Revista Salud y Bienestar

Las confesiones del Dr. Sachs

Por Jas

Las confesiones del Dr. Sachs
La maladie de Sachs es una película intimista y reflexiva, embadurnada del pesimismo que supone la realidad de una consulta del medio rural francés, por la que desfilan todo tipo de padecimientos, dificultades y problemas...
Inspirada en la novela de Martin Winckler (1998), fue llevada al cine por Michel Deville (1999), obteniendo la Concha de Plata del Festival de San Sebastian ese mismo año, y el Premio de la Crítica del siguiente (año 2000). Fue traducida y distribuida en nuestro país con el título: "Las confesiones del Doctor Sachs".
Aunque no de un modo oficial, la expresión "Enfermedad de Sachs" puede ser usada a modo de sinónimo de Burnout o Síndrome de Agotamiento Profesional del médico, una forma de expresar el sufrimiento de aquél que se pasa la vida aliviando sufrimientos...
SINOPSIS Este film narra la vida cotidiana de un médico de pueblo que atiende todo tipo de enfermedades y consultas, incluso psicológicas. Se enfrenta a diario al sufrimiento, a la angustia, a la violencia de las relaciones humanas y, en definitiva, a todo lo que nos pone enfermo. 
Él es la contención de la gente que vive allí. Pero su compasión ante el sufrimiento, su rebeldía contra la arrogancia del saber médico y el sentimiento de su propia insuficiencia, van enfermando en secreto al doctor Sachs (Albert Dupontel) que no tiene tiempo para vivir. 
El retrato del médico se va perfilando a través del esbozo que de él van haciendo los pacientes: él nunca afirma nada, sólo escucha y son las voces de sus pacientes las que, como en un espejo, van componiendo un mosaico con los fragmentos de su vida que nos irán revelando su historia entretegida alrededor de la consulta médica. 
Su terapia, su particular analgésico es la escritura, esa caja de cartón en la que se amontonan sus manuscritos, y, después, Pauline (Valerie Dreville) su compañera...
FRASES EXTRAÍDAS DE LA PELÍCULA "Las enfermedades llevan el nombre del médico que las ha, si no observado, cuando menos descrito por primera vez; no llevan nunca el nombre de la personas que las padecen... Esto nos conduce a concluir que la enfermedad pertenece al médico... a una casta..." (ver)
"Olvidemos... Olvidemos los cuerpos descarnados, los cuerpos obesos, los cuerpos pustulosos, los cuerpos sudorosos, los cuerpos deformados, los cuerpos deseables, los cuerpos grasos y con olor a leña de hoguera, los cuerpos pálidos bajo un rostro quemado por el sol, los cuerpos retorcidos por el dolor, los cuerpos derretidos, los cuerpos quemados, los cuerpos que gimen..."
"Han hecho una encuesta sobre los médicos... El resultado no es muy brillante: los médicos beben, se drogan, fuman, joden mal, apuestan en los casinos, pegan a sus hijos, abandonan a su prójimo, y cuando no pueden más con sus vidas, se dejan morir..."
"-. Es tarde... (llevándose el reloj de pulsera al oído)... -. Por qué haces eso? -. El qué? -. Tu reloj, por qué lo escuchas cada vez que estás preocupado? -. Cuando era pequeño, si me lastimaba en una caída o si estaba triste, mi padre me cogía entre sus brazos para consolarme... Podía escuchar el tic-tac de su reloj de pulsera... Un reloj automático que se cargaba cuando lo llevabas puesto... Dejó de llevarlo al enfermar, por eso yo me lo ponía cada noche, para cargarlo... Nunca permití que se parase... Aún así: murió..."
EXTRAS DEL POST Ver película V.O. Ver trailer en castellano


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :