Revista Infancia

Los trastornos de sueño de los bebés pueden perdurar durante su niñez

Por Pequelia @pequelia

Los trastornos de sueño de los bebés pueden perdurar durante su niñez

Desde siempre se ha creído que los problemas que manifiestan los bebés a la hora de dormir son cosa normal y que todo se va normalizando con el tiempo, la realidad es que a partir de cierto tiempo el niño es perfectamente capaz de dormir tranquilo durante la noche, si no lo hace, es porque sufre de trastornos del sueño, algo que puede ser mucho más complicado de lo que se supone.

Un nuevo estudio que se llevó adelante en Estados Unidos ha puesto de manifiesto que aquellos bebés que tienen problemas de sueño son mucho más propensos a continuar con sus dificultades de descanso durante toda la niñez, comparados a aquellos otros bebés que no tienen problemas a la hora de dormir.

La investigación estuvo a cargo de los especialistas del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati que se basaron en el estudio de un grupo de niños menores de 3 años, hallando que uno de cada diez pequeños tiene problemas de sueño tales como sueños cortos, pesadillas, dificultad para relajarse y quedarse dormidos o imposibilidad de dormir en su propia cama.

En general cuando esto ocurre se suele suponer que con el tiempo la situación mejora, los especialistas coinciden en que esto no es así, los problemas del sueño no son algo típico sino que es la manifestación de un problema que empieza temprano y que luego persiste durante años, perjudicando los ritmos y rutinas de la familia y la capacidad del niño a tener un sueño reparador, indispensable para su crecimiento sano, ya que se ha comprobado que esos pequeños que no duermen bien se ven afectados de varias maneras.

Durante el estudio se encuestó a un total de 250 madres sobre los hábitos de descanso de sus niños cuando tenían 6, 12, 24 y 36 meses de vida, gracias a ello se pudo comprobar que una vez que comienzan a tener trastornos del sueño era muy improbable que las superen solos, en comparación a aquellos que si durante el primer tiempo no tenían problemas del sueño tenían buenas chances de no tenerlos nunca.

Entre 21 y 35 de cada 100 niños que manifestaron problemas a la hora de dormir continuaban teniéndolos durante su infancia, no necesariamente en los mismos planos, ya que los especialistas descubrieron que los problemas podían ir cambiando a medida que el niño iba creciendo, por ejemplo, hacia los 2 años de vida los pequeños tenían dificultad en quedarse dormidos y mantenerse así, hacia los 3 años en cambio el problema parecían ser los sobresaltos y las pesadillas.

Lisa Meltzer, especialista en sueño infantil de National Jewish Health en Colorado, participante de la investigación, comentó:

“El sueño tiene que ser una prioridad para toda la familia. Los padres deben tener rutinas y horarios de sueño y de despertar consistentes. La investigación ha demostrado que todas estas cosas son muy importantes”.

Vía |  Publico
Foto | rejuvenighted

Enlace permanente:
Los trastornos de sueño de los bebés pueden perdurar durante su niñez


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog