Revista Diario

La raza de los flequilleros

Por Negrevernis

Se encuentran entre nosotros en edad adolescente. Ellos y ellas se identifican con éxito en las clases de los colegios, en los pasillos de los institutos y cerca de las rotondas; se reconocen, se huelen y diría yo que hasta  se identifican alguna hormona aún no descubierta por los científicos, que les hace rondarse y saludarse desde las ventanas de las clases. Es la raza de los flequilleros.
Los flequilleros y flequilleras son jóvenes e indómitos; el tiempo no pasa por ellos, apenas planea entre sus espaldas delgadas vestidas a la última. El tiempo no pasa, y además no pasa nada: exámenes, trabajos y decisiones resbalan por sus flancos adolescentes, deshaciéndose poco a poco a la altura de las caderas, para quedarse como un mero recuerdo cuando llegan a sus bailarinas -ellas-, a sus zapatillas de deporte -ellos; con un ligero movimiento de caderas -ellas- o una patada estudiada -pero qué bien me queda, ellos-, apartan de sí los posibles últimos restos de cualquier amago de responsabilidad.
Pero es el flequillo lo que los identifica. No, más allá: es su peinado, ese que nosotros diríamos córtate las puntas, niña, ¿cuándo vas a ir a cortarte el pelo, niño?, pero que ellos llaman desfilado, es la moda, profe. Él o ella se girará levemente en su puesto de clase en primera fila: primero brevemente la cadera ladeada, sujetando el respaldo de la silla con el codo, después el torso apretado en una camiseta imposible de tallar, en un instante un rápido movimiento, brusco, pero estudiado, del cuello, hacia la derecha. El giro de la cabeza, ligeramente ladeada para ayudar en la torsión, moverá el flequillo, dejará entrever allá una oreja, quizá el pendiente o el piercing robado a la mamá. Su mente, la de él, la de ella, seguramente imaginará una onda en movimiento atravesando suavemente el pelo, desfilado, es la moda, por más que el pelo, el flequillo, la onda, jamás existirán a los ojos del no introducido en el código de esta tribu.
- ¿Me llamabas, profe? -pregunta, la cadera, el codo, el torso, el cuello, la cabeza, el flequillo en breve movimiento hacia la derecha.
- Siéntate bien, que no estás en el sillón de tu casa.
 La raza de los flequilleros.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • ¿Qué es el sérum?

    ¿Qué sérum?

    Hola preciosidades!Hoy quiero realizar esta entrada dedicada al Serum. Me parece que muchas personas hablan del serum pero hay un cierto desconocimiento de... Leer el resto

    Por  Mcsala
    BELLEZA, EN FEMENINO
  • El embarazo es contagioso

    embarazo contagioso

    Hemos hablado de un estudio que determina que el embarazo es contagioso, sin embargo queremos ampliar un poco más la información al respecto. Leer el resto

    Por  Pequelia
    EN FEMENINO, INFANCIA, MATERNIDAD, PATERNIDAD
  • ¿ que es el kiko ?

    Scarlett I. M. , de 18 años, se refirió al video donde aparece diciendo que le gustaría hacerle un juego sexual al ex participante de un realitty . Dice que... Leer el resto

    Por  Pedrochile
    DIARIO
  • ¿Qué es el INESME?

    El Instituto de Estudios Médico Científicos, INESME, se creó en 1994 con el objeto de contribuir a la formación y a la divulgación médica. Leer el resto

    Por  Fat
    SALUD Y BIENESTAR
  • ¿Es el enemigo?

    enemigo?

    ."Ayer estuvo aquí el espía de Ustedes...Agustín, uno bajito, vestido de lagarterana..."(Miguel Gila)Cuenta Santiago Segura que en su infancia tuvo el honor de... Leer el resto

    Por  Jas
    SOCIEDAD
  • El amor es así!

    amor así!

    El amor es así,frenético, impulsivo,insolente y travieso.El amor no pregunta a quien amay porqué,no sabe de imposibles,no pregunta, teniendo mil oídos,solo... Leer el resto

    Por  Miuris
    LITERATURA, TALENTOS
  • Qué es el dadaismo

    dadaismo

    El dadaísmo fue un movimiento antiarte que surgió en Zúrich (Suiza) en 1916 iniciado por Tristan Tzara, que se caracterizó por sentimientos de protesta contra... Leer el resto

    Por  Atom Cobalto
    FOTOGRAFÍA, INSÓLITO, TALENTOS

Revistas