Revista Arte

Muerde!. ¡Muerde a la serpiente negra que te ha mordido mientras duermes!

Por Peterpank

Muerde!. ¡Muerde a la serpiente negra que te ha mordido mientras duermes!

“Vi a un joven pastor que se retorcía, se atragantaba y se sacudía convulsivamente, con el rostro desencajado, y al que una pesada y negra serpiente le colgaba de la boca”. Un hombre joven, o sea un hombre que ha abandonado hace poco la niñez, quizás aquel que había oído aullar al perro, el propio Zaratustra; un joven pastor, alguien que está dispuesto a guiar y conducir. Éste yace en la desolación de la luz reflejada.” ¿Se habría quedado dormido? Entonces la serpiente se deslizó en su garganta, y se aferró a ella mordiéndola.”. La serpiente negra es el sombrío siempre igual del nihilismo, su fundamental carencia de meta y de sentido, es el nihilismo mismo. El nihilismo se ha aferrado mordiendo al joven pastor durante el sueño; el

poder de esta serpiente sólo podía disponerse a deslizarse en la boca del joven pastor, es decir a incorporársele, porque no estaba despierto.

Cuando Zaratustra lo ve yacer así, hace lo primero que se suele hacer en estos casos, tira de la serpiente, trata de arrancarla violentamente, “¡en vano!”. Esto quiere decir: el nihilismo no se puede superar desde afuera, tratando de quitarlo con tirones y empujones, poniendo en lugar del Dios cristiano otro ideal, la razón, el progreso, el socialismo económico o la mera democracia. Con estos intentos de eliminarla, la serpiente sólo se aferra cada vez más fuerte.

Zaratustra abandona inmediatamente estos intentos de socorro.
“¡Muerde! ¡Muerde!”. Ya no hace falta decir mucho para aclarar más el sentido: la serpiente negra del nihilismo amenaza al hombre con incorporársele totalmente y tiene que ser superada por el mismo que se ve afectado y puesto en peligro.

Todo es aquí en vano si el hombre mismo no hunde los dientes en el peligro, y no en cualquier parte y ciegamente: a la serpiente negra, hay que cortarle la cabeza, lo que realmente determina y dirige, lo que está delante y arriba.
El nihilismo sólo será superado si se lo supera de raíz, si se lo agarra por la cabeza, si los ideales que pone y de los que proviene caen presas de la autocrítica y cada uno muerde por sí mismo, porque mientras sólo deje a otros que arranquen su negra necesidad, todo será en vano. Salud.

Ereb.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario