Revista Opinión

Páginas intencionadamente en blanco en los requerimientos

Publicado el 20 marzo 2017 por Elblogderamon @ramoncerda

Por mi actividad de venta de Sociedades Urgentes, y a estas alturas en la que ya llevo vendidas más de 14.000 sociedades, recibo a diario requerimientos de Hacienda que no me corresponden. Requerimientos que no puedo contestar, salvo con aclaraciones como que no soy representante, ni sucesor, ni tengo capacidad jurídica para argumentar nada. De hecho normalmente ni siquiera los leo más allá de la primera página cuando aparece el nombre de una de las sociedades que ya he vendido. Aun así tengo que contestarlos porque pese a no ser procedentes, los contribuyentes somos súbditos de Hacienda en este y en otros mucho aspectos. Pero lo que quería comentar de los requerimientos es lo que vengo observando desde hace algunos meses: Páginas intencionadamente en blanco. Sí, y digo intencionadamente en blanco porque así lo ponen ellos: «Página intencionadamente en blanco».

¿Por qué Hacienda incluye páginas intencionadamente en blanco en sus requerimientos?

#Páginas intencionadamente en blanco

Páginas intencionadamente en blanco. Uno de los misterios de Hacienda.

El porqué las pone no está del todo claro, lo que sí que está más claro es el porqué de la advertencia de que son páginas intencionadamente en blanco. Todo viene a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo del pasado 16 de noviembre de 2016. Curiosamente, ya hablé de esa sentencia en un artículo anterior al que se puede acceder desde AQUÍ, aunque hasta ahora no sabía que esa había sido la causa del cambio de procedimiento de Hacienda.

Por lo visto el tribunal ha dicho que las páginas en blanco generan indefensión, y esa ha sido la reacción de Hacienda, poner un cartel anunciador diciendo que lo hace a propósito, vamos, que porque le da la gana. Lo que no me acaba de cuadrar es que esto lo ponga solo en la página inicial donde está el código de barras y el nombre del obligado tributario, pero no en otras que a menudo salen en

Esto bien merece una queja. Todo contribuyente debería leer este libro

Esto bien merece una queja. Todo contribuyente debería leer este libro

blanco en medio del requerimiento, sin mucho sentido. Claro que leída la sentencia sí que puedo establecer una diferenciación entre la primera página y las otras. Que la primera esté en blanco fue la argumentación del recurso en el que se decía que la persona que había descargado el escrito del buzón electrónico, al ver que estaba «en blanco», no siguió visualizando el resto de páginas y por eso acabó no atendiéndolo en plazo, lo que provocó una fuerte sanción económica por parte de Hacienda. Que haya otras páginas intencionadamente en blanco (o no intencionadamente) no parece que afecte de igual manera más allá de que supone un derroche innecesario a la hora de imprimir los requerimientos.

Tampoco tiene ningún sentido que ponga esa tontería de cartel en lugar de empezar el requerimiento en esa página que sería lo lógico. Vamos, que cuando yo contesto un recurso, a mí no se me ocurre empezar con una hoja en blanco. Algo de todo esto se me escapa y no lo acabo de entender.

Ramón Cerdá


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas