Revista Cultura y Ocio

La ridícula idea de no volver a verte

Publicado el 10 mayo 2013 por María A. Ayuso
No sé cuántos artículos llevo escritos en el blog sobre mi admirada Rosa Montero. No sé si esta fiebre se me pasará pronto, aunque lo cierto es que ya me dura años... Siempre que me preguntan por una recomendación literaria lo tengo claro: 'La hija del Caníbal' y 'La función Delta', dos novelas de esta autora que marcaron mi pasión por la lectura y por el estilo de esta columnista y escritora. 
Hace unas semanas, la editorial Seix Barral tuvo la amabilidad de enviarme 'La ridícula idea de no volver a verte', una pequeña obra maestra, un libro especial y puede que el más personal de Rosa Montero. No es una novela pero tampoco creo que sea un ensayo... Es un libro para reflexionar y aprender un poco más de la Premio Nobel Marie Curie y de ella misma, que se permite el lujo de abrir su corazón a los lectores de este diario. 

La ridícula idea de no volver a verte

Portada 'La ridícula idea de no volver a verte'


Como ya he comentado, 'La ridícula idea de no volver a verte' es una lectura inclasificable y comienza con una frase que casi corta la respiración: "Como no he tenido hijos, lo más importante que me ha sucedido en la vida son mis muertos". Con estas palabras parte este diario sobre Marie Curie la química y física polaca (nacionalizada francesa) y, que gracias a ella y su marido Pierre, hoy podemos luchar contra enfermedades contra el cáncer. 
A través de estas páginas, Rosa Montero nos va desgranando y acercando la vida marital de Pierre y Marie, una pareja que no lo tuvo nada fácil en sus orígenes y que luchó por su amor y por ser los mejores en su profesión, pese al que dirán, sobre todo ella, que al ser mujer lo tenía mucho más difícil que cualquiera de sus colegas de profesión. Página a página conocemos a Marie que fue una "fuera de época" y todo un ejemplo a seguir, ya que intentó conseguir todo lo que se proponía: fue la primera mujer que impartió clases en la Universidad (en la Soborna de París) y que más tarde, con la muerte de su amado Pierre, obtuvo la Cátedra.

He mencionado la muerte de Pierre y es que, en definitiva, esto es lo que marca el argumento de este diario. A través del fallecimiento del señor Curie, Rosa Montero nos narra la vida de Marie antes y después de tan fatídico acontecimiento y lo hace de una manera genial y casual, ya que también lo hila (y de manera magistral) con su propia vida y el fallecimiento del periodista Pablo Lizcano, el que fue su pareja durante media vida.

La ridícula idea de no volver a verte

Marie y Pierre Curie

Tengo que reconocer que he leído pocos libros tan personales y reivindicativos, pero una vez más Rosa Montero ha vuelto a poner el corazón y su mejor prosa sobre la mesa, o mejor dicho, sobre el papel. 'La ridícula idea de no volver a verte' es un canto a la vida, un canto de esperanza después del dolor y un homenaje a una mujer que cambió la historia y no sólo de la medicina, ya que fue una valiente que se atrevió a plantar cara a un sistema establecido por y para hombres. Ya he comentado que fue pionera en impartir clases, pero también tuvo el coraje de enamorarse de nuevo después de la muerte de su amado marido sin importarle el "qué dirán". Ella sabía que Pierre era el hombre de su vida, el padre de sus hijas, pero no por eso dejó de vivir. Lo pasó mal y tuvo grandes momentos de recaída pero, a pesar de todo, se volvió a levantar. Paralelamente, Rosa Montero nos va hablando de su propia experiencia, del libro que estaba escribiendo (todavía inacabado) cuando su marido falleció o de los lugares que no volverá a visitar por los recuerdos que se le vienen a la cabeza. 

'La ridícula idea de no volver a verte' es una pequeña obra maestra, un libro bello y en el que se respira optimismo pese al tema central que es el de la muerte de un ser querido, un tema tabú del que generalmente nos cuesta hablar con libertad o naturalidad. Así, la autora parece que quiere romper esa barrera, esa coraza y expone esos sentimientos que a menudo nos cuesta sacar a la luz. 

Además del tema, el estilo de la escritora vuelve a ser impecable. Un libro escrito en primera persona y en el que se permite hablar de tú a tú con el lector para acercarnos un lado muy personal pero de una manera tan profesional que consigue dejarnos pegados desde la primera a la última página. 

Me gustaría decir que 'La ridícula idea de no volver a verte' es un acto de generosidad de la escritora, o al menos así lo he entendido yo. Ha utilizado el papel para contarnos una historia maravillosa, la de Marie, y de esa misma manera, hemos podido conocerla un poco más como persona, lo cual es un regalo para todos aquellos que la seguimos habitualmente. 

Del libro me ha gustado todo: la manera que tiene de intercalar la vida de los Curie con la suya propia, cuando habla de los papeles históricos que las mujeres  han (hemos) tenido en la sociedad, cuando menciona a Carmen Laforet y su novela 'Nada' como ejemplo de éxito efímero... 

En definitiva, éste es un relato breve pero intenso, que hará que pensemos y meditemos sobre la pérdida y sobre ese después que irremediablemente existe. Un diario precioso, vibrante y que leer para entender un poco mejor el sentido de la vida. Muy, muy recomendable. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario