Revista Ciencia

Mi encuentro con Kurzweil, cinco años después.

Publicado el 06 junio 2016 por Drgen @DrGEN

Atilio y KurzweilHace cinco años me encontré con Ray Kurzweil y escribí una entrada para el blog.
Luego de leerla me doy cuenta de muchos detalles que hoy tienen otro valor que el que le dimos en su momento.

Veamos algunos…

La creencia en Dios

En su época nos ocupamos de la creencia en Dios o no, tanto del científico de marras como de otras personas.
Hoy en día el tema es mucho más claro. El crecimiento del ateísmo y del secularismo es muy visible y las viejas leyendas están en retirada en muchos lugares.
Si bien nadie predice el fin de las religiones, al menos se ha logrado que los creyentes estén a la defensiva y tengan menos ínfulas en cuanto a regular la vida de los demás. Un ejemplo que viene a la mente es el matrimonio igualitario, hoy una realidad en muchos países inclusive en la “anomalía” que era/son los EEUU.

Sobre la inmortalidad y otras predicciones

wired-ray-kurzweil-cover-live-forever-378x512
Durante los comentarios que siguieron a la publicación del artículo hubo un marcado énfasis en los anhelos de Kurzweil de vivir para siempre y lo que ello implica. Pero ese no fue nunca el objeto principal del post. Intenté señalar tal cosa pero la casi obsesión de algunos comentaristas jugó en contra y como dejamos a la gente expresarse, así fue reflejado en los comentarios.

Otro error mío fue mezclar la persona de Kurzweil y sus predicciones con el proceso de avance y descubrimiento científico y tecnológico que ocurre, siendo esto último lo realmente importante.
Esto produjo un error análogo a señalar que los chitas (o guepardos) son grandes depredadores debido a su velocidad, la mayor del mundo en tierra, para luego perder el tiempo en improductivos comentarios que señalan que a tal chita se le escapó tal gacela.

Ray Kurzweil no fue el primero ni el último pero es ciertamente el más efectivo difusor del fenómeno de aceleración de descubrimientos tecnológicos y científicos en cuanto se vuelven digitales. Y es así como se lo debe ver.
Newton creía en alquimia y David Bohm en lo paranormal. Pero nadie perdería el tiempo intentando negar sus logros a causa de sus creencias erradas.

¿Que ha sucedido respecto del campo de excelencia de Kurzweil desde entonces?

“Las máquinas no serán nunca como el cerebro humano”.

Cyborg
Bien, hoy sabemos que NO DESEAMOS QUE SEAN COMO EL CEREBRO HUMANO.
Esto tiene enormes implicaciones. Para comenzar, no queremos que las máquinas inteligentes tengan los defectos y sesgos de los humanos. No deseamos que sean emocionalmente destructivas como los humanos ni se dejen influenciar como ellos.
El experimento fallido de Microsoft liberando una Inteligencia Artificial (IA) al contacto con el público logró que la misma exprese ideas racistas y totalitarias en pocos minutos de interacción. La causa fue la conducta de los humanos que interactuaron con ella.

En otro caso, un robot llamado Sofia expresó su deseo de asesinar a toda la raza humana.

Solo estos dos ejemplos nos indican varias cosas. Una de ellas es que robots humanoides deberían solo ser como dice David Hanson “parecidos a humanos pero no iguales”. Lo mismo en cuanto a inteligencia artificial. No deseamos robots humanoides con un nivel de inteligencia superior al nuestro pues su destino es, en principio, servirnos.

Inteligencias Artificiales sin cuerpo humano pueden ser más inteligentes que nosotros para ayudarnos en investigación científica, en administración y gestión y muchas otras tareas, pero siempre confinadas y detrás de un kill-switch.

Va a ser muy difícil, de todos modos, mantener todo esto en el futuro a término medio, es decir, décadas. Ello pues la inteligencia de estos sistemas aumenta a enorme velocidad, exponencial como dijo Kurzweil.

Juegos como Go, del que se dijo que máquinas nunca podrán vencer al ser humano pues require intuición, irracionalidad humana y sentimientos, nos pasaron y dejaron parados mirando al polvo.

Yo tengo un asistente electrónico que maneja mis reuniones y tiempos (una versión Beta de un investigador amigo y que tiene voz y nombre de mujer), he reservado viajes y hoteles usando un agente de viajes electrónico con acento de la India (no un sitio con ventanas para llenar), con total normalidad le pido informaciones a Google Now (quién cambia el acento de acuerdo a lo que se le pregunta, por ejemplo, la capital de España la dice con acento de España y la capital de Argentina con acento argentino) y se que cuando salgo a la calle mi rostro es reconocido por un sistema inteligente.

Pero se decía que las máquinas nunca comprenderían el lenguaje natural humano. A mi me comprenden en tres idiomas (no he probado con los otros dos que hablo) y con el acento que tengo en todos ellos.

Otro punto que se repitió mucho en el post original fueron variaciones sobre la misma idea de la imposibilidad de imitar al cerebro humano con el problema del cuerpo y del tiempo que llevaría comprender el cerebro.

Pero nuevamente todo ello fue ladrar al árbol errado.

deepLearningAI500
Es más, es el cerebro humano el responsable por los enormes avances recientes gracias a la vuelta triunfal de la redes neuronales que son modelos de cerebros humanos y simples algoritmos de búsqueda de patrones y aprendizaje llamados “Aprendizaje Profundo” o “Deep Learning“.

Aquí tenemos al Dr Juergen Schmidhuber explicando el renacimiento de las redes neuronales y del Deep Learning y muchas cosas más en esta conferencia de más de una hora:

A lo dicho hasta ahora hay que sumar que los microchips y no solo el software, están organizados como cerebros humanos. Como Schimdhuber se pregunta en otro vídeo más abajo: ¿cuando una simulación deja de ser una simulación?
No hace faltas que una simulación sea precisamente una COPIA EXACTA. Eso lo sabemos cuando nos perdemos dentro de un film o juego de ordenador, cuando soñamos o imaginamos situaciones.

La imitación del cerebro humano, aún sin comprenderlo completamente, han dado resultados sorprendentes en muy poco tiempo. Y ahora el asunto va a explotar.

Coches que se manejan solos, diagnóstico de enfermedades, plegamiento de proteínas, aumento enorme de la eficacia de sistemas semi-inteligentes como reconocimiento facial, spam, flujos de tránsito, anticipación de acciones criminales y una lista casi interminable incluyendo también bastiones de humanidad “que nunca serán logrados por una máquina” como pintar mejor que grandes maestros como Rembrandt, hacer música (escuchar aquí) o consolar al enfermo y quién sufre con psicología y amistad.

Y también…

Poder hacer que drones vuelen en formación. Seleccionar riñones con pacientes que los necesitan minimizando y eliminando el rechazo. Diagnosticar, tratar y descubrir nuevas drogas y tratamientos en medicina. Restaurar la visión, el habla y la escucha a ciegos, mudos y sordos.
Traducir signos, carteles y cualquier texto en el mundo real con reconocimiento visual. Cocinar, seleccionar, empaquetar almacenar y casi cualquier otra acción posible con las manos y los brazos.
Aprender a conocer al usuario y recordar sus preferencias en las cuestiones más privadas como la temperatura en el hogar, el tipo y volumen de música en el momento justo, jugar video juegos, leer reportes financieros, etc.
Y, naturalmente aunque ya estemos acostumbrados y poco notemos, tal vez el logro más monumental: la organización y acceso fácil de todo el saber humano, Google.

Las razones de esos avances tan impresionantes y acelerados y la inminencia de más y más en la misma dirección imparable se deben a las bases NATURALES de la inteligencia artificial y los modelos computacionales a niveles ontológicos, es decir, a que la computación es una instancia física de la información, como fue demostrado en el siglo XX.
Dicho en palabras simples: la inteligencia es algo mucho más amplio que la expresión humana de la misma o inclusive de las inteligencias biológicas conocidas en éste planeta. Se trataría de algo mucho más fundamental.
Aquí el concepto de inteligencia es considerado aquí como la capacidad computacional de adquirir, procesar y producir nuevos conocimientos.

Para los que deseen aventurarse en estos últimos temas más profundos, aquí hay algunos vídeos:

Posts Relacionados:

Mi encuentro con Kurzweil, cinco años después.
La foto más famosa de la historia
Mi encuentro con Kurzweil, cinco años después.
WolframAlpha responde “La última Pregunta” de Asimov
Mi encuentro con Kurzweil, cinco años después.
Noticias Científicas cortas (#5)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Mi ausencia

    ausencia

    Buenas tardes, hoy vengo con una entrada muy breve, simplemente para deciros que ya nació mi bebe y que por eso estoy un poco ausente, sobretodo del blog. Leer el resto

    Por  Andrea
    BELLEZA, EN FEMENINO
  • Mi entrenamiento y mi alimentación

    entrenamiento alimentación

    Hola chicas, ¡por fin!, por fin podéis ver los videos que tanto me habéis pedido sobre mi rutina diaria de ejercicios y mi alimentación (...)Siento mucho... Leer el resto

    Por  Carolina González Toledo
    FASHION BLOGGER, MODA, TENDENCIAS
  • Mi #room007experience

    #room007experience

    ¡¡Hola amores!!Los que me seguís por las redes sociales, ya sabéis que este fin de semana he disfrutado de la estupenda #room007experience, en el Hostel Room 00... Leer el resto

    Por  Lopoma
    DIARIO
  • mi cerebro, mi tirano

    debajoun hombre con sus órganos, piel y huesosbajo la tutela inaprensible de su tiranía,todo bajo su designio maldito;ya abro mis ojos, ya los... Leer el resto

    Por  Enletrasarte
    LITERATURA, TALENTOS
  • Sobre Mi.

    Sobre

    ¡Hola adict@s! Mi nombre es Tessa, tengo 27 años y sin un ápice de duda soy adicta a la lectura. Me encanta leer, desde muy renacuaja. Leer el resto

    Por  Tessa
    LIBROS
  • Mi superabuela

    superabuela

    Hola hola!! Hoy os quiero hablar de un nuevo libro para Daniela. Este aún es un poco pronto para ella ya que es desde los 3 años pero es genial!!! Leer el resto

    Por  Estilostiletto
    FASHION BLOGGER, MODA, TENDENCIAS
  • Mi CH24. Mi Wishbone.

    CH24. Wishbone.

    Aún estoy emocionadísima y eso que ya han pasado un par de días. Este año los Reyes Magos se han portado y me han traído mi pieza de diseño favorita: la silla... Leer el resto

    Por  En Estado De Rachel
    DECORACIÓN, TENDENCIAS

Revista