Revista Deportes

Nunca dejes de creer

Publicado el 14 abril 2016 por Enrique Roldán @enrique_roldan

Estas fueron las palabras de Cholo Simeone al finalizar la eliminatoria de cuartos de final que enfrentó a Atlético de Madrid y FC Barcelona y que se resolvió con el paso a semifinales del equipo de la capital. Entre otras muchas cosas, Simeone ha dotado a los colchoneros de una capacidad de trabajo y sacrificio dignas de elogiar. Si tácticamente es un equipo muy fuerte, mentalmente creo que es un ejemplo a seguir por el resto de los equipos que se dediquen al fútbol o a cualquier otro deporte.

152

A los futbolistas del nivel del que analizamos, la táctica y la técnica se les supone, la diferencia está en lo fuertes que sean mentalmente para afrontar los retos que se dan a lo largo de la temporada. Simeone ha conseguido que su Atleti funcione como un equipo en el que todos trabajan y todos se sienten partícipes del juego, en defensa y en ataque. Mantiene unos niveles de concentración y atención muy elevados durante todo el partido, de ahí las dificultades con las que se encuentran los rivales a la hora de crearles ocasiones de gol. La solidaridad de los jugadores en las ayudas es máxima. El nivel de activación que muestra el equipo durante todas las fases de los partidos es ejemplar.

Y además de todo eso, les ha hecho creer. Simeone es el auténtico líder del vestuario, el que marca el camino a seguir y la forma de alcanzar los objetivos que se proponen, y ha conseguido la credibilidad necesaria para ejercer ese papel. Esa es la base desde la que un entrenador puede exigir el máximo rendimiento a sus jugadores. Ha conseguido que los jugadores estén con él al 100%, tanto los que juegan como los que habitualmente son suplentes, tanto los que están más dotados técnicamente como los que se caracterizan por la fuerza y el sacrificio. Y además ha hecho creer a la afición del Vicente Calderón, con un apoyo incondicional a sus jugadores. Las imágenes de Simeone alentando a los espectadores del estadio de la ribera del Manzanares a que siguiesen apoyando  al equipo cuando más apretaba el Barça deja claro cuál es la conexión entre todas las partes implicadas en los éxitos del Atleti en los últimos tiempos. Motivación, apoyo, ánimos, llámenlo como quieran, pero son vitales cuando las piernas flaquean o empiezan a surgir las dudas.

En Melilla también queremos seguir creyendo. En la salvación de la UD Melilla en una temporada que se ha hecho muy cuesta arriba. En la posibilidad de ver al Melilla Baloncesto en la máxima competición del baloncesto nacional, la ACB.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista