Revista Coaching

Mantenerse a flote

Por Jcvalda @grandespymes

Mantenerse a flote

Sucederá probablemente algún día, que su empresa llegará a ser popular y podrá encontrarse con un competidor que haga declaraciones fraudulentas sobre su producto, servicio o compañía. ¿Qué hacer cuando suceda esto?

Sobretodo, no asustarse ni tomar represalias. Continúe siendo honesto, aun cuando su competidor no lo es.

¿Qué puede hacer a una compañía perder negocio?

La razón puede ser la falta de honradez y, por esta misma razón, debe siempre ser honesto con sus clientes. Nunca utilice materiales deshonestos o inexactos en comercialización. Si lo hace, más pronto que tarde, sus clientes lo descubrirán y se sentirán engañados. No cobre excesivamente por un producto o servicio.

La razón puede ser, también, la mala gestión. La mala gestión puede estar bajo la forma de excesivos costos, demasiados sueldos, prácticas mercantiles descuidadas, el desarrollo de demasiados productos o servicios y separados del objetivo o propósito de la compañía, hacer crecer el negocio provocando descontrol y desorganización, no teniendo metas objetivas en la compañía y sólo "siguiendo" las ideas de los competidores.

Otra razón puede ser la carencia de la asistencia postventa dentro del buen Servicio al Cliente. Puede trabajar para un a corto plazo, pero eso se convertirá en un problema. Como dueño de la pequeña empresa, podrá sufrir un gran daño a medio plazo.

¿Cómo mantener su negocio a flote?

Precisamente, la primera muestra de que un negocio funciona a la desesperada, es cuando el negocio recurre a manifestaciones falsas sobre sus competidores.

Por tanto, por su parte,

1) Formalidad: El cliente desea estar seguro de que su producto es fiable y duradero.

2) Ayuda: El cliente preferirá pagar más dinero por su producto, si le proporciona un buen Servicio y le garantiza un servicio de postventa adecuado.

3) Precio comprable: Lamentablemente, los artículos caros no significan siempre calidad.

4) Fácil de utilizar: El cliente desea un producto fácil de usar y con las debidas instrucciones.

5) De mantenimiento barato. Que no cueste "más el collar que el perro".

6) En algunos casos, que sea rápido en la entrega. El cliente es impaciente.

7) Con la calidad y el rendimiento requeridos, ni más ni menos. .

Ofrezca, en definitiva, un producto o servicio plenamente competitivo.

Resumiendo:

1) Nunca sea deshonesto con sus clientes.

2) Evite la mala gestión aun cuando su "ego" le pida algo diferente.

3) Un servicio de calidad en la preventa, venta y después de la venta, no es una opción sino una necesidad.

Si sigue simplemente prácticas de negocio éticas, su negocio prosperará. Si sus competidores no siguen estas políticas, sus clientes serán pronto suyos.

Fuente http://www.empresadehoy.com/mantenerse-a-flote/



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas