Revista América Latina

Dotor particular

Por Mexinol
Si vives en México y eres de los currelas que no cuenta con seguro sosia para atenderte las cuestiones de la salud, o no estás dispuesto a esperar los dos meses que faltan para la cita con tu médico de cabecera con la idea de que te revise el catarro ese que pillaste el fin de semana o el "correquetealcanzo" por comer unos tacos de dudosa procedencia sin seguir los consejos del mexiñol, la alternativa es acudir al consultorio de un médico particular.

Suena muy elegante eso de "médico particular" pero la verdad es que es bastante común por estas tierras. Si tenemos en cuenta que la mayoría de los mexicanos no cuentan con seguridad social, y de los que sí tienen (tenemos) no se fían (nos fiamos) ni un pelo de esta gente, lo habitual es acudir a un médico que tenga su consultorio cerca de casa. En algunos casos este médico te recibirá exclusivamente con cita, pero no te preocupes, por lo general te la dan para el mismo día o a mas tardar para el día siguiente, aunque la mayoría atienden a la gente a medida que van llegando al consultorio.

Estos consultorios muchas veces son casas que están en alguna calle importante cuyo dueño quedó hasta losDotor particular mismísimos de tanto tráfico. Ante ello decidió comprar casa en otro sitio y esta la destina para alquiler. Pero resulta que nadie en su sano juicio la quiere alquilar por el mismo motivo (coches y camiones tol santo día a la puerta de casa no hacen ninguna gracia a nadie) así que al final hace algunas remodelaciones y la alquila como comercio, taller, o consultorio médico.

Muchas veces sucede que este médicucho atiende en el seguro social por la mañana y en su consultorio particular en las tardes. En ocasiones se asocian con otro médico que cubre el horario matutino. Otras veces se asocian varios especialistas y entre todos alquilan un local con varios consultorios donde encontrarás (por ejemplo) un pediatra (el que revisa a los niños sin ser pederasta), un ginecólogo (conocido por algunos como tocólogo) y un proctólogo (especialista en enfermedades del culo); para así entre todos repartir gastos comunes como pueden ser una secretaria, luz, agua y alquiler del local.

Si el médico empieza a tener un prestigio en la sociedad (o fondos suficientes), suele poner un consultorio particular en zonas de alta alcurnia y, lógicamente, incrementar sus tarifas. En otros casos ponen su consultorio en algún conocido edificio de la ciudad en el cual todos los despachos son consultorios médicos con diferentes especialidades. En estos casos estos médicos ya son especialistas en alguna cosa y tienen bastante prestigio a nivel local, incrementando notablemente sus tarifas.

También se dan casos donde los médicos son buenos para las finanzas,Dotor particular en estos casos los tíos empiezan con un pequeño consultorio alquilado, después lo compran, y al paso de los años van comprando los locales de los lados y terminan con una pequeña clínica con 15 a 20 camas y un sencillo quirófano donde atienden algunas cirugías como pueden ser cesáreas, apendicitis o hemorroiditis (no se si se diga así pero en fin, vosotros me entendéis ¡Verdá!), para lo que contrata a otros médicos generales, especialistas, enfermeras y demás personal necesario.

Otra opción que anda surgiendo desde hace unos años son los consultorios del doctor "simi", esta es una cadena que empezó como farmacia vendiendo los famosos medicamentos "similares" a menor precio que, para redondear el negocio, puso junto a las farmacias consultorios médicos de bajo costo (como las aerolíneas). El lado amargo es que para cobrar menos contratan por lo general a chavales recién egresados de la carrera de medicina, o en ocasiones no se si sean médicos que compraron el título en alguna imprenta.

La tarifa a cubrir mucho depende de donde esté ubicado el consultorio y el prestigio del médico, los del doctor simi suelen cobrar unos 20 a 30 pesos (1 a 2 €) por la consulta. Un médico general de cualquier barriada por lo general cobra de 100 a 200 pesos (5 a 10€), dependiendo de la zona donde tenga ubicado su consultorio, si la gente tiene mas pasta cobrará mas, la misma tarifa aplica en las clínicas de doctores que poco a poco fueron creciendo que os comentaba antes. Después tienes a los especialistas, que pueden cobrar de 200 a 400 pesos (12 a 20€). Y si los médicos ya son de prestigio pueden llegar a cobrar hasta 600 pesos o mas por la consulta.

Tal vez las tarifas no os parezcan desorbitadas, pero si tenemos en cuenta los ingresos del mexicano de a pie, puede ser difícil para muchos el poder atenderse problemas de salud, lo mejor es acudir a algún médico recomendado, ver que el consultorio esté en aceptables condiciones y que su título profesional esté colgado en la pared, todo ello para evitar que seas atendido por el doctor Aquiles Mata Lozano (lease con “asento” mexicano y seseando).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Mexinol 149 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Dossier Paperblog