Revista Cine

La visita (2015) – la mierda no sabe a pollo

Publicado el 19 enero 2016 por Jal9000 @zinemaniaco
La visita (2015) – la mierda no sabe a polloLa visita (2015) – la mierda no sabe a pollo GUIÓN

M. Night Shyamalan

REPARTO

Olivia DeJonge, Ed Oxenbould, Deanna Dunagan, Peter McRobbie

SINOPSIS

Una madre deja a sus dos hijos durante una semana en la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania. Los niños descubrirán que la anciana pareja está implicada en algo profundamente inquietante.

Tras El 6º Sentido (1999) y El protegido (2000), todos nos volcamos del bando Shyamalanista, la nueva promesa del terror, suspense, ciencia ficción y todo lo guay que quieras... Pero luego vinieron El bosque, Señales, Airbender, El incidente y After Earth, y la cosa cambió.

Continúo tras el salto, con spoilers.

La visita (2015) – la mierda no sabe a pollo

Shyamalan: el hindú de los huevos de oro

La visita prometía ser interesante, como en abril de 2015 nos aventuramos a creer, a un thriller (malvendido como película de terror) con una buena base de humor negro, pero cuando durante toda la película no pasa absolutamente nada, empiezas a sospechar, y recuerdas esas palabritas que surgieron en la oscuridad de los créditos iniciales...

DIRECTED BY

M. NIGHT SHYAMALAN

Y es entonces cuando meditas, y todavía no sabes porqué cojones le has dado al play. Esperabas algo bueno? algo nuevo? algo... diferente a Shyamalan? Sabes que no, y entonces, tras un rápido hilar de cosas, adivinas lo que hay: Los viejos son alienígenas, sustitutos, locos ,asesinos... cualquier cosa menos lo que tiene que ser, sus abuelos.

Piensas en la calidad y educación que una madre le da a sus hijos... Me explico: la madre dice que lleva 19 años sin comunicarse con sus padres, y como se va de viaje tiene que dejar a los niños solos 1 semana, así que los deja con sus abuelos, quienes son unos completos desconocidos para los niños. No contenta con eso, decide investigarlos en internet, y ve que son tíos majos y hacen labores comunitarias, pero no se le ocurre ni siquiera, enseñarle una foto a sus hijos de cómo son ahora sus abuelos. En qué cabeza cabe esto?

A 10 minutos del final, después de 80 donde no ha pasado nada (pero nada de nada), se resuelve todo a prisa y corriendo. Efectivamente los no-abuelos son unos locos huidos del manicomio que mataron a los reales y ocuparon la casa.

La historia es predecible, y el humor negro sigo sin verlo por ningún sitio, pero hay 2 cosas imperdonablemente cutres:

  1. Los niñatos son lo peor. Entre la niña que va de sobrada Dogma95 y el niñato rapero, se cubren de gloria.
  2. El climax.

Cuando un director de cine decide que, el momento álgido de una película, el clímax, tiene que resolverse con un viejo rebañándole su pañal cagado en la cara a un crío, sabes que es un director con pocos recursos estilísticos, aunque la película ya se anuncie como 'realizada con muy bajo presupuesto' (una cosa no quita la otra).

Ojo, el niño se lo tiene bien ganado por cansino, pero a nivel fílmico no se justifica demasiado.

La visita es otro fraude de Shyamalan; una película aburrida, cutre, predecible y con un reparto de lo peor.

Si tenéis decidido verla, algo que no recomiendo en absoluto salvo que seas un amante de los ictus y la autoflagelación, quédate hasta después del final, para ver al niñato rapear cantando cómo un viejo le rebañó la cara con mierda, y él se la comió y descubrió que... la mierda no sabe a pollo.

Y por último, echad un vistazo al raje de un compi sobre el hindú.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas