Revista Diario

Los reyes a la vuelta de la esquina

Por Myriam Cabanillas
 No quedan mas que uno días para la mágica visita de SS.MM.
La semana pasada la señora cartera nos trajo dos cartas desde el lejano Oriente, todos los años nos llegan por que son un bonito recuerdo y además un pequeño porcentaje de lo que te cuesta cada carta (9.95€) va a parar a distintos proyectos de Aldeas Infantiles SOS.
Mis hijos hace siglos que  hicieron su carta y nosotros hace ya mucho que tenemos los regalos.
Por suerte o por desgracia, según como se mire, no hemos comprado todo lo que han pedido.
En realidad de todo lo que piden, compramos lo que mas encaja entre sus deseos mas fervientes y nuestra economía y hasta ahora siempre acertamos.
Pero viendo las habitaciones de mis hijos, rebosantes de juguetes, no puedo dejar de pensar que es demasiado y pensar esto hace que no pueda dejar de sentirme ruin por pensarlo.....
Esta fiesta me genera unos sentimientos ambivalentes en  exceso:
Me llena de satisfacción ver sus caritas de emoción durante la cabalgata, pero se que estoy alimentando una mentira, piadosa, pero mentira a fin de cuentas y yo odio mentirles.
Odio tener que luchar contra  los "Has sido buen@?" de todo aquel que se cruza en el camino de mis hijos.
A veces surge la pregunta del millón:
*Por que si los reyes magos, son magos y hacen magia, no les traen juguetes a todos los niños del mundo ?
Esta pregunta suele surgir en medio de alguna charla filosófica que pretende educarles en valores, por que como todos sabemos: fui a por lana y salí trasquilado, es una verdad cüasi universal.
*por que no me traen todo lo que me pido, si hacen magia y no les cuesta dinero comprar los juguetes ni tampoco les pesan los regalos?
Esta otra surge de manera espontánea cuando justo dos días antes cambia de regalo preferido, deseadisisimo y ansiado.
A veces me gustaría contarles este bonito cuento o explicarles simplemente que es una bonita tradición llena de magia e ilusión que los padres y seres queridos nos esforzamos por mantener por que no hay nada mas bonito que ver a un niño emocionado por que tiene en sus manos su tesoro mas preciado.
Este año todo sigue igual, pero me quedan algo mas de 365 días para decidir que hacer en el futuro, aunque el padre de las criaturas y el mundo que me rodea, están totalmente en contra de que nada cambie.
Que pensáis vosotr@s al respecto?
Myriam Cabanillas

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog