Revista Ciclismo

Merida Ride 100, un modelo de introducción de los más confortable, aunque con una decepcionante selección de especificaciones

Por Rafael @merkabici

Reconocido como el mega-fabricante taiwanés, Merida Bikes posee ciertos conocimientos sobre producción y disponer de gran poder de compra. Con esto en mente, siempre esperamos obtener gran valor, por la compra realizada.

Ahora bien, dentro de la gama de aleación de aluminio se encuentra la Ride, disponible en la versión 400 (con precio sugerido de 1.400 euros) y la 100 (con precio sugerido de 899 euros). En dónde en ambas propuestas se comparte el mismo cuadro, horquilla y varios de los componentes, con algunas diferencias que se marcan principalmente en el sistema de transmisión y acabado de pintura.

Detalles generales alrededor de la Merida Ride 100

Pero si has dado atención a los artículos que hemos publicado aquí sobre modelos de introducción para carretera, te podemos decir que, dentro de la mayoría de modelos de este estilo, la Merida Ride 100 es una de las ofertas que ofrece una de las posiciones de conducción más rectas disponibles en el mercado, y en definitiva es una oferta adecuada para aquellos pilotos que desean una forma de pedaleo más relajada. En particular, si eres un aficionado que sufres problemas de espalda y cuellos, este modo de conducción podría ser ideal, sin la necesidad de buscar soluciones para adaptar la bicicleta a tu perfil. Al final, esta forma de ajuste te podría recordar a una bicicleta deportiva con manillar plano, pero con un manillar con caídas.

Ahora bien, antes de seleccionar la bicicleta por su forma de conducción relaja, hay que tomar en cuenta ciertos inconvenientes. En primer lugar, al ofrecer una posición tan vertical puede haber complicaciones con el viento (algo que se pretende reducir con las bicicletas más enfocadas para carreras); mientras que otra cuestión en consideración, con una posición relativamente alta se pueden dejar de activar algunos músculos para su entrenamiento (ejemplo de lo anterior es que, con el golpe del pedal, en este modo de conducción, se pueden dejar de activar los músculos de los glúteos).

Afortunadamente, la Ride 100 no ofrece una posición tan erguida que no se puede tomar las esquinas; tal vez, sólo con dejar caer los codos se puede ayudar a superar este tipo de inconvenientes, en tanto se ayuda a dirigir la bicicleta a través de curvas cerradas. Por otro lado, la bicicleta no deja de ser equilibrada y estable, muy a pesar de que puede hacer falta cierta habilidad para cambiar rápidamente hacia una línea distinta; entre tanto se promueve la confianza para alcanzar mejores estadísticas a alta velocidad.

En tanto, el hecho de que la dirección pude ser algo lenta, significa que si estas en busca de mayor velocidad en definitiva debería de mirar hacia otro lugar. Y es que intentar buscar una altura del manillar inferior puede resultar casi imposible con el tubo de dirección de 17cm, en el cuadro de 52cm, por lo cual simplemente deberías de tener cuidado.

Y si bien la geometría puede que no haya sido pensado específicamente para la velocidad, tanto el cuadro como la horquilla son impresionantemente rígidos y con muy poca perdida de energía. Una característica (el de la rigidez) que se aprecia aún más hacia adelante gracias al tubo de dirección cónico que tiene una calidad similar al de cualquier horquilla completamente en fibra de carbono. En la parte trasera, el triángulo compacto es una estructura sólida para una rápida aceleración.

Particularmente, el triángulo trasero cuenta con tirantes delgados que se conectan con el tubo del sillín (uno de los tubos con una de las alturas más bajas que se pueden apreciar). Mientras que al añadir neumáticos de 25c, el viaje se puede convertir en uno de los más suaves (aunque no el más suave), muy similar a lo que se ofrece por este nivel de introducción. Aun así, todavía se sientes las irregularidades de carreteras en mal estado, pero la Merida Ride puede adormecer hasta el más mínimo golpeo y tiene ciertas ventajas sobre impactos más largos.

201616c0216g1516ride100

Tecnologías alrededor de la Merida Ride 100

Después de Giant, Merida es el segundo mayor fabricante de bicicletas a nivel mundial, y es un maestro en la manipulación de la aleación de aluminio. Con esto en mente, el cuadro de la Ride es uno de los más finos moldeado en aleación de aluminio, dotado de una gran cantidad de conocimiento, con características de alta gama y con una estética en fibra de carbono que no se esperaría por este rango de precio.

De tal forma, dentro de las características de calidad Premier de las que hablamos se encuentran unas soldaduras suavizadas, enrutamiento interno de los cables y un tubo de dirección cónico de 1,5” a 1 1/8”. Inclusive, este tubo de dirección permite alojar una horquilla en fibra de carbono, lo cual es un paso por encima de las ofertas híbridas y en aleación de aluminio que se ofrecen en bicicletas en el mismo rango de precio.

Por otra parte, en la parte trasera se ha ejecutado sigilosamente un soporte para montar un guardabarros (aunque incompresiblemente no hay ningún soporte hacia el frente) con lo cual se añade mayor versatilidad. Sin embargo, su adaptabilidad para otras condiciones puede traducirse en que la selección de complementos puede ser un poco más limitada. Y aunque el cuadro en general puede expresar una muestra clara de alta calidad, algunas de las opciones en componentes pueden no ser tan convincente.

Especificaciones en la Merida Ride 100

La selección del sistema de transmisión se trata de una mezcla Shimano, junto a un set de bielas FSA Tempo, proporcionando un rango de 8 velocidades. Al final, proporcionando una opción económica el desplazamiento es uno de los más lentos en bicicletas por este rango de precio. También puede haber cierta flexibilidad en comparación con opciones más caras, algo que se puede apreciar con el rozar de la cadena sobre el desviador en duros sprints.

Pero a pesar del flojo desplazamiento, el resto del sistema de transmisión no parece presentar grandes complicaciones. Mientras tanto, la misma configuración de la palanca para los cambios y el desviador es similar al de las otras bicicletas revisadas hasta el momento, y el rendimiento puede ser similar, una vez que ha sido configurado correctamente. En tanto, un toque que otras bicicletas no ofrecen es el colector plástico al interior de la cadena para prevenir el maltrato del cuadro.

Como es habitual, en bicicletas de este nivel de introducción, es recurrente una amplia gama de cambios y un cassette 11-32T el cual es tan bueno como en ofertas anteriores. Tal vez, añadir algo más en el set de bielas Compact y se podrían tener todos los cambios que requieras para ir más lejos, subir empinadas colinas y hacer frente a los más abrumadores territorios.

Pero tal vez, lo más decepcionante sea el set de frenos Road Dual Pivot; principalmente, las zapatas carecen de mordedura en los bordes, lo que significa que el poder de frenada no es el más fuerte. Y si bien se puede mejorar con el cambio de zapata, lo mejor sería cambiar toda la pinza.

Con relación a las ruedas, y el emparejamiento con un lazado doble en los radios, te pueden llevar a creer que estas son una propuesta especial. Lamentablemente, tal disposición de los radios no hacen mucho con relación a la ligereza de la rueda o la fuerza. Al centro se encuentran unos bujes sellados con un buen toque, y deben de rodar sin problemas durante un largo tiempo; sin embargo, las llantas miden 18,90mm de ancho, lo que es relativamente estrecho para los actuales estándares y no puede hacer mucho por la calidad de la conducción.

Mientras tanto, los neumáticos Maxxis Detonar 25 proporciona un razonable agarre y resistencia contra pinchazos, sin embargo, no parecen muy adecuados para la bicicleta. Y si bien no son las rodaduras más rápidas, son ampliamente confiables y se pueden adaptar a una gran variedad de condiciones. Por último, con relación a las zonas de contacto, Merida ha hecho una inteligente selección con un suministro de componentes confortables y de calidad razonable.

Conclusión

En conclusión, la Merida Ride 100 es una oferta que bien vale la pena el echar un vistazo, si se está en busca de una plataforma confortable y recta, encajando en algún lugar entre una bicicleta para carretera con manillar plano y una bicicleta para carreras, aunque puede sentirse un poco confusa en comparación con sus pares similares.

Dicho lo anterior, hay una gran cantidad de fanáticos que encontrarán esta plataforma el ajuste ideal y se encontrarán plenamente satisfechos con un modo de conducción de este estilo, obteniendo lo que otras marcas no pueden otorgar. Ahora bien, antes de adquirir vale la pena el considerar realizar algunas actualizaciones para obtener un mayor rendimiento.

Así, lo mejor sería, una bicicleta que ofrece una conducción realmente confortable, una horquilla en fibra de carbono y un cuadro de calidad premier. Mientras que lo peor, la selección de cambios y frenos puede dejar algo que desear, y la posición puede ser demasiado vertical.

Por lo cual, sólo te sugerimos su compra si lo que deseas es obtener una bicicleta para carretera de introducción con una posición de conducción vertical y confortable. Para mayor información te invitamos a ingresar al sitio web oficial de Merida.

Recuerda que en MerKaBici puedes hallar una gran selección de bicicletas para carretera en modelos de primera y segunda mano a través de ofertas que son publicadas por tiendas y particulares.

Imágenes de merida-bikes.com.es


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas