Revista Insólito

Nobles y psicópatas

Publicado el 12 septiembre 2017 por Redespress60 @lakhlave

El tema de la psicopatía estuvo presente en la historia desde la Antigüedad pues ya en Babilonia aparece la preocupación por las personalidades anormales. El uso del término “psicópata” se comenzó aplicar en Alemania, durante las décadas finales del Siglo XIX, y en el año 1941 la noción del psicópata fue firmemente establecida con la publicación del libro “La máscara de la sanidad” por el doctor Hervey Cleckley. Además se cree que más del 1% de la población son psicópatas y que hasta el 4% de los líderes políticos y empresariales lo son. Presentamos a cuatro sádicos de alta cuna…

La mayoría de religiones presentan un concepto que o bien se refiere a un lugar o a una condición que separa a los muertos de los vivos y en la definición moral de bondad y maldad que maneje cada creencia

Nobles psicópatas

Esta idea no es necesariamente la de un lugar o estado de castigo, la propia etimología de la palabra -que viene del término latín infernum o infernus– ya nos indica que a lo que remite es a un “mundo inferior”, en el sentido de que está “dentro de la tierra” o “bajo tierra”.

Casi todas las culturas y religiones del mundo describen la existencia de una especie de inframundo o infierno. Estas descripciones a menudo tienen muy poco en común en la forma en que los pecadores son tratados así como en la definición del pecado. Tenemos muy arraigado el concepto del infierno cristiano, sin embargo, a lo largo de la historia, esta no fue la primera ni la última versión del infierno en aparecer…

hela-2Niflheim

Significa ‘Hogar de la Niebla’, que en la mitología nórdica es el reino de la oscuridad y de las tinieblas, envuelto por una niebla perpetua. En él habita el dragón Niöhogor que roe sin cesar las raíces del fresno perenne Yggdrasil.El dragón se dedicará a atormentar las almas que queden en el mundo.

En uno de los mitos cosmogónicos, Niflheim es la materia fría, lo opuesto al Muspelheim (materia caliente). El mundo nació del choque de éstas en el espacio mágico, llamado Ginnungagap.En una de las partes más oscuras y tenebrosas del enorme y gélido Niflheim, en Helheim, reina la diosa o gigante Hela o Hel, encargada en el inframundo de uno de los tipos de muertos en la mitología nórdica.

Hija del dios Loki y de una gigante hechicera, Hela reina sobre el Helheim y vive bajo una de las raíces del fresno Yggdrasil. La mitad superior de su cuerpo es de extrema belleza, pero la mitad inferior se asemeja a un cadáver en putrefacción, desprendiendo un olor nauseabundo.

tuonela

Tuonela

En la cultura pre-cristiana de Finlandia creían que las almas de los muertos se dirigían a los márgenes del río Tuoni, y que eran llevadas hasta Tuonela por la sierva de la Muerte, Tytti.

Tuonela es conocido por la referencia que hace el Kalevala, el poema épico nacional finlandés, sobre su apariencia. Narra ésta epopeya que, Väinämöinen, el héroe rapsoda, viaja a Tuonela para obtener conocimiento cabal de la muerte. En el viaje conoce a la guía trasbordadora, una doncella joven, conocida como la Niña de Tuonela (Tuonen Tyttö), que será quien lo conducirá, a través del río de Tuoni, en esta travesía por el inframundo.

La entrada al río Tuoni ya era potencialmente peligrosa: un lugar infestado de serpientes venenosas. Superarada esta etapa, saldría al encuento Tytti para conducir las almas de los muertos a través del río. Al llegar a Tuonela, el muerto encontraría un mundo casi idéntico al nuestro, pero en una versión más oscura, donde todo es miserable y donde no brilla más la luz. En Tuonela habría que trabajar para siempre y el trabajo dependería del efectuado en la vida terrenal.

a_opt

Casa de las Mentiras

Según el Zoroastrismo, la primera cosa que el alma encuentra después de la muerte es el Puente Chinavat, que separa el mundo de los vivos y los muertos. El puente es más delgado que un cabello, más cortante que una cuchilla, y está custodiado por dos perros de cuatro ojos. Las almas son entonces juzgadas en base a sus acciones en vida. Si las malas acciones superan al bien, el puente gira alrededor de su eje, enviando al alma a un pozo lleno de demonios abajo. Descripciones alternativas dicen que el demonio Vizareshemerge del abismo y arrastra las almas más perversas a la Casa de las Mentiras, la versión Zoroastra del infierno.

La Casa de las Mentiras en sí es descrita como un lugar de asquerosa inmundicia, donde se sirven alimentos putrefactos y las almas son torturadas constantemente por sus acciones. Los demonios de la Casa de las Mentiras pueden encontrarse por cientos, y cada uno representa un pecado específico y posee una habilidad especial. Por ejemplo, Apaosha es el demonio de la sequía y la sed que castiga a los codiciosos, mientras Zairika es el demonio de los venenos que castiga a los chismosos.

Después de ser arrastrada a la Casa de las Mentiras, el alma entra en un laberinto con varios dominios, de entre los cuales, el peor es el de Vizaresh, una especie de especialista en tortura, quien castiga a sus invitados de formas diferentes y cada vez peores en cada periodo.

duat

Duat

La Duat (también llamada Amenti o Necher-Jertet) era el inframundo de la mitología egipcia, el lugar donde se celebraba el juicio de Osiris, y donde el espíritu del difunto debía deambular, sorteando malignos seres y otros peligros, según se narra en el Libro de los Muertos, y pasar por una serie de “puertas” en diferentes etapas del viaje, descritas en el Libro de las Puertas.

El paisaje de Duat guarda simitud a la Tierra, pero contiene elementos místicos, como un lago de paredes de fuego y hierro. Al aproximarse a Duat, las almas tenían que pasar por puertas vigiladas por criaturas humanoides. Después de pasar por las puertas, el corazón del difunto era pesado contra una pluma. Si el corazón era más pesado que la pluma, sería comido por Ammit, el devorador. Todas las almas, sin excepción, estaban condenadas a enfrentarse a la justicia en Duat.

moloch

Gehena

El nombre de “infierno” originalmente se refería a un valle fuera de Jerusalén donde los seguidores del dios Moloch realizaban sacrificios de infantes al tirarlos en grandes hogueras. Más tarde pasó a referirse a la interpretación hebrea del infierno, donde los malvados eran enviados para pagar por sus pecados.

Gehena se asemeja a la versión cristiana del infierno. Es descrito como un lugar profundo y desolado donde las llamas nunca dejan de quemar y llueve fuego y azufre del cielo. El calor emitido por las llamas es sesenta veces más caliente que las llamas encontradas en la Tierra. Gases sulfúricos nocivos revolotean en el aire y ríos de metal fundido fluyen libremente. Los condenados a Gehena tendrán que vivir el resto de sus días en medio de las llamas, ardiendo como barbacoa, inhalando gases tóxicos y saciando su sed con metal líquido.

cerberus

Tártaro

Mencionado en la mitología griega y romana, Tártaro es descrito como un calabozo oscuro y lleno de sufrimiento. Los dominios de Hades fueron divididos por niveles, como en la mayoría de los infiernos, y el último nivel fue destinado para los pecadores. La diferencia es que en la mitología griega, no importa si eras bueno o malo, de cualquier forma irías a parar a Tártaro, donde pagarías menos o más por tus pecados.

En la mitología romana, Tártaro está rodeado por tres murallas y el Flegetonte, un río de fuego. Este se encuentra custodiado por un monstruo de nueve cabezas conocido como Hidra, junto con Tisífone, que cuida de todo mientras constantemente tortura las almas. En las profundidades olvidadas de Tártaro se encuentran los Titanes, enemigos de los dioses que fueron derrotados y encarcelados.

Del mismo modo, la mitología griega describe Tártaro como un lugar que comenzó como una prisión para aquellos que pusieran en riesgo la vida de los dioses, pero luego empezó a funcionar como el infierno para todos los pecadores. Donde las almas malignas eran debidamente sancionadas por sus pecados. Tántalo fue desterrado a Tártaro después de descuartizar a su hijo Pélope y servirlo como alimento a los dioses. Fue castigado a sufrir hambre y sed, mientras veía un pozo de agua del que no podía beber y frutas que no podía comer.

xibalba

Naraka

Niraya o Naraka es el concepto de infierno para algunas ramas del hinduismo, el sijismo, el jainismo y el budismo. Mientras las descripciones exactas del Naraka difieren entre las religiones, el punto en común es que se trata de un lugar de castigo basado en el karma de un alma. Naraka es sólo un destino temporal y una vez que los pecadores pagan el precio de su karma, simplemente renacen.

Se cree que puede ser dividido en varios niveles, dependiendo de los pecados cometidos durante la vida. El número de niveles de Naraka oscila desde los cuatro a más de mil con base en diferentes descripciones. Por ejemplo, Maharaurava es un lugar para aquellos que ganan a costa de los demás. En Maharaurava, el pecador ve como su carne es consumida por un demonio-serpiente conocido como Ruru. El reino Kumbhipaka es el hogar de los pecadores que cocinaban animales. Estos son castigados siendo cocinados en aceite con un tiempo en función de la cantidad de pelo o plumas que tenían los animales que mataron. Dónde un pelo o una pluma equivalen a un segundo de cocción.

En la cultura hindú y jain, Naraka es gobernado por Yama Loka, el Dios de la Justicia. Cuando una persona muere, sus acciones durante toda la vida son auditadas por el asistente de Loka y luego es enviada a Svarga (el cielo), o Naraka. A diferencia del hinduismo o el jainismo, los budistas creen que todas las almas son enviadas a Naraka para ser purificadas de sus pecados, y no hay una regla establecida para auditar las acciones en vida de las personas. Independientemente de la variación cultural, se cree que las almas pueden permanecer en Naraka por miles e incluso millones de años hasta que se restablezca el karma y el alma pueda renacer.

1. Diyu.

Diyu es una versión del infierno en la cultura tradicional china, y recuerda vagamente a Naraka. Se compone de múltiples niveles, con un número exacto difiriendo de cuatro a dieciocho. Cada nivel está protegido por un juez y los castigos se llevan a cabo sobre los pecadores en base a sus acciones durante la vida. La cultura china cree que el Yama Loka de Naraka fue invitado para vigilar Diyu, donde finalmente condensó los 96,816 infiernos en 10 secciones que los pecadores deben pasar antes de reencarnar. Durante la dinastía Tang, esta descripción fue cambiada a 134 infiernos, con 18 niveles de dolor y tortura.

La descripción más común de los niveles incluyen a la Cámara de la Lengua Rasgada, La Cámara de las Tijeras, La Cámara de las Cícadas de Acero, La Cámara de los Espejos, La Cámara de Vapor, El Bosque de la Columna de Cobre, La Montaña de los Cuchillos, La Colina de Hielo, La Caldera de Aceite Hirviendo, La Cámara del Buey, La Cámara de Piedra, El Pozo de Sangre, La Ciudad del Suicidio, Las Cámara del Desmembramiento, La Montaña de las Llamas, El Patio del Molino de Piedra y la Cámara de la Sierra. El peor nivel de este infierno es conocido como Avici, y está reservado para los peores pecadores. Avici es diferente de los otros niveles del Diyu porque las almas que acaban aquí permanecen toda la eternidad, sin esperanza de renacimiento

" data-medium-file="" data-large-file="" class=" size-full wp-image-6178 aligncenter" src="https://scandallos.files.wordpress.com/2017/09/king-leopold-of-belgium-congo-genocide.jpg" alt="king-leopold-of-belgium-congo-genocide" />

Leopoldo II,  el genocida ambicioso

Rey de Bélgica de 1865 a 1909. Es uno de los mayores genocidas que ha conocido la Tierra, aunque sus barbaridades no son muy conocidas al tratarse de unas víctimas totalmente anónimas y sin ningún poder político ni económico: los congoleños. Aunque resulte verdaderamente difícil establecer el número exacto de muertos que pudo provocar el régimen de esclavitud que perpetró Leopoldo en su posesión particular en África, las últimas estimaciones de los historiadores nos indican que pudieron ser más de 10 millones de personas asesinadas directamente o indirectamente como consecuencia de las hambrunas o enfermedades durante el periodo de 1885 a 1908.

Todo esto empezó en 1885 cuando el rey Leopoldo II de Bélgica ávido de nuevos territorios para su pequeño país compró a título personal una parte del Congo tan grande como Europa, gracias a los buenos oficios del explorador inglés Henry Morton Stanley. Leopoldo bautizó a este nuevo territorio como État Indepépendant du Congo en uno de los mayores eufemismos de la historia.

Por esas mismas fechas el veterinario irlandés John Dunlop inventó unos tubos de goma llenos de aire para el triciclo de su hijo que revolucionarían el mercado de las bicicletas y del incipiente mercado del automóvil. Y precisamente en el ‘boom’ del caucho, Leopoldo acababa de adquirir su propio territorio personal precisamente rico en caucho, por lo que puso a trabajar de forma esclava a toda la población congoleña para sacar el máximo beneficio de sus plantaciones de caucho salvaje hasta ostentar durante varios años el monopolio en el mercado internacional.

Siempre hay una primera vez para todo, y en Internet también. La primera foto subida, la primera cuenta de correo, el primer robo de identidad, la primera extorsión a un usuario, el primer intento de secuestro, el primero intento de suicidio… y finalmente el primer homicidio. Ocurrió hace más de 20 años…

Por

El relato del primer homicidio consensuado a través del uso de Internet ocurrió hace tanto tiempo que muy pocos lo recuerdan. Una historia ligada a un momento de profundo cambio en la red. Hasta principios de los 90 la hoja de ruta de discusión la marcaba

%0A

Por

%0A

El%20relato%20del%20primer%20homicidio%20consensuado%20a%20trav%C3%A9s%20del%20uso%20de%20Internet%20ocurri%C3%B3%20hace%20tanto%20tiempo%20que%20muy%20pocos%20lo%20recuerdan.%20Una%20historia%20ligada%20a%20un%20momento%20de%20profundo%20cambio%20en%20la%20red.%20Hasta%20principios%20de%20los%2090%20la%20hoja%20de%20ruta%20de%20discusi%C3%B3n%20la%20marcaba%20</p> <p>Por</p> <p>El relato del primer homicidio consensuado a través del uso de Internet ocurrió hace tanto tiempo que muy pocos lo recuerdan. Una historia ligada a un momento de profundo cambio en la red. Hasta principios de los 90<strong> la hoja de ruta de discusión la marcaba <a href=" target="_blank" data-orig-size="" data-image-title="El primer homicidio en Internet: el caso de Sharon Lopatka" data-orig-file="" data-attachment-id="6213" usenet"="" rel="noopener" data-permalink="https://vademedium.wordpress.com/?p=6213" data-comments-opened="0" data-image-meta="[]" https:="">Usenet, la red global que hacía de foro en Internet.

%0A

Por

%0A

El%20relato%20del%20primer%20homicidio%20consensuado%20a%20trav%C3%A9s%20del%20uso%20de%20Internet%20ocurri%C3%B3%20hace%20tanto%20tiempo%20que%20muy%20pocos%20lo%20recuerdan.%20Una%20historia%20ligada%20a%20un%20momento%20de%20profundo%20cambio%20en%20la%20red.%20Hasta%20principios%20de%20los%2090%20la%20hoja%20de%20ruta%20de%20discusi%C3%B3n%20la%20marcaba%20

El denominado en su momento como ARPANET para pobres se originó a comienzos de los 80 como medio de distribución de texto codificado en caracteres ASCII de 7 bits, un comienzo que dio paso a todo un conjunto de servidores de noticias con sus grupos internos (algunos moderados) donde confluían foros a los que agregarse por preferencia.

Al igual que hoy leemos y nos informamos en el medio de comunicación, blog o red social que más nos guste, en Usenet era igual. Y al igual que hoy existen páginas y webs donde el ser humano saca lo peor de sí mismo, en Usenet también ocurrió. Lo que pasa es que al principio no fue así. Como todos los comienzos primaba la colaboración y unas reglas no escritas para el buen funcionamiento.

%0A

Por

%0A

El%20relato%20del%20primer%20homicidio%20consensuado%20a%20trav%C3%A9s%20del%20uso%20de%20Internet%20ocurri%C3%B3%20hace%20tanto%20tiempo%20que%20muy%20pocos%20lo%20recuerdan.%20Una%20historia%20ligada%20a%20un%20momento%20de%20profundo%20cambio%20en%20la%20red.%20Hasta%20principios%20de%20los%2090%20la%20hoja%20de%20ruta%20de%20discusi%C3%B3n%20la%20marcaba%20Hasta el 1 de octubre de 1993. Los más antiguos del lugar lo llamaron Septiembre Eterno, una expresión de la jerga de Usenet para hablar del momento en la historia donde Internet se hizo Internet, el momento donde despertó la bestia y comenzaron a llegar más y más usuarios a través de la apertura de AOL, lo que llevó irremediablemente (y según estos pioneros que comandaban el cotarro hasta entonces) a la degradación paulatina del nivel de discusión y comportamiento de la red.

Pocos años después llegaba la historia de la señora Lopatka. Con su muerte se abrió un debate intenso que aún perdura. La primera muerte dio paso a la primera crítica sobre el uso de la red y sus usuarios, a la culpa y posible responsabilidad sobre aquello que acontece sin que el resto actuemos. Todo comenzó un 13 de octubre de 1996.

Sharon: la primera muerte de un usuario

Sharon Lopatka nació en 1961 y era la más grande de cuatro hermanas. Hija de judíos ortodoxos, una familia de vivió en un suburbio de Baltimore (Maryland), sus padres la vieron crecer como una niña risueña, una joven a la que le encantaban los deportes, miembro del coro de la escuela y extremadamente sociable.

En el año 1991 Sharon se casa con su amor de la adolescencia, Victor, un joven católico y trabajador de la construcción. La pareja se muda a vivir a una pequeña casa en Hampstead, lugar donde se establecen y vivirían una vida apacible durante varios años. Sharon era recordada por sus vecinos como una mujer implicada y trabajadora con los problemas del vecindario. Se sabía que la mujer tenía otra pasión, Internet, o para ser más exactos, el uso intensivo de Usenet junto a pequeños negocios en la red con los que intentaba sacarse un dinero.

Todo cambió el 13 de octubre de 1996 cuando Lopatka realiza un viaje al sur. No era un viaje cualquiera. En su mente había una palabra que se repetía constantemente: la muerte. Antes de partir habla con Víctor, quien estaba de viaje, para comunicarle que estaba de camino para visitar a unos amigos en Georgia. Sharon se monta en su Honda Civic azul y conduce durante 45 minutos hasta la estación Penn de Baltimore, lugar donde toma un tren a Charlotte, Carolina del Norte. Doce horas más tarde Sharon fue recibida por un hombre que respondía al nombre de Robert Glass. La pareja condujo 19 kilómetros desde la estación al norte en la camioneta de Glass hasta una casa prefabricada en Lenoir.

De vuelta a Maryland, Víctor Lopatka entra en su casa y se encuentra con una nota de su esposa. En la misma decía lo siguiente: ‘Si mi cuerpo nunca llega a ser recuperado, no te preocupes. Debes saber que estoy en paz.’

El marido llama rápidamente a la policía, quienes comenzaron las labores de búsqueda. Registran el ordenador de la mujer y recuperan cientos de páginas de correos electrónicos y registros de chats y foros en los que, en el transcurso de las últimas seis semanas, Lopatka y Glass habían organizado una cita. Entre los mensajes que se habían enviado había uno perturbador: Lopatka le había pedido a Glass que la torturara hasta la muerte.

La policía centró la investigación a más de 500 kilómetros de distancia de la casa de Lopatka. Siguieron los pasos de Glass, quién aparentemente era un tipo normal, un hombre modesto de 45 años que llevaba una vida ordinaria sin sobresalto trabajando como programador para el gobierno del condado.

El 25 de octubre la policía registra la camioneta y la casa del hombre mientras estaba trabajando y encuentran artículos pertenecientes a Lopatka junto a un set de sadomasoquismo, drogas, revistas de contenido pornográfico, una pistola Magnum 357 y un ordenador donde averiguaron sus otras identidades digitales. A unos 20 metros de la casa, a través de un patio desaliñado y los restos de la vida anterior de Glass como padre de familia (bicis, columpios, juguetes… ) había algo parecido a un cementerio.

Un oficial comenzó a cavar. Apenas a un metro de profundidad el policía dio con algo, comenzó a golpear lo que parecía una rótula. El hombre continúa cavando más profundo y desentierra brazos, manos y piernas. Las muñecas y los tobillos del cuerpo estaban atados y su cuello estaba rodeado de una especie de cuerda. Alrededor de sus pechos tenía cortes. La policía forense llegó poco después para certificar aquel cuerpo de una mujer. Era Lopatka.

[caption id="attachment_6211" align="alignnone" width="636"]Nobles psicópatas Sharon Lopatka. AP Image[/caption]

Sharon en la red

Lopatka estaba enamorada de Internet. Su marido lo sabía, pero jamás se preguntó en qué pasaba tantas horas pegada al ordenador. La mujer pensaba que Internet le iba a cambiar la vida, incluso hacerla rica. Un año antes de su muerte había creado una página, House of Dion, en la que vendía una guía para decorar las casas por 7 dólares. En aquella web se podía leer: ‘Los secretos de decoración para el hogar que se ven en los lujosos hogares de Hollywood ahora pueden ser tuyos. Lo que nunca se ha publicado antes ahora es una manera fácil y rápida de decorar tu casa.’

Otro de los negocios en los que se adentró haciendo uso de la web era para anunciar dos números 900 con los que se sacaba un dinero extra por cada marcación. Uno sobre lecturas psíquicas y otro sobre consejos para anuncios clasificados.

Poco después comenzó a anunciar sus negocios en los grupos de noticias de Usenet. En 1996 estos grupos de noticias seguían siendo la espina dorsal de Internet, casi podríamos decir que precursor de lo que hoy es Facebook. Desde su origen a comienzos de los 80 como una especie de tablón de anuncios académico Usenet se había convertido en un lugar plácido y tranquilo de la red, con miles de grupos de noticias y sus fieles usuarios, con sus nichos y con sus propias reglas.

Pero como decíamos al comienzo, en el 93 todo cambió cuando AOL ofreció a Usenet el acceso a sus suscriptores, abriendo las puertas a millones de usuarios anónimos que posiblemente ni sabían o querían seguir las reglas no escritas. Ahí fue cuando entró Lopatka aprovechándose de esa nueva libertad en la economía de Usenet. Haciendo uso de su nombre de soltera, Sharon Denburg, la mujer publicó anuncios junto a los boletines de noticias. Según las pesquisas de la policía, en su historial se registraron casi 100 grupos a los que tuvo acceso para anunciarse.

Fuera de los negocios Sharon tenía otro hobby online que jamás le dijo a Víctor. La chica frecuentaba una parte de Usenet dedicada a temas más extravagantes. Allí se hacía llamar NancyC544 y entre las “perlas” que recogió la policía sobre su historial nos encontramos con el siguiente mensaje emitido el 3 de mayo de 1996: ¡Hola! Me llamo Nancy. Tengo el pelo rubio, los ojos verdes, mido 1,80 y peso 56 kg. ¿Hay alguien por ahí interesado en la compra de mis… bragas? Esto no es una broma o una trampa loca de Internet.

En realidad, Lopatka medía poco más de 1,50 y pesaba casi 90 kilos, usaba gafas y  tenía el pelo castaño.

Sharon luego vio un filón con los anuncios sobre consejeros del amor. La mujer fue prolífica e indiscriminada apuntando a los solteros de las grandes ciudades de Estados Unidos, la mayoría almas solitarias que buscaban compañía por correspondencia.

Poco después, en el mes de agosto, la mujer fue más allá. Sharon comenzó a hacer publicidad de pornografía casera anunciando cintas de VHS a 33 dólares la unidad. Eran anuncios donde vendía producciones tan dispares como una peli de “mujeres gigantes que aplastan a hombres como bichos” al estilo Godzilla en su vertiente femenina, hasta vídeos para fetiches de los pies o con la primera vez de parejas vírgenes. Sharon llegó a publicar hasta más de 50 anuncios para sus películas entre los meses de agosto y octubre de 1996… incluyendo algunas producciones de pornografía con tortura.

Las películas fueron realizadas bajo el manto de Nancy Carlson Productions. Obviamente Lopatka era Nancy Carlson. Y los vídeos, según averiguó la policía, una burda mentira. De hecho fueron varios los usuarios que se quejaron de la estafa cuando tras realizar el pedido jamás les llegaba el vídeo.

Al mismo tiempo la investigación descubría que Sharon pedía de manera muy educada y siempre bajo su alias un compañero para realizar prácticas de masoquismo sexual. Incluso en un grupo de noticias de Usenet dedicado al aumento de peso se ofrecía a ser alimentada con el uso de la fuerza hasta que alcanzara su objetivo de los 200 kilos.

Si aquello ya era perturbador, el giro que fue tomando la mujer se acentuó con la entrada en un grupo sobre necrofilia. En el mismo publicó el siguiente mensaje: Quiero hablar de tortura hasta la muerte…  Soy Gina y tengo el tipo de fascinación por la tortura hasta llegar a la muerte… por supuesto, no puedo hablar de ello con mis amigos o familiares. Espero que no piensen que soy una rara o algo así.

Lopatka instó a los usuarios interesados a enviarle un correo electrónico. La mujer tuvo varias respuestas de supuestos hombres aunque la policía cree que ninguno llegó a materializarse en un encuentro real. La mayoría daban marcha atrás cuando descubrían que las peticiones eran reales. A excepción de uno.

[caption id="attachment_6208" align="alignnone" width="636"]poxcosku42wcdruudfot Robert Glass. CARROLL CT[/caption]

Robert Glass, ¿asesino?

Los investigadores creen que fue en agosto de 1996 cuando Lopatka comenzó a mantener conversaciones con Robert Glass. El hombre era programador y analista para el gobierno del condado de Catawba, Carolina del Norte. Según explicaba el Washington Post, se trataba de un buen trabajador, un tipo responsable que llevaba en el mismo puesto 16 años.

Glass también era un entusiasta de Usenet, demasiado, según dijo su mujer, “tenía más pasión por su disco duro que por su matrimonio”. Tras 14 años de matrimonio y tres hijos de por medio, su esposa lo abandonó con los niños en mayo de 1996. Según explicaría más tarde, habían problemas muy serios en la cabeza de Glass, además se pasaba demasiadas horas escribiendo delante del ordenador, motivo por el que empezó a sospechar de su marido. Un día se conectó a través del ordenador de Glass y encontró correos electrónicos preocupantes junto a una serie de mensajes publicados bajo los pseudónimos Toyman y Slowhand con contenido “extremadamente crudo, violento e inquietante”.

Para el mes de agosto Glass y Sharon se habían conocido a través de diversas salas de chat sobre orientaciones sexuales. El hombre se mostraba fetiche por infligir dolor, mientras que Lopatka exhibía el deseo de ser torturada. De hecho, así fue como Sharon le mandó un primer mensaje donde le pedía que cumpliera su fantasía. La chica quería estar atada y estrangulada mientras estaba cerca del orgasmo. Glass aceptó y le fue describiendo cómo pensaba hacerlo en el transcurso de dos meses de correspondencia por correo electrónico.

Así llegamos a ese 13 de octubre, el momento del encuentro entre ambos con la posterior muerte de Sharon. El día que encontraron el cuerpo Glass fue arrestado en su lugar de trabajo. Se trataba de la primera vez en la historia que la recientemente formada Unidad de Delitos Informáticos capturaba a un sospechoso de homicidio basado en pruebas obtenidas a través del correo electrónico.

El hombre fue acusado de asesinato en primer grado por la muerte de Sharon. En su defensa sostuvo que el asesinato había sido un accidente mientras los dos estaban teniendo relaciones sexuales. Durante varios días ambos habían dado rienda suelta a sus fantasías. En un momento dado ella se puso una cuerda en su cuello para que Glass apretara cerca del clímax. Así, juntos “tiramos demasiado fuerte. No sé cuánto tiré, pero nunca quise matarla”, le dijo a la policía. Según explicó el abogado del hombre, Neil Beach: ‘Es difícil para mí creer que la mujer fue torturada durante tres días si el médico forense de Carolina del Norte no pudo encontrar ninguna indicación de ello … Es mucho más fácil de entender o imaginar un accidente que ocurre durante este tipo de actividad sexual de lo que es imaginar o tener una imagen de este hombre como un asesino de sangre fría y premeditado.’

El caso contra Robert Glass se extendió durante tres años más por diferentes retrasos. Finalmente en enero del año 2000 se declaró culpable de homicidio voluntario (en lugar de asesinato) junto a 6 cargos de explotación sexual en segundo grado de un menor de edad. Habían encontrado material pornográfico infantil en su ordenador. Glass murió en el 2002 por un ataque al corazón.

[caption id="attachment_6205" align="alignnone" width="636"]gwhgmq0knofapvu5xml6 Mapa de grupos condensados en Usenet. Marc Smith / Flickr[/caption]

Internet como mal

Además de un considerable aumento en el estudio de los psicólogos por entender este tipo de deseos sexuales tan atípicos como el sadismo, el masoquismo o la asfixia, si por algo será recordado este turbio primer caso de homicidio consensuado a través de Internet es por las críticas vertidas al nuevo espacio.

Se trataba de la primera vez que se ponía en tela de juicio un lugar hasta entonces “tranquilo”. Los medios comenzaron a criminalizar a la red y sus usuarios como un espectáculo de monstruos, a poner en tela de juicio las responsabilidades de todos aquellos que no hicieron nada mientras veían cómo Sharon buscaba la muerte.

El debate se inflamaba en torno a las dimensiones morales de lo que había sucedido entre esta extraña pareja y el contexto (Internet) donde se originó la relación. La mayoría de las noticias se centraron en los peligros de las reuniones mediadas por el espacio digital. La muerte de la chica generó debates y grupos de discusión en todo el mundo y comenzaron a aparecer quienes pedían la censura de la red para prevenir posibles muertes y proteger a los más pequeños.

Por el contrario, los grupos de activistas anti censura argumentaron desde la lógica que Internet era una herramienta tremendamente útil que nos permite a todos expresarnos libremente y expresar nuestras ideas, pensamientos y puntos de vista en un foro abierto. Y sí, desde el anonimato.

Tras la muerte de Sharon se han dado numerosos casos de suicidios y homicidios parciales donde Internet ha funcionado como herramienta o hilo conductor para perpetrarlo. Y se volvía a poner en el punto de mira a la red y sus usuarios. Quizás habría que pensar que todos estos casos ocurrirían de igual manera con o sin Internet. Las salas de chat y foros son, posiblemente, el mismo escenario que la barra de bar de hace 40 años.

" data-medium-file="" data-large-file="" class=" size-full wp-image-6213 aligncenter" src="https://scandallos.files.wordpress.com/2017/09/amputated_congolese_youth.jpg" alt="amputated_congolese_youth" />

A partir de entonces instauró un régimen de terror ideado para obtener la máxima producción de caucho exportable sin tener en cuenta el coste humano. Las plantaciones en estado silvestre hacían necesario trepar a los árboles y los funcionarios del rey controlaban a los hombres haciendo rehenes a esposas y hijos hasta que aquellos cumplieran sus cuotas de producción. Si no lo hacían les cortaban las manos a sus hijos o mujeres. Las atrocidades cometidas bajo su régimen implicaban la esclavitud de la población nativa, la tortura, la mutilación y la matanza.

En 1906, la presión internacional obligó a Leopoldo a transferir el Estado Libre del Congo al parlamento de Bélgica. Eso sí, por esta “venta” el rey recibió en compensación nada menos que 110 millones de francos, fortuna que llega a nuestros días en manos de sus herederos

ivaniv-principal-k6IE-620x349@abc

Iván IV de Rusia, el loco imperialista

Nacido en 1530, Iván el Terrible es un personaje básico para entender la geopolítica del mundo durante siglos. Tanto es así que las repercusiones de su reinado han sido de gran importancia hasta la actualidad. Gran Príncipe de Moscú y primer zar de Rusia desde 1547 hasta su muerte en 1584. Su largo reinado estuvo marcado por la expansión de las fronteras rusas y su progresión de ser un estado medieval a un poderoso imperio.

La infancia del joven príncipe fue un infierno. Su padre, el rey Vasily III murió cuando Iván contaba con sólo tres años de edad. Cinco años más tarde su madre Elena fue asesinada por la nobleza, que ansiaba el trono. Iván quedó marginado por los boyardos (nobles), siendo humillado y apartado … el carácter de Iván se forjó en un ambiente hostil y en el continuo miedo a poder morir cada día.

Aunque dictó asesinatos indiscriminados a campesinos desde los doce años, fue un año más tarde cuando dio su primer golpe de autoridad. En mitad de una cena con los nobles, las tropas entraron en el salón a una orden de Iván y apresaron a Andrei Shuinski, un importante boyardo que aspiraba a derrocar al que sería el primer zar. Fue llevado arrojado a una jauría de perros de caza, que lo descuartizaron y devoraron vivo. De esta forma, el joven príncipe recreó uno de los pocos juegos de los que pudo disfrutar en su infancia. Su macabro entretenimiento consistía en arrojar perros desde las murallas del Kremlin para deleitarse viendo cómo perecían por el impacto, o mejor todavía, viendo como agonizaban en el suelo hasta morir.

La perturbada mente del Terrible se alimentaba del horror y el dolor ajenos. Muchos boyardos fueron aniquilados. Iván IV limpió la corte con sus métodos y se apropió de los bienes y riquezas de aquellos que caían en desgracia.

1464453327196580814

Pero si alguien sufrió a Iván fue el propio pueblo ruso, en buena parte por la creación de la Oprichnina, la policía política creada y controlada personalmente por el monarca. Sus miembros, los oprichniki, vestían trajes negros y cabalgaban sobre corceles igualmente negros. Portaban como símbolos una escoba (para limpiar Rusia) y una cabeza de perro (símbolo de la vigilancia constante). Controlados por el propio Iván, sumieron a Rusia en el pánico. Produjeron decenas de miles de ejecuciones arbitrarias. Enormes territorios fueron controlados por ellos… un tercio de Rusia quedó bajo su control, bajo el poder y la propiedad de Iván.

Los crímenes de la Oprichnina no tienen límite, y la crueldad de sus miembros es difícilmente comparable en la historia. Miles de personas fueron empaladas, ahogadas, estranguladas, azotadas hasta la muerte, quemadas vivas o incluso asadas (quemadas a fuego lento). Especialmente la nobleza fue casi aniquilada. La carnicería más famosa fue el capítulo de Novgorod, una ciudad que durante años sufrió especialmente la crudeza de la guerra por su cercanía con el frente. Viendo Iván que las gentes de esta ciudad estaban descontentas con él, la declaró ‘ciudad traidora’. La Oprichnina llegó a la ciudad y la arrasó hasta los cimientos. En la masacre de Novgorod murieron 60.000 personas cruelmente asesinadas

El mayor símbolo de la locura de Iván llegó en 1581, cuando mató a su propio hijo. Éste le recriminó los constantes maltratos a su mujer embarazada, El rey, ciego de ira, le golpeó en la cabeza con su bastón de hierro, y lo hizo con tal fuerza que le causó la muerte. Dicen que la muerte de su heredero acrecentó al límite su locura. Desesperado, ansioso, enfermizo… pasaba las noches gritando, arañando y golpeando las paredes de su cuarto, tirándose de los pelos y de la barba. Enloqueció por completo y se sumió en la más profunda tristeza hasta su muerte. Falleció tres años más tarde, en 1584.

Elizabeth-Bathory

Elizabeth Bathory, la condesa sangrienta

Detrás de ese inocente rostro que parece no haber roto un plato en su vida, se esconde la mujer que tiene el triste honor de ser la asesina más cruel y sanguinaria que el mundo haya conocido jamás. Y es que según relata el sumario de su juicio y sacado del diario que ella misma escribía, Erzsébet Báthory, conocida como la “Condesa sangrienta”, acabó con la vida de 612 mujeres jóvenes, de entre nueve y veintiséis años, para poder bañarse en su sangre y así mantenerse joven eternamente.

Nace en 1560 de un matrimonio entre primos de una de las familias más poderosas de Hungría. De pequeña sufre ataques epilépticos que posteriormente remiten con la edad. A los 13 años se queda embarazada de un sirviente al que castran y lo arrojan a los perros. Llegaría a tener el niño aunque se desconoce que fue de él.

Con 15 años se casa con un el Conde Ferenc de 26 años, un joven que no pasaba mucho tiempo con ella pues solía andar combatiendo en alguna de las muchas guerras de la zona. La existencia de la condesa se hizo tediosa y solitaria. Sin poder salir de su castillo por orden expresa de su marido. Tras los muros de su castillo, la condesa se rodeó de extraños sirvientes con los que practicó experimentos brujeriles y relacionados con la alquimia. Entre ellos, una bruja llamada Dorkó y su antigua nodriza, Jó Ilona, quien empezó a aconsejar a su señora el uso de la sangre para evitar los efectos del paso del tiempo. En aquel tiempo, Elizabeth ya empezó a martirizar a sus sirvientas con los más retorcidos métodos como cubrirlas de miel y dejarlas en medio de un jardín para deleite de los insectos o dejarlas en el frío invierno fuera mientras las congelaba con gélidos cubos de agua hasta convertirlas en auténticas estatuas de hielo.

La locura y sadismo de Elizabeth se desencadenó cuando una de sus desdichadas sirvientas le dio un desafortunado tirón de pelos mientras la peinaba. La bofetada que le propinó su señora le provocó una herida. La sangre le salpicó a Elizabeth en la mano quien fue pronto presa de la excitación al creer que la zona de la piel manchada se hizo más tersa y blanca. A la mente de Elizabeth volvieron las tétricas palabras de su nodriza que bajo la ilusión de que le ayudaría a retener su juventud, no dudó en desangrar a la torpe sirvienta y prepararse una bañera con su sangre en la que se sumergió.

Ese sería el primero de una larga lista de asesinatos, aunque no se conformó pues, para no frotarse con toallas que disminuyeran el efecto de la sangre, obligaba a otras sirvientas a lamerle el cuerpo. Y más les valía no mostrar rechazo ni repugnancia pues el castigo sería peor, como torturarlas hasta la muerte. Sus métodos de ejecución eran bárbaros y terriblespues torturaría a las chicas mientras las desnudaba, forzándolas a comer su propia carne, apuñalándolas con agujas en partes sensibles de la cara, genitales y otras partes de su carne. Bathory las torturaría durante semanas, y muchas morirían de hambre o serían quemadas o congeladas hasta morir.

Pero las jóvenes muchachas se fueron terminando y la sed de sangre de Elizabeth la llevó a cometer un grave error. Desesperada por conseguir sangre para sus baños la llevó a recurrir a chicas de la aristocracia. El rey Matías no pudo ya hacer oídos sordos a las historias dramáticas que llegaban de su pariente, por lo que hombres del rey, dirigidos por el palatino Thurzó, decidieron investigar el caso. Cuando atravesaron los muros del castillo se encontraron un horrendo espectáculo de cadáveres torturados, sangre derramada y a la propia condesa disfrutando de uno de sus depravados baños.

La sentencia hecha pública el 17 de abril de 1611 condenaba a Elizabeth Báthory a ser recluida de por vida. Sus cómplices fueron todos ejecutados. La condesa pasó los siguientes cuatro años enterrada en vida. Fue emparedada en su propio castillo, sin poder ver la luz del día, aislada completamente, con una sola rendija por la que recibía algo de comida. Moría el 21 de agosto de 1614.

Nobles y psicópatas

Vlad Tepes, el cruel guerrero

Vlad III, conocido como Vlad Tepes o Vlad Draculea, fue el rey de Valaquia y pasó a la historia por empalar a sus víctimas haciendo verdaderos bosques humanos con ellos. A su vez también era primo de Elizabeth Báthory. Nació en Transilvania en 1431 hijo de Vlad II ‘El Diablo’ y Caballero de la Orden del Dragón, y Cnaejna de Transilvania. Su infancia fue bastante dura, recrudeciéndose cuando a la edad de 13 años fue entregado junto con su hermano Radu a los turcos como rehenes durante cuatro años. La razón por la que su padre le había entregado como rehén, era como garantía de que no iba a volver a atacar a los turcos. Aunque al romper su promesa, Vlad quedó ante una sentencia de muerte. Tuvo suerte pues el sultán que le había criado le perdonó la vida.

Cuando terminó su exilio tenía 17 años y al volver a casa descubrió que los boyardos habían organizado el asesinato de su padre, que murió apaleado, y de su hermano Mircea, al que quemaron los ojos y enterraron en vida. Los mismos turcos, aunque con los años volverían a ser enemigos, le ayudaron a conseguir que se le nombrase príncipe de Transilvania y rey de Valaquia. En 1456 empezó a reinar en el sur de Rumanía.

Como venganza al asesinato de su padre y hermano, preparó una cruel venganza contra los boyardos el domingo de Resurrección de 1457: el empalamiento.  La muerte por empalamiento es una de las peores formas para morir, habitualmente era una muerte lenta y dolorosa. Para realizar esta tortura Vlad normalmente ataba cada pierna de la víctima a un caballo, los cuales tiraban del cuerpo hacía la estaca forzándose a entrar en el cuerpo. La punta de la estaca estaba engrasada y se tenía el cuidado de que la punta no estuviera muy afilada, para que la víctima no pereciera demasiado rápido y aumentara el dolor desgarrado en lugar de perforando. Normalmente la estaca era introducida al cuerpo por la nalga atravesando el cuerpo hasta salir por la boca. Sin embargo otras víctimas eran empaladas a través de orificios en el abdomen o el pecho. En los casos donde se empalaba a niños, eran empalados por el pecho de sus madres, los registros indicaban que las víctimas eran empaladas en tal posición que sus cuerpos terminaban colgando cabeza abajo.

Se cuenta que cuando el ejército invasor turco se topó con los campos de empalados de Vlad Tepes, fue tal el terror que les produjo la visión de 20.000 prisioneros turcos empalados en las orillas del Danubio, que en 1461 Mohammed II, el conquistador de Constantinopla, regresó a dicha ciudad totalmente aterrado. Este desagradable paisaje es recordado en la historia como “el Bosque de los Empalados”.

Aunque el empalamiento era el método de tortura preferida de Vlad Dráculea, este no era su único medio. La lista de torturas empleadas por el cruel príncipe se lee como un inventario de las herramientas del infierno: clavos en las cabezas, cortar extremidades, ceguera, asfixia, quemaduras, cortes de la nariz y orejas, mutilación de órganos sexuales (en especial en el caso de mujeres), despellejar a personas, exposición a los elementos o animales salvajes y quemar vivo a prisioneros. Nadie era inmune a la atención de Vlad, entre sus víctimas había mujeres, niños, campesinos, grandes señores, embajadores de potencias extranjeras y comerciantes. Sin embargo gran parte de sus víctimas provenían de mercaderes boyardos de Transilvania y de su propia Valaquia.

Tras varios años de no pagar tributos a los turcos, Vlad decidió alzarse contra ellos. Los turcos pretendían también subir al trono a su hermano Radu, quien había vivido con los turcos desde niño. Entre intrigas, trampas y falsificación de documentos, los turcos toman preso a Vlad en 1462. No se sabe muy bien por qué en 1474 se libró de su prisión y tomó parte en la batalla de Vaslui contra los turcos. En 1476 subió de nuevo al trono de Valaquia. Unas semanas más tarde, un contingente turco sorprendió a su guardia, que sólo constaba de 200 hombres, y le dieron muerte. Fue decapitado y su cabeza fue enviada a Estambul y exhibida públicamente clavada en una estaca.

El terror que esta historia conlleva, es esencial para comprender las fuerzas sociales y políticas de la región durante el siglo XV, es la historia de la lucha para obtener el control de Valaquia, que yacía entre las dos fuerzas de Hungría y el Imperio Otomano. Por más de mil años Constantinopla era un bastión de protección del Imperio Bizantino o el Imperio Romano Oriental, bloqueando al Islam el acceso a Europa.


Archivado en: Trovadorescas Tagged: asesinatos, Congo, Elisabeth Bathory, Iván el Terrible, Leopoldo II, torturas, Vlad Tepes Nobles y psicópatas Nobles y psicópatas

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista