Revista 100% Verde

Manuela, mujer amargada

Por Nofler @nofler8
MANUELA, MUJER AMARGADA
Resultado de imagen de MUJER AMARGADA
CAPITULO I
la prepotencia no sabe escuchar
Dice la leyenda, que Manuela era una mujer amargada, que destruía todo lo que alcanzaba, pero en la vida siempre existen motivos. La experiencia de una vida llena de decepciones y la falta de los verdaderos valores como la humildad, la empatía, la solidaridad, la bondad, convirtieron su vida de princesa en una  vida de mujer amargada y maléfica.Su soberbia mantenía alejados a todos los que ella les llamaba amigos. Vivía sola y sola se movía. Intentaba ser perfecta, para conseguirlo, se centraba en la apariencia,  intentaba hacer cosas buenas ante la mirada de los demás, no por propio sentimiento, si no, por la mirada ajena. Llevaba a su casa a sus parientes cercanos y hacia comidas para que su familia fuesen a comer con ella, cuidaba los niños para que los padres estuvieran agradecidos. Actuaba como una mujer perfecta, pero en realidad era todo apariencia. Quería tener todo el poder, trabajando, distribuía turnos a sus compañeras, hacía horas extras para ganar mucho dinero y poder decir que ella trabajada mucho. Organizaba la vida de todos, pensaba de ella que era perfecta y que debía imponer su ciencia. Su poder era prepotencia, una desbordaba soberbia que le hacía creer que ella era perfecta. No escuchaba a nadie, no pensaba que los demás tenían razones diferentes a las suyas, ella solo entendía su presencia. Se creía divina, se creía en posesión de la verdad, no aceptaba otras doctrinas, ella pensaba que el mundo giraba a su alrededor.Ella había sido niña sin padre, en un mundo donde no tener padre, significaba rechazo de una sociedad llena de juicios de valores. Creció sin el cariño del un padre que no quiso reconocerla como hija. Su madre, años después, se casó con otro hombre formó otra familia y dejó de atenderla como a su niña bonita, otra hija, que nació enfermita, fue el único motivo de preocupación para su madre y dejó de atenderla como a su niña protegida. Entonces, comenzó su soledad compartida, conoció al chico con el que compartiría parte de su vida. Se casó y tuvo dos hijos, vivieron felices durante un tiempo, dos abortos  les interrumpió su vida de felicidad, pero tenían dinero, así que pronto olvidaron, vivieron una vida llena de lujos, viajes y diversión. Más tarde el lujo se convirtió en VICIO, la deuda y el alcohol destruyeron la armonía. Pronto se les torció la vida, se separaron, los bienes se los embargaron, se quedó sola en la calle con dos hijos y un poco de dinero para comenzar de nuevo. Su vida se convirtió en desdicha, todo lo que tenía se esfumó con el viento. De pronto, su vida era amargura, su lucha por sobrevivir prosiguió y consiguió más trabajo, casa y salir adelante. Pronto, su ambición, le llevaría a conseguir una vida acomodada de pequeños lujos y bienestar. Otra oportunidad le volvió a dar a su marido y la traición volvió a su casa, de nuevo tuvo que separarse y echarle fuera de casa, ya que todo lo que había ganado, su ex - marido se lo estaba quitando.
MANUELA
CAPITULO II El ODIO es una pasión confundida cuyo origen es EL AMOR
Otra vez, volvió a caer Manuela, la vida la golpeó de nuevo, había sido rica, tuvo una vida maravillosa, hasta que de nuevo… Llegó su desdicha., pero a pesar de ello, volvió a triunfar de nuevo en la vida laboral y conseguir una vida cómoda de lujos básicos. Aunque llegó la factura de la vida y tuvo que seguir sola su periplo, sus hijos ya casados, se habían ido, su exmarido traicionado, volvía a impregnarse de una soledad ambiciosa… Ambiciosa por ser deseosa de dinero para obtener el poder necesario Y volvió a levantarse,  a pesar de que esos años eran duros para una mujer en esa edad donde deja de ser joven y hermosa para convertirse en mujer madura con los dolores de  la edad, abandonando de alguna forma su belleza externa y juventud, para convertirse en mujer cascada por la salud, las penas, las desdichas, los fracasos, los kilos, los años… todo esto lo agrava su estado de ánimo, amargada sin más. Continuó levantándose y económicamente prosperó de nuevo, cambio valores por dinero, siguió su camino y con empeño, consiguió tener una vida aparentemente normal y estable. Aunque en realidad era una vida vacía, el dinero no da más que una posición social, carente de vida significativa.  Esa vida vacía, herida, traicionada por sus propios miedos, escondiendo verdad por mentira, despojó su ira sobre los más débiles. Así se sentía poderosa, crecía, se sentía fuerte por despreciar al que no podía defenderse. Manuela se convirtió en víctima de si misma, su vida que tanto le había herido, la convirtió en venganza, permaneciendo así en un estado permanente de culpa y  látigo. Encabezando una constante guerra entre todo lo que era AMOR, transformando sus miedos en ODIO hacia los pocos seres queridos que la rodeaban. Modificando la realidad en mentiras para esconder sus fines. El Odio la había transformado, ya no dormía por las noches, bajo su disfraz de persona rica, estaba Manuela, víctima de sí misma. Ella no supo transformar los golpes de la vida en aprendizaje y crecimiento personal, utilizó los golpes en venganza e ira hacía la propia VIDA:

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :