Revista Cultura y Ocio

Nikoláy Gumilióv (1886-1921) Análisis del poema «Дремала душа, как слепая…»

Publicado el 09 junio 2016 por Revista Pluma Roja @R_PlumaRoja

La vida privada de Nikoláy Gumilióv está llena de secretos y misterios. Durante mucho tiempo se pensaba que su única musa e inspiración fue la poetisa Anna Ajmátova, por amor de la cual Gumilióv luchaba a lo largo de varios años. Sin embargo, tras unos años de matrimonio, estas dos personas extraordinarias se separaron y se convirtieron en ajenos el uno para el otro. En vísperas de la revolución el poeta se alistó voluntariamente al ejército, y el destino lo llevó a París, donde se conoció con Elena du Bushe, la hija de un famoso cirujano francés. Elena tenía las raíces rusas por parte de su madre, pues, se interesaba mucho por lo que sucedía en su Patria. La amistad entre el oficial real y la apasionada parisina pronto se convirtió en algo más. En julio de 1917 Gumilióv escribe el poema «Дремала душа, как слепая» y se lo dedica a su amada.

Este poema es una declaración del poeta de su desconocimiento de lo que realmente significa ser feliz. Gumilióv escribe:

«Не знал я, что в сердце так много созвездий слепящих таких».

No sabía que existe en él (corazón) la multitud estelar brillante.

Es cierto que los sentimientos del poeta hacia Anna Ajmátova estaban infectados por el dolor y la congoja que varias veces le llevaron a intentar terminar la vida con el suicidio. En cambio, la relación con Elena tomó otro rumbo, y resultó ser mucho más simple, ligera, despejada, y, entonces, el poeta admitía que Elena:

«Солнечным облаком рая ты в темное сердце вошла».

Aunque pudiste tú, cuán nube de sol-paraíso

Entrar en el cuartillo oscuro de mi corazón.

Hasta este momento Nikoláy Gumilióv no sospechaba que sus sentimientos podían llegar a ser tan fuertes y diversos. Divinizaba a su amada y soñaba con:

«вымолить счастье у Бога для губ полудетстких твоих»

Que a Dios rogará la suerte || Para que alcance tu boca infantil.

 La sorprendente sencillez y la naturalidad de la relación nacida entre él y Elena, le fascinaba al poeta, y cuando se dirige a ella no es capaz de evitar el tono de admiración hacia ella:

«душа твоя дивно крылата, певучая ты для меня»

Tu alma admirablemente alada, || Cuán musical tu eres para mí.

 Hubo solamente una cosa que Gumilióv no supo prever y es que su aventura romática no duraría mucho tiempo, y en un par de meses se esfumara su interés por aquella a la que dedicaba los poemas tan románticos y sublimes. Se desconoce históricamente la razón de la ruptura entre los dos amantes. En 1918 Gumilióv vuelve a Rusia, arruinada y devastada, donde consigue el divorcio oficial con Anna Ajmátova. Poco después el poeta conocerá a Anna Engelhardt (1895-1942), su segunda y su última esposa.

En cuanto a Elena du Bushe, en 1918 Gumilióv publicó una antología poética, titulada «К Синей звезде» (Hacia la estrella azul), con el fin de conmemorar la relación con su preciosa amada francesa.

ELE

Дремала душа, как слепая…

Дремала душа, как слепая,
Так пыльные спят зеркала,
Но солнечным облаком рая
Ты в темное сердце вошла.
Не знал я, что в сердце так много
Созвездий слепящих таких,
Чтоб вымолить счастье у бога
Для глаз говорящих твоих.
Не знал я, что в сердце так много
Созвучий звенящих таких,
Чтоб вымолить счастье у бога
Для губ полудетских твоих.
И рад я, что сердце богато,
Ведь тело твое из огня,
Душа твоя дивно крылата,
Певучая ты для меня.

июль 1917 года

Dormilona mi alma, cuán ciega…

Dormilona mi alma, cuán ciega,
Como los espejos del polvo se cubren,
Aunque pudiste tú, cuán nube de sol-paraíso
Entrar en el cuartillo oscuro de mi corazón.
No sabía que existe en él la multitud
Estelar tan brillante,
Que a Dios rogará la suerte
Para que alcance tu boca infantil.
No sabía que existe en él la multitud
Harmónica estridente,
Que a Dios rogará la suerte
Para que alcance tus ojos manifiestos.
Estoy feliz porque mi corazón es rico,
Y tu cuerpo es de fuego,
Tu alma admirablemente alada,
Cuán musical tu eres para mí.

julio de 1917

Por Kseniya Tokareva

Para más, visite:

transruspoetry.wordpress.com


Nikoláy Gumilióv (1886-1921) Análisis del poema «Дремала душа, как слепая…»


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • ANÁLISIS: Amplitude

    ANÁLISIS: Amplitude

    Cuando las cosas van bien, es preferible mantener dicho nivel que empeorar las cosas por querer hacer algo mejor o novedoso. El hacer algo bien no quiere decir... Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • ANÁLISIS: Dogchild

    ANÁLISIS: Dogchild

    Nos gusta defender los productos de nuestra tierra y por suerte hoy tenemos la oportunidad de ofrecer un análisis de un videojuego español. Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • Análisis: aipd

    Análisis: aipd

    Hoy llega a nuestras manos para desmenuzar un shooter twin stick con raíces arcade propias de los años ochenta, cuyo desarrollo y producción corren a... Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • ANÁLISIS: Firewatch

    ANÁLISIS: Firewatch

    Tener unas expectativas de algo, tanto como para lo bueno como para lo malo, puede resultar contradictorio a lo que uno se tenía pensado. Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • ANÁLISIS: Unravel

    ANÁLISIS: Unravel

    Hay juegos bonitos, hay juego originales, pero hay juego que son puro amor… y sin lugar a duda este Unravel son de esos que nos enamoran primera vista. Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • ANÁLISIS: Dungelot: Shattered Lands

    ANÁLISIS: Dungelot: Shattered Lands

    En Rusia hay un par de personas que trabajan en un estudio independiente llamado Red Winter y que han trabajado en la tercera entrega de una saga con cierto... Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA
  • ANÁLISIS: Pixel Piracy

    ANÁLISIS: Pixel Piracy

    Viendo el panorama que se nos presenta en nuestro país, la mejor opción que se nos presenta es echarnos a la mar y convertirnos en bucaneros de barbas largas y... Leer el resto

    Por  Raúl Vázquez Santos
    TECNOLOGÍA

Revista