Revista Viajes

Low Cost: todo lo que tenés que saber

Por Laura

Como ya les conté en este post, viajar por Europa es bastante más económico de lo que uno piensa. Siempre hay alternativas para ahorrar si se dispone de tiempo. Los vuelos low cost en el viejo continente son furor entre locales y visitantes, pero no en todas ocasiones es la opción más conveniente. Además, las compañías que manejan este tipo de vuelos suelen tener muchos trucos para llevarse algo de plata extra del viajero desprevenido. Por ejemplo, Ryanair te cobra casi la mitad de lo que puede salirte el vuelo si no llevas la tarjeta de embarque impresa o en el celular.

Los vuelos low cost son opciones geniales cuando:

  • Tenes que cruzar de un país a otro con agua en el medio (ej: Paris a Londres)
  • Tenes que atravesar otro país para llegar a destino (ej: Lisboa a Munich)
  • Tenes poco tiempo y las otras alternativas son sólo diurnas (ej: tren durante el día que dura 12 horas o avión barato que dura 1 más 4 horas entre que llegas y te vas del aeropuerto)
  • Hay buen transporte entre el aeropuerto y la ciudad (ej: si del aeropuerto a la ciudad solo podés tomar un taxi, todo lo que ahorraste lo perdiste en ese trayecto)

Mi opinión personal es que los vuelos low cost son geniales, pero tenes que estar bastante canchero para evitar que te cobren sobreprecios. En mis viajes, siempre que se dieron las condiciones de arriba elegí viajar en avión, además, es la manera más segura de llegar a destino sano y salvo.

Compañías low cost

Hay muchísimas opciones de aerolíneas que manejan vuelos de bajo costo. Algunas conectan los mismos destinos, algunas tienen exclusividad. Acá abajo están todas las que usé y mi experiencia con ellas:

Ryanair: fundada y aún establecida en Irlanda, es la aerolínea que más use. Ofrece muchas conexiones, los precios son super baratos, pero es la que más sobreprecio te cobra. Tuve una sola mala experiencia y fue un vuelo con una demora de 40 minutos de Ibiza a Hamburgo en temporada alta. Normalmente funciona bien.

Vueling: la low cost española por excelencia, opera con base en Barcelona. La use alguna veces, funciona bien. Un solo problema, compré un pasaje con fecha errónea y no pude cambiarlo. Chequeen bien todo antes de comprar, a veces lo barato sale caro.

Norwegian: mi low cost preferida. Con una calidad propia de los países nórdicos, esta línea noruega ofrece vuelos a varios destinos europeos, aunque principalmente se maneja en el área de Escandinavia. Tienen wifi gratis a bordo, con eso ya soy feliz.

la use una sola vez, para conectar Londres con Murcia. Establecida en Inglaterra, tiene varios destinos, pero lo principal es que conecta las islas británicas con la costa española. También tuve demora y eso que era temporada baja.

también británica. La use algunas veces. No tuve ningún inconveniente.

WizzAir: aerolínea húngara. La usé una sola vez para ir de Budapest a Milán. No tuve ningún problema.

Hay muchas más aerolíneas low cost, como Air Berlin, Niki o Germanwings. Por ahora, solo viaje en las de arriba y sobre ellas puedo aconsejarlos. La realidad es que no probé las otras solamente por que no tuve oportunidad, no tengo ningún prejuicio con ninguna compañía, siempre elijo en base a un solo criterio: lo más barato. Confío en que si esta autorizada para volar en Europa nada malo puede pasar, claro que hay excepciones.

Low Cost: todo lo que tenés que saber

¿Cómo evitar sobreprecio?

Esta es lo fundamental para que el vuelo low cost no termine saliéndonos lo mismo que un vuelo normal. Cada aerolínea tiene sus trucos para cobrarnos de más. Acá va la lista de las cosas a tener en cuenta antes de comprar el billete, tomo como ejemplo a Ryanair porque es la que más trucos usa.

Equipaje: cada low cost tiene su propio criterio, pero la más complicada es Ryanair. En todas cobran por despachar equipaje y permiten un bulto en cabina. El tamaño del equipaje permitido en cabina varía en cada compañía, siendo Ryanair la del tamaño más pequeño (55cm x 40cm x 20cm y 10 kilos máximo), por eso es aconsejable comprar el carryon en base a esa medida. Además, esta permitido un bolso de mano pequeño, una vez en Ryanair al momento del checkin me dijeron que no podía pasar con la mochila -tipo escolar- y el carryon, pero al llegar a la puerta de embarque no me dijeron nada. Conclusión: siempre que es posible, hacerse el ignorante (nadie es culpable por no saber).

En cuanto al equipaje a despachar, los costos varían en cada compañía y en base al tamaño de lo que van a despachar. Además, si compran online el "espacio para el equipaje" es mucho más barato que si lo compran en el momento en el aeropuerto. Acá van algunos ejemplos: Ryanair cobra entre 10€ y 40€ si lo compran online, y entre 25€ y 50€ si lo compran en el aeropuerto. Easyjet cobra entre 17€ y 40€, pero cobra 47€ si lo querés despachar en el mostrador de checkin y 60€ si lo querés despachar en la puerta de embarque. A este tipo de cosas me refiero con que las low cost ganan con los viajeros desprevenidos.

Otro tema en relación al equipaje es que, en general, las low cost aceptan hasta 20 kilos, por lo que si llevan más van a tener que pagar precio por kilo extra. Y cada kilito de más sale 10€.

Asientos: cuando compras en una low cost no podes elegir asiento hasta el momento de realizar el checkin, salvo que abones. Las tarifas cambian por compañía, pero, por ejemplo, en Ryanair va desde 2€ reservar un asiento normal hasta 11€ un asiento con espacio extra para las piernas. Si deciden esperar hasta el checkin, van a poder elegir entre los asientos más económicos y las ubicaciones que quedan disponibles. Si viajas solo, cualquier asiento te da igual, si viajas en compañía quizás prefieras perder algunos euros pero asegurar tu vecino de asiento.

CheckIn: es clave llegar al aeropuerto con el checkin realizado en el celular. La mayoría de estas empresas tiene su aplicación, donde podes hacer checkin y tener la tarjeta de embarque. Si no tiene la app, les recomiendo que en su hotel pidan que les impriman las tarjetas porque en el aeropuerto las cobran. Como siempre, los costos dependen de la empresa, pero siguiendo con el ejemplo de Ryanair, te cobran la desubicada cifra de 50€ por el checkin en mostrador y 15€ emitir la tarjeta de embarque. Una locura.

Alimentos: nada es gratis en una low cost, ni siquiera un vaso de agua. NADA. Todo lo que gusten consumir van a tener que pagarlo. Todas las compañías ofrecen refrigerios a bordo, en general a precios irrisorios. Lo bueno es que pueden pasar comida que hayan comprado afuera del aeropuerto. Recuerden que las bebidas no pueden entrar a la zona de embarque, por lo que tienen que comprarlas antes del avión pero después de pasar seguridad.

Cambios en la reserva: supongan que se equivocan de fecha o, peor aún de nombre de viajero. Acá si que no hay solución, la empresa ofrece cambiar el pasaje a un costo tan elevado que es conveniente sacar un pasaje nuevo. Claro, para los que no viajan solos no existe esa posibilidad, por lo que chequeen mil veces todo por que algo tan sencillo como cambiar el nombre les puede salir hasta 100€.

Seguros: muchas de estas empresas, como es el caso de Vueling, te ofrecen comprar un seguro extra por si el vuelo se atrasa o se suspende o por si se pierde la valija (en caso de que despachen). En mi experiencia, en relación al valor del vuelo y las posibilidades de que esto pase, no vale la pena ningún tipo de seguro.

Low Cost: todo lo que tenés que saber

Volar en Low Cost. Consejos extra

Mi experiencia con estos tipos de vuelos es más que satisfactoria, entre 2014 y 2015 tomé más de 30 vuelos operados por las compañías que mencioné arriba. Para los que nunca viajaron de esta manera, esto tienen que saber:

  • Son aviones con poco espacio, por lo tanto si son muy altos o muy grandotes es probable que estén incómodos. Algún beneficio tenía que tener medir 1,50.
  • La gente se desespera por meter su carryon y hacen colas enormes hasta una hora antes de que abra el embarque. A veces pasa que hay más maletas que espacio y, si llegas tarde despachan tu equipaje. Según mi experiencia, si esto pasa no te cobran porque es una falla de ellos, no tuya. Mucha gente especula con esto para despachar el carryon sin costo.
  • Ofrecen compras a bordo, tipo free shop, los precios son normales y realmente no conviene.
  • Si tienen tiempo, jueguen a la hora de elegir el vuelo. Muchas veces un día o un horario es bastante más barato que otro. En general, los vuelos que salen o muy temprano o muy tarde son los más económicos y los días martes, miércoles y jueves, los pasajes suelen ser más baratos.

Elegir low cost es también cuestión de gustos, no tiene la magia de viajar en tren, en eso estoy de acuerdo. Pero tiene otra mística, para mí, viajar en avión es único, me encanta hacerlo. Sin embargo, siempre que el bolsillo y la distancia lo permiten, viajo en tren para conocer el paisaje en profundidad y tener otra vista de lo que me rodea. Hay muchas formas de viajar, lo importante no es como, lo importante es hacerlo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista