Revista Ciencia

Parafílias poco conocidas

Publicado el 05 junio 2016 por Miguel Angel Verde Valadez @arcangel_hjc
¿Qué es la rabdofilia?
Las personas que sufren de rabdofilia solo se excitan sexualmente y logran conseguir el orgasmo si son flageladas. Ya sea mediante simples azotes o con instrumentos como fustas, látigos, cepillos, espátulas, correas, cañas... Pese a haber un gran abanico de posibles “herramientas”, la fusta es el instrumento más conocido dentro de la flagelación y también el más versátil.

También es posible que los rabdofílicos consigan excitarse y llegar finalmente a la cumbre de la excitación flagelándose ellos mismos en la intimidad.

La etimología de la palabra procede del griego: rhabdo (estriado) y filia (amor).
¿Qué es la mecanofilia?
Parafílias poco conocidas
Aunque existen algunas más excéntricas que otras, hay tendencias sexuales para todos los gustos y colores. La mecanofilia es un tipo de parafilia en la que se siente una gran atracción sexual hacia las máquinas, sobre todo hacia los coches o vehículos de cuatro ruedas.

La diferencia reside en que lo que les atrae no es mantener relaciones sexuales en el vehículo, dentro o fuera de él, sino que lo que les excita es la sexualización de la máquina, los encuentros sexuales con personas son dramáticamente descartados. Todos aquellos que sufren de mecanofilia se sienten tremendamente atraídos (incluso llegan a tener sentimientos de amor)por cualquier dispositivo de origen mecánico, ya sean grandes, como un avión o un helicóptero, medianos como una bicicleta o un robot, o pequeños, como una batidora o una tostadora.

Esta atracción sexual y afectiva hacia las máquinas conforma una de las parafilias menos conocidas que existen.
¿Qué es la agalmatofilia?
Parafílias poco conocidas
Agalmatofilia, una parafilia caracterizada por una atracción sexual irrefrenable hacia todo tipo de estatuas, bustos, maniquíes, muñecos u objetos inanimados similares.

Entre las apetencias sexuales de los agalmatofílicos puede encontrarse el simple hecho de tener una fantasía en la que se mantienen relaciones sexuales con una estatua u otro objeto de deseo; mantener un contacto sexual directo con el objeto inanimado u observar esculturas en posiciones sugerentes o desnudas. No es extraño encontrar dentro de esta parafilia el pigmalionismo que, en referencia al mito de Pigmalión en el que el escultor se enamoró de una estatua que había hecho él mismo, revela un sentimiento exacerbado hacia un objeto creado por uno mismo.

A pesar de lo que pueda parecer, esta parafilia es bastante popular a nivel mundial, sobre todo en los países del norte de Europa.

La etimología de esta palabra procede del griego “agalma” que significa “estatua” y -philia, que significa “amor”. La agalmatofilia también se conoce habitualmente agalmatosexualismo.
¿Qué es la satiromanía?
Parafílias poco conocidas
Estamos más que acostumbrados al empleo de la palabra “ninfómana” cuando nos referimos a ese trastorno psicológico exclusivamente femenino en el que la mujer presenta una libido muy activa y una imparable obsesión con el sexo. Pero,¿cuál es el vocablo exacto para definir este problema en los hombres? ¿Cómo se llama el trastorno en el que el que mantener relaciones sexuales se convierte una obsesión para los hombres?

El término es “satiromanía” o “satiriasis” que está compuesto de la palabrasátiro (criaturas masculinas alegres y pícaras que en la mitología griega estaban a menudo asociadas al apetito sexual) y el sufijo -manía (que significa pasión).

La mayor parte de las ocasiones, la causa del surgimiento de este trastorno es desconocida pero otras patologías como el trastorno bipolar o el exceso de consumo de alcohol o drogas pueden desembocar en una afección del comportamiento sexual.

Para definir el deseo obsesivo e incontrolable por el sexo actualmente se utiliza más acertadamente el término hipersexualidad, sin distinción para hombres o mujeres.
¿Qué es la anofelorastia?
Parafílias poco conocidas
La anofelorastia es una parafilia cuya base de la excitación sexual se produce al profanar objetos considerados sagrados, desde una Biblia, un crucifijo o un cáliz.

Este patrón de comportamiento sexual se basa en que la relación sexual no es la que produce el placer sino la actividad que se realiza, en este caso, la profanación de objetos sagrados. Los que padecen esta parafilia disfrutan a nivel sexual tras haber profanado Biblias, cruces, sagrarios, campanas, hostias sagradas...

Otras parafilias relacionadas con la religión serían: la normofilia, en la que la excitación y la consecución del orgasmo se produce por los actos considerados normales por la propia religión; la homiliofilia (del griego omilía: sermón), en la que el placer sexual es obtenido al predicar una religión a una persona fácil de convencer; el onanismo o eyaculación fuera de la vagina, basada en el personaje bíblico de Onán, a quien la Tierra tragó vivo por no haber capitulado ante su cuñada viuda que le había solicitado un descendiente; o la hierofilia, la más cercana a la anofelorastia, que consiste en obtener placer sexual a través de objetos sagrados o religiosos llevándolos consigo o rodeándose de ellos.
¿Qué es la clismafilia?
Parafílias poco conocidas
En este caso concreto, la Klismafilia o clismafiliaconsiste en recibir lavativas (menos común es ejercer de maestro de la ceremonia), mientras se practican relaciones sexuales (con penetración) o ciertos juegos eróticos.

La práctica de esta extravagante parafilia va acompañada con formas fetichistas mediante el uso o empleo de perillas, cánulas u otros utensilios de estimulación sexual anal. Se trata de una práctica que entraña cierto peligro, ya que la introducción a presión de un líquido en una zona tan sensible del organismo como es el recto puede traer consecuencias nada positivas para el que lo recibe.

Las personas que padecen clismafilia no obtienen el placer sexual a través del mantenimiento de una relación sexual común, sino que es condición sine qua non recibir un enema para sentir placer o excitarse. En casos extremos, los clismafílicos suelen fingir ante los médicos para recibir estos enemas o incluso llegar a autolesionarse con idéntico objetivo.

La etimología de la palabra procede del griego: “klister” que significa enema y“philía”, amor.
¿Qué es la acromotofilia?
Parafílias poco conocidas
Se trata de una de las parafilias más extrañas que existen. Los acromotofílicos únicamente encuentran placer sexual al observar o tocar personas con miembros amputados sin importar de qué parte del cuerpo se trate. El aumento de su libido se produce únicamente con parejas sexuales que cuenten con extremidades amputadas ya que para ellos, la amputación es atractiva sexualmente.

Este fetiche se considera peligroso para las personas discapacitadas que son objeto de deseo sexual, ya que se consideran miembros de la sociedad potencialmente vulnerables de cara a las personas que buscan cumplir esta particular parafilia.

Existen comunidades online de “devotos” o seguidores de esta parafilia, donde producen e intercambian imágenes con “electronic surgery”, en las que se retocan fotografías para simular que sus protagonistas tienen miembros amputados.

La etimología de esta palabra procede del griego: akron (extremidad), moto(cortar) y philia (amar).

Como variante existe la apotemnophilia, parafilia que consiste en el deseo intenso de ser objeto de una amputación.

¿Qué es la formicofilia?
Parafílias poco conocidas
Aunque suele relacionarse con la zoofilia, la formicofilia es una parafilia diferente en la que la particularidad reside en obtener placer sexual mediante el contacto directo con animales pequeños en zonas erógenas del cuerpo como el pene, el clítoris, el pecho o el ano pero no se establece contacto sexual como sí sucede en la zoofilia.

Los animales más comunes en esta práctica son las hormigas, aunque también puede darse con caracoles, ranas, abejas o gusanos. Todas aquellas personas que sufren esta parafilia sienten una gran excitación cuando estos insectos o pequeños animales caminan, muerden o pican por las zonas en las que son colocados (provoque esto heridas o no) o con cualquier desplazamiento por el cuerpo que genere algún tipo de estimulación sexual.

Los formicofílicos suelen tener fantasías sexuales con animales cubriéndoles el cuerpo e introduciéndose por las diferentes cavidades del mismo.

Las zonas del planeta en las que existe más inclinación hacia la formicofiliason aquellas en vías de desarrollo, puesto que los insectos tienen un acceso más directo a los hogares y por tanto también al contacto con las personas que viven allí.
¿Qué es la somnofilia?
Parafílias poco conocidas
Como hemos comprobado en otras ocasiones, existen un gran abanico de parafilias. La somnofilia se caracteriza porque la excitación sexual y el orgasmo se obtienen al interactuar sexualmente con una persona que se encuentra durmiendo.

La palabra somnofilia proviene de la raíz latina “somnus” que significa sueño y el término “-filia” proviene del griego y significa amor. Las personas que la padecen sienten la necesidad de mantener relaciones sexuales con una persona que se encuentre en estado somnoliento o totalmente inconsciente, por lo que, en casos extremos, es posible que lleguen a utilizar alguna clase de droga o fármaco para inducir el sueño y lograr su deseo.

En el estado de sueño dentro de la fase REM, el cuerpo experimenta tanto la tumescencia peneal nocturna o erección espontánea del pene como la erección del clítoris, en el caso femenino, circunstancias que favorecen la penetración, la felación o la masturbación en ambos casos.

Esta parafilia que involucra el sueño es también conocida como el “Síndrome de la Bella Durmiente”, en referencia al cuento infantil de Charles Perrault en el que una joven doncella es condenada a una maldición que la obliga a permanecer en estado de sueño durante un siglo o hasta que un beso de amor verdadero la despierte. Esta relación entre el hombre que admira la belleza de la bella durmiente y la excitación o atracción hacia la misma, han convertido a este cuento en una clara analogía de somnofilia.
¿En qué consiste la ursusagalamatofilia?
Parafílias poco conocidas
Este término se aplica a laspersonas a las que les gusta mantener relaciones íntimas vestidas con disfraces de animales o tener encuentros eróticos con personas que llevan ese tipo de ropa.

En algunos casos, puede ocurrir que lo que más produzca excitación sea masturbarse con muñecos de peluche.
Se trata de una parafilia tan desconocida como poco habitual. De hecho, solo es mencionada en los medios de comunicación cuando sale a la luz algún caso escandaloso, como el del estadounidense de Cincinnati Charles Marshall, de veintiocho años, que fue detenido en cuatro ocasiones por practicar sexo en público con un oso de felpa.
Hay varias razones que explicarían esta irresistible atracción. Por una parte, se encontrarían las texturas. Algunos tejidos, como el algodón, resultan agradables al tacto para muchas personas. Por otra, lo que atrae a numerosos ursusagalamatofílicos es la combinación entre la dulzura que transmiten los peluches y el morbo sexual. En todo caso, es importante distinguir esta parafilia de la zoofilia, es decir, de la cópula con animales. En lo que se refiere a la ursusagalamatofilia, no se trataría de tener sexo con perros, pandas u ovejas, sino de fantasear con seres humanos caracterizados de alguna de estas criaturas.
¿Qué es la gimnomanía?
Parafílias poco conocidas
Gnimnomanía, o lo que es lo mismo, la circunstancia en la que el individuo que la padece presenta un deseo irresistible o irrefrenable por estar desnudo o incluso por ver cuerpos desnudos de otras personas. La obsesión es, por tanto, la desnudez en todas sus formas y posibilidades.

No ha de confundirse con el parcialismo, en el que el objeto de deseo se concreta en una zona del cuerpo humano ya sean piernas, pies, manos, labios, nariz... ni con el voyeurismo, en el que se obtiene placer sexual al observar a otras personas manteniendo relaciones sexuales o en situaciones eróticas.

Como sucede con toda clase de inclinaciones sexuales un tanto particulares, estas están más o menos presentes en nuestra sociedad, pero sin duda la gnimnomanía es bastante habitual.
¿Qué es la morfofilia?
Parafílias poco conocidas
Las personas que sufren de morfofilia solo se sienten atraídos sexualmente hacia personas que posean un determinado perfil, unas características físicas muy concretas: por ejemplo, personas con ojos azules, mujeres u hombres con sobrepeso, personas con muchos lunares, con muchos tatuajes, con el pelo pelirrojo, con senos voluptuosos...
Estas características tan únicas representan la única fuente de placer y el único vehículo al orgasmo; esto es, si su morfofilia está proyectada hacia personas con el pelo rubio, no podrán mantener una relación sexual saludable con morenas, canosas o pelirrojas. Este trastorno sexual es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.

La etimología de morfofilia la encontramos en el griego: la raíz morphe- que significa figura o forma y -philia, amor, atracción.
¿Qué es la psicrofilia?
Parafílias poco conocidas
En esta parafilia, los que la padecen sienten una terrible excitación al ver personas pasar frío o incluso la estimulación sexual y la consecución del orgasmo son dependientes del frío. Son auténticos “amantes del frío”.

Los psicrofílicos encuentran, por tanto, el placer sexual, ya sea sintiéndolo en sus propios cuerpos u observando el efecto del frío en otras personas (esto es, ver a alguien pasando frío, temblando, frotándose las manos o los brazos...),sea en la intimidad o no.

La etimología de la palabra de nuevo la encontramos en el griego: “psicros”(ψυχρός) que significa frío y “philia” (φιλíα), que significa amor/afinidad/atracción

Como curiosidad, la mascota ideal para estos amantes del frío no podría ser otra que el tardígrado u oso de agua. Estas criaturas casi indestructibles pueden sobrevivir a -273º C, rozando el cero absoluto.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista