Revista Baloncesto

La otra dimensión de Alba Torrens

Publicado el 04 octubre 2014 por Toni_delgado @ToniDelgadoG

España jugará ante Estados Unidos la primera final de un Mundial tras derretir a la anfitriona Turquía (66-56)
La otra dimensión de Alba Torrens

Alba Torrens y Laia Palau celebran el pase a la final del Mundial de Turquía - FEB. 


Para delicia de los más entusiastas, los programadores de videojuegos hacen un producto cada vez más real y acabado, incluso con los deportivos, que puede que sean los más difíciles de cuadrar. Parece imposible que nadie consiga nunca copiar los movimientos de Alba Torrens y darle un monigote de acuerdo con su talento e imaginación. La chica es de otra dimensión (Binissalem, Mallorca, 1989), y en Turquía puso a España en otra órbita, en la que siempre soñó estar: tras vencer por 66-56 se hizo con un hueco en una final de Mundial que jugará contra un gigante, Estados Unidos, que doblegó a Australia (70-82). Torrens, o Tórrens como le llaman muchos comentaristas extranjeros (y no tan lejanos), se elevó hasta los 28 puntos con un clinic de lectura, fortaleza, generosidad y liderazgo. Los genios replican cuando se les necesita y Torrens voló como nunca en el único partido en el que el conjunto de Lucas Mondelo lo ha pasado mal de verdad. Justo cuando la selección las estaba pasando canutas, golpeada por una Yilmaz que parecía inalcanzable y también por el criterio arbitral (32-39 a los 25m 38s). La grada, encendida, era el tercer obstáculo. Poca cosa para Alba Torres, capaz de meter un triple y dos tiros libres que cambiaron el sino del partido, por más que volviese a aparecer Sanders. Ahí estaba una excelsa Sancho Lyttle (18 puntos y 12 rebotes), una omnipresente Marta Xargay (entera también de 4), una renacida Laura Nicholls o una Nuria Martínez que simboliza la unión de un grupo singular.  

Si algo enseña Lucas Mondelo a sus jugadoras es a confiar en el grupo y en ellas mismas. Las prepara tan bien que consigue que asuman su papel, sea cual sea. El de Nuria Martínez hasta ahora había sido salir casi siempre con el marcador muy resuelto, y jugar los minutos finales. Pero esta vez el entrenador de l'Hospitalet le entregó el mando del equipo en un momento peliagudo y la ex jugadora, entre otros, de UB Barça, Perfumerías Avenida y Ros Casares respondió con agilidad y entereza, desquiciando a una Alben que se sentía muy pequeña, y guiando al grupo en un partido rocoso en muchas fases, jugado de poder a poder. Ni siquiera Alba Torrens, siempre tan risueña, no se permitía ni una leve sonrisa. Lo hizo en el último cuarto, cuando anotó 12 puntos en poco más de cinco minutos. Sólo tres menos de los que metió en todo el período Turquía, deshilachada por Lyttle también por una Nicholls que en nada se parecía a la que había sufrido lo imposible con Sanders en la primera parte y se había ido al banquillo dándole un puñetazo al parqué tras cometer su segunda falta. Nicholls se reconoceEntre Lyttle y Alba Torrens le habían sacado la segunda y la tercera infracción a Yilmaz antes del descanso (28-27). Esos fueron los mejores momentos de Sanders, que aparenta ser débil, pero a la que le sobra soltura e inteligencia, y que había tomado el relevo de Yilmaz. Ambos equipos habían tenido inicio digno de un choque de trenes: a Alba Torrens se le escapó una Ivegin que metió un triple y luego la mallorquina replicó con cuatro puntos, a los que se sumaron un triple de Laia Palau y otra canasta de Marta Xargay. España ahogaba a una Turquía que se comió el reloj de posesión dos veces en los primeros tres minutos y se repuso por su dominio del rebote y los triples. Anna Cruz no tenía ni tuvo el día. Tampoco estaba suelta Alben, que tiró por primera vez al inicio de un tercer cuarto en el que Nicholls se reconoció, Alba Torrens asumió los galones y Nuria deslumbró con su picaresca y entereza, por ser y sentirse importante cuando hasta ahora había sido una notable actriz de reparto. Ya lo había dicho por la mañana Silvia Domínguez. "A nosotras", le contó a Elena Jiménez en el telediario del mediodía de TVE, "nos va la marcha". y por marcha se entiende haber ganado a los dos anfitriones con los que se ha topado. El grupo tiene la plata, pero no se conformará. "Un partido con España se hace muy largo", advirtió Lucas Mondelo.  


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas