Revista Diario

Más de caceroludos: Declaraciones de miembros de la mesa de enlEssen

Por Julianotal @mundopario

Más de caceroludos: Declaraciones de miembros de la mesa de enlEssen
En La Nazión de hoy, dan la cara miembros de la mesa de enlESSEN, miembros indignados de esta sociedad en las garras del kirchnerismo. $on apenas cuatro referentes que tienen mucho para decir y hacen quedar a los indignados de España y demás países como unos barbaros: esta gente de buena familia cacerolea cansada de tanta inmoralidad y mentiras.Sergio Koltan (organizador de eventos) manifiesta: "Lo que me empujó a la Plaza es la falta de justicia que lacró el menemismo y este gobierno grabó a fuego, con maniobras más burdas"Su larga lista de "injusticias" empieza por el caso Skanska y no se detiene hasta el vicepresidente Amado Boudou y el affaire Ciccone, agrega el diario. ¡Qué verguenza, así no se puede vivir!! Pero lo más interesante de este tipo viene despues, cuando agrega que no fue a la plaza por la cuestión del dolar pitufo, por el contrario: "Este año, de hecho, me está yendo mejor", argumenta, para redoblar la apuesta: "Me preocupa la inflación, pero me molestan más las mentiras del Indec".Es entonces cuando el periodista, un tanto desorientado, le pregunta para qué mierda fue a la plaza (bueno, no, con esas palabras pero me juego las pelotas que lo pensó) y el organizador de eventos asevera: "Se llame Cristina o Macri, lo que espero de alguien que se comprometió a gobernar es que piense en el bienestar general. Decime idealista, pero por nada relego mi derecho a disentir. Pienso en mis hijos."Es la opinión de un tipo que le está yendo mejor ante la supuesta crisis económica. Se ve que hay tanto malestar general que los que fueron a protestar eran miembros de clase media alta, mientras el resto de la población prefería mantener ocupadas sus cacerolas con morfi.El otro miembro de la mesa caceroluda, Francisco Keller Sarmiento, estudiante, sostiene algo que no se entiende muy bien:  Se enteró de la protesta en la misma página de Facebook y aunque dice que no ahorra en dólares, reconoce que ésa fue la razón que disparó las cacerolas. "Fue la gota que rebasó el vaso, lo que desnuda cierta hipocresía de la clase media", sostiene. Pero reivindica el valor de los cacerolazos: "Facilitan un espacio para que se sume gente con reclamos particulares". O sea el tipo, plantea cierta hipocresía del sector donde él mismo forma parte agitando  las ollas como loco.Pero la frutilla del postre lo representa la señora gorila, profesora universitaria, que la está pasando muy mal:Lo mismo que María Vada, economista y profesora universitaria, de 55 años, que dice haber vuelto a las cacerolas "por hastío a la corrupción, las mentiras, la destrucción de las instituciones". Postula que la afectan la inflación y "la política de espantar extranjeros", para explicar que también se dedica a alquilar departamentos para ejecutivos de otros países. "Desde 2007 que se empezaron a ir del país", explica. Qué triste testimonio.María Vada no tiene reparos en admitir que fue "gorila toda la vida" y en criticar cada detalle -desde los modos hasta la vestimenta- de la Presidenta, Vada no deja de reconocerle "inteligencia y muchas agallas". Por eso se entusiasma con los cacerolazos. ¿Qué espera del Gobierno? "Lo que prometieron en 2003, cuando iban a ser la nueva política.""A mis alumnos les hablo de valores éticos y este gobierno destruye los pocos que no destruyó el menemismo. Fui a la Plaza por hastío a la corrupción, las mentiras."Este sector requiere una representación política coherente compañeros, a ver si los troskos los quieren cooptar (son tan revolucionarios como lo eran en el 2001)
http://www.lanacion.com.ar/1480815-las-caras-detras-de-la-bronca-de-las-cacerolas

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog