Magazine

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Publicado el 10 junio 2014 por Universo De A @UniversodeA

Tras la abdicación de Su Majestad don Juan Carlos I (que seguirá siendo Rey hasta que sancione la ley de abdicación), y que tan ampliamente comentada ha sido aquí en Universo de A; se procederá a uno de los, quizás, actos históricos más importantes que puede vivir un Reino, y en concreto en España: una Proclamación Real.

Algo de lo que seguiremos informando en Universo de A, por lo tanto, sobre este tema se seguirá actualizando en este mismo artículo continuamente, para saber más, seguir consultándolo (especialmente el calendario).

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
Imagen
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Aunque todo se está haciendo un poco (demasiado quizás, o al menos es la impresión que da) sobre la marcha, se puede calcular que en principio, el calendario sería el siguiente:

Post scriptum: finalmente se cumplió tal cual.

-Miércoles 11: El Congreso votará la Ley Orgánica de Abdicación

Hecho. La desbordante mayoría que se expresaba a favor de la monarquía eclipsaba por completo a los escasos republicanos que no hicieron otra cosa que el ridículo llevando escarpelas como si fueran ganado premiado en un concurso (y mucho me temo que esa no era la única similitud que podría aplicarseles en ese ámbito), y con actuaciones totalmente fuera de lugar con las que demostraban su escasa educación, nulo talante democrático, y falta de respeto por el lugar en el que estaban; un adolescente se hubiera portado mejor… pero de algún modo tienen que llamar la atención, al fin y al cabo, son cuatro gatos… que iban a juego con los que estuvieron fuera del congreso, se dice que poco más de treinta… jajaja, sólo saben desacreditarse a sí mismos.

Las cifras que definen la jornada son: 299 votos a favor, 19 en contra y 23 abstenciones. Es decir, un 85% de aprobación.

Hay que reconocer que la sesión ha sido emocionante (y que puede que sea una de las aprobaciónes de una ley orgánica más seguida de la historia del Congreso), debido a que se ha realizado por llamamiento individual y público, lo que hacía que todo tuviese una especial intriga, dentro de lo que cabe, claro. La gran ironía es que eso lo pidieron precisamente los grupos republicanos… no me imagino mayor humillación pública delante de todo el país: sus payasadas e intentos de palabrería con demagogia barata (¿no pedís democracia?, ¡pues ahí la tenéis!, ¡eso es democracia de verdad!), no consiguieron empañar el fulminante apoyo a la Corona de la mayor parte del Congreso.

Hay que reconocer que ha habido un par de sorpresas (al menos para mí) en algunos votos, unas más agradables (las reacciones de UPyD e incluso de CiU han sido sorprendemente positivas por momentos… aunque fíate y no corras) y otras más desagradables (que Rubalcaba, después de haber declarado una y otra vez su lealtad y respeto hacia don Felipe, hable de que aún piensan en la república… es el colmo del maquiavelismo político; en cualquier caso, don Felipe sí contará con el apoyo del partido).

Por su parte, el Presidente del gobierno, Mariano Rajoy, sin ser necesariamente muy de mi devoción, a la hora de hablar sobre la monarquía siempre tiene más razón que un santo, aunque hay que reconocer que eso es habitual en el PP, un partido que nunca flaqueó en ese sentido ni se dejó llevar por vaivenes políticos (y eso que tampoco faltan republicanos en la derecha, pero los de la izquierda tienen más visibilidad, eso sí es cierto), a pesar de tener otros muchos defectos en los que no entraremos aquí, pues no me interesa la política en absoluto.

No ha faltado quien haya reclamado que el futuro Rey se implique más en cuestiones políticas… craso error en mi opinión, el monarca debe de estar siempre por encima de eso, esa es una de las mejores características del sistema de la monarquía constitucional y parlamentaria.

En cualquier caso, con la Ley de abdicación aprobada, continúa el trámite tal y como estaba previsto.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

-Martes 17: El Senado aprobará la norma

Hecho. Yo he tenido la oportunidad de estar presente en la sesión plenaria (e informaré a continuación de ello), un momento histórico, la primera Ley orgánica de abdicación que se aprueba en España, y un proceso que termina en el Senado, la cámara alta.

Post scriptum: Todo salió como estaba previsto o mejor, con un 90% de aprobación, mayor que en el Congreso. Está claro que lo que dice el Presidente del gobierno acerca de la normalidad democrática del proceso es un hecho.

La sesión del Senado (de la que he colgado alguna que otra foto y video “prohibido” -pues oficialmente sólo puede hacerlo la prensa, algo bastante absurdo, todo hay que decirlo-) fue curiosa e interesante, a pesar de que apenas hubo miembros del gobierno para defender la ley (como decían todos los opositores).

Y fue bastante menos excitante y polémica que la del Congreso, pero no por ello menos interesante. Curiosamente, hubo más largos discursos en contra de la ley, por el simple hecho de que eran los partidos minoritarios, ya que esta iba a ser aprobada sí o sí teniendo en cuenta la mayoría del PP. Sin embargo, prácticamente ninguno de esos discursos de carácter republicano decía nada con sentido, y todo se centraba en demagogias absurdas y poco creíbles (ellos mismos llegaban a admitir su incoherencia, dándose cuenta de que ni una república era la panacea universal y que “o Felipe VI o el caos”… aunque tal vez, no falte a quien le interese esto), simplemente no tenían argumentos reales, y ello muy bien lo rebatió en ocasiones el representante del PP. En cuanto al PSOE diría que no fue todo lo leal que debiera haber sido.

Lo que me llamó la atención, fue lo poco respetuosos que son entre sí los senadores: nadie escucha a nadie, y todos hablan en los discursos, sin mencionar las formas de desaprobación… parece que no hemos cambiado tanto desde las primeras formas parlamentarias de la revolución francesa, y que como siempre, ese cierto toque de civilización es más aparente que real.

En cualquier caso, todo fue según lo previsto, y la ley fue aprobada, de modo que fue otra magnífica prueba del buen funcionamiento de la monarquía parlamentaria y constitucional y de lo democráctico de este Reino, en el que, incluso para una decisión tan personal como es una abdicación, esta debe de ser aprobada por el pueblo representado en las cortes (en este caso, se debe sobre todo al precedente de la constitución de 1812 que ya dejaba claro que ninguna abdicación era válida sin el consentimiento de las cortes, revocando por tanto la de Fernando VII y considerando a José I por tanto, y con toda legalidad, un usurpador).

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

-Miércoles 18: El Rey sancionará el texto en una ceremonia en el Palacio Real

Hecho. Estuve fuera presenciando y viviendo el momento histórico en el exterior (en la plaza de Oriente) con otras muchas personas y siguiendo lo que pasaba en el interior por la radio, ya daré más detalles. Madrid se ha engalanado y ya se venden recuerdos y productos turísticos de la Proclamación que se agotan en cuestión de horas… aunque hay que reconocer que todo el tema de la Proclamación se está haciendo demasiado deprisa y corriendo, con lo cual la organización deja que desear, ya daré más detalles acerca de eso también.

Post scriptum: La verdad es que, teniendo como tengo la suerte de poder grabar la televisión con un DVD grabador, es maravilloso poder vivir en el lugar el momento (que sigues en directo por la radio), pues no te pierdes nada, ya que luego puedes ver las imágenes por la televisión, y sientes toda la emoción de la historia, que siempre podrás recordar, el típico “yo estuve ahí”.

Fue extremadamente emocionante, sobre todo, porque compartes con el resto de las personas que están ahí ese momento histórico, y se crea un cierto aire festivo y de celebración, al fin y al cabo, todos vamos a lo mismo, y eso siempre une.

Pero es tremendamente excitante estar al lado de la historia, ver como se aposta la guardia real con sus espectaculares uniformes… etc, algo precioso.

Por lo demás, la ceremonia, sobria pero solemne (y acogida por el salón de columnas, lugar muy tradicional para las grandes ceremonias en la historia de la monarquía española), la verdad es que, a pesar de la austeridad, todos los actos han tenido una gran majestuosidad, cierta belleza y peso histórico.

Destaco, como todos, el gran momento en el que el Rey le cede el sitio a su heredero, creando un gran simbolismo.

Como detalles más extraoficiales, hay que admitir que visto lo visto, el Rey padre don Juan Carlos (a mi me gusta llamarlo así, aunque no sea lo oficial, por otro lado, sería lo más adecuado para evitar confusiones, y ya tiene precedentes históricos con Carlos IV, monarca, curiosamente, con una cara muy parecida a la de don Juan Carlos-, incluso hubiera sido preferible que se hubiese reservado el título de su padre, el Conde de Barcelona), realmente no podía seguir ejerciendo como monarca, pues se notaba su debilidad y que no era capaz de dar dos pasos sin bastón, cosa que sin duda dificultará mucho ejercer la jefatura de estado, y que, visto esto, se entiende que haya considerado dejar paso a la nueva generación.

Como curiosidad, añadir que la sala de columnas del Palacio Real sigue conservando los asientos principales (dónde estaban los Reyes, los aún Príncipes y las en ese momento Infantas, sus hijas) tal cual como estaban se celebró la abdicación, además de que han aumentado la información histórica del cartel incluyendo ese dato histórico (lo que sí no ha cambiado son las efigies de los tronos, ¡que pena, a ver cuando podemos ver las nuevas!). También añadir, que, se dice, se comenta, que “las joyas de la Corona” (la famosa corona y el cetro utilizados en las Proclamaciones Reales, incluída esta última) serán expuestas de manera permanente en una sala del palacio de nueva apertura… ¡la nueva monarquía trae cambios positivos a palacio también!.

 

-Jueves 19 (festivo en Madrid y buena parte de España): Juramento y Proclamación Real de Felipe VI como Rey de España (y todos los demás títulos correspondientes a la Corona) en el Hemiciclo de la Cámara Baja, es decir, el Congreso.

Fue un día triunfal, Madrid vivió la auténtica euforia de una apoteosis monárquica. Aún no me puedo creer que haya vivido la historia de este modo, fue algo completamente magnífico y muy emocionante. Pronto toda la información y las fotos y videos del día (parte del material es propio, y ya está disponible en mi “Álbum sobre la monarquía española”).

Post scriptum: Efectivamente, Madrid se preparó para un día grande de su historia… pero deprisa y corriendo. Bien es cierto que la decoración se puso en horas (discretas flores y banderas por doquier que lo adornaron todo… nunca tantas banderas españolas he visto en toda mi vida, entre la decoración y la gente).

Por su parte, todo el mundo ha competido para mostrar lo monárquico que es: como si fuera el Reino Unido, toda la gente se lanzó a comprar recuerdos y souvenirs varios de la Proclamación creados al efecto (y grandes carteles colgaban en las tiendas que atraían muchísimo público); pronto montones de banderas españolas en múltiples balcones de casas colgaban con motivo de tan gran evento (y no sólo por el fútbol, puesto que algunas se pusieron en ese mismo momento… sin mencionar lo mal que iba la selección en aquellos días); las tiendas mostraron carteles de apoyo a los nuevos monarcas distribuídos principalmente por la Cámara de comercio que además los dio también a particulares (aunque de una forma muy a última hora y muy desorganizada, a la hora de la verdad, sólo Avalmadrid dio las fotos a tiempo)… en definitiva, a pesar de lo rápido de todo el evento, a pesar de ser un contrareloj total, todo el mundo se quiso volcar en la celebración de tan emocionante día.

Es también curioso el comentar lo cariñosos que han estado todos estos días los miembros de la Familia Real (y la nueva Familia del Rey): todo han sido abrazos, besos y caricias… quizás demasiados, ¿realmente sería todo natural?, no se puede olvidar que en la Boda Real se comentó y criticó la frialdad de los novios y de todos; por otro lado, como ejemplo histórico anterior, el pueblo español nunca perdonó a Victoria Eugenia su frialdad británica… sea como sea, quizás, y debido a que estos son momentos muy importantes tanto oficial como personalmente, tiene lógica que las emociones surjan con facilidad (sólo había que ver a la Infanta Elena, tan enternecida que lloró en medio de la ceremonia en el congreso).

En cualquier caso, el comportamiento de toda la Familia Real ha sido absolutamente perfecto: el nuevo Rey ejerciendo perfectamente y entregándose al pueblo: las preocupaciones de los ciudadanos plasmadas en el discurso (magnífico, ya hablaremos de él), el recorrido de pie y con capota levantada, ser el primero y el último en saludar en el balcón… todo eso fue muy apreciado, pues la mayoría de los vitoreos que sonaron fueron para él, en forma de “¡Viva el Rey/Felipe VI!” o “¡Felipe, Felipe, Felipe!”; demostrando con ello el apoyo total de la ciudadanía y que las encuestas que los situan como uno de los más queridos de la Familia Real española no son sólo papel mojado.

El haber ido de militar y no de civil, fue un acierto (por lo comentado de su función constitucional), aunque quizás el que no llevara los collares de las ordenes le quitaba prestancia al uniforme… pero está claro que no se buscaba nada deslumbrante.

la Reina Letizia, recordando su rol de consorte, siempre en segundo lugar, cediendo el paso, sentada en el coche… aunque quizás todo esto ya suena un poco excesivo, anularla tampoco es cuestión, pero es lógico que se quisiera que todo el protagonismo fuera para don Felipe. No pudo ser exactamente, doña Letizia es una de esas personas que no pueden evitar ser el centro de atención aún sin quererlo: toda la prensa mundial ha celebrado sus elecciones en vestuario, su estilismo, y todos se han rendido a la que han coronado como “la reina más glamourosa del planeta”, si como Princesa ya acaparaba atención y las portadas de las revistas más importantes y relevantes a nivel mundial (recordemos este artículo) parece que como Reina conseguirá que el nombre de España luzca con una absoluta brillantez, y se convertirá en la gran embajadora de la moda y del estilo español (porque además, y esto es muy importante, ella es española, es una de nosotros), y quizás consiga vender este nombre como doña Sofía (sin menospreciar su gran labor, que no ha dejado de alabar todo el mundo estos días) nunca consiguió. No hay duda, doña Letizia es una mujer de su tiempo, y por tanto una Reina de nuestros días, y lo va a demostrar para bien (en ese aspecto, parece que don Juan Carlos tenía razón en pasar el testigo a una generación más joven; la Reina Sofía es sumamente atemporal y aséptica -en toda su majestad-, doña Letizia en cambio, es la Reina de hoy, es una de las mejores representaciones de la monarquía renovada de la que habló Felipe VI).

En cualquier caso, la prensa extranjera ha sido unánime, incluso en perjuicio de sus propias representantes regias: la prensa británica advirtió a su alteza Kate, Duquesa de Cambridge, que dejara sitio y que tuviera cuidado con la Reina de España… y ya no digamos la prensa de las repúblicas, que no dejan de rendir pleitesía al estilo de nuestra nueva Reina (y la verdad sea dicha, la foto tan repetida del balcón con el beso, ese gesto de la mano que hace ella, está cargado de estilo, y del mejor).

Se habló mucho de como iría vestida, es lógico, es un momento muy simbólico, es una pena que no fuera de largo (y no luciera joyas y sólo el lazo de la orden de Carlos III… parece que la de las Damas nobles de Maria Luisa de Parma -dedicada exclusivamente a mujeres, entregada por la propia Reina, y que debería de ser recuperada- tendrá que seguir esperando tiempos mejores…), pero como ya se ha comentado, está claro que no se buscaba la espectacularidad.

El conjunto escogido parece reflejar el color fetiche de doña Letizia: el blanco; pues, si nos fijamos, en todas las grandes ocasiones lo lleva, como la petición de mano o las fotos oficiales, tanto las antiguas como las nuevas. En su momento se dijo que el vestido de la Reina Sofía en la Proclamación de don Juan Carlos hacía referencia en su color a algo tan español como el capote de un torero… si queremos buscar simbolismos, el blanco ha sido tradicionalmente el color simbólico de la monarquía, ¿buscaría quizás doña Letizia ese efecto?, tal vez es sobreanalizar, pero lo cierto es que en estos casos nunca se deja nada al azar…

¿Y que decir de nuestra preciosa y nueva Princesa de Asturias y la Infanta?, su magnífico comportamiento no ha dejado de asombrar a propios y extraños: que sentido de la compostura, que aplomo, que dignidad, que buen saber hacer… en niñas que apenas llegan a los 10 años. No hay duda, todos nos hemos quedado asombrados con unas chiquillas cuyo comportamiento fue absolutamente excelente, y que no hay duda de que ya saben y son conscientes de quienes son, cual es su rango y las responsabilidades que este implica. Todo un triunfo educativo de los nuevos soberanos, que demuestra que la nueva Princesa de Asturias ya está preparada para serlo (aunque dejémosla disfrutar un poco más de su niñez, al fin y al cabo, es la heredera más joven de Europa), y que también será una gran Reina algún día. Y siendo más joven, el comportamiento de la Infanta Sofía no fue menos impecable.

¡Y no se puede dejar de mencionar lo guapísimas que son las dos hijas de los Reyes! (una pena que el rubio borbónico se les vaya a ir con los años, como a toda la familia),  en más de una ocasión he comentado que teníamos la Princesa más guapa de Europa, ¡y no sólo no la hemos perdido, sino que hemos ganado!. Sin mencionar lo bien vestidas que iban, parecidas pero a la vez diferentes, todo un acierto, y con un toque de lo más regio y digno, ¡unas princesitas como sacadas de cuento!.

En cuanto a los Reyes padres, su discrección fue absoluta, doña Sofía (como siempre, también muy bien vestida y en esos tonos brillantes que también parecen ser sus favoritos, y que también suele escoger para las grandes ocasiones como fue la Boda Real, las fotos oficiales y por supuesto en esta ocasión) pudo prodigarse más, y ver con gran emoción aquellos momentos tan importantes para su hijo… apena quizás que don Juan Carlos, prefiriera estar en segundo plano (y no faltan los que aconsejan que siga ahí durante un tiempo), pero no le falta razón (la realidad sea dicha, don Felipe VI tiene muchas virtudes, pero no parece poseer el carisma de su padre), ambos recibieron múltiples homenajes aún así.

Las Infantas, Familia del Rey (que no Familia Real, que es toda la anterior), acudieron con su habitual discrección, las infantas Pilar y Margarita, Duquesas de Badajoz y de Soria y Hernani, respectivamente, a presenciar el gran momento de su sobrino, aunque, como siempre, nadie reparó demasiado en ellas (hay quien no sabe ni que existen).

La Infanta Elena, (a la que acompañó su hijo Felipe de Marichalar, Grande de España; y que hasta hace muy poco estaba en los primeros puestos de la sucesión al trono español); escogió también brillantemente su estilismo (me sorprendió que apenas se comentara lo increiblemente elegante que iba) y demostró ser la más sentimental y emocionada por ese día tan importante para su hermano.

Por supuesto, no faltó quien comentó la gran ausencia de la Infanta Cristina, pero ciertamente, todo el mundo también coincidió en que no podía ser de otro modo, no se pude iniciar un nuevo reinado con la representación de la sombra de un escándalo demasiado presente y que tan necesario es alejar de la imagen del nuevo monarca; ¿es duro, quizás injusto y terrible? totalmente, pero necesario; nadie ha dicho que formar parte de tan alta institución fuera fácil, que no lo es. Muchos se centraron en el dolor que sentirían los asistentes a la Proclamación por la ausencia, pero yo no pude evitar pensar en la persona que se quedó sola, doña Cristina probablemente tendría que ver el gran momento de su hermano, uno de esos momentos que te pasas toda la vida esperando, por televisión, privada de estar con su familia en uno de sus momentos más importantes, quizás injustamente y por encima, con la preocupación adiccional de los problemas que tiene… si se piensa es muy triste.

Por otro lado, ahora que sabemos los gastos de la Proclamación, como de costumbre, han destacado por ser desmesuradamente bajos, costó menos que casi cualquier evento de mediano empaque que se organice en la ciudad… una pena, rara vez le damos valor a las cosas que realmente lo tienen.

En lo que respecta al día en sí, paso a describirlo: fue genial, por supuesto, hubo muchísima gente, algo que esta vez no me molestó, puesto que cuanta más para apoyar al Rey, mejor; y es que repentinamente, todas las manifestaciones republicanas se vieron eclipsadas por el evidente apoyo ciudadano a su monarquía.

Y es que España ha demostrado que ama a sus Reyes, si los pocos republicanos consiguieron convocarse a través de las redes sociales y reunirse en poco tiempo en Sol; el resto de los españoles, a pesar de las medidas de seguridad tremendas, la desinformación y la precipicación de todos los actos, han acudido a demostrar su lealtad hacia los nuevos soberanos, logrando que no cupiera un alfiler, y lo que es más importante, allí no había gente de casualidad, todo el que estuvo allí, estuvo porque quiso realmente, porque se empeñó en estar, pues había que pasar varios molestos controles de seguridad (aunque necesarios); sin mencionar el terrible calor, que hacía muy difícil estar parado en el exterior, pero absolutamente nada impidió que todo el mundo se lanzara a la calle, lo cual demuestra el mucho amor y el mucho deseo que tenía el pueblo de estar con su Rey, para el que llenaron y abarrotaron las calles… lo dicho, una fiesta monárquica, y es que España y Madrid han puesto el punto en boca a las ridículas pretensiones republicanas dejando claro que, a la hora de demostrar apoyo, es la Familia Real quien lo tiene de verdad.

Es más, no faltaron periodistas que comentaran que ni en las entronizaciones de Bélgica o de Holanda se pudiera ver tanta gente y que eso es un hecho, ¡España ha ganado en monarquismo!; y es curioso, puesto que es muy conocido el amor de los Holandeses por su Familia Real y la llamada “máximamanía”.

Por supuesto, hubo que ir tempranísimo al Congreso, y aún así, había muchísima gente, con lo cual conseguir un buen sitio era casi imposible (aún así, por las fotos veréis que no estuve mal), por no decir los múltiples sitios en los que había que estar. Mi plan era ir al Congreso, ver todo lo que sucedía, después seguir el cortejo hacia el Palacio Real, y allí ver el saludo… no pudo ser exactamente así por el vallado, pero conseguí estar en el Congreso y en Palacio (a pesar de las dificultades y de la enorme seguridad… pero era fácil ir a todos los sitios, puesto que todo el mundo iba).

Es importante también destacar, que había gente de todo tipo, más jóvenes, más mayores, es una heterogeneidad interesante y muy importante, puesto que demuestra el apego de toda la ciudadanía a su Rey (se ha hablado mucho del desapego de los jóvenes hacia las instituciones y en particular hacia la monarquía, y es también muy cierto que no se les ha explicado como se ha debido la importancia y utilidad de esta institución; pero había también en la Proclamación una gran cantidad de gente muy joven, lo que demuestra su apoyo e interés por la causa).

El ayuntamiento repartió banderas a espuertas (como ya he dicho, nunca en toda mi vida he visto tantas banderas españolas juntas) creadas también a última hora; pero no eran los únicos, la revista “¡Hola!”, también repartía sus propias banderas (mejores en diseño pues llevaban el escudo), aunque estas eran más frágiles, de papel, pero con la gran ventaja de que en el reverso, a parte de la preceptiva publicidad, llevaban la fecha y el acto, todo un gran recuerdo de ese gran momento.

De todos modos, la ciudadanía ya venía muy preparada: no faltaban los que traían sus propias banderas en gran formato (algunos incluso con las banderas de la Casa Real o juntando la bandera autonómica -¡bien hecho, como dijo el Rey, unidos en la diversidad!-), o banderas que ya tenían, y por supuesto fotos y carteles que se habían fabricado ex-profeso o que se habían adquirido con el ABC (principalmente fueron de las que más se vieron, aunque también otros periódicos regalaron la imagen del Rey para tan magna efémeride), que había diseñado una magnífica foto con dos caras: en una la imagen del nuevo monarca y en otra una gran bandera con la enorme frase de “¡Viva el Rey!”… todo lo cual se alzó triunfante durante todo el día.

Y como ya digo, en estos momento surge una solidaridad maravillosa e improvisada, todos nos juntamos alrededor de una radio o un móvil para seguir la ceremonia y lo que está pasando dentro mientras esperamos a la salida y vivimos con auténtica emoción y presencialmente la historia, el comentario de todos era el mismo o otros parecidos, “algo que contar a nuestros nietos”.

Así pudimos ver muchos de los actos, como se dijo, sobrios y austeros, pero cargados de gran significación y majestad.

El primero de todos ellos fue la imposición del fajín de capitán general, un acto con un toque paterno-filial muy tierno, además de que, por si fuera poco, permitía alejar a los militares del congreso, y crear de ese modo una diferencia con la Proclamación de don Juan Carlos I, tema comentado por varios periodistas. Por otro lado, la jefatura suprema de las fuerzas armadas es una de las funciones en la constitución del monarca, con lo que era conveniente que se representase también el cambio de poderes en ese aspecto.

La llegada al congreso fue muy difícil de seguir desde la calle… básicamente porque vinieron por un lugar improvisado con el que no se contaba (¡que desesperación el saber si bajarían al Paseo del Prado o no al final y si estaríamos esperando para nada!), y como la excesiva seguridad (¡hasta los periodistas admitieron haber tenido problemas para llegar!, si realmente, quien estaba ahí era porque realmente quería) nos mantenía muy alejados (gran error: ello impidio que se viera bien hasta que punto la ciudadanía abarrotaba y deseaba hacer su propia Proclamación popular), era muy difícil ver nada de lo que pasaba pues estabamos tan alejados que apenas veíamos soldados desfilar (menos mal, que en casa se me estaba grabando y lo vería más tarde bien… pero también digo que no me he arrepentido en ningún momento de verlo en directo, a pesar de las dificultades y las incomodidades).

Y luego a esperar, como ya dije, casi todos nos pusimos alrededor de móviles o radio o lo que fuera, para poder seguir lo que pasaba dentro, que tardaría horas… pero la gente tiene una paciencia asombrosa cuando quiere y va mentalizada para ello.

La ceremonia en el congreso fue, efectivamente, muy digna y majestuosa a pesar de la sobriedad.

Por supuesto, allí figuraban las tan comentadas últimamente, corona y cetro de la monarquía española, habitualmente guardadas en una cámara acorazada al lado de la real capilla del Palacio Real; dos joyas de gran belleza y simbolismo, muy especialmente porque la corona es de los Borbones y el cetro de los Austrias; y llevan siendo utilizadas en las Proclamaciones Reales desde Isabel II (una de las primeras monarcas constitucionales y parlamentarias -decía en las monedas “Isabel II Reina por la gracia de Dios y de la constitución”-lo cual hace que no entendamos la falta de precedentes en las Proclamaciones que tanto se comenta… quizá tampoco se respetaron como debieran, una de las características que tenía esta ceremonia es que se mandaban heraldos a todos los lugares principales donde se gritaba “tal sitio por el Rey tal”, y la respuesta del viva ciudano, suponía su Proclamación en la ciudad… eso hubiera estado bien que se hubiera hecho, pues hubiera permitido a las provincias más lejanas o a muchas comunidades autónomas participar activamente -aunque ya estaban representadas por sus respectivos presidentes autonómicos en el Congreso-).

Jesús Posada, como Presidente del congreso de los diputados, ejerció como “maestro de ceremonias” de una forma brillante y muy apropiada.

En cuanto al primer discurso de su majestad el Rey Felipe VI, una de las cosas más importantes del día, fue realmente muy bueno (todo el mundo ha coincidido en ello), algo que no era fácil, puesto que se esperaba mucho de él: tocó absolutamente todos los temas importantes y habló de muchos detalles a tener en cuenta; además, a nivel de forma, fue un discurso mucho más claro y directo que los de su padre, a menudo rebuscados y excesivamente barrocos (algo que no deja de ser un contraste con la personalidad del Rey padre), por el contrario el de Felipe VI evitaba las grandes retóricas, y era mucho más directo y claro.

No sobra decir que el discurso fue interrumpido en múltiples ocasiones por extensos aplausos de toda la cámara.

Todo el discurso me gustó, pero me pareció especialmente interesante tanto la mención a los problemas actuales, como el guiño al conocimiento de los nacionalismos y el utilizar sus propias armas: citar a sus grandes pensadores o despedirse en todos los idiomas co-oficiales; a pesar de ello, sólo el presidente de Galicia (también es del PP, todo lo hay que decir), aplaudió; un desdén por parte de los nacionalismos en el que se denotaba su poco interés en colaborar y en ir exclusivamente a sus propios asuntos, con un egoísmo vergonzoso y desconsiderado. Sin embargo, el hecho de que estuvieran presentes, no deja de significar algo, y es algo importante, que realmente el Rey, sigue siendo el nexo de unión del Reino de España.

La verdad es que se debe de reconocer que es uno de los discursos más brillantes de la Corona española y que realmente merece figurar entre los más grandes de su historia; lo que eleva nuestras espectativas para nochebuena, su próximo gran discurso como jefe de estado.

Y así, aunque con austeridad, con gran dignidad fue proclamado por las cortes don Felipe VI, Rey de España.

La salida tardó bastante (más tarde se vio por televisión como los Reyes tuvieron que saludar a todos los asistentes), todos recordamos el como se fueron poniendo todas las cámaras alta y baja en la tribuna construída al efecto para presenciar el desfile militar, fue una espera larga y considerable… pero cuando empezaron a desfilar los soldados ya tuvimos algo que ver.

Poco después, salían también los nuevos Reyes en el espectacular coche, a los que tuvimos la oportunidad de ver muy bien, y ante los que todo el mundo se rendía a un fervor monárquico que no dudaban en expresar con vitoreos, aplausos, y de los más variados modos.

Fue una pena que la Reina no fuera también de pie, pero ya hemos comentado el asunto de la necesidad de permanecer en segundo lugar.

Y por supuesto, el coche, ese magnífico Rolls Royce, precioso, como siempre.

Se ha hablado mucho de la falta de grandes carruajes y tiaras en esta Proclamación Real, hasta cierto punto tienen razón, hubiera sido más lujoso y espectacular, y como tantas otras personas coincido en que sería mucho mejor para la imagen del país hacia el exterior (al fin y al cabo, no se ha gastado casi nada en esta Proclamación Real mientras que el Reino de Holanda gastó millones en la entronización de su rey) y también como forma de ánimo en el interior (pues una celebración siempre gusta)… pero también es cierto que los tiempos no aconsejan grandes gastos, y que rápidamente aparecerían las críticas (pero por otro lado, críticos los va a haber siempre…).

Quizás en el día de hoy no era tanto el momento en el congreso; si lo hubiera sido en el Palacio Real (con los monarcas ya más vestidos de largo) o en una potencial misa de Te deum que nunca se llegó a celebrar.

Respecto a eso, aunque sí es importante destacar la aconfesionalidad del estado, yo creo que la mayor parte de la gente vio esto como una tontería (y más cuando el primer viaje oficial de los nuevos Reyes acabó siendo precisamente al Vaticano), que además restaba prestancia al acto (¡con lo espectacular que puede llegar a ser la iglesia católica!).

Pero la verdad es que no vimos ni grandes joyas, ni los espectaculares carruajes de Patrimonio Nacional, una de las colecciones más importantes del mundo, y que próximamente (supuestamente) podremos ver en el museo de las colecciones reales que abrirá cerca del Palacio Real.

En cualquier caso, mi comentario permanente es el mismo, si bien todo destacó por su sobriedad y austeridad, también lo hizo por su gran dignidad y majestad, consiguiendo una pompa y un boato indirecto.

De todos modos, y volviendo al relato de los hechos, lo que se vio bien en directo, y que las cámaras de televisión no llegaron a reflejar, fue el paso del resto de los miembros regios, así, las jovenes hijas de los Reyes iban en un coche detrás saludando también (lo dicho, ¡qué bien hubiera quedado esto con carruajes, o en más coches abiertos!), y por supuesto la Reina madre y la Infanta Elena.

La guardia real, cumplió espectacularmente su función en los caballos (¡y debían estar pasando un calor en esos uniformes que parecen tan gruesos e invernales!), consiguiendo rodear de aún más prestancia el paso del monarca por las calles.

Lamentablemente, la mayor parte de ese paseo lo tuve que ver por televisión, pues era imposible seguirlo (y quizás mejor, pues según supe más tarde, sólo se podía acceder a la plaza de Oriente por la plaza de Ramales) debido a las barreras y medidas de seguridad.

Lo que vi después grabado, me pareció espectacular, y se veía claramente como todo el mundo se había lanzado en una apoteosis monárquica a celebrar la Proclamación Real. España ha hablado, y ha dicho: “¡viva el Rey!”, con unas multitudes que ponían en ridículo todas las manifestaciones republicanas y que dejaban claro que es lo que realmente la gente quiere.

Personalmente, soy alguien a quien no le suele gustar perder las formas, pero reconozco que pocas veces me he dejado llevar tanto por el sentimiento popular y colectivo, y que pocas veces he gritado tanto, de tan viva voz y con tanta emoción… pero eso no es lo más sobrecogedor, lo más espectacular es cuando gritas “¡Viva … !” y automáticamente te responden otros cientos “¡viva!”, y tú haces lo mismo… es simplemente increíble, algo digno de vivir, una emoción, un sentimiento colectivo espectacular.

¡Y de todos modos, hay que tener en cuenta que no todo el mundo que apoya a la institución estaba allí!: las espectaculares cifras de audiencia que obtuvo la Proclamación demostraron el apoyo popular; sin mencionar los ayuntamientos que, como Getafe en Madrid o Sevilla en Andalucía y otros tantos en el resto de España, también se vistieron de gala para ella (colgando banderas u otras cosas), aunque los monarcas no fueran a pasar por ahí… y por supuesto, yvolviendo a la calle, los que tratabamos de llegar a los puntos más importantes del día.

En un principio, no tienes mucho problema para orientarte, porque todo el mundo va al mismo sitio, según acabamos en el Congreso, casi todo el mundo se movilizó hacia el Palacio Real… a nadie le importaba el saber que había gente desde primera hora de la mañana, el que fuera a ser dificilísimo pasar o cualquier otro argumento, todos bullíamos de emoción.

Así, atravesando todo el barrio de las letras, pasando por Sol, donde, si bien el ayuntamiento se había volcado colgando dos enormes banderas de España, la Comunidad no se quiso quedar atrás, y expuso un enorme retrato oficial de los nuevos monarcas (recordando un poco con ello a las Proclamaciones Reales tal y como se celebraban antiguamente, con muchas imágenes de los nuevos monarcas, arcos de triunfo, tapices, las más diversas obras de arte alegóricas… etc).

A mi paso por allí, me pareció ver gente con banderas republicanas en la calle del Carmen controlados por la policía (como toda manifestación), aunque supuestamente no se permitía.

En realidad es evidente que quisieron manifestarse a propósito para que les dijeran que no y decir que los censuraban… que poca vergüenza, después de días de cuatro gatos manifestándose, pretender rebentar también la Proclamación Real, algo que da muestra de la poca educación y civismo del republicanismo, aunque no es para menos, durante la 2ª república, se prohibió el uso de cualquier enseña monárquica, y en muchas repúblicas actuales los antiguos reyes tienen prohibida la entrada… suponemos que esa es la libertad que defienden los partidarios de la república… pero que mala es la ignorancia, de verdad.

Sin embargo, aquella imagen era magnífica: unas pocas personas en una calle, ¿que eran frente a las multitudes que se congregaban en todo Madrid para apoyar al nuevo Rey?, una vez más, los republicanos hacían público su ridículo y su nulo favor popular; España siempre ha sido, y seguirá siendo, monárquica.

Quería ir a Callao, por lo de ver la pantalla gigante y el como los cines dejaban su programación habitual de Callao city lights, para recoger la señal de televisión española (hay que reconocer que los que fueron a esa plaza fueron listos)… pero menos mal que no lo hice porque no había quien entrara en la plaza de Oriente, como se vio más tarde en la tele… además, yo quería llegar a otro de los momentazos del día: el saludo desde el balcón del Palacio Real.

Y no se planteaba nada fácil: pronto se llegó al caos, cientos, miles de personas querían lo mismo, y las medidas de seguridad eran extremas: varios controles, y no sólo de abrir mochilas, ¡sino también de puertas de detectores de metales y escaneres!, un montón de policía… etc.

Finalmente, conseguí entrar en la plaza de oriente, donde, guiado por la buena intuición, conseguí acercarme bastante, aunque ya había mucha gente situada… y como la cantidad de gente que allí había era mucha, y había que apretarse y situarse acorde con las medidas de seguridad (había pasillos enteros que había que dejar totalmente libres), pronto todos perdimos los reparos y nos metimos hasta dentro de los jardines de la plaza de oriente (de hecho, yo no dejaba de pensar, “vaya, tanto trabajo que se han tomado los jardineros para dejar esto impecable para la celebración y nosotros lo vamos a destrozar en un momento”… pero no era para menos, tal y como se agrupaba y juntaba la gente, los jardines de oriente amenazaban con quedar totalmente devastados, pues nadie quería privarse de poder ver el gran momento, aún a costa de la naturaleza y de una de las obras urbanas más bellas de la ciudad.

Llegué a tiempo y hasta tuve tiempo de esperar… algo bueno porque así pude ver, la decoración del balcón, donde entre guirnaldas florales colgaba, por primera vez el estandarte del nuevo monarca, que apenas había podido atisbar antes por imágenes televisivas. Para mayor emoción, la nueva y flamante bandera de la Casa Real (y más tarde en la televisión vería como hasta algunas de las matrículas de los coches habían cambiado su habitual azul por el carmesí), ondeaba también en Palacio, signo de que el monarca estaba en él (el estandarte sólo cuelga en el palacio dónde está el monarca).

El nuevo estandarte no es muy espectacular, la verdad sea dicha, es incluso más simple que el escudo de la bandera del Reino; y lo cierto es que el carmesí queda un poco hortera con tanto rojo… no sé en que estaban pensando cuando lo diseñaron; sin ser un gran fan del color azul, reconozco que era una elección cromática más adecuada para el escudo… aunque el mejor hubiera sido el blanco. Por otro lado, la desaparición de la cruz de borgoña o del yugo y las flechas, tan simbólicas de los orígenes de la monarquía española, tampoco parecen un gran acierto. La verdad es que en mi opinión, el escudo debería de haberse aumentado (incluyendo, por ejemplo, todos los reinos que posee en la actualidad la Corona), no simplificado.

Sin embargo fue impresionante ver el nuevo estandarte colgado, puesto que eres más consciente que nunca de como la historia está pasando ante tus ojos, y eso, especialmente para un amante de esta disciplina como yo, no tiene precio.

Los nuevos monarcas no tardaron demasiado en salir (es más, a pesar de que apenas lo vi, pues estaba muy lejos, creo que llegué algo antes de que llegaran en coche a palacio), ante unos subditos que estaban deseosos de vitorearles.

Siguiendo un (aparentemente, pues dudo mucho que fuera improvisado) bien medido protocolo; el Rey Felipe VI fue el primero en aparecer, y poco después el resto de la Familia Real (a cuentagotas), incluído, uno de los miembros más esperados, el Rey padre.

Fue un momento muy a tener en cuenta, puesto que en esa “foto del balcón”, como la llamarían muchos, se dejaba establecido quien era la nueva Familia Real (próximo artículo sobre el tema al respecto en Universo de A -ya publicado, se puede leer aquí-), ya que todos los miembros de esta, estuvieron allí, el resto, son Familia del Rey, pero no Familia Real (para entender mejor las diferencias, sugiero leer este artículo).

El saludo fue desde el balcón del comedor de diario del Palacio Real (que forma parte de una serie de salas situadas en el este del edificio para la vida diaria de la Real familia cuando esta vivía en palacio, y que no son visitables) que da directamente a la plaza de oriente (el mismo sitio desde donde saludaron el día de la boda); no fue mala elección, aunque tiene como defecto que no permite que la gente se acerque todo lo que podría (y el balcón está alto) y que en la plaza de la armería sería incluso más espectacular y más grandilocuente como imagen… no pudo ser; pero en cualquier caso, lo importante estuvo: miles de personas vitoreando y dando vivas sin parar a los nuevos Reyes, miles y miles de ciudadanos que fueron a propósito y a pesar de todas las medidas de seguridad, para celebrar ese gran día y apoyar al monarca; y a la hora de la verdad, eso es lo verdaderamente importante. Yo estuve allí, y vi que no cogía un alfiler, y luego vi las imágenes en prensa y televisión, y efectivamente era así, además del espectacular vuelo de los colores rojo y amarillo por encima de toda esa multitud que no paraba de agitar las banderas.

El comportamiento de la Familia Real fue igualmente agradecido, especialmente de don Felipe VI, primero en salir y último en marcharse, que no dejó de saludar en el coche y tampoco en el balcón, además de hacer gestos de agradecimiento y de emoción llevándose la mano al pecho.

Igualmente bien estuvo el resto de la Familia Real, quienes a pesar de que el sol les daba directamente en la cara (sólo hay que ver las fotos, estaban a contraluz), allí estuvieron para saludar a todos.

Y todo el mundo se emocionaba, todo el mundo daba vivas y aclamaba a todos los miembros de la Real Familia, casi todos los cuales obtuvieron más de un viva (¡incluso la Princesa y la Infanta!), aunque hay que reconocer que el nuevo monarca se llevó la gran mayoría.

Después de un buen rato en el balcón (no pensaba que fueran a estar tanto tiempo), finalmente volvieron a entrar, y una parte de la gente se fue, pero ¡no todo el mundo!, yo, con la emoción de otros muchos, también quería más, así que nos quedamos a ver que pasaba (al fin y al cabo, ya no creía llegar al final de la emisión en Callao), así que conoces gente, porque todos estamos vinculados por lo mismo.

Todo lo hay que decir, en el colmo del buen hacer y de la consideración, tampoco nos dejaron solos, la banda de la guardia real (al sol y con esos uniformes… pobres), reconocida como una de las mejores de Madrid, tocó para nosotros horas enteras (aunque estaban un poco lejos, así que el sonido se hubiera podido escuchar mejor) piezas madrileñas principalmente, que todos disfrutamos mucho (esa fue la principal razón por la que al final no me fui a Callao, ya vería la televisión, ¡ahora era el momento de vivir la historia!).

Sin mencionar, los eventuales desfiles y cambios de la guardia con caballos que veíamos en palacio, en la mejor tradición de la guardia real… España es un Reino, con un monarca, y con un palacio donde celebra ceremonias oficiales, y cuando está, este vive más que nunca, y eso quedaba definitivamente demostrado.

La espera, como ya digo, es muy amena entre la música y entre que conoces gente, pues al final, a nadie le importaba coger una insolación o asarse de calor (y muchos volvimos con la piel completamente roja a casa, a pesar de ir bastante preparado para las circunstancias y todo lo que implicaba) porque la emoción te impide pensar en eso, todos estábamos atónitos e intentando digerir los grandes acontecimientos que habíamos vivido… la historia ante nuestros ojos.

En medio de todo esto apareció una republicana (sí, atención, una sola; es lógico que no le diera vergüenza, al fin y al cabo, está acostumbrada a ir a estas cosas con poca gente) y se puso a dar vivas a la república… al principio la gente gritó “fuera, fuera…” (es que eran ganas de ir allí a provocar, era evidente que buscaba gente que le siguiera el tema… pero fracaso absoluto), pero pronto dejaron de tomarla en serio a pesar de su insistencia, y de insultar a todos los circundantes llamándolos lacayos y borregos (¡borregos!, ¡ja!, no he visto un solo republicano que consiguiera explicarme racionalmente su apoyo a esta forma de estado), así, cuando gritaba “viva la república” muchos respondían “independiente de mi casa” o “de Ikea”, transformando así sus vítores fuera de lugar en merecidas burlas; pronto sus berridos fueron ahogados por los de la múltitud, que no paraba de dar vivas a todos los miembros de la Familia Real, uno por uno. La chica aguantó tercamente apróximadamente diez minutos, y por fin, viendo que allí no pintaba nada, se marchó.

Sin embargo, el júbilo monárquico, la sensación de celebración no decayó en ningún momento, y todo el mundo estuvo hablando y debatiendo sobre lo que había sucedido, sobre la nueva Familia Real, sobre como sería el nuevo reinado… etc.

Entre tanto, en el interior del Palacio Real se celebraba una de las recepciones y ceremonia de besamanos más importantes del reinado, por ser la primera, y porque por tanto, pretende saludar y abarcar a una buena parte de la sociedad española, y así fue, aunque algunos criticaron que determinados invitados no les parecían tan relevantes (pero eso es a gusto de cada cual, y en cualquier caso, efectivamente era muy importante que la gran mayoría de la sociedad actual y sus diversos sectores estuviese representada), lo cierto es que personas provenientes de todos los ámbitos de la sociedad española pasaron por el salón del trono en un espectacular y memorable desfile que pretendía, y probablemente conseguía, representar a la sociedad actual… y como todo el mundo comentó, ¡qué agotamiento de pies y manos tuvieron que sentir los nuevos Reyes!.

Al final, fuera pudimos apreciar la salida de algunos (senadores principalmente, no vimos a nadie conocido), todos muy vestidos para la ocasión.

Yo, como la mayoría, me quedé hasta la salida definitiva de toda la Familia Real del palacio, donde una vez más, tuvimos la ocasión de despedirnos y de vitorearles, cosa que ellos respondieron saludando.

Para finalizar mi día de Proclamación en vivo (pues lo cierto es que la televisión aún iba a seguir el resto del día y parte del siguiente, y las actividades del nuevo soberano serían seguidas al detalle a partir de ese momento), decidí hacer el recorrido entero que hizo el cortejo, ahora sin grandes medidas de seguridad, y sin el colapso de un montón de gente, por lo que lo haría más tranquilamente y más a gusto.

Más o menos, puesto que aún quedaba gente lléndose, y el color de las banderas en las manos de la gente y todos los que comentaban la Proclamación y las vivencias de su asistencia a esta aún seguían encontrándose por todo el camino.

En mi recorrido desde la calle Bailén, plaza de España, Gran vía, Alcalá, Paseo del Prado y finalmente Carrera de los Jerónimos, pude admirar de nuevo la espectacular decoración con la calma con la que no había podido antes: realmente Madrid se había vestido de gala, pero de una gala nacionalista extrema, no faltó quien comentó que simplemente se trataba de un cambio del gusto en el criterio de decoración (de Alberto Ruiz Gallardón a Ana Botella), pues las comparaciones con la Boda Real fueron pronto evidentes, pero para gustos no hay nada escrito y cada uno era partidario de una cosa u otra, y acerca de lo que era más apropiado según la ocasión. En cualquier caso, ¿se trató quizás este vestir exageradamente Madrid con la bandera de un mensaje a los secesionistas?, lo cierto e innegable, es que hasta a mí me pareció excesiva tanta bandera y tan poca variedad decorativa (aunque totalmente espectacular, todo lo hay que decir, simplemente imponente… no se había dejado nada, todos los espacios de publicidad por donde pasarían los monarcas estaban decorados con la bandera, no había ni uno dedicado a su actividad habitual; sin mencionar las vallas para impedir el paso que también se habían ornado con los colores nacionales), es más, la única variedad eran las discretas flores blancas (que apenas se notaban) y algunos escasos carteles azules con una corona y la fecha de la Proclamación Real; también es cierto, que no se dispuso de tiempo y que tuvo que hacerse a contrareloj, con lo que es milagroso que se consiguiera engalanar Madrid.

Así, tras ese paseo en triunfo por los colores nacionales que estaban por todas partes como nunca antes se había visto (hasta el edificio de telefónica estaba como envuelto por una bandera); por fin llegué al comienzo del todo, el congreso de los diputados, dónde tuve la oportunidad de admirar desde más cerca el precioso dosel que tan pocas veces se pone… fue el momento donde, por vez primera, hubo la oportunidad de pararse a reflexionar sobre lo visto, y como siempre queda gente que ha asistido a todos los actos, comentar experiencias.

El día sin embargo había terminado, todos los grandes actos habían acabado y ahora los medios les darían mil vueltas y analizarían hasta el más mínimo detalle… podría volver a repasar todo lo que había visto a través de los múltiples programas informativos, de la prensa, las revistas… que no hablaban de otra cosa y cada una con un enfoque distinto (al día siguiente todo el mundo quería el “¡Hola!” y mucha gente compraba todos los periódicos del día, como recuerdo de tan magno evento histórico), pero, lo cierto es que eso ya son imágenes colectivas, los recuerdos creados para todos, que están muy bien, pero que no son una vivencia real… y es que yo viví una Proclamación Real, yo viví un momento histórico y tuve la oportunidad de gozar de una espectacular apoteosis monárquica que conquistó Madrid, como si de una película se tratara, como si de uno de esos momentos diseñados por el arte para ser perfectos hubiera sido, yo me llevé mis propios recuerdos, mis propias impresiones de un día tan importante para la historia, porque yo estuve allí, viviéndolo en primera persona, tal vez no en el mejor sitio, pero sí formando parte del momento… y eso es algo increíble.

He tratado de describir lo mejor que he podido con palabras (y lo he complementado con fotos tanto propias como de los medios) como fue la Proclamación Real para uno más de los miles que estuvimos allí, pero mucho me temo que difícilmente puede hacerse, los acontecimientos históricos hay que vivirlos.

Y es que uno se da cuenta de lo único que es lo que está viendo, al fin y al cabo, la próxima gran celebración de la monarquía española será dentro de muchísimos años… (presumiblemente la Boda Real de doña Leonor o de doña Sofía) y quien sabe si estaremos ahí para cuando llegue ese otro glorioso momento. En cualquier caso, no parece haber otra gran celebración nacional de estas características en perspectiva en muchísimo tiempo.

Por eso es algo tan especial, tan único y tan histórico, no sólo para los libros, sino a nivel personal.

Y es que no hay duda de que el 19 de junio de 2014 fue un día festivo en todos los sentidos, y para los que lo vivimos en primera persona resultó algo deslumbrante y emocionantísimo.

En definitiva, y lo más importante, Felipe VI ha demostrado estar a la altura en su gran momento, augurando de ese modo un gran reinado.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Así pues, don Felipe pasará a ser: su majestad católica, el Rey don Felipe VI de España, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de Las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Menorca, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, de las islas y tierra firme del mar océano; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña, de Brabante, de Milán, de Atenas y de Neopatria; Marqués de Oristan; Conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol, del Rosellón, de Gocéano, de Cerdeña y de Barcelona; Señor de Vizcaya y de Molina 

Desde ese momento, doña Letizia pasará a ser la Reina consorte (y por tanto ostentará los mismos títulos).

La heredera pasará a ser doña Leonor, que ostentará los títulos de: Princesa de Asturias, Princesa de Girona y Princesa de Viana (correspondientes a los primogénitos de los Reinos de Castilla, Aragón y Navarra cuya unión se formó en el siglo XVI). Ostentará, asimismo, los títulos de Duquesa de Montblanc, Condesa de Cervera y Señora de Balaguer.

La Infanta Sofía (de la que en su momento, también en Universo de A se siguieron sus primeros días de vida en artículos sobre su nacimiento, sus primeros días, su presentación o su bautizo) por su parte, mantendrá su mismo rango.

Aún no ha quedado muy claro que título tendrán los actuales Reyes, aunque no han mostrado ninguno de ellos mayor interés por el tema, y puede que el texto de la ley de abdicación lo aclare.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Como ya digo, es una gran pena que no tengamos una gran ceremonia de Proclamación llena de fastos y celebraciones (por no haber, no habrá ni misa, ¡con lo espectacular que es la Iglesia católica a ese nivel!; ¡ni tampoco invitados internacionales!… a veces uno no puede dejar de pensar, ¡quien viviera en Gran Bretaña!), como debe ser, algo que muchos lamentamos.

Parece que tardaremos mucho en ver una vez más al Conde de Altamira y Marqués de Astorga ser el primero en llevar el pendón Real (como tenía originalmente por privilegio el que ostentaba ese título de nobleza); o preciosa decoración efímera… en fin, supongo que nos tendremos que conformar con la Boda Real, que al fin y al cabo, fue una de las más bellas y espectaculares de toda Europa y en la que, a pesar de las típicas, y como siempre anecdóticas protestas republicanas (que nadie recuerda, y que como siempre fueron mucho ruído y pocas nueces), toda la ciudadanía se lanzó a la calle (como bien se puede comprobar en el vídeo de la boda) en el largo recorrido regio por la ciudad para ver, saludar, y felicitar a sus Príncipes.

Sin embargo, y volviendo a hoy día, ya que últimamente no han faltado republicanos en las calles (cifras mínimas sin importancia, al final, y manifestaciones que fueron descritas por el propio Cayo Lara -republicano como el que más- como “pintorescas”), este es el momento de estar por la democracia, de estar por el sistema y por la institución que hizo posible todo nuestro progreso (y sin cuya ayuda, a saber dónde estaríamos): la monarquía.

Por eso, desde Universo de A, se pide que todos nos lancemos a las calles (aunque probablemente sea casi inaccesible y muy difícil de ver, es importante hacer ese esfuerzo de presencia y apoyo), y que todos vayamos a gritar vivas a la monarquía y al nuevo Rey don Felipe VI, que se vea claramente que España adora a sus Reyes, y a su nueva Familia Real como ha sucedido durante toda la historia y como sucede en todos los Reinos de hoy día. Ahora es el momento de demostrarlo, y más, si coincide la Proclamación Real en festivo.

Seguiremos informando acerca del tema.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Por cierto, Universo de A se ha unido a los múltiples seguidores que tiene en Twitter la Casa Real (@CasaReal), siendo esta la primera cuenta que sigue este blog, y me alegro de que esta haya sido precisamente esta la que haya iniciado esto.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Y por supuesto, para conocer más sobre nuestra monarquía, con amplios artículos sobre el tema que la analizan, una vez más, sugiero que se visite la sección de Noticias y política, sin olvidar, dentro de esa misma sección, mi “Manifiesto de un monárquico”, que nos refrescará (por si realmente hiciera falta) las razones para serlo.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Post scriptum 15/6/2014: he decidido que todos los hechos definitivos y comprobados los pondré arriba (en el calendario, como he hecho anteriormente), y la rumorología y las opiniones, las seguiré por aquí abajo.

Poco a poco vamos sabiendo más sobre la Proclamación Real, que podría llegar a ser una verdadera celebración (ya se habla de saludos desde el balcón y de actividades para la ciudadanía y… ¡genial!, ¡decoración especial!, a ver si es verdad)… esperemos que sí, ¿cómo se puede privar a los súbditos españoles de felicitar a sus nuevos monarcas y de celebrar tan magna e histórica ocasión?, ¡salgamos todos con las banderas, que es vergonzoso que la única vez que se haga sea por motivos deportivos!

En cualquier caso, el Congreso ya se está remozando para la ocasión; la corona y el cetro utilizados para las Proclamaciones Reales desde la bondadosa Isabel II ya se han sacado de la cámara acorazada del Palacio Real, y este venerable edificio se prepara para nuevos acontecimientos históricos, otros más para su dilatada historia.

También se sabe que hay ya dos recorridos en coche alternativos desde el Congreso al Palacio Real… y es difícil saber cual será el definitivo; por una parte, el que pasa por la Carrera de san Jérónimo es el más corto, pero las calles son estrechas y quizás no falte quien se acuerde de lo que le pasó en la calle Mayor a Alfonso XIII… en cambio, el trayecto por el Paseo del Prado es mucho más extenso, pero ya fue probado con éxito en la Boda Real.

En cualquier caso, haciendo una recopilación de la información que se baraja en este momento, se puede resumir en lo siguiente:

-Martes 17: El Senado aprobará la norma, la sesión es a las 16 horas.

-Miércoles 18: El Rey sancionará el texto en una ceremonia en el Palacio Real a las 18 horas, probablemente en el salón de columnas, lugar clave y tradicional de los ceremoniales de la Corona durante toda la historia del palacio

-Jueves 19 (festivo en Madrid y buena parte de España): Juramento y Proclamación Real de Felipe VI como Rey de España (y todos los títulos adscritos a la Corona) en el Hemiciclo de la Cámara Baja, es decir, el Congreso.

Los actos de proclamación durarían cuatro horas:

Esta sería la secuencia de la jornada de la proclamación de Felipe VI que ha previsto la Casa del Rey:

- 9.30: Don Juan Carlos impone el fiajín de capitán general al rey Felipe VI en la Sala de Audiencias del Palacio de la Zarzuela.

- 10.00: Recorrido en coche de los reyes junto a sus hijas desde el Palacio de la Zarzuela hasta el Congreso de los Diputados.

- 10.30 (otros apuntan las 11): Llegada de los Reyes al Congreso de los Diputados. Honores de los tres Ejércitos al rey en la carrera de San Jerónimo, saludos en la Puerta de los Leones, entrada al hemiciclo e inicio del acto. A su término, los reyes presidirán, acompañados de la princesa de Asturias y la infanta Sofía, un desfile militar desde la escalera de la Puerta de los Leones.

- 11.30: Recorrido en automóvil desde el Congreso de los Diputados hasta el Palacio de Oriente, en el que los reyes podrán saludar a los ciudadanos que acudan al Paseo del Prado, calle de Alcalá, Gran Vía, Plaza de España y Plaza de Oriente. Una vez llegados al Palacio Real, la Familia Real -los reyes, sus dos hijas, don Juan Carlos y doña Sofía- saldrán al balcón central del Palacio para saludar a los presentes en la plaza.

- 13.00: Recepción en los salones del Palacio Real y saludo a los asistentes en el Salón del Trono.

Se habla mucho de las novedades que tendrá el nuevo reinado, algunas seguras, como el cambio de la moneda (id guardando una del reinado de don Juan Carlos I, yo ya lo he hecho, acabarán por desaparecer); el cambio de las imágenes de los tronos en el Palacio Real… e incluso el emblema regio; pero pronto ya iremos descubriendo todas esas cosas con la emoción que da estar ante hechos tan históricos como es el comienzo de un nuevo reinado.

Y para esta semana de emoción que supone tal evento histórico, Universo de A ya ha hecho varias cosas como se ha podido ver, pero ahora, además sumo unos elementos permanentes a la izquierda (y que aparecen en todas las páginas y en todos los artículos de Universo de A) que mantendré hasta el gran día, y que permanecerán, con toda probabilidad, hasta que termine la semana de la Proclamación Real; dándole por tanto a esta toda la importancia que se merece; se trata de una cuenta atrás para el día de la Proclamación Real y de un símbolo de adhesión a la Corona que enlaza directamente con este artículo.

Tampoco, hasta que pase el día de la Proclamación, se publicará nada nuevo, sólo se actualizará este artículo y se harán cosas relacionadas con este tema; toda la actividad de Universo de A queda por tanto paralizada en favor del apoyo al próximo monarca de España: don Felipe VI de Borbón y Grecia y su regia familia.

Post scriptum: comentar que, aunque se publicó en prensa que lo harían, todo el caos y toda la rapidez de esta ceremonia ha impedido que las buenas intenciones de la Cámara de comercio de empapelar Madrid con la foto de los Reyes, fuera todo lo posible y deseable. Cierto que muchas empresas tuvieron esa posibilidad, pero no se le prestó tanta ayuda a los particulares (y aún así, no faltaron quienes engalanaron sus balcones, en todos los barrios de la ciudad, con banderas y fotos), el CEIM tuvo una actitud vergonzosa y también la Dirección general de consumo (aunque se debio a sus incompetentes guardias de seguridad sobre todo). Pero el problema fue que todos los sitios estaban descoordinados y desinformados, excepto Avalmadrid, la única institución que se convirtió en proveedora de fotos para apoyar a los nuevos monarcas (aunque de las supuestas banderas, enseñas y pegatinas que iban a distribuir, nunca más se supo) y que cumplió eficazmente con su trabajo en medio de una desinformación y caos brutal… realmente, y ahí está su gran mérito, quien apoyó la Proclamación Real fue porque quiso y porque se empeñó realmente en ello. Y ya no hablemos de las asociaciones de comerciantes y hosteleros de Madrid… a cada cual más inútil que la otra.

Lo mismo se puede decir de las oficinas de turismo, especialmente las de la comunidad, donde no sólo la distribución de fotos llegó tarde y mal (casi el mismo día), sino que los trabajadores que allí estaban, eran incapaces de informar al turista e incluso llegaron a negar que hubiera nada a pesar de las reiteradas peticiones de los extranjeros que venían con emoción e ilusión a querer vivir también el histórico día.

Sin embargo, y como ya digo, Madrid se engalanó no sólo oficialmente sino también publicamente, y el gran apoyo a Felipe VI se vio plasmado en grandes banderas en los balcones, fotos de los nuevos Reyes (que decían “con nuestros Reyes”); demostrando que, a pesar del caos informativo, y las dificultades para celebrar el día, todo el mundo se quería volcar en tan importante e histórica celebración.

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Y además de todo eso, aumento mi “Álbum sobre la monarquía española” que está con el resto de las fotos, y lo lleno de imagenes nuevas, algunas históricas, que dan muy buena semblanza de nuestra monarquía; podéis ver algunas de las fotos nuevas en la galería de abajo (pero todas al completo están en el álbum):

La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

FOTOTECA RAÚL

" data-orig-size="2780,1930" title="Sin título-8.jpg" data-image-title="Sin título-8.jpg" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/13-19950318_efe.jpg" style="width:428px; height:297px;" height="297" width="428" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/13-19950318_efe.jpg?w=300" data-original-height="297" alt="" data-original-width="428" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE","camera":"","caption":"FOTOTECA RA\u00daL","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"Sin t\u00edtulo-8.jpg"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/13-19950318_efe.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

BODA DEL PRÍNCIPE JUAN CARLOS: Atenas, 14-5-1962.- Boda del Principe Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia. El Rey Pablo de Grecia intercambia las coronas durante la ceremonia Ortodoxa. EFE.

" data-orig-size="400,279" title="3-Boda%20Reyes_19620514" data-image-title="3-Boda%20Reyes_19620514" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/3-boda20reyes_196205141.jpg" style="width:264px; height:184px;" height="184" width="264" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/3-boda20reyes_196205141.jpg?w=300" data-original-height="184" alt="" data-original-width="264" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE\/UPI (POOL)","camera":"","caption":"BODA DEL PR\u00cdNCIPE JUAN CARLOS: Atenas, 14-5-1962.- Boda del Principe Juan Carlos de Borb\u00f3n y Sof\u00eda de Grecia. El Rey Pablo de Grecia intercambia las coronas durante la ceremonia Ortodoxa. EFE.","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":""}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/3-boda20reyes_196205141.jpg?w=400" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

FOTOTECA PALOMA

" data-orig-size="1850,1532" title="PALOMA.JPG" data-image-title="PALOMA.JPG" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/imagen2012.jpg" style="width:230px; height:191px;" height="191" width="230" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/imagen2012.jpg?w=300" data-original-height="191" alt="" data-original-width="230" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"","camera":"","caption":"FOTOTECA PALOMA","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"PALOMA.JPG"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/imagen2012.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

ESPAÑA NACIMIENTO INFANTE FELIPE: Madrid, 30-1-1968.- Presentacion oficial del Infante Felipe de Borbon y Grecia, tras su nacimiento en la Clinica de Nuestra Señora de Loreto. EFE/Luis Millán

" data-orig-size="286,400" title="6-Nacimiento%20PPE_19680130" data-image-title="6-Nacimiento%20PPE_19680130" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/6-nacimiento20ppe_196801301.jpg" style="width:128px; height:179px;" height="179" width="128" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/6-nacimiento20ppe_196801301.jpg?w=214" data-original-height="179" alt="" data-original-width="128" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE","camera":"","caption":"ESPA\u00d1A NACIMIENTO INFANTE FELIPE: Madrid, 30-1-1968.- Presentacion oficial del Infante Felipe de Borbon y Grecia, tras su nacimiento en la Clinica de Nuestra Se\u00f1ora de Loreto. EFE\/Luis Mill\u00e1n","created_timestamp":"0","copyright":"EFE","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":""}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/6-nacimiento20ppe_196801301.jpg?w=286" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

MD37. MADRID, 27/04/2011.- La escritora Ana María Matute, junto a su hijo Juan Pablo de Goicochea (detrás silla), es aplaudida tras recibir hoy de manos del rey Juan Carlos el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras hispanas, en una solemne ceremonia que se celebró en el paraninfo de la universidad de Alcalá de Henares. EFE/Angel Díaz ***POOL***

" data-orig-size="3949,2653" title="LA NOVELISTA ANA MARÍA MATUTE RECIBE EL PREMIO CERVANTES DE MANOS DEL REY" data-image-title="LA NOVELISTA ANA MARÍA MATUTE RECIBE EL PREMIO CERVANTES DE MANOS DEL REY" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/8-premio_cervantes_matute_201104271.jpg" style="width:309px; height:208px;" height="208" width="309" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/8-premio_cervantes_matute_201104271.jpg?w=300" data-original-height="208" alt="" data-original-width="309" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"(EPA) EFE","camera":"","caption":"MD37. MADRID, 27\/04\/2011.- La escritora Ana Mar\u00eda Matute, junto a su hijo Juan Pablo de Goicochea (detr\u00e1s silla), es aplaudida tras recibir hoy de manos del rey Juan Carlos el Premio Cervantes, m\u00e1ximo galard\u00f3n de las letras hispanas, en una solemne ceremonia que se celebr\u00f3 en el paraninfo de la universidad de Alcal\u00e1 de Henares. EFE\/Angel D\u00edaz ***POOL***","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"LA NOVELISTA ANA MAR\u00cdA MATUTE RECIBE EL PREMIO CERVANTES DE MANOS DEL REY"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/8-premio_cervantes_matute_201104271.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

POSADO DE LA FAMILIA REAL ESPA¿OLA DURANTE LAS VACACIONES 2007 EN MALLORCA
EN LA FOTO ( IZQ – DER ) : LOS PRINCIPES DE ASTURIAS LETIZIA ORTIZ Y FELIPE DE BORBON CON SUS HIJAS LAS INFANTAS LEONOR Y SOFIA DE BORBON , JUAN VALENTN MARICHALAR , EL REY DE ESPA¿A JUAN CARLOS I , I¿AKI URDANGARIN , SOFIA DE GRECIA , JAIME DE MARICHALAR , PABLO NICOLAS URDANGARIN , ELENA DE BORBON Y SUS HIJOS FELIPE JUAN FROILAN , VICTORIA FEDERICA MARICHALAR Y CRISTINA DE BORBON CON SUS HIJOS IRENE Y MIGUEL URDANGARIN
ACTION PRESS / ROYAL PRESS EUROPE / 00171122 / ©KORPA
06/08/2007
MALLORCA *** Local Caption *** 00171122
ACTION PRESS / ROYAL PRESS EUROPE / #00171.122#
SPANISH ROYAL FAMILY ON VACATION IN MALLORCA
PICTURED : LETIZIA ORTIZ , FELIPE DE BORBON , LEONOR AND SOFIA DE BORBON , JUAN VALENTN MARICHALAR , JUAN CARLOS I , I¿AKI URDANGARIN , SOFIA DE GRECIA , JAIME DE MARICHALAR , PABLO NICOLAS URDANGARIN , ELENA DE BORBON , FELIPE JUAN FROILAN , VICTORIA FEDERICA MARICHALAR , CRISTINA DE BORBON , IRENE AND MIGUEL URDANGARIN

PicNr:#00171122.000001# action press/ROYAL PRESS EUROPE © KORPA

" data-orig-size="980,660" title="-" data-image-title="-" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/18537_familia-real-espanola-marivent-2007.jpg" style="width:422px; height:284px;" height="284" width="422" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/18537_familia-real-espanola-marivent-2007.jpg?w=300" data-original-height="284" alt="" data-original-width="422" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"\u00a9 Korpa","camera":"","caption":"POSADO DE LA FAMILIA REAL ESPA\u00bfOLA DURANTE LAS VACACIONES 2007 EN MALLORCA\r\nEN LA FOTO ( IZQ - DER ) : LOS PRINCIPES DE ASTURIAS LETIZIA ORTIZ Y FELIPE DE BORBON CON SUS HIJAS LAS INFANTAS LEONOR Y SOFIA DE BORBON , JUAN VALENTN MARICHALAR , EL REY DE ESPA\u00bfA JUAN CARLOS I , I\u00bfAKI URDANGARIN , SOFIA DE GRECIA , JAIME DE MARICHALAR , PABLO NICOLAS URDANGARIN , ELENA DE BORBON Y SUS HIJOS FELIPE JUAN FROILAN , VICTORIA FEDERICA MARICHALAR Y CRISTINA DE BORBON CON SUS HIJOS IRENE Y MIGUEL URDANGARIN\r\nACTION PRESS \/ ROYAL PRESS EUROPE \/ 00171122 \/ \u00a9KORPA\r\n06\/08\/2007\r\nMALLORCA *** Local Caption *** 00171122\r\nACTION PRESS \/ ROYAL PRESS EUROPE \/ #00171.122#\r\nSPANISH ROYAL FAMILY ON VACATION IN MALLORCA\r\nPICTURED : LETIZIA ORTIZ , FELIPE DE BORBON , LEONOR AND SOFIA DE BORBON , JUAN VALENTN MARICHALAR , JUAN CARLOS I , I\u00bfAKI URDANGARIN , SOFIA DE GRECIA , JAIME DE MARICHALAR , PABLO NICOLAS URDANGARIN , ELENA DE BORBON , FELIPE JUAN FROILAN , VICTORIA FEDERICA MARICHALAR , CRISTINA DE BORBON , IRENE AND MIGUEL URDANGARIN\r\n\r\nPicNr:#00171122.000001# action press\/ROYAL PRESS EUROPE \u00a9 KORPA","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"-"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/18537_familia-real-espanola-marivent-2007.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

BODA REAL INFANTA CRISTINA: CEREMONIA RELIGIOSA
Barcelona 4-10-97.- La infanta Cristina sonríe mientras coloca la alianza a Iñaki Urdangarín, durante la ceremonia religiosa de su enlace. EFE POOL/M.H. de León/yv

" data-orig-size="431,600" title="boda_duques_palma_hr" data-image-title="boda_duques_palma_hr" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/boda_duques_palma_hr.jpg" style="width:145px; height:202px;" height="202" width="145" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/boda_duques_palma_hr.jpg?w=215" data-original-height="202" alt="" data-original-width="145" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE POOL","camera":"","caption":"BODA REAL INFANTA CRISTINA: CEREMONIA RELIGIOSA\r\nBarcelona 4-10-97.- La infanta Cristina sonr\u00ede mientras coloca la alianza a I\u00f1aki Urdangar\u00edn, durante la ceremonia religiosa de su enlace. EFE POOL\/M.H. de Le\u00f3n\/yv","created_timestamp":"0","copyright":"EFE","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":""}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/boda_duques_palma_hr.jpg?w=431" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Fototeca Paloma

" data-orig-size="2899,1714" title="Fototeca Paloma.jpg" data-image-title="Fototeca Paloma.jpg" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/9-19751122efe1.jpg" style="width:218px; height:129px;" height="129" width="218" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/9-19751122efe1.jpg?w=300" data-original-height="129" alt="" data-original-width="218" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE","camera":"","caption":"Fototeca Paloma","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"Fototeca Paloma.jpg"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/9-19751122efe1.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

PALOMA FOTOTECA

MANUEL HERNANDEZ DE LEON.

" data-orig-size="1858,1312" title="FOTOTECA.jpg" data-image-title="FOTOTECA.jpg" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/12-20001122efe1.jpg" style="width:259px; height:183px;" height="183" width="259" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/12-20001122efe1.jpg?w=300" data-original-height="183" alt="" data-original-width="259" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE","camera":"","caption":"PALOMA FOTOTECA\r\rMANUEL HERNANDEZ DE LEON.","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"FOTOTECA.jpg"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/12-20001122efe1.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

SEV01. SEVILLA, 21/11/08.- La Princesa de Asturias saluda a los alumnos del Instituto de Secundaria “Néstor Almendros” en la localidad sevillana de Tomares, que ha visitado antes de recibir el “Lazo de Dama” que le impone la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. EFE/EDUARDO ABAD

" data-orig-size="2980,2268" title="PRINCESA DE ASTURIAS EN SEVILLA" data-image-title="PRINCESA DE ASTURIAS EN SEVILLA" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20081121_instituto_tomares_sevilla.jpg" style="width:415px; height:316px;" height="316" width="415" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20081121_instituto_tomares_sevilla.jpg?w=300" data-original-height="316" alt="" data-original-width="415" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"EFE","camera":"","caption":"SEV01. SEVILLA, 21\/11\/08.- La Princesa de Asturias saluda a los alumnos del Instituto de Secundaria \"N\u00e9stor Almendros\" en la localidad sevillana de Tomares, que ha visitado antes de recibir el \"Lazo de Dama\" que le impone la Real Maestranza de Caballer\u00eda de Sevilla. EFE\/EDUARDO ABAD","created_timestamp":"1227276360","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"PRINCESA DE ASTURIAS EN SEVILLA"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20081121_instituto_tomares_sevilla.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

PM09 PALMA DE MALLORCA, 05/08/09.- Los Príncipes de Asturias y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, que se encuentran de vacaciones estivales en Palma de Mallorca, durante su paseo esta mañana por el ‘Parc de la Mar’. EFE/Ballesteros

" data-orig-size="3180,2388" title="PRINCIPES DE ASTURIAS/VACACIONES" data-image-title="PRINCIPES DE ASTURIAS/VACACIONES" align="left" data-orig-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20090805efe.jpg" style="width:417px; height:313px;" height="313" width="417" data-medium-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20090805efe.jpg?w=300" data-original-height="313" alt="" data-original-width="417" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"(EPA) EFE","camera":"","caption":"PM09 PALMA DE MALLORCA, 05\/08\/09.- Los Pr\u00edncipes de Asturias y sus hijas, las infantas Leonor y Sof\u00eda, que se encuentran de vacaciones estivales en Palma de Mallorca, durante su paseo esta ma\u00f1ana por el 'Parc de la Mar'. EFE\/Ballesteros","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"PRINCIPES DE ASTURIAS\/VACACIONES"}" data-large-file="http://universodea.files.wordpress.com/2014/06/20090805efe.jpg?w=640" />
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

Dejo finalmente también algunas de las fotos oficiales de esta triunfal semana de la Proclamación Real que ya ha pasado a la historia con mayúsculas. Para poder ver mis fotos propias (y más de las otras), sugiero que visitéis mi album dedicado a la monarquía española.

20140602_Rey_1
20140602_Rey_2
20140602_Rey_3
20140602_Rey_4
20140617_Almuerzo%20Poderes_03
20140619%20congreso%20diputados%2001
20140619%20congreso%20diputados%2003
20140619%20congreso%20diputados%2004
20140619%20congreso%20diputados%2005
20140619%20congreso%20diputados%2006
20140619%20congreso%20diputados%2007
20140619%20congreso%20diputados%2008
20140619%20congreso%20diputados%2010
20140619%20congreso%20diputados%2011
20140619%20congreso%20diputados%2015
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2001
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2003
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2004
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2005
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2007
20140619%20imposicion%20faja%20capitan%20general%2008
20140619%20salida%20zarzuela%2001
20140619%20salida%20zarzuela%2003
20140619_balcon_palacio_1
20140619_balcon_palacio_2
20140619_balcon_palacio_3
20140619_balcon_palacio_4
20140619_balcon_palacio_5
20140619_balcon_palacio_7
20140619_balcon_palacio_8
20140619_recorrido_oficial_1
20140619_recorrido_oficial_2
20140619_recorrido_oficial_3
20140619_recorrido_oficial_4
20140619_recorrido_oficial_5
20140620_despacho_pte_gobierno_1
20140620_despacho_pte_gobierno_2
BqboUSDCYAEnp2l
Bqbvqc7CIAApSXQ
BqbvrHeCQAAi8z3
BqeiZyzIUAEWUPs
BqetgSmIcAAqQql
BqetgWOIYAIthX5
Bqfx0MRIMAAYGu0
Bqfx0TnIAAEaM2b
BqjqIinCcAEUwyF
BqpAhtIIYAEQgJm
BqpAhvMIIAA9VYK
dfgh
FCO_0403b
FCO_0545b
fgh
rthe
untitled34
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España
La Proclamación Real del Príncipe de Asturias como Su Majestad el Rey Felipe VI de España

 

Y como magnífico broche final, todo el video de la retransmisión del día de la Proclamación Real:

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :