Revista En Femenino

Niños que no pronuncian bien la “r”

Por Pequelia

Los niños que no pronuncian bien la “r” sufren un problema de dislalia selectiva o rotacismo, los pequeños no pueden pronunciar correctamente determinados fonemas. Pero este problema es habitual en los niños menores de 5 años y se soluciona con el tiempo y mediante una audición más precisa que facilita el aprendizaje a aplicar la pronunciación en el lenguaje. El fonema “r” es uno de los que encierran más dificultades junto a otros fonemas como la “z” o la “d”, habitualmente lo más recomendable es acudir a un especialista para que nos aconseje sobre la estrategia que debemos seguir y así solucionar el problema de dislalia.

Por norma general, cuando un niño aprende a hablar, va adquiriendo poco a poco la habilidad para poder pronunciar los fonemas, los primeros son más sencillos, papa, tata, mama… poco a poco y a medida que desarrolla el lenguaje se van incluyendo nuevos sonidos hasta que llegan los que son más complicados. El primer paso es aprender a colocar labios, lengua y dientes, posteriormente hay que aprender el movimiento oportuno para poder articular correctamente el sonido, al final la colocación y movimientos para la pronunciación se realizarán de forma automática y natural.
A la edad de 5 años, es importante que los niños pronuncien correctamente las letras del abecedario, en esta edad teóricamente empiezan a aprender a leer y lógicamente, para poder reconocer cada letra en la lectura, es necesario que se conozca su pronunciación. En lo que respecta a los fonemas considerados complicados, éstos se deben empezar a dominar a los 5 o 6 años de edad, en este margen de tiempo se tiene que poder aprender a pronunciar la “r”, en el caso de que el problema persista, nos encontraremos ante un caso de rotacismo.

Este problema tiene su origen en causas anatómicas o funcionales, en el primer caso se puede destacar una punta de la lengua reducida, un frenillo lingual o labial, u otros problemas anatómicos. En el segundo caso se puede citar la mala colocación de la lengua que junto al aire que se sopla no permite generar el sonido adecuado, es decir, los niños todavía no han automatizado la articulación.

La solución, dependiendo del caso, pasa por la visita al logopeda que propondrá una serie de ejercicios, con el tiempo se logrará superar este trastorno del lenguaje. Hay que decir que cada niño evoluciona a un ritmo y a algunos les costará más que a otros. Si se trata de un problema anatómico el tratamiento se complica e igualmente será el especialista el que determine qué estrategia es necesario seguir. De todos modos, cuando aparece este problema, los especialistas recomiendan calma y paciencia, es algo habitual en la adquisición del lenguaje y como hemos indicado, hay que esperar hasta los 5 años de edad, a partir de ese momento será cuando debamos llevar al pequeño al médico para que determine el origen del problema.

No hay que descuidarlo y creer que se solucionará solo, cuanto más tiempo pase, mayores serán las dificultades, incluso se podría instaurar definitivamente, lo que derivaría en sufrir baja autoestima, dificultades de comunicación e incluso tartamudez. Los padres podemos ayudar a los niños a superar el problema de la pronunciación de la “r” u otros fonemas, para ello será interesante tener en cuenta algunos ejercicios. Enseñar a los niños a hacer vibrar los labios intentando imitar el sonido de una moto, ponerlos frente al espejo para que observen como se deben colocar la lengua y los labios a la hora de pronunciar el fonema, realizar chasquidos con la lengua, tomar aire por la nariz para inflar seguidamente las mejillas y lanzar un fuerte soplido, colocar la lengua detrás de los dientes superiores y emitir el sonido, hacer pedorretas para que lengua y labios vibren al unísono, etc.

Muchos de estos ejercicios son los que recomiendan los especialistas, en la mayoría de casos el problema se soluciona y los niños pronunciarán correctamente los fonemas. La solución al rotacismo es sencilla sobre todo si no es un problema anatómico, como decíamos, cada niño evoluciona a un ritmo, algunos resuelven el problema en unos días, otros tardan algunos meses.

Foto | Juditk

Enlace permanente:
Niños que no pronuncian bien la “r”




También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario