Revista Belleza

Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.

Por Fruticienta
Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.
Le Prisme Blush, un ícono de Givenchy con 4 tonos que forman 1, es un clásico de la marca.  Cuando el año pasado se celebraron los 10 años de Le Makeup, Nicolás Degennes, Director Creativo de Maquillaje de la marca,  creó 6 nuevas armonías con tonos naranjas, rosas y marrones para festejar por éste gran producto. Ellos fueron: Inspiration Rose, Vintage Pink, Aficionado Peach, It-Girl Purple, In Vogue Orange y Fashionista Brown. En mi poder está el tono 25 In Vogue Orange.
Este nuevo Le Prisme tiene, como sus antepasados, los 4 tonos que pueden usarse solos o mezclados para lograr un blush natural y con acabado mate. El packaging sigue con sus 4 G sobre laca negra y con un compartimento "clap and slide" con una brocha ancha y angosta. Es de lo mejor para llevar en la cartera y aplicar todas las veces que sea necesario.
Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.Esta versión tiene más producto, el polvo es más suave y con una nueva técnica de atomización de partículas, que logra un acabado más uniforme, sedoso y sin manchas. Los pigmentos están más concentrados, por lo que, con menos producto, se consigue un buen color. No se siente atalcado, sino que es bien sedoso. No acentúa la piel seca ni los poros, es un producto que puede ser usado por pieles secas y grasas por igual.
Otro punto a favor es el perfume. Huele a flores blancas, rosa y lirio. Dan ganas de olerlo a cada rato. Aunque tranquilas, la fragancia es muy suave y sólo se siente en el envase.
Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.
En el caso de este color en particular, el 25 In Vogue Orange, es un naranja claro, con un claro subtono cálido. A pesar de tener algunas mínimas partículas de brillo, el acabado es mate.
Si están indecisas en cuanto a la elección de colores, el beautyp de la jornada es el siguiente: el tono superior derecho es el color de referencia para el resultado final que se va a conseguir al mezclar todos los colores. En este caso, es un melocotón bien suave, como se ve en la foto (me puse mucho producto porque la cámara no llegaba a tomarlo, pero en realidad queda mucho más natural ).Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.
Le Prisme se presenta en su clásica versión de 4 tonos y en las ediciones limitadas que se consiguen con las colecciones. En mi colección tengo Blooming Fuchsias, el estuche que ven a la izquierda, y Bucolique, el que ven en el medio. Todos funcionan de la misma manera: mezclando los colores se consigue un color final. El dato es que todos los productos de las ediciones limitadas tienen diferentes dibujos, pero siempre con la misma cantidad de color.
Sin dudas son unos objetos de colección que uso con placer. Mi preferido de todos es el Bucolique, con un acabado rojizo (en la mano, es el swatch superior). Para un maquillaje tranquilo, In Vogue Orange es el más clásico.
Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera.Le Prisme Blush, ícono para llevar en la cartera. 
 Ayer en Instagram me preguntaban cómo aplicar el blush. Según la forma de la cara hay diferentes maneras de hacerlo, aunque yo prefiero esta forma, que varía según el resultado que queremos conseguir: está la aplicación clásica sobre el hueso del pómulo, las manzanitas para aspecto saludable, debajo del hueso para un efecto más extremo y elegante, etc. También depende mucho del color del blush que vamos a usar; para las manzanitas lo mejor será usar un color más rosado o rojo y para el look más sofisticado, un tono más oscuro.
Este blush pueden encontrarlo en los counters de Givenchy. El precio es $920 y realmente son una muy buena inversión, por lo duraderos y los colores. ¿Opiniones?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas