 habitantes en Gales, casi pegado a la costa. Vamos a conocer de primera mano su historia y también el cómo es la optometría en el Reino Unido, además de sus principales diferencias con España.

— En primer lugar, ¿por qué decidiste dejar España? ¿Era algo que tenías en mente desde hacía tiempo o fue algo que surgió de forma repentina?

— Al terminar la carrera en Valladolid no tenía muy claro el querer trabajar en España puesto que no creo que se nos respete como los profesionales sanitarios que somos, y tampoco creo que por ley podamos ejercer como a muchos de nosotros nos gustaría.

Terminé la carrera en 2010 y después hice un máster en rehabilitación visual. El verano después de terminar el máster me dediqué a planear un poquillo mi vida y decidí que iba a marcharme al Reino Unido.

— ¿Cómo conseguiste tu empleo actual? ¿Fue antes de viajar o una vez allí?

— Conseguí mi empleo actual una vez aquí, después de estudiar. Trabajé por un tiempo para el mismo sitio donde hice mi pre-reg (que luego os explicaré lo que es) pero me ofrecían mejores condiciones laborales y económicas en otro sitio así que me marché. El trabajo en el que estoy ahora lo conseguí mediante una agencia de búsqueda de empleo especializada en optometría.

 Somos conscientes que la optometría en ciertos países, como los de la zona de las Islas Británicas, es diferente en cuanto a competencias a la optometría en España y que nuestro título universitario no nos permite ejercer en estos países como optometristas. Sabiendo esto, ¿qué necesitaría hacer o tener un óptico-optometrista español que quiera ejercer como “optometrist” en el Reino Unido? ¿Es costoso, tanto económicamente como burocráticamente? ¿Te exigían experiencia laboral previa en España?

— Lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con el GOC (General Optical Council) y les cuentas un poco tu situación y ellos muy amable y eficazmente te ayudan. A mí me dijeron que dado que no tenía experiencia en España tenía dos opciones:

1. Estudiar la carrera en el Reino Unido otra vez.
2. Quedarme en España hasta ganar la experiencia requerida (no recuerdo cuanta… pero creo que eran dos años) y hacer unas prácticas en un hospital del Reino Unido,  y un montonazo de papeles.

Me decidí por la primera opción. Después investigué un poco más y me decanté por estudiar en Cardiff University (Gales), ya que por su reputación me pareció la mejor opción. La preinscripción a la universidad funciona de manera diferente, lo haces mediante una organización que se llama UCAS, se hace online y se paga por ello (creo que pagué £14). Tienes que poner tus notas de la ESO y Bachiller, puedes adjuntar tu título español también (previamente traducido por un traductor jurado) y tienes que escribir un ensayo explicando lo increíblemente genial que eres y porque te tienen que dar una plaza a ti y no a otro. Una vez hecho todo esto las universidades te hacen una oferta o no… si te hacen una oferta será condicionada a que saques la nota que a ellos les parezca bien en el examen de inglés que a ellos les parezca bien, normalmente B en el CAE o 7.0 en el IELTS. La Universidad cuesta £9000 al año pero tienes becas y préstamos. Dependiendo de la parte del país donde estés funciona diferente (Escocia por un lado, Gales por otro, Irlanda del Norte e Inglaterra por otro). A mí me dieron una beca para pagar gran parte de la matrícula y para gastos de manutención y el resto de la matrícula lo pagué con un préstamo. Los préstamos son a un interés muy bajo que solo empiezas a pagar una vez tengas trabajo y ganes más de £21000/año.

*Para más información podéis visitar la web “Student Finance UK”.

Mientras estudiaba también trabajé para diferentes ópticas como “optical assistant” y en el taller, lo que te da un dinerito extra y una idea de cómo funcionan las ópticas aquí.

En Cardiff me convalidaron el primer año, así que estudié segundo y tercero (muchísimas más prácticas aquí que en España). Al acabar la carrera tienes que hacer unas prácticas (pre-registration period, o pre-reg como lo llamamos amistosamente) que normalmente duran 1 año, son pagadas, y durante las prácticas tienes exámenes. Un examinador del colegio de optometristas (College of Optometrists) va a tu lugar de trabajo y te examina de diferentes cosas. Al final de este año hay un gran examen (OSCE) y cuando lo pasas ya eres un fully qualified optometrist y puedes ejercer en el Reino Unido, después de colegiarte con el GOC (unas £300 al año). Una vez que eres fully qualified te puedes especializar en diferentes campos (glaucoma, retina, baja visión, lentes de contacto, puedes hacer cursos para poder acceder a más fármacos…) y tienes que seguir formándote. Para ello tienes que hacer una cantidad de puntos (CET points, continuous education and training) cada tres años, los puntos los ganas haciendo cursos, participando en congresos etc.

El proceso a seguir es muy personalizado, no siempre es el mismo. Otros optometristas españoles que conozco aquí han hecho/están haciendo otras cosas:

- Un año en Aston University y prácticas en un hospital (con experiencia laboral en España)
- Dos años en Cardiff University y prácticas en un hospital (con experiencia laboral en España)
- Curso de dispensing optician (que se puede hacer a través de tu empresa mientras trabajas) y después acceder a la Universidad para cursar optometría o curso puente en Aston University.

«Los pacientes no solo vienen a las ópticas si necesitan gafas nuevas»

 ¿En qué sitios puede trabajar realmente un optometrista en el Reino Unido? En cuanto a las ópticas, ¿son parecidas a las españolas? ¿Son habituales las ofertas en los locales? ¿La publicidad en los medios de comunicación es tan agresiva como en España?

— Con titulación británica o una vez convalidado todo, un optometrista puede trabajar en ópticas (tanto multinacionales como independientes), clínicas móviles (el optometrista va a la casa del paciente a graduarle, o las cárceles, o a las residencies de ancianos), clínicas oftalmológicas, hospitales (clínicas de retina, pediátricas, baja visión, glaucoma, urgencias…), dando clase o supervisando prácticas en universidades, investigando en Universidades o centros de investigación, como representante de lentes de contacto o trabajando en diferentes empresas del sector, dando cursos a otros optometristas, etc. En definitiva, en muchísimos sitios y haciendo muchísimas cosas.

En cuanto a las ópticas, son parecidas a las de España. Hay ópticas grandísimas (yo trabajaba en una con otros 10 optometristas) y ópticas pequeñitas (ahora trabajo yo sola con un dispensing optician y 5 optical assistants). Normalmente los optical assistant harían lo que llaman pre-screen o pre-test (PIO, fotos, campos visuales y medir las gafas actuales con el fronto; también autorefractómetro en el caso de que lo tengan en la óptica) antes de que el paciente vea al optometrista y después ayudarían con la selección de monturas, lentes y demás. Algunas ópticas tienen taller pero la mayoría las manda a un taller externo.

Hay muchas ofertas: 2×1, progresivos gratis, lentes fotocromáticas gratis… diferentes ofertas dependiendo de la óptica y diferente calidad dependiendo de la óptica. En cuanto a la publicidad, la de algunas empresas es un no parar, te los encuentras hasta en la sopa; anuncios en la tele, en la radio, en los periódicos, en internet, en facebook, vallas publicitarias gigantescas en todos los sitios, te meten publicidad en los buzones ofreciendo revisiones gratuitas…

 ¿Cuáles son las diferencias más notables con respecto a España a la hora de ejercer la profesión en el Reino Unido? Háblanos de las ventajas que más nos puedan llamar la atención a los españoles. En cuanto a inconvenientes, ¿hay algo que no te guste o que cambiarías del modelo británico, en tu día a día de trabajo?

— Una gran ventaja es que en el Reino Unido puedo usar cicloplégicos, midriáticos y anestésicos en mi práctica diaria, con lo que puedo hacer tonometría de contacto. Se ofrecen muchos servicios que solamente tienen que ver con la salud ocular, los pacientes no solo vienen a las ópticas si quieren o necesitan gafas nuevas. Hay convenios para examinar a pacientes con glaucoma estable o pacientes de los que se sospecha pueden tener glaucoma. Así los pacientes no tienen que ir al hospital, lo que es mucho más fácil para el paciente y reduce listas de espera innecesarias en la seguridad social.

Hay convenios para que los médicos de cabecera deriven a las ópticas a pacientes con “minor eye conditions” como puede ser ojo rojo, ojo seco, úlceras… y también derivan pacientes que necesitan atención urgente en 24 horas. Hay un programa para hacer screening en pacientes diabéticos, se les hacen fotografías del fondo del ojo cada año o cada seis meses para monitorizar la retinopatía diabética y actuar si hay cambios en la retina. Todos los pacientes diabéticos a partir de 12 años de edad son incluidos en el programa.

Normalmente los pacientes tienen una revisión cada 2 años, en algunos casos cada año. Cuando alguien va a comprar unas gafas se le pide el papel de su graduación, en el que viene la fecha en la que fue hecha la graduación y cuando le toca la siguiente revisión. Si la graduación ha caducado (porque ha pasado la fecha de la nueva revisión) no se puede hacer gafas, por ley. Lo mismo con lentillas solo que las lentillas normalmente se revisan cada año.

Se cobra por las revisiones y por las revisiones de lentillas, aunque normalmente las adaptaciones son gratis. Lo normal es cobrar unas £25 por una revisión y entre £20 y £35 por lentillas. Cobrar por nuestros servicios es lo normal aquí, a nadie le parece raro y nadie piensa que estemos locos por cobrar por nuestro trabajo.

También me gustaría hablaros de la Seguridad Social (NHS, National Heath Service). La NHS ofrece revisiones gratis, que se hacen en las ópticas a todos los pacientes que reciben ayudas del gobierno (desempleo, para pagar el alquiler…), a todos los diabéticos y personas con glaucoma o historia familiar de glaucoma (padres, hermanos e hijos) y a todos los niños hasta 16 o 18 si están estudiando. Además de esto, los niños y las personas que reciben ayudas económicas del gobierno reciben ayuda económica para pagar sus gafas, y a veces no tienen que pagar nada. Personalmente me gusta que los niños casi nunca tienen que pagar por sus gafas (y si lo hacen nunca pasa de £30) y que no tengan que pagar por revisiones. De este modo, todas las familias sin excepción tienen la oportunidad de llevar a sus hijos a la óptica y comprar un par de gafas sin preocuparse de si pueden permitírselo porque no les llega el dinero casi a fin de mes.

Si soy sincera, me gusta bastante cómo se trabaja aquí, cada óptica tiene sus cosillas que cambiarías pero el modelo británico me gusta bastante, me parece que está muy bien pensado. Aquí la gente sigue luchando porque se le dé más responsabilidad al optometrista y nos dejen usar nuestros recursos y conocimientos para hacerles la vida más fácil a los pacientes y dar servicios de mejor calidad.

 ¿Crees que la optometría es una profesión respetada y valorada por la sociedad británica? Si es así, ¿a qué crees que se debe?

— Yo creo que sí, y creo que hay varios factores que influyen. Lo primero es que la gente paga por tus servicios, y por lo general la gente valora más algo si han pagado por ello. Si alguien va al médico de cabecera quejándose de dolor de cabeza lo primero que hacen es derivarle al optometrista, y lo mismo con otras muchas afecciones oculares.

Y por último, no tantos británicos tienen estudios universitarios y la sociedad en general valora las profesiones que requieren estudios universitarios.

The-London-Eye

El London Eye (ojo de Londres), la famosa noria de la capital británica

En referencia a las preguntas anteriores, ¿ves necesario o estarías de acuerdo en implantar en España algunas de las acciones que nos has contado anteriormente, o aun así crees que sería misión imposible en nuestro país?

— Antes de nada la ley debería cambiar, deberíamos ser capaces de usar ciertos fármacos ya que harían nuestro trabajo más fácil y eficaz y se reducirían las listas de espera en los hospitales. Por ejemplo, yo no derivo al hospital a niños con endotropia acomodativa, yo hago retinoscopía con cicloplégico y les pongo gafas, problema resuelto. Otro ejemplo, una señora con cataratas y no puedo ver el fondo de ojo pues la dilato, examino el fondo de ojo y así si veo que tiene DMAE o que su nervio óptico grita a pleno pulmón que tiene glaucoma la mando al hospital.

Aquí los oftalmólogos no gradúan, si alguien viene a tú óptica con una graduación del hospital (normalmente va a ser un niño que tuerza o tenga problemas de visión binocular) es porque un optometrista que trabaja en el hospital ha hecho esa graduación. Me parece una gran idea invertir en atención primaria para reducir el estrés en atención secundaria y creo que es lo que se debería hacer España.

También me parece genial el sistema que tienen aquí para que la gente se mantenga al día, los CET points que comenté antes. Si al final del ciclo de 3 años no has cumplido se te borra del registro. Es una manera de asegurar que la gente se siga formando, porque la optometría es una ciencia viva y no deja de evolucionar una vez que terminas la carrera.

«Cobrar por nuestros servicios es lo normal aquí, a nadie le parece raro»

 Se habla mucho últimamente en España de si convendría volver al huso horario que nos corresponde y también de los interminables horarios laborales y la dificultad de conciliar trabajo y familia. ¿Cómo está este tema por allí, en lo referente a horario y días trabajados a la semana, así como período de vacaciones?

— Yo ahora mismo trabajo de 9.00 a 17.30 con 1 hora para comer de 13.00 a 14.00. En otras ciudades y en ópticas más grandes los horarios cambian (igual te tocan algunos turnos de 11.00 a 19.30 o cosas así). Trabajo cinco días a la semana y normalmente tengo libre domingos y lunes. La norma son 25 días de vacaciones + 8 días de bank holidays (que son los días festivos de aquí).

Ser optometrista en este país está muy bien porque es fácil encontrar trabajos de media jornada. Puedes trabajar solo 3 días a la semana o 5 días de 9.00 a 15.00 (que es cuando los niños salen del colegio). Normalmente los jefes son bastante compresivos con esas cosas y sí que intentan adaptarse más o menos y darte los turnos que mejor te vienen si tienes niños.

 Una que nos da mucho miedo a los españoles: ¿Cómo se te dio el inglés a tu llegada? ¿Tenías buen nivel de inglés antes de llegar o crees que mejoraste mucho tras los primeros meses allí? A la hora de trabajar, ¿tienes un trato fluido con los pacientes?

— Yo vine con el nivel de inglés de bachillerato. A los dos o tres meses de empezar mi curso de inglés me subieron de nivel, así que supongo que sí que mejoré bastante. La clave es rodearte de gente de aquí y no solo tener amigos españoles, ver películas y series en inglés, leer libros…

A la hora de trabajar me desenvuelvo bien, todo el mundo me pregunta que de donde soy y cuando digo que de España se asombran y te preguntan que qué haces aquí en vez de estar en España con el sol y la buena comida, jeje. No recuerdo no haber entendido a alguien o que alguien no me entendiese a mí, tanto pacientes como compañeros de trabajo.

 Háblanos de la ciudad en la que vives. ¿Cómo es la calidad de vida? ¿Es una ciudad cara? ¿Qué es lo que más te gusta hacer allí en tu tiempo libre?

— Tras pasar un tiempo en Bristol haciendo el pre-reg, ahora vivo en Haverfordwest (Gales) y mi calidad de vida aquí es mucho mejor que en Bristol, ya que es un pueblo pequeñito y por ello la renta es más barata, la vida es más tranquila, la gente más amistosa… Cardiff, donde estudie la carrera, es una ciudad grande, más barata que Bristol y con todas las comodidades de una ciudad. Diría que la calidad de vida también es mejor en Cardiff que en Bristol.

A mí me encanta donde vivo ahora, es precioso y estoy a 15 minutos en coche de un montón de playas y de otros pueblecitos todos con su castillo correspondiente. Actualmente, en mi tiempo libre, me estoy dedicando a explorar la zona, ya que solo llevo un mes por aquí.

 Aparte de la familia y la comida de tu madre… ¿qué más cosas de España echas de menos viviendo lejos de nuestro país?

— Echo de menos el poder irme a tomar pinchos/tapas, el ir de cañas una vez sales de trabajar sin la necesidad de emborracharse (los británicos si salen a beber, beben, no se andan con chiquitas), la primavera (aquí no deja de hacer frío hasta finales de mayo, con suerte), escuchar música española en los bares, el poderte tomar un café pasadas las 6 de la tarde… y las panaderías. Llevo aquí 5 años y he vivido en 3 ciudades diferentes y solo he visto 3, el resto son cadenas y no tienen esos panes buenos como los que tenemos en España.

«En España deberíamos poder usar ciertos fármacos ya que harían nuestro trabajo más fácil y eficaz»

 ¿Tienes pensamiento de volver o te gustaría quedarte allí?

— ¡Aquí me quedo! Algunas veces me entra morriña y fantaseo con volver a casa pero pienso que aquí puedo llegar más lejos profesionalmente. Seré como una de esas abuelitas británicas que se va a vivir a Benidorm al solito una vez me jubile jejeje

 ¿Qué ha supuesto para ti, en el ámbito profesional y personal, este importante cambio?

— Ha supuesto mucho esfuerzo. Estudiar inglés y luego estudiar la carrera en inglés, estar lejos de casa, de los amigos y de la familia es duro. Ha habido periodos muy difíciles en los que solo quería dejarlo todo y marcharme. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa y ahora estoy muy feliz con mi trabajo, he aprendido muchísimo y me queda mucho por aprender y sé que aquí es posible. Nunca he querido trabajar en una óptica graduando por el resto de mis días y siento que aquí tengo muchas más oportunidades de hacer otras cosas.

— ¡Gracias Judit por tu tiempo! y enhorabuena por la decisión, nada fácil, que tomaste y por todo lo que has conseguido.

Si eres óptico-optometrista con título español interesado en ejercer en el Reino Unido y tienes alguna duda sobre el proceso o necesitas asesoramiento, deja un comentario o escríbeme un email y te pondré en contacto directo con Judit para que os ayude.

*Imagen de portada: Emmanuel Salé for openphoto.net

También te podría interesar:
Entrevistando a un oftalmólogoLlevando luz a los más necesitados [Entrevista] Ópticos-Optometristas viajeros: Estados Unidos

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :