Revista Arte

Las 6 claves para crear texturas en un cuadro

Por Cesarbbaa

En la actualidad hay multitud de materiales con el objetivo de crear texturas sobre un soporte y pintar. Tampoco hay que ser dogmático en este sentido, ya que no hay un único método de cómo proceder a crear texturas en un cuadro, pero sí unas normas básicas que ayudarán a que el cuadro no se deteriore con el paso del tiempo. Esto dependerá de utilizar unos u otros materiales, ya que empleando las materias adecuadas las obras pueden continuar igual de bellas y soportar así la pesada acumulación de años.

El arte de crear texturas en un cuadro - Noticias totenart

El trabajo con texturas ofrece un abanico de posibilidades interesante, puesto que se pueden crear volúmenes e incluso crear las formas exactas del modelo que se va a representar en una especie de bajo relieve que sobresale del lienzo.

Para conseguir este trabajo hay una importante variedad de materiales que permiten crear formas y relieves en las telas o sobre los soportes de cartón y madera, pero es importante seguir una serie de consejos y normas elementales para que la creatividad artística no se vea frustrada.

Recursos para hacer volúmenes de bajorrelieve

1- Evitar el uso de materiales orgánicos: Es preferible no utilizar aquellos que puedan generan mohos o que puedan brotar, porque la vida se abre camino y nunca se sabe si, por ejemplo, una pequeña lenteja pegada sobre tu lienzo al final florecerá gracias a la humedad del ambiente. Los materiales secos en este caso son más aconsejables para evitar problemas.

2 -Materiales absorbentes: Si  la idea es pintar encima de los materiales pegados y que generan la textura, hay que tener en cuenta si el material absorberá la pintura. Hay materiales plásticos que repelen las pinturas al agua, por lo que sólo las pinturas como óleo, esmaltes o sintéticas podrán cubrirlos.

3 -No se deben utilizar celos, adhesivos o esparadrapos que con el tiempo se despegarán porque su pegamento no está diseñado para estas tareas. La mejor alternativa es utilizar un buen aglutinante, cola, látex, pegamento o resina que pueda pegar fuertemente el material al soporte.

“La fuerza creativa y expresiva de la pintura reside materialmente en el color y en la textura de los pigmentos, en las posibilidades de invención y de organización, y en el piso plano en el que estos elementos se ponen en juego”- Man Ray

4 -Es importante controlar el peso del material que se pega al soporte porque si la cola o aglutinante no es muy fuerte, no soportará el peso cuando el cuadro esté colocado verticalmente, por lo que materiales que excedan mucho el volumen del soporte pueden ser peligrosos o sencillamente se desprenderán. En el mercado se están desarrollando numerosos productos que nos ayudarán a conseguir volúmenes increíbles en nuestros cuadros sin añadir prácticamente peso a la obra.

5 -La base de agua o aceite: Si se utiliza una cola con base de agua (látex) se puede pintar con acrílico encima, y en una última fase (cuando la base de agua esté totalmente seca  y aunque no es lo más recomendable) se podría pintar con óleo (que tiene base de aceite). Si por el contrario, se usa aglutinante con base de aceite, como las ceras y algunas resinas mezcladas con aceites cuando se han disuelto, no se debe pintar encima nunca con pinturas de base al agua.

El arte de crear texturas en un cuadro - Noticias totenart

La solución más óptima pasa por el uso de las ceras y resinas que pueden generar los volúmenes y texturas por sí mismos pero también pueden hacerlo mezclados con materiales.  Simplemente, se trata de no mezclar nunca aceites y aguas porque el resultado son formas que se quiebran, porque las dos sustancias se repelen, y con el paso del tiempo son más sensibles a los cambios de temperaturas.

6 -Reforzar el cuadro: La seguridad del lienzo o soporte es otro aspecto a tener muy en cuenta. Para ello se pueden emplear grapas, clavar tachas y otras ideas de carpintería para agarrar bien algunos materiales al soporte. Cuando se trata de texturas o volúmenes de un importante relieve es interesante tener nociones de escultura, pues entra en su área de conocimientos. Por su parte, los materiales de escultura y los cuadros de bajorrelieve o grandes texturas son una unión de ambas artes.

Materiales para hacer volúmenes de bajorrelieve

Los mejores materiales, a la venta en tiendas especializadas, son los pigmentos y oleopasto dirigidos para crear volúmenes y masillas comerciales. Las sales, arenas, tierras, la piedra pómez en polvo, conchas del mar, caparazones de caracoles o similares y otros elementos de la tierra también constituyen buenos recursos para crear volúmenes.

No son los únicos, también se pueden coser en los lienzos trozos de algodón, hilos, cuerdas y todo tipo de materiales textiles. Las semillas, las hojas secas, las plantas y las flores se podrían utilizar si están secas totalmente (muertas) y cubriéndolas después totalmente con el aglutinante (látex) para que no le entre humedad.

Pero por encima de todo hay que conocer cuál es la finalidad de trabajar con texturas, porque no podemos olvidar que la textura (incluida en muchos tipos de obra de arte) no sólo ayuda a incrementar la calidad de la pieza, sino que los artistas la usan para mostrar al público una idea de lo que pretenden transmitir.

¡Sigue estas pequeñas recomendaciones y las texturas enriquecerán tus creaciones!.

Y tú, ¿que materiales utilizas para crear volúmenes y texturas en tus cuadros?.

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas