Revista Psicología

Los males del azúcar

Por Redespress60 @lakhlave

El creciente interés por determinar cuáles son las cantidades saludables de azúcar que puede consumir un ser humano y qué efectos produce este producto sobre el organismo, ha llevado a que se realicen numerosos estudios científicos. Mientras algunos señalan que el azúcar es prácticamente un veneno, otros trabajos concluyen que su ingesta no siempre hace daño y que inclusive puede producir ciertos efectos beneficiosos sobre la salud..

Los males del azúcar

Está más allá de donde imaginamos. El azúcar añadido se encuentra en innumerables productos alimenticios. Si echa un vistazo a la etiqueta nutricional de los alimentos procesados, detectará un nivel nada despreciable de esta sustancia en un formato u otro: zumos artificiales, bebidas carbonatadas, batidos, cereales, pan industrial, caldo de verduras. Por este motivo, tal vez seamos poco conscientes de la cantidad de azúcares refinados que tomamos a lo largo del día y del daño que esto puede causar en nuestra salud.

Un ejemplo de la evidencia científica "en contra" del azúcar es el estudio realizado en ratones por Wayne Potts, profesor de Biología de la Universidad de Utah (EEUU), que junto a sus colegas concluyeron que "el consumo moderado de azúcar, como el que se da al tomar tres latas de gaseosas azucaradas al día, se relaciona con una mayor mortalidad y una menor fecundidad".

Tal y como asegura Wayne Potts, "Nuestros resultados ofrecen evidencia de que consumir azúcar a niveles actualmente considerados seguros ejerce un impacto espectacular en la salud de los mamíferos". Y reconoce que él mismo ha reducido "la ingesta de azúcar refinado y he animado a mi familia a que haga lo mismo". Porque, según explica, los nuevos test han mostrado que una dieta con un 25% de azúcar añadida (un 12,5% de dextrosa -el nombre industrial de la glucosa- y un 12,5% de fructosa) es tan perjudicial para la salud de los ratones como ser descendiente de primos hermanos.

Los males del azúcar

El experimento

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud y la Fundación Nacional de la Ciencia de EEUU, se llevó a cabo en recintos denominados 'graneros' con una superficie de 377 metros cuadrados y muros de tres metros de altura que simulaban las situaciones que se dan en el hábital real de los roedores en cuanto a competición con otros por el territorio o por los sitios de anidación.

A partir de la semana 26 de vida de los ratones, se les ofreció una dieta ( una mezcla de trigo, maíz y soja) en la que el 25% de las calorías procedía de azúcares añadidos, lo que equivale a la cantidad que puede consumir una persona con una dieta normal si toma diariamente tres latas de refrescos azucarados. Un grupo control recibió una comida a base de almidón de maíz. "Es una prueba sensible para conocer la disminución de la salud y el vigor", señala en una nota de prensa Potts.

Lo que comprobaron estos investigadores fue que 32 semanas después, el 35% de las hembras alimentadas con una cantidad extra de azúcar había muerto, el doble de las que fallecieron en el grupo control. Sin embargo, no encontraron ninguna variación en la mortalidad de los machos. En cambio, se comprobó que los ratones que habían tomado una dieta rica en azúcares eran menos competitivos y tuvieron una tasa de descendencia un 25% menor.

El consumo de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años en EEUU, sobre todo el que procede del jarabe de maíz, utilizado para endulzar bebidas, salsas y otros productos industriales. Aunque en España la ingesta de esta sustancia es mucho menor, en los últimos años su consumo ha aumentado un 20%, según datos de un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona. Un dato preocupante para muchos expertos ya que tanto la obesidad como las enfermedades relacionadas con el sobrepeso están aumentando en nuestro país, sobre todo entre la población infantil donde el 26% tiene exceso de peso y un 19% está obeso. De hecho, los pediatras ya advierten de un futuro aumento de la diabetes tipo 2 en niños.

El cerebro

A la lista de experimentos que advierten sobre las consecuencias nocivas del azúcar se suma el llevado adelante por el neurocientífico Fernando Gómez-Pinilla, de la Universidad de California, en Los Angeles. El investigador demostró, en un estudio realizado en ratas, que el consumo excesivo de azúcar daña la memoria y el aprendizaje. El ensayo midió el efecto de la fructosa (azúcar que se encuentra en las frutas y la miel y que se utiliza como endulzante en productos procesados) sobre el cerebro.

En concreto, el trabajo indicó que una dieta con altas ingestas de azúcar hace que el cerebro funcione con lentitud, dañando la memoria y afectando negativamente el aprendizaje. También determinó que ingerir más cantidad de ácidos grasos omega-3 puede contrarrestar el efecto nocivo de las altas dosis de azúcar.

Los males del azúcar

Los males del azúcar

El exceso de azúcar puede acarrear otras consecuencias de importancia. La siguiente lista incluye algunos de los efectos metabólicos del azúcar recogidos de diferentes revistas médicas y otras publicaciones científicas.

  • El azúcar puede inhibir el sistema inmunológico y debilitar las defensas contra las enfermedades infecciosas.
  • El azúcar destruye el equilibrio de los minerales en el cuerpo: provoca deficiencias de cobre y de cromo, e interfiere con la absorción de calcio y de magnesio.
  • El azúcar provoca una subida rápida de adrenalina, hiperactividad, ansiedad, dificultad para concentrarse e irritabilidad en niños.
  • El azúcar puede producir un aumento significativo del colesterol total y triglicéridos, así como un aumento del colesterol malo y un descenso del bueno.
  • El azúcar causa una pérdida de elasticidad y de funcionalidad de los tejidos.
  • El azúcar sirve de alimento a las células cancerígenas y se le ha relacionado con el desarrollo de cáncer de pecho, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliario, pulmones, vesícula biliar y estómago.
  • El azúcar puede aumentar los niveles de glucosa en ayunas, y provocar hipoglucemia reactiva.
  • El azúcar puede debilitar la vista.
  • El azúcar puede causar muchos problemas con el tracto gastrointestinal como: acidez, indigestión, mala absorción en pacientes con problemas intestinales, incremento del riesgo de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
  • El azúcar puede causar envejecimiento prematuro.
  • El azúcar puede llevar al alcoholismo.
  • El azúcar puede provocar caries, gingivitis y que la saliva se vuelva ácida.
  • El azúcar contribuye a la obesidad.
  • El azúcar puede ser la causa de enfermedades auto inmunes como artritis, asma y esclerosis múltiple.
  • El azúcar favorece el crecimiento descontrolado de la levadura Candida Albicans
  • El azúcar puede producir piedras en la vesícula.
  • El azúcar puede producir apendicitis.
  • El azúcar puede provocar hemorroides.
  • El azúcar puede causar varices.
  • El azúcar puede elevar la respuesta de la glucosa y de la insulina cuando se usa la píldora anticonceptiva.
  • El azúcar contribuye a la osteoporosis.
  • El azúcar puede provocar un descenso en la sensibilidad a la insulina, lo que se traduce en niveles anormalmente altos de insulina, y en última instancia, diabetes.
  • El azúcar puede provocar un descenso en los niveles de vitamina E.
  • El azúcar puede incrementar la presión sanguínea sistólica.
  • El azúcar puede provocar aletargamiento y disminución de la actividad en los niños.
  • Una ingesta elevada de azúcar incrementa los productos de glicación avanzada (proceso en el que las moléculas de azúcar se adhieren a las proteínas del cuerpo dañándolas)
  • El azúcar puede interferir en la absorción de proteínas.
  • El azúcar provoca alergias alimentarias.
  • El azúcar puede provocar toxemia durante el embarazo.
  • El azúcar puede contribuir a la aparición de ezcema en niños.
  • El azúcar puede dañar la estructura del DNA.
  • El azúcar pude cambiar la estructura de la proteína y causar una alteración permanente de la manera en la que actúan las proteínas en el cuerpo.
  • El azúcar puede hacer que la piel envejezca debido a los cambios que provoca en la estructura del colágeno.
  • El azúcar puede provocar cataratas y miopía.
  • El azúcar puede provocar efisema.
  • Un alto consumo de azúcar puede desestabilizar la homeostasis fisiológica de los distintos sistemas del cuerpo.
  • El azúcar reduce la capacidad de funcionamiento de las enzimas.
  • La ingesta de azúcar es más elevada en personas que padecen de Parkinson.
  • El azúcar puede aumentar el tamaño del hígado haciendo que las células del hígado se dividan y puede incrementar la cantidad de grasa en el hígado.
  • El azúcar puede aumentar el tamaño del riñón y provocar cambios patológicos en el mismo, como la formación de piedras.
  • El azúcar puede dañar al páncreas.
  • El azúcar puede incrementar la retención de fluidos en el cuerpo.
  • El azúcar es el enemigo número 1 de la motilidad intestinal.
  • El azúcar puede dañar el recubrimiento interno de los capilares.
  • El azúcar puede hacer que los tendones sean más frágiles.
  • El azúcar puede provocar dolores de cabeza, incluyendo migrañas.
  • El azúcar puede reducir la capacidad de aprendizaje, afectar adversamente las notas de los niños y provocar problemas de concentración y aprendizaje.
  • El azúcar puede provocar un incremento en las ondas cerebrales delta, alpha, y theta, lo que puede alterar la capacidad de la mente de pensar claramente.
  • El azúcar puede causar depresión.
  • El azúcar puede incrementar el riesgo de padecer gota.
  • El azúcar puede incrementar el riesgo de padecer Alzheimer.
  • El azúcar puede provocar desequilibrios hormonales como: elevado estrógeno en los hombres, síndrome premestrual y disminución de la hormona del crecimiento.
  • El azúcar puede provocar vértigos y mareos.
  • Dietas altas en azúcar incrementan los radicales libres y el estrés oxidativo.
  • Niveles altos de sucrosa en personas con enfermedades vasculares periféricas incrementan de forma significativa la adhesión de las plaquetas.
  • Un alto consumo de azúcar en las adolescentes embarazadas puede conducir a una gestación de duración reducida y está asociada con un incremento del doble en el riesgo de dar a luz a un bebé de bajo peso.
  • El azúcar es una sustancia adictiva.
  • El azúcar puede intoxicar de la misma manera que el alcohol.
  • La ingesta de azúcar en bebés prematuros puede afectar a la cantidad de dióxido de carbono que producen.
  • Reducir el consumo de azúcar puede incrementar la estabilidad emocional.
  • El cuerpo transforma el azúcar en grasa de 2 a 5 veces más que con el almidón.
  • La rápida absorción del azúcar promueve una excesiva ingesta de alimentos en las personas obesas.
  • El azúcar puede empeorar los síntomas de los niños con el síndrome de hiperactividad y de deficiencia de atención (ADHD).
  • El azúcar afecta negativamente la composición de electrolitos de la orina.
  • El azúcar puede disminuye la capacidad de funcionamiento de las glándulas suprarrenales.
  • El azúcar tiene el poder de inducir procesos metabólicos anormales en un individuo saludable, y promover enfermedades crónicas degenerativas.
  • Agua con azúcar puede interrumpir el flujo de oxígeno al cerebro.
  • El azúcar incrementa el riesgo de padecer polio.
  • Un alto consumo de azúcar puede inducir crisis epilécticas.
  • El azúcar eleva la tensión sanguínea en personas obesas.
  • En las unidades de cuidados intensivos: limitar el azúcar salva vidas.
  • El azúcar pude inducir muerte celular.
  • En los reformatorios que siguieron una dieta baja en azúcar el comportamiento antisocial descendió en un 44 por ciento.
  • El azúcar deshidrata a los recién nacidos.
  • El azúcar causa problemas en las encías
Los males del azúcar

¿Blanca pureza?

Un conjunto de 34 especialistas en nutrición abordan las controversias existentes sobre el consumo de azúcar, un producto que a veces está penalizado y excluido de la dieta sin razón por considerarlo un alimento hipercalórico y relacionado con el sobrepeso y la obesidad. En un estudio, coordinado por especialistas del Hospital La Paz, los autores profundizan en su relación con la obesidad, la salud dental o la diabetes.

Especialistas de varios hospitales, universidades y otras instituciones españolas desmontan el mito de que el azúcar es un alimento hipercalórico y aseguran que "puede y debe formar parte de nuestra dieta" en la medida en que cada persona lo necesite en función del peso y la actividad física que realice. El estudio está coordinado por la doctoras Carmen Gómez Candela y Samara Palma, ambas de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz, y se recoge en el Libro Blanco del Azúcar, una publicación disponible en formato electrónico.

A lo largo de 14 capítulos, se explica en profundidad la relación del consumo de azúcar con la obesidad, la diabetes, el ejercicio físico, el cáncer, la función cognitiva o la salud dental y las caries, entre otras cuestiones. También se adentra en el consumo y regulación de los edulcorantes acalóricos, los patrones de ingesta de azúcar, la calidad nutricional de la dieta o el azúcar en los distintos ciclos de la vida. Analiza, asimismo, aspectos históricos y gastronómicos. Cada capítulo sugiere la respuesta a múltiples dudas, preguntas y observaciones, con el respaldo de la profesionalidad de los autores.

Al azúcar se le acusa de ser un alimento altamente calórico y peligroso, directamente relacionado con situaciones de sobrepeso y obesidad. Según la doctora Gómez Candela, "el azúcar se comporta como cualquier otro carbohidrato aportando cuatro calorías por gramo y no hay evidencia científica que asocie su consumo con el desarrollo de la obesidad". A su juicio, lo que realmente se relaciona con la obesidad es un balance energético positivo, es decir, con una ingesta energética superior a los requerimientos del organismo, lo que es relativamente frecuente por la falta de ejercicio físico.

Conocimientos y Experiencias

El azúcar o sacarosa es un carbohidrato y también un alimento-nutriente presente en la naturaleza, en las frutas y algunas plantas como la remolacha y la caña. Las dos funciones más conocidas del azúcar son las de aportar energía y dulzor a los alimentos, además de contribuir de manera natural a su conservación, favorecer determinados procesos industriales como la fermentación y aportarles cuerpo y textura. Es difícil encontrar, según los expertos, ningún otro ingrediente, que de una manera única, sea capaz de aportar las mismas funcionalidades sin aportar más calorías.

Ana Sastre, doctora en Medicina y académica de la Real Academia Española, considera que el azúcar "es un alimento puro y de fácil absorción en un aparato digestivo humano normal". Al margen de patologías concretas como la diabetes mellitus, cuyo tratamiento requiere una ingesta controlada por un especialista, considera que "es una falta de objetividad culpar al azúcar de exceso y acúmulo de grasas en el cuerpo". Apela al equilibrio y afirma que las necesidades de azúcar, como de como cualquier otro alimento, son fácilmente controlables en una dieta normal adaptada al consumidor.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista