Revista Cine

Los odiosos ocho (“The hateful eight”) (3.5)

Publicado el 19 enero 2016 por Kike Morey @KikinMorey
Los odiosos ocho (“The hateful eight”) (3.5)El Tarantino más gore se hace varios auto-homenajes.

El cine de Tarantino está lleno de homenajes a géneros y películas con las que formó su rica cultura cinematográfica. Así se convirtió en uno de los directores más respetados por la crítica y el público, con la capacidad de reinventar el cine con sus particulares diálogos y su sugestiva estética de la violencia. En su octava película, Tarantino se hace varias (¿demasiadas?) referencias a su propia obra, provocando un constante un deja-vu de excesiva duración.

La historia se inspira en las novelas policiales de Agatha Christie (en especial, en "La ratonera") pero teniendo como escenario los años posteriores a la Guerra de Secesión estadounidense: debido a un fuerte temporal, ocho personajes tienen que pasar un par de días en una solitaria posada que se sitúa en medio de un desértico paisaje invernal del estado de Wyoming. Todos tienen alguna razón para estar en ese lugar aquella noche pero ninguno está seguro de los argumentos del otro. De esa forma se crea la clásica tensión tarantiniana, con MacGuffins que brillan tanto como el maletín de Pulp Fiction y largas escenas de diálogos ingeniosos como preludio a los disparos, tal cual sucedía en Reservoir Dogs.

Pero los auto-homenajes no se quedan ahí: el personaje de Samuel L. Jackson (el Mayor Marquis Warren) parece una versión western del Jules de Pulp Fiction y el de Tim Roth se asemeja al maravilloso Hans Landa de Inglourious Basterds. Hay momentos para otras marcas de la casa, como la edición fragmentada de la historia o la voz en off para contar aquello que el espectador no llega a ver. El resultado no es malo, pero se construye con mucha paciencia -por ratos innecesaria-, con abuso de lo gore en las escenas sangrientas-Tarantino habrá pensado que si hay pocas muertes, al menos que sean lo más grotescas posibles- y con personajes en permanente comparación con otros ya vistos en su filmografía.

A nivel técnico destaca la excelente fotografía de Robert Richardson -la escena inicial, con la diligencia acercándose desde muy lejos a través de la blanca nieve, es antológica-, el diseño de producción y la banda sonora a cargo del mítico Ennio Morricone. Los fanáticos de Tarantino disfrutarán como siempre pero no estoy seguro de lo mismo para alguien que no haya seguido su carrera. Su segunda incursión en el western está por debajo de Django Unchained y de la bélica Inglourious Basterds, aunque se trata de una película superior a lo que ofrece la media de la cartelera.

Los odiosos ocho (“The hateful eight”) (3.5)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :