Revista Cine

Mourning (Soog), Irán 2011

Publicado el 13 junio 2012 por Cineinvisible @cineinvisib

De nuevo el cine iraní lo ha vuelto a conseguir: inquietarme, emocionar e intrigarme. Es tan inhabitual que una película te sorprende hoy en día como que nuestros políticos llaman a las cosas por su nombre. Al final si sigue así el cine iraní conseguirá rescatar de la rutina al cine mundial y lograr decir más verdaderas en un país censurado que el resto del mundo democrático, donde la manipulación y la tergiversación pública se han convertido en el casi único medio de comunicación.Mourning (Soog), Irán 2011Sorpresa desde el inicio con una sublime escena inicial. Una habitación en la que se distingue vagamente alguien tumbado en una cama, la noche cerrada impide percibir con claridad y sólo una tenue luz se filtra por la ventana. Comienza una conversación entre una pareja, un comentario de la mujer en la cena ha molestado al hombre y poco a poco el intercambio oral (seguimos sin distinguir nada) se transforma en un agria disputa en la que salen a relucir antiguos reproches, situaciones olvidadas y rencores escondidos. El guión (uno de los mejores con diferencia que he escuchado últimamente) va desgranando poco a poco los detalles de esta escena en la oscuridad, por ejemplo que la pareja está pasando el fin de semana en casa de unos amigos…) y el espectador no comprende cómo pueden elevar tanta la voz.Mourning (Soog), Irán 2011El tono sube a una velocidad alucinante, la mujer decide irse en plena noche, el hombre la sigue y ambos se van de malas maneras en un coche y, aún en el mismo plano del inicio, las luces de los faros barren, a través de la ventana entornada, la habitación mostrándonos un niño acostado en la cama que ha estado escuchando esta disputa (motivo de que en Francia salga con el título de Querelles). Tuve ganas de levantarme y aplaudir. Sin duda alguna el mejor inicio del año de una película. Temor inmediato, ¿al poner la barra tan alta logrará Morteza Farshbaf, el director de esta primera película, mantener este nivel hasta el final?Mourning (Soog), Irán 2011Siguen las sorpresas. Tras este prólogo, un coche avanza a lo lejos por una carretera a través de unos paisajes primaverales y llenos de color. Sólo se escucha el ruido del motor, de las piedras sobre los neumáticos y empiezan, directamente, los subtítulos sin que el espectador escuche las frases originales. Otras voces diferentes de las de la pareja de la escena anterior hablan de un niño, de su inteligencia, de si habrá comprendido lo que ha ocurrido… Sinceramente, tras unos momentos de dudas, que desparecen tras la información que sabiamente dosificada despliega el guión, el espectador comprende que la pareja que está hablando es sordomuda.Mourning (Soog), Irán 2011Mi gozo llega a límites insospechados, en cinco minutos la película me ha cautivado, pegado a la butaca, intrigado hasta el extremo máximo y me siento totalmente concentrado en la búsqueda de las pistas, en la reconstrucción de la historia, en el descubrimiento de las relaciones de esta pareja y el niño que les acompaña en la parte de atrás del vehículo. Lo mejor queda por llegar en los 80 minutos restantes de este alucinante road movie, totalmente original, repleto de suspense como en Nader y Simin, unas interpretaciones sublimes y el deseo imperioso de convertirse en cineasta iraní cuando sea mayor.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista