Revista En Femenino

No sin mi Arnidol

Por Ladya

Mi hija es un poco patosilla... Se que decirlo así suena un tanto brutote... Habrá quien piense que la estoy encasillando, pero solo constato un echo y es, que mi hija cada dos por tres se tropieza y acaba de bruces en el suelo.
Nunca ha sido una niña especialmente "traviesa", ni de esos críos que corren de un lado para otro sin control, pero que son auténticos supervivientes y vuelven siempre indemnes a sus casas. No, mi hija, aunque muy precavida ella, parece tener dos pies izquierdos y es capaz de tropezarse con las rallas del suelo.
Imaginaros como es la cosa, que me he llegado a preguntar si tendré yo parte de culpa de ello, sino será porque le compro zapatos demasiado grandes, o que no se ajustan suficientemente bien a su regordete pie...
Así que, podéis haceros una idea de como suele tener las piernas y las rodillas mi hija: a topos por los morados y a rayas por los rasguños.
Por suerte, hace ya algún tiempo que descubrí, gracias a mi tribu 2.0, las bondades de la arnica y, en concreto, de Arnidol, un gel en stick en cuya composición, encontramos la combinación de dos plantas: la arnica y el harpagofito, ambas con propiedades antiinflamatorias y analgésicas.
No sin mi Arnidol
A estas alturas, os parecerá absurdo que me ponga a hablar de Arnidol, porque muchas de vosotras ya lo conocéis y lo usáis. De hecho, es gracias a algunas de vosotras que lo conozco y he pensado que puedo devolver ese favor y darlo a conocer entre las madres que aún no han llegado a la época de las caídas de sus hijos.
Para mi, Arnidol es un "must" en el bolso de salir con Alex. Procuro tenerlo siempre a mano, ya sea en la calle o en casa y aplicarlo enseguida que se cae. Es importante remarcar que Arnidol solo debe aplicarse en los golpes para disminuir el moratón, el dolor y la hinchazón y que no debe aplicarse nunca en heridas abiertas o quemaduras.
El envase es muy práctico y cómodo. Es como una barra de pintalabios muy gruesa, lo que hace que se pueda cubrir fácilmente la zona golpeada en un par de pasadas, creando una película invisible sobre la zona ... Además, no huele ni tiñe de ningún color, con lo que es discreto y podemos utilizarlo incluso los adultos.
Es importante también acompañar Arnidol con grandes dosis de achuchones y besitos, así potenciamos su efecto "mágico".
Ahora, os toca a vosotras/os opinar. Conocéis Arnidol? Lo usáis? Os gusta? Lo recomendarías?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

LOS COMENTARIOS (2)

Por  cosita
publicado el 10 julio a las 01:41
Denunciar

A mí también me encanta Arnidol, es muy bueno y recommendable... Les alivia, baja el golpe, les quita el dolor....

Por  Clara
publicado el 22 junio a las 22:57
Denunciar

Pues sí, yo Arnidol lo recomiendo casi todos los días, me encanta!

Añadir un comentario